La Opinión Popular
                  12:00  |  Miércoles 13 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Con la reforma previsional impulsada por el Gobierno de Macri, los jubilados van a perder plata, pero no poder adquisitivo”. Pablo Tonelli, diputado nacional por el PRO.
Recomendar Imprimir
Nacionales - 13-10-2017 / 09:10
FRACASÓ LA RECETA NEOLIBERAL MACRISTA DE APERTURA DE LAS IMPORTACIONES MÁS CONTRACCIÓN DE LA DEMANDA INTERNA

Rebrota el fantasma del desborde de precios: La inflación de septiembre fue de 1,9%

Rebrota el fantasma del desborde de precios: La inflación de septiembre fue de 1,9%
LA INFLACIÓN NO BAJA, SINO QUE SUBE. El 1,9% de septiembre es la cifra más alta desde abril y quiebra la meta del Banco Central: el acumulado del año ya es de 17,6%. Y se encienden las alarmas de la alianza Cambiemos a 10 días de las elecciones legislativas. Los ajustes de servicios públicos y de naftas para los próximos meses ponen una duda que haya una tendencia bajista. Además, traccionan ropas y alimentos, a pesar del dólar contenido.
El aumento promedio de los precios al consumidor en septiembre del 1,9%, medidos por el Indec, ubica la inflación acumulada en los nueve meses ya transcurridos de 2017 en el 17,6%. Con lo cual, faltando aún un trimestre completo para completar el año, ya quedó superado el techo del rango de aumento de precios que el gobierno de Mauricio Macri aspiraba alcanzar en su segundo año de mandato.
 
La meta de inflación oficial ubicaba el aumento de precios en 2017, punta a punta (de enero a diciembre), entre el 12 y el 17%. No sólo se superó el techo, sino que el piso hasta podría duplicarse, teniendo en cuenta la incidencia en los índices de noviembre y diciembre próximos por las subas en combustibles, electricidad y gas que el gobierno proyecta aplicar, una vez pasadas las elecciones y antes de fin de año. 
 
El índice de precios al consumidor de septiembre es "inesperado", dicen analistas oficialistas. La alta tasa de interés "no sirve" para disminuir la inflación, explican ahora economistas macristas. La tasa seguirá siendo elevada para lograr la "desinflación", insiste el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, sin registrar el fracaso de su gestión en esa materia. La inflación "está bajando", afirma en Macrilandia el Presidente de la Nación.
 
La inflación no sólo no está bajando respecto al último año del gobierno de Cristina, sino que está aumentando en comparación con el 2016, primer año de la administración de la Segunda Alianza. Y lo hace con un dólar bajo que evita un alza mayor, con un horizonte inmediato de una mayor presión inflacionaria para después de las elecciones.
 
El resultado de la política monetaria de Sturzenegger, avalada por Macri, para abordar la cuestión de la inflación es un fracaso. El libreto macrista con la inflación es el siguiente: mientras naufragan en bajarla, decir que está bajando con un coro mediático que lo repite y afirmar que están poniendo todo el esfuerzo para bajarla aún más. Así cumplen con la estrategia de alimentar expectativas de que la economía en el futuro mostrará índices de precios más bajos y que están comprometidos en alcanzar ese objetivo.
 
El fracaso de la receta de apertura de importaciones más contracción de la demanda interna para contener la inflación se complementa, además, con las consecuencias del ajuste neoliberal y los cambios estructurales a favor de los sectores más ricos, que operan como otros factores que alimentan la inflación.
 
Es simplemente una política de engaño colectivo para, mientras adormecen a las mayoría con promesas de mejoras, seguir avanzando en una redistribución regresiva de ingresos. Porque los acuerdos salariales pactados a mitad de año volverán a quedar -como en 2016- por detrás de la inflación y en vísperas de un año 2018 donde las perspectivas para las negociaciones paritarias no son muy alentadoras.
 
La Opinión Popular

 
Finalmente, el tope de la meta de inflación prevista por el Banco Central se perforó en septiembre: según el INDEC, la evolución de los precios para el mes pasado fue de 1,9%, por lo que el acumulado para este año quedó en 17,6%.
 
Pero eso no fue lo más sorpresivo: a fin de cuentas, ya todo el mundo tenía asumido que la meta oficial sería desbordada para esta altura del año. En cambio, sí llamó la atención la distancia entre este 1,9% y el registro de 1,4% que se había obtenido en agosto.
 
Esta situación pone en duda la continuidad de una tendencia bajista, sobre todo si se tiene en cuenta que para los próximos meses está previsto aumentos en los servicios públicos y los combustibles, que siempre tienen un efecto de contagio hacia la cadena comercial.
 
Los rubros que en septiembre mostraron mayores subas fueron Indumentaria (3,8%), Educación (3,7%), Recreación (2,7%) y Salud (2,4%). También se destacaron Vivienda, con 2%; y Alimentos y Bebidas, con 1,8%.
 
En tanto que las categorías con menores aumentos fueron Bebidas alcohólicas y Tabaco (0,7), Transporte (0,8%) y Comunicación (1,1%). De esta forma, se ubicó por encima de las mediciones de los gremios y Congreso), que se habían situado alrededor del 1,6%.
 
Pero la cifra, además, enciende las alarmas del Gobierno a 10 días de las elecciones legislativas. El control de la inflación se había mostrado como un logro de la gestión macrista, pero el IPC de septiembre es el punto más alto desde abril.
 
 
IPC gremial y Congreso
 
La inflación oficial estuvo muy cerca del de los índices de precios al consumidor que midieron  tanto los gremios como los legisladores, comandados por el diputado Marco Lavagna del Frente Renovador.
 
De esta forma, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) Congreso registró en setiembre un aumento del 1,6%, acumulando un 17,5% en los primeros nueve meses de 2017, impulsados principalmente por el incremento en los alimentos y los gastos para la salud y vivienda.
 
De acuerdo a esa evaluación que realizan todos los meses esos equipos técnicos, las principales subas del mes estuvieron explicadas por atención médica y gastos para la salud (subas en prepagas) y vivienda y servicios básicos (alquileres) aunque "lo más preocupante del mes fue que el ítems de los alimentos volvió a registrar una suba similar a la observada en agosto" (+1,9%).
 
Según las proyecciones del organismo, si la inflación media fuese de apenas 1% por mes en el último trimestre, alcanzaría 21% en 2017, mientras que si la suba promedio alcanzase 1,5% mensual la inflación del año se ubicaría en 23%.
 
Este punto de partida muestra la dificultad que habrá en 2018 (cuando también se registrarán subas de tarifas) para cumplir con la meta del Banco Central en torno al 10%, destaca el informe.
 
En el caso de los gremios, la suba de precios del mes pasado trepó al 1,5%, y en los últimos doce meses acumuló un alza del 25,3%, según el informe que el lunes difundió la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET).
 
De acuerdo con las cifras elaboradas por el Instituto Estadístico de los Trabajadores de esa casa de estudios, la inflación promedia un 28,2% interanual en lo que va del año.
 
Las mayores subas, en septiembre, se registraron en el rubro "salud", con un 4,2%, impulsada por los incrementos en las prepagas y medicamentos.
 
En segundo lugar, "Alimentos y bebidas" escaló a 2,3%; seguido por "Indumentaria y calzado", "Vivienda" y "Mantenimiento del hogar" con un 1,25%, detalló la UMET.
 
Y consideró que la inflación de septiembre "afectó de igual forma a todos los deciles de ingresos, manteniéndose entre un 1,5% y un 1,6%. La asimetría se debe a que los deciles más bajos sufrieron los aumentos en alimentos y bebidas y los más altos en prepagas".
 
Para los jubilados -según el reporte-, la inflación interanual de septiembre fue de un 29,3% y la mensual de un 1,9%, a raíz del "mayor peso relativo de salud y servicios públicos en sus canastas de consumo, cuyos precios subieron por encima del resto en el último año".
 
Por otra parte, el salario real sigue "muy por debajo" del de noviembre de 2015, con una caída de 5,6%; con un promedio de baja mensual de 6%, puntualizó la universidad.
 
En este marco, el rector de la UMET, Nicolás Trotta, evaluó que "el impacto de una alta inflación se acentúa por la pérdida de valor de compra del salario. Al igual que en 2016, el Gobierno pretende condicionar la paritaria con metas inflacionarias muy alejadas de la realidad".
 
"En 2016, se proyectó un 25% y la inflación fue del 40,9%, este año el Banco Central presentó una meta del 17% y en los primeros nueve meses la inflación ha sido del 18,5%", advirtió.
 
Por su parte, el secretario general del sindicato de porteros SUTERH, Víctor Santa María, comentó: "en los últimos tres meses la inflación se ha acelerado, lo que confirma la equivocada estrategia del Gobierno".
 
En esa línea, el gremialista sentenció: "desde que gobierna Cambiemos la inflación ha sido del 69,1%, pero para los trabajadores que menos ganan ha sido del 81,5%, lo que confirma las políticas de ajuste a los sectores de menores ingreso".
 
Fuentes: iProfesional, Página12 y La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
13-12-2017 / 11:12
13-12-2017 / 11:12
La mayoría de los diputados del flamante interbloque referenciado en los gobernadores no quiere votar la reforma jubilatoria que les quita 100.000 millones a los jubilados y Cambiemos los necesita para garantizar su sanción, en una sesión que estaba prevista para el miércoles 20 pero podrían adelantar para este jueves.
 
Cambiemos necesita unos 30 diputados aproximadamente para tener mayoría, aún después del recambio legislativo que les permitió aumentar su cantidad de bancas. Sigue necesitando de los peronistas. Ya el massismo le dio la espalda a la reforma, entonces necesita de los gobernadores, los mismos que permitieron que la reforma se apruebe en el Senado. Pero en Diputados su peso es relativo y obliga a cuentas más finas.
 
En Cambiemos hay confianza de llegar a la mayoría pero si Rogelio Frigerio no logra ablandar a los mandatarios en estos días, a Mario Negri y Nicolás Massot no les será tan sencillo.  Lo que le preocupa a Cambiemos son los gobernadores que callan como Urtubey, Bordet, Uñac y Verna cuyos legisladores no estuvieron en la reunión escandalosa de ayer. Incluso algunos de los diputados que responden a esos cuatro mandatarios provinciales ya habrían avisado que no apoyarán la reforma.
 
Según las cuentas que hicieron en Cambiemos, sólo necesitan 23 aliados para abrir la sesión especial y aprobar la reforma neoliberal y dicen tenerlos, pero algunos de los 'contabilizados' están agarrados con alfileres y además el número es muy justo para arriesgarse en el recinto, aunque no sería la primera vez que el macrismo parlamentario corre riesgos que a veces terminaron mal.
 
La Opinión Popular

13-12-2017 / 10:12
En un plenario de comisiones cargado de tensión, discusiones, trifulcas y discursos encendidos de macristas y opositores, Cambiemos logró en Diputados dictamen favorable a la reforma previsional que el Gobierno de Macri pactó con los gobernadores peronistas y que podará entre 75 mil y 100 mil millones de pesos anuales a jubilados, pensionados, discapacitados, asignaciones familiares, beneficiarios de las asignaciones universales por hijo y embarazo, para tapar agujeros financieros de la administración central y la provincia de Buenos Aires.
 
La oposición terminó por unificar un dictamen de rechazo entre el FpV-PJ, el Frente Renovador y los puntanos de Compromiso Federal a los que se sumarían el Movimiento Evita, el FIT y Libres del Sur a los que el oficialismo excluyó de las comisiones de Presupuesto y Previsión Social.
 
Los diputados del interbloque Argentina Federal, que responden a los gobernadores peronistas, casi no participaron del plenario y se reunieron en la búsqueda infructuosa de unificar posiciones. La mayoría de los diputados del flamante interbloque referenciado en los gobernadores no quiere votar la reforma jubilatoria y Cambiemos los necesita para garantizar su sanción.
 
Los ministros de Trabajo, Jorge Triaca, de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, serían los únicos oradores en defensa del proyecto oficial. No habría otros, más allá de los diputados que intervinieron. Cambiemos apostó a un trámite súper exprés, aunque no logró esquivar las voces de protesta que había borrado del debate.
 
Triaca comenzó su disertación cuando un numeroso grupo de jubilados y trabajadores de distintos gremios comenzaron a abuchearlo. "Es lo que votó el pueblo argentino unos meses atrás". La respuesta enardeció a la gente que levantó el tono: "atorrante", "ladrón", "traidor", le gritaron. El jefe de los diputados PRO, Nicolás Massot, hizo un discurso provocador contra el kirchnerismo, pero no dedicó una sola palabra a la defensa del proyecto. 
Muy incendiarias sus frases pero no respondió al interrogante: ¿esto es para que los jubilados cobren más o para que cobren menos?

 
Triaca no pudo continuar y un grupo de trabajadores identificado con el Apops (el gremio de la Anses) que reclamaban participación en la discusión se cruzaron con la seguridad de la Cámara. El jefe del bloque del FpV-PJ, Agustín Rossi, en una demostración de buen estado físico, saltó una mesa para interponerse entre los dos grupos y frenar la pelea.
 
En Cambiemos evaluaban anoche si confirmaban que contarían con los votos suficientes, cambiarían la estrategia y convocarían a una sesión este jueves para tratar la reforma previsional. Quieren evitar que la sesión ómnibus del 19 y 20 de diciembre se tope con una masiva marcha que organizaciones de trabajadores, organizaciones sociales y jubilados preparan para esa fecha. En este marco, la perspectiva de un Paro Nacional y una movilización masiva el día que se trate la norma se hace urgente y más que necesaria.
 
La Opinión Popular

12-12-2017 / 16:12
12-12-2017 / 12:12
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar