La Opinión Popular
                  17:55  |  Jueves 22 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El 90% de los que nacen pobres, mueren pobres por inteligentes y trabajadores que sean. Y el 90% de los que nacen ricos mueren ricos, por idiotas y haraganes que sean". Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía
Recomendar Imprimir
Internacionales - 11-10-2017 / 19:10
EFEMÉRIDES POPULARES

La policía dominicana perpetra la Masacre del Perejil, donde ejecutan a miles de hombres, mujeres, niños y ancianos haitianos

La policía dominicana perpetra la Masacre del Perejil, donde ejecutan a miles de hombres, mujeres, niños y ancianos haitianos
Cadáveres haitianos tras la masacre de 1937.
 
Se conoce como Masacre del Perejil a la ordenada por el presidente dominicano Rafael Leónidas Trujillo. El 12 de octubre de 1937, Trujillo ordenó a sus tropas la erradicación masiva de la población de origen haitiano que residía en el territorio dominicano, particularmente en las fincas agrícolas situadas a lo largo de la frontera entre Haití y República Dominicana.
 
El nombre se atribuye a que, para identificar a los civiles haitianos entre la población dominicana negra y mulata de la zona, la policía de Trujillo exigía a sus potenciales víctimas pronunciar en español el nombre de la planta del perejil.
 
En tanto la lengua créole, hablada por los haitianos, no consideraba la pronunciación suave de la letra "R" (en criollo haitiano la palabra perejil se traduce como "pési" y en francés como "persil"), la policía dominicana tenía un método aparentemente fácil para diferenciar a sus víctimas y seleccionar a los haitianos con el fin de luego darles muerte.
 
La Opinión Popular

 
Origen
 
El dictador Trujillo impulsó el antihaitianismo dentro de República Dominicana, recelando que la numerosa cantidad de peones agrícolas haitianos significase la pérdida de empleos para los campesinos dominicanos y la consiguiente impopularidad del gobierno.
 
El miedo a las invasiones por parte de exiliados dominicanos desde Haití estimuló también en Trujillo el ansia de contar con una frontera internacional segura y claramente definida. Además el recelo de las masas dominicanas hacia Haití haría popular todo acto del gobierno de Santo Domingo en perjuicio de los inmigrantes haitianos.
 
La escasez de tierras fértiles y disponibles en Haití causó que desde fines del siglo XIX gran número de peones haitianos y sus familias emigrasen hacia la República Dominicana, donde era requerida su mano de obra en régimen de casi servidumbre al ser mucho más barata que la de los jornaleros dominicanos.
 
El asentamiento de numerosos haitianos en territorio dominicano empezó a causar preocupación en las élites dominicanas, no sólo porque generaban una ambigua y poco definida zona fronteriza, sino por temor a que los inmigrantes recién llegados alcanzaran poder económico en dichas regiones distantes de Santo Domingo.
 
El crudo racismo de las élites dominicanas, extendido a gran parte de las masas del país, hacía de los haitianos (casi todos de raza negra) unos inmigrantes despreciados por las autoridades dominicanas, siendo doblemente "indeseables" por su pobreza y por su raza.
 
 
Las matanzas de haitianos
 
El 2 de octubre de 1937 Trujillo acudió a un baile en su honor en la provincia de Dajabón y allí emitió unas frases fuertemente anti-haitianas, acusando a los inmigrantes haitianos de robar ganado y cosechas, además de depredar los medios de vida de los dominicanos, para anunciar luego que "remediaría el problema".
 
Sin embargo, las acciones letales contra haitianos por tropas bajo la dirección de Trujillo, empezaron antes de dicho discurso, el 28 de septiembre, y terminaron el 12 de octubre de 1937.
 
Según se comentó más arriba, los estimados del número de víctimas varían ampliamente, desde cientos hasta decenas de miles, como se puede apreciar en la tabla que aparece más abajo.
 
 
Consecuencias
 
Las noticias de la matanza fueron ocultadas por Trujillo ante el pueblo dominicano, aunque sí hizo mención de haber "solucionado" el llamado "problema haitiano". El propio gobierno de Haití se abstuvo de protestar, en tanto las masacres afectaron a un segmento de emigrantes muy pobre y sin poder político, por lo cual la élite política haitiana no mostró indignación alguna por lo sucedido.
 
Fuente: Wikipedia
 

Agreganos como amigo a Facebook
21-02-2018 / 12:02
El 21 de febrero de 1965, en Nueva York, fue asesinado antes de dar un discurso Malcolm X, nacido como Malcolm Little, y cuyo nombre oficial completo era El-Hajj Malik El-Shabazz. Fue un orador, ministro religioso y activista estadounidense, defensor de los derechos de los afroamericanos, un hombre que acusó duramente a los estadounidenses blancos de sus crímenes contra sus compatriotas negros.
 
A los seis años su padre fue asesinado por su labor en defensa de los derechos de los trabajadores y su madre ingresó en un hospital psiquiátrico a causa de la locura que le produjo el hecho de que le quitaran la custodia de sus hijos. Después de vivir en una serie de casas de acogida, Malcolm X se involucró en el hampa de Boston y Nueva York, y en 1945 fue condenado a entre ocho y diez años de prisión.
 
En la cárcel, Malcolm X se convirtió en miembro de la Nación del Islam y tras su libertad condicional en 1952, se convirtió en ministro de la organización. Durante casi una docena de años fue la cara pública de la Nación del Islam, pero las tensiones entre él y Muhammad llevaron a su salida de la organización en marzo de 1964.
 
Tras abandonar la Nación del Islam, Malcolm X hizo la peregrinación a La Meca y se convirtió al sunismo. Viajó extensamente por toda África, Oriente Medio e incluso visitó la Unión Soviética. Esos viajes le cambiaron la visión que tenía del mundo y de la lucha por las libertades civiles. Fundó la Muslim Mosque, Inc., una organización islámica, y la secular Organización de la Unidad Afroamericana.
 
La Opinión Popular

21-02-2018 / 12:02
21-02-2018 / 12:02
21-02-2018 / 11:02
19-02-2018 / 08:02
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar