La Opinión Popular
                  17:44  |  Jueves 22 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El 90% de los que nacen pobres, mueren pobres por inteligentes y trabajadores que sean. Y el 90% de los que nacen ricos mueren ricos, por idiotas y haraganes que sean". Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía
Recomendar Imprimir
Nacionales - 11-10-2017 / 07:10
ACUSÓ AL GOBIERNO DE “DEGRADAR LA DEMOCRACIA” Y HACER UN USO “OBSCENO DEL PODER JUDICIAL”

Cristina contra Macri y Bonadio: irá a la ONU a denunciar persecución judicial

Cristina contra Macri y Bonadio: irá a la ONU a denunciar persecución judicial
La candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana (UC), Cristina Fernández, dio una conferencia de prensa en la que apuntó contra el Gobierno y la persecución a la que se ve sometida. Además, cuestionó el “deterioro de las libertades públicas” y advirtió sobre los casos Maldonado y Sala.
 
La candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana (UC), Cristina Fernández, acusó al presidente Mauricio Macri de "persecución política, degradación de la democracia y uso partidario y obsceno del Poder Judicial".
 
La ex presidenta realizó ayer una conferencia de prensa en la que denunció que sectores de la Justicia actúan como "una fuerza de tareas del Poder Ejecutivo". Las críticas apuntaron a Macri: "Hacemos responsable al Presidente de persecución política y degradación de nuestra democracia, de un uso partidario y obsceno, inconstitucional, donde el Poder Judicial actúa como una fuerza de tareas del Ejecutivo".
 
En esa línea, concentró sus críticas en Claudio Bonadio, el juez federal que la citó a declarar por la causa del Memorándum con Irán, por ejecutar "un inaceptable cronograma judicial" en su contra "en paralelo con el cronograma electoral". 

 
Desde la sede del Instituto Patria, donde se reunieron medios nacionales e internacionales, la ex mandataria sostuvo que uno de los ejemplos que dan muestra del perfil "autoritario" del jefe de Estado es la elaboración de "listas negras" con los nombres de personas que habría que "mandar a la luna", y que fueron difundidas por los medios de comunicación más cercanos al gobierno.
 
"Sé que debo encabezar esa lista", sostuvo la ex mandataria, quien vinculó esas expresiones de Macri con el modus operandi que la última dictadura cívico-militar puso en marcha la oposición: "No me resta más que pensar que (lo dicho por Macri) se trata de un eufemismo" para no decir "'los tendríamos que desaparecer para que la Argentina no tenga problemas'", remató.
 
Además, la ex presidenta recordó que esa metodología fue utilizada en los años más oscuros del país contra quienes se oponían al régimen. Por entonces, dijo, en esas lista "había gente que se tuvo que ir del país" porque "tenía fuertes probabilidades de no aparecer más o de que le pasara algo grave".
 
Uno de los tramos más relevantes del contacto con la prensa estuvo dedicado a responder su citación a declaración indagatoria en la causa reabierta irregularmente sobre la insólita denuncia del fiscal Nisman contra el fracasado Memorandum con Irán.
 
Para hacerlo, presentó un video que recopiló información sobre el historial de denuncias contra el magistrado que lleva la causa, las irregularidades cometidas y sus vínculos políticos con el gobierno de Carlos Menem. 
 
En su opinión, con ese llamado a declaración indagatoria en el marco de la causa que la acusa por "encubrimiento" y "traición a la patria" se "han cruzado todo los límites democráticos" porque se trata de un hecho que no es judiciable. "Es inaceptable la judicialización de la discusión política", aseguró.
 
"También es inaceptable este cronograma judicial en paralelo con el cronograma electoral", apuntó la ex mandataria y reclamó "tener los mismos derechos que cualquier ciudadano". Y adelantó que después de las elecciones recurrirá a Naciones Unidas. "Vamos a hacer una presentación ante la ONU por esta causa", aseguró.
 
Las críticas también fueron para Macri: "Hacemos responsable al Presidente de persecución política y degradación de nuestra democracia, de un uso partidario y obsceno, inconstitucional, donde el Poder Judicial actúa como una fuerza de tareas del Ejecutivo".
 
También le dedicó unos minutos a las recientes declaraciones de Domingo Cavallo, ex ministro de Economía de los gobiernos de Carlos Menem y Fernando De la Rúa, quien durante una entrevista elogió a la gestión de Cambiemos porque "hay una gran coincidencia entre la línea de Macri y la que yo inicié en los '90".
 
Esas expresiones, manifestó Cristina Kirchner, tienen que ver con los "tantos desastres que provocaron en la Argentina" y que en la actualidad crearon "un marco económico y social complejo" con "una inflación que no se puede controlar" y un aumento "vertiginoso" de los precios. También, mencionó "la desocupación creciente, la pérdida del salario y un tarifazo en marcha a tambor batiente y con otro en ciernes" previstos para después de las elecciones.
 
Durante el primer tramo de su primera conferencia como candidata para las próximas elecciones del 22 de octubre, CFK identificó una serie de "deterioros" que afectan la "calidad democrática" y que son impulsadas por la Casa Rosada, en el marco de una "concentración de poder inédita y peligrosa".
 
Se refirió al "deterioro de las garantías electorales" y mencionó entre ellos la manipulación de los resultados del escrutinio final de las PASO de agosto pasado y recordó que la fuerza política que encabeza hizo una denuncia judicial al respecto, de la cual hasta ahora "no hemos tenido ni una sola respuesta".
 
Además, denunció un "deterioro de las libertades públicas" y de las "garantías judiciales", y citó como ejemplo de ello el procesamiento y detención de la dirigente social Milagro Sala". Advirtió también sobre un avance contra "la intimidad y los datos personales" a partir del decreto del Poder Ejecutivo que remite a la Jefatura de Gabinete la "big data de los argentinos", que recoge información de redes sociales y teléfonos celulares. Esto, alertó, "concentra en el Estado la intimidad de las personas y esto remite a un control de la vida".
 
Finalmente, denunció el "ataque sistemático a organizaciones" sociales y gremiales y enmarcó al caso por la desaparición de Santiago Maldonado como un "deterioro de la seguridad ciudadana. Al respecto, tachó al Gobierno de haber lanzado "una feroz campaña para demonizar desaparecido, casi como pasaba durante la dictadura, en la cual se afirmaba que estábamos en una campaña antiargentina" para justificar las desapariciones.
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
22-02-2018 / 17:02
El jefe de Gabinete, Marcos Peña,  señaló que "no hay ningún caso de corrupción" en el Gobierno de Mauricio Macri, dijo que la gestión que integra tiene la intención de "elevar la vara de la institucionalidad", y que el a la vez que señaló que el presidente Macri le pidió "máxima dureza y rigor"  a la titular de la Oficina Anticorrupción (OA), la militante ultra macrista Laura Alonso para que investigue a los funcionarios macristas.
 
Quienes conocen muy de cerca el funcionamiento del equipo de gobierno sostienen que Marcos Peña es el prestidigitador que se mueve detrás del trono. Por eso no extraña que haya sido él quien salió también a dar la nota y fijar el tono de lo que será la respuesta oficial a la movilización popular en la calle. El Jefe de Gabinete afirmó que "la única que faltó en el palco fue Cristina Kirchner", adjudicándole a la ex presidenta la condición de "líder intelectual" de la protesta.
 
Lo dicho deja a la vista que, frente a la falta de argumentos que emerjan como resultados de su propia gestión, el Gobierno tiene que recurrir a fórmulas que, si bien le dieron rédito en el pasado, el devenir de la política y de la propia gestión de Cambiemos han ido desgastando.
 
Es probable que los focus group manejados por los asesores de marketing comunicacional del Gobierno todavía le sigan aconsejando a Peña que alimentar como un fantasma político la presencia de la ex presidenta como la mano oculta que todo lo decide continúa aportando réditos a favor del oficialismo.
 
Quizás también el gobierno de la Alianza Cambiemos comienza a tener dificultades para encontrar en su gestión los argumentos y las razones a su favor, porque a la vista está que no puede exhibir los logros de "cambiar pasado por futuro". Sin embargo lo más revelador es que se pretende negar la evidencia de la realidad y recurren a las chicanas.
 
Quienes se movilizaron a la 9 de Julio lo que hicieron fue aprovechar una circunstancia política y un escenario para poner en acto su descontento. Casi sin importar quién o quiénes eran los convocantes y, mucho menos, entrar en la elucubración pseudo erudita de los "autores intelectuales".
 
En todo caso, habría que explicarle al Jefe de Gabinete que los verdaderos autores intelectuales de la movilización popular que ganó la calle son el presidente Macri y el "mejor equipo de los últimos cincuenta (y dos) años" que la Alianza Cambiemos puso en ejercicio para intentar quitarle derechos sociales a los argentinos en favor de las corporaciones para las que reamente trabajan y a las que sirven.    
 
La Opinión Popular

22-02-2018 / 11:02
22-02-2018 / 10:02
El Gobierno de los Ricos quiso menospreciar la masiva movilización de trabajadores  calificándola y circunscribiéndola al "acto de Moyano". Así se encargaron de titular los medios de comunicación: Clarín, La Nación e Infobae, aliados y "pauta dependientes" del macrismo. Sin embargo, la presencia multitudinaria y plural la convirtió en una manifestación opositora en todos sus términos.
 
La mal llamada "marcha de Moyano" fue masiva y contundente. Una noticia pésima para el gobierno de Mauricio Macri. Una verdadera multitud participó de la concentración de trabajadores que convocaron gremios de la CGT, las dos CTA y movimientos sociales y políticos para repudiar las medidas de ajuste salvaje neoliberal y flexibilización laboral que aplica el Gobierno de los Ricos.
 
Los organizadores calcularon 400 mil participantes. El creciente deterioro de las condiciones de vida de las amplias mayorías populares es uno de los motivos de fondo que habilitó el éxito de la movilización. El saqueo a los jubilados inició un proceso declinante para el Gobierno, que el olfato de Moyano terminó empujado a las calles una movilización que concentró la oposición social a Macri.
 
Los discursos tuvieron como denominador común la crítica al modelo económico neoliberal, la persecución a dirigentes sindicales y la necesidad de generar un polo opositor al gobierno conservador de derecha. Cambiemos sumó, a la falta de respuesta de la economía y al creciente descontento social, la pérdida de la calle que nunca tuvo. Y también el desprestigio a los dirigentes sindicales colaboracionistas que quedaron pintados de amarillo fosforescente.
 
No hay que ser un genio de la política para saber quien quedó mejor parado: Si Moyano golpeando sobre las consecuencias del ajuste neoliberal ante ciento de miles de personas o los burócratas sindicales a punto de subirse a un avión para pasear por Europa con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca.
 
Además, Moyano sumó en la convocatoria a intendentes peronistas: pejotistas y massistas, movimientos sociales, partidos de izquierda, La Cámpora y un sector del movimiento sindical peronista. No es poco para un dirigente que estaba más para jubilarse que para pasar dar estas peleas y que el antiobrerismo de Macri empujó a la oposición activa.
 
El camionero logró sortear sin despeinarse la ofensiva del gobierno de los CEOs para dejarlo en soledad, porque juega un juego distinto a la política electoral, lo suyo es la discusión de poder descarnada en base a demostraciones de fuerza de acción directa. No se somete al voto ni espera validarse en la opinión pública. Se convirtió así en el líder de facto de la resistencia de base social al proyecto de Macri.
 
La Opinión Popular

21-02-2018 / 11:02
21-02-2018 / 11:02
 
En medio de la segunda jornada del paro de 48 horas en la actividad y previo a la movilización del sindicalismo opositor que compartirá con Hugo Moyano, el gremio bancario celebró un fallo judicial que dispuso restituir a entidad sindical la potestad de recaudar el denominado aporte solidario a los trabajadores no afiliados y a la par ordenó a las entidades financieras continuar pagando a su personal los ajustes por inflación determinados en la cláusula gatillo del acuerdo paritario 2017 hasta la firma de un nuevo convenio.
 
La medida cautelar en favor de la Asociación Bancaria (AB), dispuesta por el juez Julián Benito Flores, titular del Juzgado Civil y Comercial Nº 11 de Resistencia, Chaco, será apelada en las próximas horas por el Ministerio de Trabajo, que en enero último había resuelto la nulidad de la cuota solidaria del 1% del salario que el gremio cobrara a unos 45.000 trabajadores no afiliados. En tanto, desde las cámaras empresarias que agrupan a los bancos evitaron ayer anticipar una posición y solo señalaron que evaluarán con sus respectivos asesores letrados el camino a seguir frente la medida judicial.
 
El fallo tuvo lugar en momentos en que la negociación paritaria sectorial está estancada (los bancos ofrecieron una suba salarial de 9% con cláusula gatillo, que fue rechazada por el gremio, que insistió con un reclamo de aumento de 20%) y se profundiza el escenario de conflicto con la amenaza de nuevos paros tras la huelga de 48 horas que culminó ayer. 
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar