kirchnerismo.
 
El ex ministro de Economía durante la mayor parte del gobierno de Carlos Menem y en el final de la gestión de Fernando De la Rúa defendió su política económica, minimizó la dramática situación social de 2001 y atribuyó su pésima imagen entre amplios sectores de la sociedad al resultado de un "engaño". "Hay una gran coincidencia entre la economía de Macri y la de los  90", definió Cavallo en un reportaje con el diario El País, de España.
 
Del corralito de 2001, la crisis social, la estafa de las AFJP, la explosión de endeudamiento y los negocios que facilitó a sus amigos banqueros no dijo nada.
'/> Cavallo aseguró que la política económica de Macri se asemeja a la que él aplicó con Menem / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  08:32  |  Martes 24 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“En cada barrio se repiten las preocupaciones que relatan los vecinos en relación con el empleo. O falta trabajo, o es precario, o tienen temor a perderlo. En todos los casos, la plata no alcanza”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Nacionales - 10-10-2017 / 15:10
“LOS QUE ESTÁN HOY TRABAJARON CONMIGO”

Cavallo aseguró que la política económica de Macri se asemeja a la que él aplicó con Menem

Cavallo aseguró que la política económica de Macri se asemeja a la que él aplicó con Menem
El responsable de la estatización de la deuda en la dictadura, el 1 a 1 y el corralito aseguró que existe continuidad entre su política y la de Macri. “Lo veo muy orientado”, dijo, y aseguró que habrá un ajuste después de las elecciones porque “si lo posterga le puede explotar en sus manos”.
 
Domingo Cavallo elogió la política económica de Mauricio Macri, equiparó las medidas del actual Gobierno con las decisiones adoptadas en los 90 y contó que todos los que están al mando de la economía nacional trabajaron con él en algún momento.
 
En base a su experiencia, pronosticó que el Gobierno hará un ajuste después de las elecciones y que la historia recordará a Cambiemos como una continuidad de los '90 y de la Alianza, que apenas habría sufrido una interrupción con el kirchnerismo.
 
El ex ministro de Economía durante la mayor parte del gobierno de Carlos Menem y en el final de la gestión de Fernando De la Rúa defendió su política económica, minimizó la dramática situación social de 2001 y atribuyó su pésima imagen entre amplios sectores de la sociedad al resultado de un "engaño". "Hay una gran coincidencia entre la economía de Macri y la de los  90", definió Cavallo en un reportaje con el diario El País, de España.
 
Del corralito de 2001, la crisis social, la estafa de las AFJP, la explosión de endeudamiento y los negocios que facilitó a sus amigos banqueros no dijo nada.
 
La crisis de un sistema económico y social que arrastró un profundo giro en la política es un proceso histórico complejo, cuya comprensión no puede limitarse a una causa ni a una persona. Sin embargo, hay hombres y mujeres que encarnan experiencias que los superan.
 
Cavallo es la cara del período económico del "1 a 1", del boom del consumo financiado y del turismo al exterior mientras se generaba una destrucción irrecuperable del aparato industrial, se liquidaban capacidades acumuladas en el país durante décadas, se disparaban el desempleo y la desigualdad social y se engendraba un desequilibrio macroeconómico que terminó en el estallido de 2001.
 
"A Mauricio Macri lo veo muy orientado. Argentina debe insertarse en la economía mundial y no tratar de aislarse, como hizo entre 2002 y 2015. Lo primero que hizo Macri fue anunciar que Argentina volvía al mundo. Ahora bien, Macri heredó desequilibrios enormes en la economía, de los cuales la población no era y no es consciente", comenzó Cavallo la entrevista que brindó al diario español.
 
Consultado sobre la sintonía del actual gobierno con sus políticas, Cavallo consideró que "si usted le pregunta eso al Gobierno, le dirá que absolutamente no. Pero hay una gran coincidencia en el sentido de que el gobierno de Macri quiere volver a tener una moneda estable y una economía con baja inflación, como tuvimos en los 90. En los 90 pasamos de una economía cerrada, igual de la que heredó Macri, y la transformamos en una economía abierta. Por eso vinieron tantas inversiones y hubo ocho años consecutivos de crecimiento vigoroso, a tasas del 8 y 9 por ciento, con inflación prácticamente en cero".
 
En rigor, los años de crecimiento fueron la mitad y a tasas menores, mientras que el Efecto Tequila a fines de 1994 y la crisis del sudeste asiático desde 1997 hundieron al PIB.
 
Una de las novedades de las últimas jornadas del Banco Central el mes pasado fue la realización de una cena de agasajo a algunos invitados selectos, entre los cuales estuvo Cavallo, quien fue jefe del actual titular del BCRA, Federico Sturzenegger, en 2001 y juntos fueron imputados en la causa del Megacanje. Cavallo fue en 1982 presidente del Central para diseñar la estatización de la deuda privada sobre el final de la última dictadura (ver aparte).
 
En el reportaje publicado ayer, Cavallo dijo que "los actuales funcionarios no me consultan, pero escribo un informe todos los meses, se los envío y sé que lo leen. Todos los que están en el gobierno trabajaron en algún momento conmigo, salvo los que son muy jóvenes. Macri también tuvo mucha relación conmigo, él como empresario y yo como ministro".
 
En relación al futuro inmediato, Cavallo advirtió que "Jaime Durán Barba será un buen estratega de campaña pero es un muy mal consejero de gobierno. Las cosas que hay que hacer hay que hacerlas, porque si no agrava más los problemas hacia el futuro". "¿Cree que Macri lo hará después de las elecciones?", le preguntó el cronista. "Yo creo que sí. Si lo posterga le puede explotar en sus propias manos. Macri quiere realmente resolver el problema de los argentinos, mientras que los Kirchner tenían como único objetivo el poder perpetuo, y el dinero", respondió el ex funcionario.
 
"La historia dirá que lo de ahora entronca con la apertura de los 90. Si le va bien a Macri, que espero que le vaya bien, cuando se escriba la historia los 12 años de los Kirchner serán una pausa en un proceso de integración de Argentina al mundo. Hacen bien los macristas en decir que son completamente diferentes a los 70, los 80 y los 90, nadie quiere comprar las críticas del pasado. Pero en Argentina hay suficiente gente inteligente y cuando escriban la historia, van a valorar los aportes que yo hice y criticarán mis errores", reflexionó Cavallo.
 
Del corralito de 2001, la crisis social, la estafa de las AFJP, la explosión de endeudamiento y los negocios que facilitó a sus amigos banqueros no dijo nada.
 
 Fuente: Página12
 
Agreganos como amigo a Facebook
23-10-2017 / 19:10
23-10-2017 / 12:10
23-10-2017 / 10:10
El gobierno de Cambiemos redondeó ayer un gran triunfo electoral nacional que incluyó a los cinco principales distritos del país, lo que le permite ampliar su representación en el Congreso aunque sin conseguir mayoría propia en ninguna de las dos cámaras.
 
Es histórico: las primeras elecciones de medio término son favorables a los oficialismos. Hace menos de dos años, que ese electorado llevó al gobierno a los representantes de Cambiemos y sería muy extraño y hasta poco razonable, que cambiara de sentido en tan poco tiempo.
 
Desde la recuperación de la democracia, hace 33 años, el único que perdió las elecciones de medio término fue el radical Fernando de la Rúa. Es difícil que un mandato se cambie a los dos años de haberlo otorgado y en general el electorado lo entiende de esa manera, más allá de los odios y grietas con que se presentan estas elecciones.
 
Contra todas las evidencias de un modelo económico neoliberal que no tiene sustentabilidad posible de largo y hasta mediano plazo; con un fuerte endeudamiento; con un déficit de cuenta corriente pavoroso; con una caída de las exportaciones que remiten al ingreso especulativo de divisas como única posibilidad de financiamiento...
 
Con la inminencia de los aumentos anunciados en todas las tarifas de servicios públicos; con el sector agropecuario ya sentado en la retención de sus liquidaciones de granos a la espera de que se corrija el dólar, la falsedad de los "brotes verdes" y de la "primavera económica" impulsada por índices espurios de recuperación se reveló, entonces, más fuerte que todo otro factor.
 
Frente a los indicios potenciados de que tarde o temprano se chocará de nuevo contra las condiciones objetivas de 2000/2001, volvió a mostrarse que muy difícilmente la población se distancie de lo que eligió hace poco tiempo. Al revés: dobla la apuesta.
 
Cambiemos contó con el respaldo invalorable de los grandes medios de comunicación que actuaron con eficiencia para cubrir el malestar que fueron despertando con el aumento de la inflación y de las tarifas. La idea de que "estamos dispuestos a hacer este sacrificio para después favorecernos" prevaleció en gran parte de los electores que consideran estos dos años como un sacrificio necesario para recoger los frutos después de ese plazo de gracia.
 
El electorado mostró que tiene disposición al sacrificio, pero también una expectativa que se ve aumentada por el esfuerzo que se le exige. Pero las primeras medidas del Gobierno, que ha salido fortalecido de estas elecciones, serán otra vez de sacrificio para el ciudadano común, incluyendo a quienes los respaldaron con sus votos, sin que se avisten por ningún lado los beneficios que se esperan. La pregunta es entonces, hasta cuándo se mantendrá esa disposición al sacrificio por parte del electorado de Cambiemos, que está votando a una fuerza cuyas políticas le han empeorado su calidad de vida.
 
La Opinión Popular

22-10-2017 / 17:10
22-10-2017 / 16:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar