La Opinión Popular
                  08:30  |  Martes 24 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“En cada barrio se repiten las preocupaciones que relatan los vecinos en relación con el empleo. O falta trabajo, o es precario, o tienen temor a perderlo. En todos los casos, la plata no alcanza”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Nacionales - 06-10-2017 / 07:10

La CGT reclamó al PJ que le cuide las espaldas frente al intento de precarización laboral

La CGT reclamó al PJ que le cuide las espaldas frente al intento de precarización laboral
La CGT cierra filas con legisladores peronistas ante la reforma laboral. Los sindicalistas acordaron con los legisladores el rechazo a cualquier intento de reforma laboral que perjudique a los trabajadores. Detallaron ante los diputados y senadores una serie de puntos innegociables: el modelo sindical y la ultraactividad, entre ellos. Defenderán a gremios débiles. También hablaron del futuro del peronismo. En el encuentro no participaron los K.
La cúpula de la CGT acordó con un sector de senadores y diputados peronistas el compromiso de no acompañar el intento del macrismo para perjudicar derechos laborales. El encuentro sirvió también para comenzar a delinear el futuro del PJ luego de las elecciones de octubre. La unidad que visualizan los participantes del encuentro no incluye al cristinismo, ya que no participó nadie que responda a este sector. "Tenemos que construir una alternativa de poder a futuro", sintetizó el senador Miguel Ángel Pichetto.
 
La reunión la solicitó el triunvirato cegetista: Carlos Acuña (estaciones de servicio), Juan Carlos Schmid (dragado) y Héctor Daer (sanidad), que, según reconocieron, forma parte de la estrategia elegida para sumar respaldos para enfrentar el probable avance sobre leyes laborales y previsionales que la CGT considera que el Gobierno de Mauricio Macri buscará implementar después de los comicios.
 
"El encuentro entre compañeros", como lo caracterizó Pichetto, evaluó el posible intento macrista por instalar la precarización laboral. Los gremialistas se preocuparon por reiterarle a los legisladores que el límite acordado en el Confederal del martes pasado incluye la vigencia de los convenios colectivos de trabajo, preservando la ultraactividad (la norma laboral más beneficiosa) y la integralidad (no admitir acuerdos por región) y no modificar el actual sistema previsional y de salud solidarios.
 
"Hay tres ejes que para nosotros son invulnerables: no vamos a negociar por debajo de la ultraactividad, no vamos a discutir la jerarquía de los convenios colectivos de trabajo y por supuesto vamos a mantener las condiciones de trabajo dentro los convenios colectivos (que se firmen)", indicó Schmid. Por su lado, Daer aseguró que obtuvieron el compromiso de los legisladores que ante cualquier iniciativa del Gobierno sobre temas laborales consultarán antes a la CGT y si esta no lo aprueba no la apoyarán.
 
La segunda parte de la reunión estuvo dedicada a "hablar de política" y de "la necesaria unidad del peronismo". La percepción de los participantes es un macrismo fortalecido tras las elecciones y por ello consideran imprescindible acordar posiciones comunes ante proyectos del oficialismo que llegarán hasta la fecha del recambio legislativo.
 
Pero también hablaron de lo que debe suceder un poco más adelante en el tiempo y, como dijo Pichetto, "hubo coincidencias en que el peronismo tiene que construir una alternativa, tiene que crear un programa y tener una actitud propositiva". A su turno, Daer confirmó la idea de este grupo: "Es una preocupación que tenemos todos, que el peronismo vuelva a ser una expresión con capacidad electoral."
 
La presencia del gobernador riojano Sergio Casas sirvió para acordar un encuentro de la CGT con los mandatarios peronistas para después de las elecciones. Ante la crisis del peronismo, ya se tejen las alianzas entre los poderes reales del PJ: senadores, gobernadores y sindicalistas.
 
La Opinión Popular

 
La CGT cierra filas con legisladores peronistas ante la reforma laboral
 
En alerta por las próximas reformas laborales anunciadas, aunque no precisadas, por el Gobierno, la CGT peregrinó ayer a uno de los últimos lugares del poder peronista: el Senado.
 
Allí se reunió el triunvirato de la central obrera con legisladores nacionales del justicialismo, para acercar posiciones sobre el paquete de reformas que prepara el Gobierno.
 
"Es la instancia institucional fundamental que tiene el peronismo", definió Héctor Daer. Junto a él, estuvieron Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña reunidos con el bloque PJ-Frente para la Victoria del Senado, Miguel Pichetto, y el referente del Bloque Justicialista de Diputados, Diego Bossio.
 
Durante el encuentro, realizado en el despacho de Pichetto por espacio de una hora y media, los dirigentes reafirmaron una alianza política que apunta principalmente a la reorganización post electoral del justicialismo.
 
Esa alianza tendrá su correlato en el debate que se viene en el Congreso, dado que los legisladores ratificaron que ningún cambio que afecte al sector del trabajo será aprobado por los bloques del justicialismo sin el aval de la CGT, según indicaron al término del encuentro.
 
"Reafirmamos nuestra alianza en términos políticos", indicó Daer a la salida de la reunión y agregó: "Reconocemos al Senado como una de las instancias institucionales fundamentales que tiene el peronismo para su reconstrucción".
 
Esa definición se inscribe en un contexto en el que el peronismo del Senado responde mayoritariamente a Pichetto, que a su vez responde a la mayoría de los gobernadores peronistas que se despegaron de la ex presidenta Cristina Fernández. El rionegrino fue vocero de esa postura días atrás, al considerar que la candidata a senadora debe, cuando sea electa, armar un bloque propio, separado del justicialismo.
 
Esa alianza tendrá otro componente, relacionado con la discusión que abrió el Gobierno sobre el sector laboral. "El Senado convocará a la CGT cada vez que haya temas que tengan que ver con los derechos de los trabajadores", explicó Daer.
 
Según contó Schmid, el triunvirato les planteó a los legisladores puntos "inclaudicables" en la discusión de eventuales reformas laborales. "Aspiramos a defender las regulaciones laborales", sostuvo Schmid.
 
Entre ellos, mencionó al modelo sindical; la jerarquía de los convenios colectivos de trabajo; el sistema de salud y previsional y la ultraactividad (que permite que al trabajador siempre se le aplique la norma laboral más beneficiosa y que habilita a que se mantengan vigentes los convenios colectivos tras su vencimiento, hasta una nueva negociación).
 
Y, puntualmente, la cúpula cegetista advirtió que no quiere que "ningún acuerdo inferior perfore las condiciones de los convenios colectivos vigentes" y que no negociará la unicidad del convenio colectivo nacional de trabajo. Es decir, rechazarán cualquier tipo de discusión de las condiciones laborales que se divida por zona geográfica, que el Gobierno dejó trascender como un objetivo.
 
Además, Schmid remarcó que en la última reunión del Comité Confederal de la CGT se acordó que la central "no dejará solos a los sindicatos que estén en una situación de debilidad" frente al sector empresario a la hora de renegociar su convenio.
 
Estuvieron también Gerardo Martínez (Uocra), Francisco "Barba" Gutiérrez (UOM) y José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), y el gobernador de La Rioja, Sergio Casas. Además, los senadores Juan Manuel Abal Medina, Hilda Aguirre, Dalmacio Mera, Marina Riofrío, José Ojeda y Rodolfo Urtubey y el diputado Luis Beder Herrera.
 
Fuentes: El Cronista, Página12 y La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
23-10-2017 / 19:10
23-10-2017 / 12:10
23-10-2017 / 10:10
El gobierno de Cambiemos redondeó ayer un gran triunfo electoral nacional que incluyó a los cinco principales distritos del país, lo que le permite ampliar su representación en el Congreso aunque sin conseguir mayoría propia en ninguna de las dos cámaras.
 
Es histórico: las primeras elecciones de medio término son favorables a los oficialismos. Hace menos de dos años, que ese electorado llevó al gobierno a los representantes de Cambiemos y sería muy extraño y hasta poco razonable, que cambiara de sentido en tan poco tiempo.
 
Desde la recuperación de la democracia, hace 33 años, el único que perdió las elecciones de medio término fue el radical Fernando de la Rúa. Es difícil que un mandato se cambie a los dos años de haberlo otorgado y en general el electorado lo entiende de esa manera, más allá de los odios y grietas con que se presentan estas elecciones.
 
Contra todas las evidencias de un modelo económico neoliberal que no tiene sustentabilidad posible de largo y hasta mediano plazo; con un fuerte endeudamiento; con un déficit de cuenta corriente pavoroso; con una caída de las exportaciones que remiten al ingreso especulativo de divisas como única posibilidad de financiamiento...
 
Con la inminencia de los aumentos anunciados en todas las tarifas de servicios públicos; con el sector agropecuario ya sentado en la retención de sus liquidaciones de granos a la espera de que se corrija el dólar, la falsedad de los "brotes verdes" y de la "primavera económica" impulsada por índices espurios de recuperación se reveló, entonces, más fuerte que todo otro factor.
 
Frente a los indicios potenciados de que tarde o temprano se chocará de nuevo contra las condiciones objetivas de 2000/2001, volvió a mostrarse que muy difícilmente la población se distancie de lo que eligió hace poco tiempo. Al revés: dobla la apuesta.
 
Cambiemos contó con el respaldo invalorable de los grandes medios de comunicación que actuaron con eficiencia para cubrir el malestar que fueron despertando con el aumento de la inflación y de las tarifas. La idea de que "estamos dispuestos a hacer este sacrificio para después favorecernos" prevaleció en gran parte de los electores que consideran estos dos años como un sacrificio necesario para recoger los frutos después de ese plazo de gracia.
 
El electorado mostró que tiene disposición al sacrificio, pero también una expectativa que se ve aumentada por el esfuerzo que se le exige. Pero las primeras medidas del Gobierno, que ha salido fortalecido de estas elecciones, serán otra vez de sacrificio para el ciudadano común, incluyendo a quienes los respaldaron con sus votos, sin que se avisten por ningún lado los beneficios que se esperan. La pregunta es entonces, hasta cuándo se mantendrá esa disposición al sacrificio por parte del electorado de Cambiemos, que está votando a una fuerza cuyas políticas le han empeorado su calidad de vida.
 
La Opinión Popular

22-10-2017 / 17:10
22-10-2017 / 16:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar