La Opinión Popular
                  04:22  |  Miércoles 13 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Con la reforma previsional impulsada por el Gobierno de Macri, los jubilados van a perder plata, pero no poder adquisitivo”. Pablo Tonelli, diputado nacional por el PRO.
Recomendar Imprimir
Nacionales - 30-09-2017 / 10:09
EL VOCERO VATICANO DESCARTÓ UNA PRÓXIMA VISITA DE BERGOGLIO A LA ARGENTINA

El papa Francisco tampoco vendrá el año que viene

El papa Francisco tampoco vendrá el año que viene
El cardenal Mario Poli había asegurado que era inminente el anuncio de la visita. Pero el vocero Greg Burke echó por tierra ayer las especulaciones. El Papa ya estuvo en Brasil, Ecuador, Bolivia, Paraguay y recientemente en Colombia, pero a la Argentina no viene.
Se terminaron los debates. El papa Francisco no viene a la Argentina el año próximo. Lo dijo el vocero vaticano Greg Burke para no dar lugar a equívocos y echar por tierra todas las especulaciones. Lo llamativo es que hace pocos días el cardenal Mario Poli, arzobispo de Buenos Aires y quizás próximo presidente del Episcopado en la elección que habrá de celebrarse en noviembre, había afirmado que "estamos próximos" a la visita del Papa.
 
Ya son cuatro años que Francisco asumió el papado en el 2013 y sus periplos por el mundo lo han llevado de un extremo al otro del mapa mundial. Realizó ya tres viajes a países sudamericanos. Estuvo en Brasil, Ecuador, Bolivia, Paraguay y recientemente en Colombia. El comenzar el año próximo estará en Chile y Perú.
 
Nadie sabe a ciencia cierta las razones por las que Bergoglio ha tomado la decisión de no llegar hasta Argentina y eso abre el abanico a todo tipo de especulaciones. Quienes conocen a Bergoglio y algunos de los que suelen hablar con el Papa con asiduidad afirman que Francisco estima que su presencia en el país podría dar lugar a tensiones respecto de lo que haga y diga, pero también de lo que omita, evite y silencie.
 
Todos sus pasos serían leídos políticamente en algún sentido y desde diferentes lugares podrían intentar utilizar tanto su figura como sus palabras. Era sabido que Bergoglio no vendría a la Argentina antes de las elecciones del 2017, precisamente para evitar ser utilizado en la disputa electoral. Por eso se especuló con el 2018. También teniendo en cuenta que en noviembre de este año se renuevan las autoridades de la Conferencia Episcopal.
 
En medios eclesiásticos no se oculta tampoco que Francisco, si bien se mantiene respetuoso de lo que dicen y hacen los obispos argentinos, no está contento con los lineamientos pastorales y el nivel de compromiso de quienes fueran sus colegas, especialmente en relación a los temas sociales.
 
El discurso papal para todo el mundo ha sido fuertemente crítico con el capitalismo neoliberal, en favor de los pobres y de los excluidos. En ese sentido el acompañamiento del episcopado argentino ha sido sumamente tibio y cauto. Sus acciones se limitan a las tareas de mediación entre partes pero -dicen quienes pretenden representar el pensamiento papal- no hay voces "proféticas" que interpelen y denuncien en el mismo tono que lo hace la prédica de Bergoglio.
 
En voz baja -porque entre los obispos nadie se atrevería a cuestionar en público al Papa- también hay un sector del episcopado que se muestra en desacuerdo con los lineamientos pastorales de Francisco. En esa misma línea, hay obispos que en diálogo con funcionarios del gobierno de Mauricio Macri exponen sus diferencias con Bergoglio ya sea para congraciarse con el oficialismo o bien para despegarse del posicionamiento que, especialmente respecto de las cuestiones sociales, tiene quien hoy es la máxima autoridad del catolicismo.
 
La Opinión Popular

Finalmente, el papa Francisco no vendrá a la Argentina en 2018
 
El portavoz del Vaticano, Greg Burke, aseguró que "el Papa no tiene previsto visitar el país el año próximo", echando por tierra los rumores sobre una posible llegada del Sumo Pontífice. Desde el Gobierno se mostraron "respetuosos" con las decisiones del Santo Padre
 
La ilusión de muchos argentinos por una visita de Jorge Bergoglio a la tierra que lo vio nacer se vio truncada nuevamente ayer, cuando el director de la Sala de Prensa de la Santa Sede y vocero papal, Greg Burke, anunció que "el Sumo Pontífice no va a ir a la Argentina en 2018, no está previsto que viaje a su país el año próximo".
 
El funcionario del Vaticano remarcó que en la abultada agenda de viajes que tiene Francisco para el año que viene "no se encuentra la Argentina". A su vez, señaló que en los próximos meses se irán consensuando nuevas visitas papales para 2019, entre las que sí podría ingresar nuestro país como un destino certero.
 
Burke recordó además que en la hoja de ruta que tiene el Sumo Pontífice para 2018 se incluye una visita a Sudamérica entre el 15 y el 21 de enero, cuando recalará en suelo chileno y peruano. Las ciudades que recorrerá serán Santiago, Temuco e Iquique en Chile, mientras que en Perú su itinerario tendrá como eje las localidades de Lima, Puerto Maldonado y Trujillo.
 
El director de la Sala de Prensa de la Santa Sede confirmó también que el Papa concurrirá a Irlanda para el Encuentro Mundial de Familias, que se desarrollará entre el 22 y el 26 de agosto. El mismo tiene como eje "El Evangelio de la familia, alegría para el mundo", donde se destaca que "la felicidad del amor experimentada en las familias también es la alegría de la Iglesia. Nuestra Iglesia Católica es una familia de familias".
 
 
Respeto oficial
 
La decisión de Francisco de no visitar la Argentina el año que viene fue recibida sin ninguna clase de sorpresa por el Gobierno nacional, ya que era algo que se preveía y que había dejado trascender el Santo Padre en las múltiples conversaciones que mantiene con autoridades políticas y sociales del país.
 
Desde la Secretaría de Culto de la Nación, que comanda Santiago de Estrada, salieron a manifestar públicamente que los dirigentes nacionales "somos respetuosos de las decisiones del Papa, él sabrá cuándo es el momento oportuno para regresar a su país. Cuando él lo defina, lo recibiremos con los brazos abiertos".
 
Además, para los funcionarios nacionales la decisión de Francisco es "coherente" con el pensamiento que viene teniendo sobre la realidad política nacional, ya que en sus constantes misivas a referentes de la política local viene bregando por "el fin de la grieta". Además, sostienen que mientras la división siga existiendo "es muy difícil" que el Sumo Pontífice visite nuestra tierra.
 
Por su parte, el secretario general del Episcopado, Carlos Malfa, intentó desdramatizar la confirmación de que el Santo Padre no viajará al país en 2018. "La agenda del Papa la maneja él, conforme sus prioridades de pastor universal. Él sabe que lo esperamos siempre. Ciertamente nos visitará cuando considere el momento en que mayor bien su visita pueda hacer al pueblo argentino", dijo Malfa.
 
A su vez, el sacerdote jesuita José Luis Narvaja, sobrino de Francisco, consideró que "una visita a la Argentina, en un momento en que tratarían de usarlo como un sostenedor de una de las partes, no le interesa al Papa, porque eso destruiría su propósito político de unidad".
 
Fuente: diariohoy.net

Agreganos como amigo a Facebook
12-12-2017 / 16:12
12-12-2017 / 12:12
11-12-2017 / 11:12
11-12-2017 / 10:12
11-12-2017 / 10:12
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar