La Opinión Popular
                  08:31  |  Martes 24 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“En cada barrio se repiten las preocupaciones que relatan los vecinos en relación con el empleo. O falta trabajo, o es precario, o tienen temor a perderlo. En todos los casos, la plata no alcanza”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Nacionales - 23-09-2017 / 17:09
PROPUESTA DE CAMPAÑA

Mauricio Macri quiere papeleras en Entre Ríos

Mauricio Macri quiere papeleras en Entre Ríos
Como lo dijo en 2015 en la campaña electoral, el presidente estaría dispuesto a avanzar en la radicación de papeleras en la Mesopotamia y su objetivo sería un total de cuatro. El mandatario nacional se reunió hace días con Bordet y sectores madereros.
 
Lo que fue una propuesta de campaña electoral planteada en 2015 durante una entrevista televisiva podría convertirse en una política concreta del presidente Mauricio Macri: la instalación de papeleras -como la ex Botnia, frente a Gualeguaychú- en la Mesopotamia argentina, y Entre Ríos sería una de los posibles anfitrionas de las plantas industriales.
 
El mandatario nacional viene de reunirse con el gobernador entrerriano, Gustavo Bordet, los de Corrientes, Ricardo Colombi, y Misiones, Hugo Pasalaqua, y representantes de la Asociación Foresto Industrial de Argentina. Del encuentro se difundió, sin muchas precisiones, que se habló de "mejorar competitividad del sector y aumentar la producción y el empleo".
 
Pero una publicación periodística atribuye al presidente un objetivo mucho más "ambicioso", no sólo en términos económicos, sino también políticos. Es que trascendió que en la reunión se habló "sin tabúes" de instalar en la Mesopotamia tres o cuatro papeleras. 
 
El hecho constituye una novedad en sí misma: la decisión presidencial de concretar lo que fue en 2015 sólo una declaración de deseo. Pero el dato político más relevante, siempre según LPO, fue que Bordet, Colombi y Passalacqua estuvieron de acuerdo con el plan. Para las tres provincias la industria maderera, según datos oficiales, genera más de 194 mil puestos de trabajo formales.
 
 
Polémico antecedente
  
Los dichos de Macri sobre la instalación de papeleras en Entre Ríos o en la Mesopotamia ya generaron revuelo en la provincia durante la campaña electoral 2015. Por un lado, dejaron mal parado al entonces candidato a gobernador macrista, Alfredo De Angeli, quien supo ser un referente en Gualeguaychú del rechazo a Botnia durante el gobierno de Néstor Kirchner.
 
Pero también obtuvieron el repudio del entonces intendente de Concordia y actual gobernador Bordet, quien expresó en ese momento que "queremos agregar valor a nuestra madera y transformarla en viviendas y en muebles, generando un gran polo forestoindustrial, y no que se nos vaya en rollizos con destinos a mercados internacionales sin agregar valor acá, o lo que es peor, se va para la pastera del Uruguay a contaminar también nuestros ríos".
 
Dentro de este tema cabe consignar que espera tratamiento en la Cámara de Diputados de la provincia -ya con media sanción del Senado- la derogación de la actual ley de la Madera y la implementación del Plan Maderero Entrerriano, a propuesta del gobierno de Bordet.
 
La iniciativa termina con la prohibición de vender madera entrerriana a Uruguay -el objetivo real es evitar la provisión a la pastera Botnia- y surgió de la lucha ambientalista en rechazo a la empresa radicada en Fray Bentos.
 
El plan maderero entrerriano fue aprobado en marzo pasado por 16 senadores provinciales y rechazado por el senador por Gualeguaychú, Nicolás Mattiauda (Cambiemos). Entre otros puntos, el texto de la ley promueve "aumentar la superficie implantada y mejorar la calidad de la producción primaria, fomentando el desarrollo de la industria de la madera en todas sus transformaciones".
 
Fuente: Informe Digital
 
Agreganos como amigo a Facebook
23-10-2017 / 19:10
23-10-2017 / 12:10
23-10-2017 / 10:10
El gobierno de Cambiemos redondeó ayer un gran triunfo electoral nacional que incluyó a los cinco principales distritos del país, lo que le permite ampliar su representación en el Congreso aunque sin conseguir mayoría propia en ninguna de las dos cámaras.
 
Es histórico: las primeras elecciones de medio término son favorables a los oficialismos. Hace menos de dos años, que ese electorado llevó al gobierno a los representantes de Cambiemos y sería muy extraño y hasta poco razonable, que cambiara de sentido en tan poco tiempo.
 
Desde la recuperación de la democracia, hace 33 años, el único que perdió las elecciones de medio término fue el radical Fernando de la Rúa. Es difícil que un mandato se cambie a los dos años de haberlo otorgado y en general el electorado lo entiende de esa manera, más allá de los odios y grietas con que se presentan estas elecciones.
 
Contra todas las evidencias de un modelo económico neoliberal que no tiene sustentabilidad posible de largo y hasta mediano plazo; con un fuerte endeudamiento; con un déficit de cuenta corriente pavoroso; con una caída de las exportaciones que remiten al ingreso especulativo de divisas como única posibilidad de financiamiento...
 
Con la inminencia de los aumentos anunciados en todas las tarifas de servicios públicos; con el sector agropecuario ya sentado en la retención de sus liquidaciones de granos a la espera de que se corrija el dólar, la falsedad de los "brotes verdes" y de la "primavera económica" impulsada por índices espurios de recuperación se reveló, entonces, más fuerte que todo otro factor.
 
Frente a los indicios potenciados de que tarde o temprano se chocará de nuevo contra las condiciones objetivas de 2000/2001, volvió a mostrarse que muy difícilmente la población se distancie de lo que eligió hace poco tiempo. Al revés: dobla la apuesta.
 
Cambiemos contó con el respaldo invalorable de los grandes medios de comunicación que actuaron con eficiencia para cubrir el malestar que fueron despertando con el aumento de la inflación y de las tarifas. La idea de que "estamos dispuestos a hacer este sacrificio para después favorecernos" prevaleció en gran parte de los electores que consideran estos dos años como un sacrificio necesario para recoger los frutos después de ese plazo de gracia.
 
El electorado mostró que tiene disposición al sacrificio, pero también una expectativa que se ve aumentada por el esfuerzo que se le exige. Pero las primeras medidas del Gobierno, que ha salido fortalecido de estas elecciones, serán otra vez de sacrificio para el ciudadano común, incluyendo a quienes los respaldaron con sus votos, sin que se avisten por ningún lado los beneficios que se esperan. La pregunta es entonces, hasta cuándo se mantendrá esa disposición al sacrificio por parte del electorado de Cambiemos, que está votando a una fuerza cuyas políticas le han empeorado su calidad de vida.
 
La Opinión Popular

22-10-2017 / 17:10
22-10-2017 / 16:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar