La Opinión Popular
                  12:12  |  Miércoles 20 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Lo dijo el doctor René Favaloro hace 20 años: “Con el aborto legal no habrá más ni menos abortos, habrá menos madres muertas. El resto es educar, no legislar”.
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 20-09-2017 / 17:09
EL PARTIDO DE CFK YA SABE A QUIÉN APOYARÁ EN ENTRE RÍOS

Jorge Barreto va a militar por la Lista 501 para impedir un Frigerio 2019

Jorge Barreto va a militar por la Lista 501 para impedir un Frigerio 2019
"Vamos a militar por la Lista 501 para impedir un Frigerio 2019", afirmó Jorge Barreto. "Vimos un cambio de eje" en lo que propone la fórmula impulsada por Bordet. Foto: Blas García para La Opinión Popular
El diputado Jorge Barreto ("Frente para la Victoria") no pudo estar en el acto de Villaguay por cuestiones personales. Pero seguidores y compañeros de lista se hicieron presentes. El ex precandidato a diputado nacional encabezó un plenario provincial de "Unión Ciudadana", su escudería con la que pretende ganarse un lugar en el peronismo.
 
Bajo el título de "Para pararle la mano a Mauricio Macri, Cristina Conducción", el espacio enumeró cinco consignas y las plasmó en un papel:
 
-acompañar firmemente la Lista 501 de cara a las elecciones del 22 de octubre;
-declararnos fieles custodios del mandato popular y exigir a los diputados electos que actúen consecuentemente;
-mantener en alto las banderas de Perón, Evita, Néstor y Cristina;
-exigir la libertad de todos los presos políticos en nuestro país y
-exigir la aparición con vida de Santiago Maldonado.

 
"Vimos un cambio de eje"
 
"Después de Villaguay, donde participaron varios compañeros nuestros, vimos un cambio de eje y hemos decidido apoyar a la Lista 501 (que encabeza Juan José Bahillo) porque es la única forma de pararle la mano a Macri y no dejarle la puerta abierta a Frigerio en Entre Ríos en 2019", apuntó Barreto.
 
Para el kirchnerista, los 50 mil votos que lo acompañaron "sin dudas son una base para un espacio que, con diferencias que fueron disipadas en las internas, pretende ser protagonista en el 2019. Igual, falta mucho y lo más importante ahora es que vamos a militar la Lista 501 para impedir un Frigerio en 2019", agregó.
 
 
No quiere ser Scioli
 
Barreto retomó el 2015 para evitar que se repita en 2019. "Hace dos años muchos compañeros renegaron por la candidatura de (Daniel) Scioli y hasta lo desgastaron. ¿Cómo terminó la historia? Le entregamos el gobierno nacional y la Municipalidad de Paraná a la derecha. No podemos priorizar diferencias secundarias por sobre el objetivo principal que es ponerle un freno al neoliberalismo", señaló.
 
El diputado nacional dijo que su espacio "nació para quedarse, no sólo para enfrentar a Macri sino para seguir trabajando en el movimiento popular. No es un espacio electoral, sino político", afirmó.
 
No quiso dar precisiones sobre algunos nombres que puedan llegar a encarnar una candidatura en 2019 por el kirchnerismo entrerriano. "Hay gente con ganas que está charlando", se animó a decir.
 
Barreto se colocó segundo en la disputa interna en el frente "Somos Entre Ríos". Quiso integrar la minoría por entender que con los 50 mil votos obtenidos le correspondía el cuarto lugar. La Junta Electoral le rechazó la petición.
 
Sobre el futuro de Cristina Kirchner, a quien tiene como conductora, dijo: "Lo decidirá ella y el movimiento nacional".
 
Fuente: Página Política 
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-06-2018 / 11:06
20-06-2018 / 11:06
20-06-2018 / 11:06
19-06-2018 / 09:06
En medio del Mundial, hay dos cuestiones que preocupan a la gestión de Gustavo Bordet. Una tiene que ver con los posicionamientos políticos e institucionales de los principales referentes del peronismo local. El otro está relacionado con la manera de administrar las cuentas públicas en un marco de restricciones y de reducción paulatina de impuestos provinciales. Y la discusión de ambas situaciones se ha desatado con anticipación.
 
Lo primero: la cuestión financiera. El propio Bordet tendrá que sentarse a negociar con el gobierno de Mauricio Macri acerca de cuál será la pauta de ingresos coparticipables que marcará el ritmo del Presupuesto 2019: sí, el del año electoral.
 
Las obras públicas no tendrán la misma velocidad que suele tomar en los años impares, de convocatoria a las urnas. La gestión provincial lo sabe, pero tampoco asoma un escenario razonable para salir a tomar deuda en el mercado de capitales. Todo es caro para una argentina desbordada por la inflación y que ha recurrido al nefasto FMI para intentar enderezar el rumbo económico del país.
 
El Presupuesto Provincial 2019 tendrá un techo acotado. Claro que al cerrar el año, la Provincia puede llegar a tener más excedentes, producto del reajuste de las alícuotas del impuesto a los Ingresos Brutos que, a partir de 2019, tendrán que bajar progresivamente para algunas actividades. El otro efecto favorable, para las cuentas provinciales en los ingresos, es la mejora del giro por coparticipación federal.
 
Sin embargo, Bordet ha decidido sentarse arriba de la caja porque tendrá que abrirla para cumplir aquello que pactó con los gremios de estatales y docentes. "Vamos a cumplir la cláusula gatillo en el tiempo establecido", afirmó el mandatario al momento de acordar el incremento salarial para este año.
 
Si se observa lo que se estimó oficialmente de expansión del nivel de gastos corrientes, quedará poco margen para destinar fondos a otros rubros que no sean el de Personal. La inflación es un estigma que, por un lado, licúa el endeudamiento público, pero por otro lado incrementa el nivel de compromisos a pagar por parte del Estado.
 
La paz social tiene su costo financiero y también político. Y, por esa razón, el gobernador invierte en tranquilidad. ¿Cómo? Abonando regularmente los salarios del sector público. De aquí en más al gobernador que le dice no al ajuste se le presenta un horizonte con dos premisas: evitar disputas políticas en el oficialismo y seguir sentado en la caja para evitar cualquier cirugía mayor en las cuentas públicas.
 
Lo segundo: la irrupción del urribarrismo pidiendo pista en el armado del partido Unidad Ciudadana en la provincia no le ha caído en gracia al gobernador. No porque Sergio Urribarri o sus seguidores tengan alguna posibilidad de retorno al principal despacho de la Casa de Gobierno, sino que una prematura definición de candidaturas puede restarle espacio de poder y margen de maniobra institucional a un año y pico de las elecciones.
 
La Opinión Popular

17-06-2018 / 13:06
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar