La Opinión Popular
                  08:11  |  Jueves 19 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Quienes votaron a Macri aceptaron sacrificarse hoy para estar mejor mañana, pero están cada vez más descreídos. Ahora, lo que va a quedar va a ser peor que lo que dejó Menem”. Beatriz Sarlo
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 13-09-2017 / 12:09
KNEETEMAN CELEBRÓ EL DEBATE Y URRIBARRI PIDIÓ EVITAR CHICANAS

Legisladores provinciales del oficialismo y la oposición coincidieron en evitar la quita de fondos coparticipables por parte del gobierno de Macri

Legisladores provinciales del oficialismo y la oposición coincidieron en evitar la quita de fondos coparticipables por parte del gobierno de Macri
Los diputados Sergio Urribarri, del FpV, y Sergio Kneeteman, de Cambiemos, expusieron sus puntos de vista. Foto: El Diario
 
Luego de la conferencia de prensa brindada en la Sala de Periodistas, el fiscal de Estado, Julio Rodríguez Signes, y el ministro de Economía, Hugo Ballay, acudieron ayer a la legislatura para exponer ante las comisiones sobre la estrategia adoptada por el gobierno provincial ante la demanda que planteó Buenos Aires.
 
Hubo coincidencias de legisladores del oficialismo y la oposición en evitar la quita de fondos a la provincia por parte de la Nación. Los diputados Sergio Urribarri, del FpV, y Sergio Kneeteman, de Cambiemos, expusieron sus puntos de vista. 

 
El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Urribarri, dijo que "hace meses escuchamos cosas que a mí y a quienes fuimos parte del gobierno anterior nos duelen". El exgobernador trató de responder lo que escuchó, según dijo, "una, cinco, diez, quince veces, por qué la provincia de Entre Ríos no reclamó ese 15%" de recursos coparticipables como sí lo hicieron Santa Fe, Córdoba y San Luís.
 
Además de hacer hincapié en que solo tres reclamaron, destacó que "del resto de las provincias que no demandamos pocas de ellas tuvieron el trato que tuvo Entre Ríos en materia de devolución de recursos federales que se tradujo en obras públicas. Entre Ríos puede mostrar a lo largo y a lo ancho de la provincia cómo lo que antes sistemáticamente se soslayaba en planes federales de infraestructura, llegó en esos años en los que no reclamamos", explicó en la convocatoria de las comisiones con la participación del ministro Hugo Ballay y el fiscal de Estado Julio Rodríguez Signes.
 
"La historia es larga", señaló antes de sostener la conveniencia de "no partidizar" la propuesta legislativa. "Tendríamos que discutir quiénes fueron funcionarios en aquella época cuando se detrajo del 54 al 34%. Algunos de ellos quizá también son funcionarios", insinuó. Urribarri pidió entonces "evitar la chicana cuando decidamos la posición de la legislatura entrerriana en este tema. Tiene que ser despojada de chicana y de partidismo", insistió. "Como exgobernador me siento orgulloso de todo lo que se hizo en obra pública, lo que no se hizo en ningún gobierno anterior", reiteró.
 
 
Tranquilidad
 
"Como legisladores de Cambiemos no vamos a aceptar la quita de recursos nacionales a la provincia", dijo el diputado Sergio Kneeteman en su intervención en la reunión con pares de las distintas bancadas. Celebró "la discusión sobre los recursos de la coparticipación que hacía años que en el país no se daba. Esta provincia fue cediendo sin pelear recursos que nos pertenecen. Partimos de la vieja ley de Alfonsín, cuando el 54% de los recursos llegaban por coparticipación a terminar en el gobierno kirchnerista cuando de 4 pesos 1 venía a la provincia y 3 se quedaba el Estado nacional". Reprochó a Urribarri el hecho que el gobierno anterior no hubiera reclamado judicialmente el 15% que se detraía para Anses y celebró por otra parte la opinión de Rodríguez Signes en cuanto a que el tema no podrá resolverse en la Justicia y que no queda otra posibilidad que hacerlo en el plano de la política.
 
En ese sentido, el jefe de la bancada de Cambiemos en Diputados pidió tranquilidad porque "nuestro gobierno nacional ha dado muestras más que suficientes de apertura al diálogo, de escuchar, ha devuelto sin que se le reclame judicialmente el 15% que se le detraía, ha ayudado a la provincia con adelantos de coparticipación todo el año pasado, ha devuelto la mitad del déficit de la caja de jubilaciones de la provincia, lo que no se hacía desde 2010. Hay muchos elementos que certifican que nuestro gobierno nacional está abierto al diálogo", remarcó Kneeteman.
 
Acotó en otro orden que "nosotros, pese a que ya ganamos las elecciones pasadas y seguramente vamos a ganar las próximas, vamos a seguir teniendo minoría en las dos cámaras legislativas de la Nación, por lo tanto Cambiemos no podrá imponer si esa fuera su voluntad, una ley en el Congreso, son ellos los que tienen mayoría".
 
Fuente: El Diario
 

Agreganos como amigo a Facebook
18-07-2018 / 16:07
18-07-2018 / 12:07
17-07-2018 / 17:07
17-07-2018 / 00:07
Frente al futuro oscuro que impone el acuerdo de Mauricio Macri con el FMI, los gobernadores del PJ advirtieron, con tonadas y énfasis diversos, que no se someterán dócilmente a los recortes resueltos en la Casa Rosada. Ni de peronismo hablamos: apenas es defensa propia.
 
Aunque, lo real es que la oposición hoy está entre la espada y la pared, ya que si se opone y no aprueba el proyecto 2019, el gobierno de Macri amenaza seguir con el presupuesto 2018, que perjudicará notablemente a las provincias. Por ello, un grupo de gobernadores justicialistas está preparando una propuesta alternativa.
 
En el interior del país, a Horacio Rodríguez Larreta lo llaman irónicamente "el príncipe de Dubai". Grafican de ese modo la riqueza presupuestaria de la ciudad de Buenos Aires en comparación con las provincias argentinas. Con esa mezcla de humor e intencionalidad política, argumentan que la Capital Federal debe absorber una parte significativa del ajuste que pretende el Gobierno de los CEOs.
 
La mira de los gobernadores y legisladores del interior está enfocada de ese modo no sólo por la histórica demanda federal frente al centralismo porteño, sino también porque la Capital es el distrito de origen del macrismo, su base política. De ahí que se considere que si Macri reclama un fuerte recorte de gastos, entonces el achique "debe empezar por casa".  Y la casa del PRO es Buenos Aires.
 
En números, la pretensión de los gobernadores del interior -un bloque más o menos homogéneo con el que negocia la Casa Rosada- es que la Capital y la provincia de Buenos Aires se hagan cargo de al menos $80.000 millones de los $150.000 millones de ajuste que reclama Macri a las provincias. Una suma idéntica correría por cuenta de la Nación.
 
Vidal y Larreta se enfrentan, en este marco, a una fuerte presión política para que la Nación les traspase las empresas de distribución eléctrica Edenor y Edesur, y la de aguas Aysa. Además están los $70.000 millones que el año pasado destinó el Estado nacional a subsidios al transporte público -colectivos, trenes-, $ 66.000 millones se aplicaron al área metropolitana de Buenos Aires. La consecuencia es notoria: las tarifas son más caras en el interior del país.
 
Por otra parte, la idea de Macri es que las provincias utilicen créditos de organismos internacionales, como el BID o el Banco Mundial, para hacer las obras que no financiará más el Gobierno Nacional. Para cortar cintas durante el año electoral habrá que endeudarse. La cuestión es que el aval debe darlo la Nación. Además, se les pedirá a los gobernadores que financien temas que hoy se ejecutan con fondos nacionales, como el pago del Incentivo docente y programas de salud.
 
En resumen, ¿qué implicaría para las provincias acompañar el ajuste del FMI? En principio, recortar el gasto salarial y de bienes y servicios hasta el 1,2% del PBI. Y adaptarse a un tope de aumento de sólo el 8% para los empleados públicos en 2019.
 
La Opinión Popular

16-07-2018 / 17:07
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar