La Opinión Popular
                  10:53  |  Martes 21 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“En cada barrio se repiten las preocupaciones que relatan los vecinos en relación con el empleo. O falta trabajo, o es precario, o tienen temor a perderlo. En todos los casos, la plata no alcanza”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Nacionales - 10-09-2017 / 12:09
"DESPUÉS DE LAS ELECCIONES HABRÁ UNA GRAN UNIFICACIÓN DE BLOQUES", ANUNCIÓ

Espinoza blanqueó que el PJ busca un acuerdo con Massa

Espinoza blanqueó que el PJ busca un acuerdo con Massa
Espinoza en una de las últimas reuniones del PJ bonaerense.
 
Fernando Espinoza admitió que el kirchnerismo trabaja en la unidad peronista para el año próximo y uno de sus objetivos es acercarse a Sergio Massa, quien pese a su derrota en la provincia de Buenos Aires mantendría diputados nacionales y legisladores bonaerenses.
 
"Sin duda, después de las elecciones de octubre, vamos a ir a una gran unificación de los bloques legislativos peronistas que funcionan tanto en el Congreso como en la Legislatura bonaerense", presagió el presidente del PJ bonaerense, con destino de diputado nacional por Unidad Ciudadana.
 
"Hay conversaciones para que eso suceda, porque el peronismo es la principal fuerza política del país y tiene la responsabilidad de evitar que se siga golpeando a los trabajadores con un ajuste que beneficia a unos pocos", aseguró.

 
Como explicó LPO, los intendentes descuentan una derrota de Cristina Kirchner y apuestan a ampliar el peronismo para enfrentar al Gobierno con mayor fuerza. Espinoza lo hizo visible durante el homenaje a Antonio Cafiero en San Isidro, donde fue invitado Julio Zamora, intendente de Tigre y leal a Sergio Massa.
 
Y este sábado, Zamora avaló la unidad "entre los peronistas y quienes tenemos una historia en común vinculada al peronismo no dejamos de pensar que es necesaria la unidad de fuerzas y una oposición que sea alternativa al gobierno de Macri".
 
Pero aclaró que "Massa tiene un rol siempre importante" porque "es un dirigente con ideas muy claras, propuestas y una visión de país que rescata, en términos de valores e ideas, lo más sano del peronismo".
 
Lo curioso es que una vez que las declaraciones empezaron a circular en los medios, Massa sacó un comunicado en el que rechazó de plano las conversaciones y fue muy duro con el kirchnerismo, acaso preocupado por el daño que podría hacerle la trascendencia de estas negociaciones antes de las elecciones de octubre.
 
"Quieren esconder la derrota de Cristina en un intento de amontonamiento que no existe. Hay tipos con lo que yo no voy ni a la esquina. Con los que no renuncian a los fueros, con los que se aumentaron la dieta y no quisieron volver para atrás, con los que tienen causas en Tribunales y buscan los fueros para protegerse, con todos ellos no tenemos nada que ver", afirmó Massa en un comunicado.
 
Y agregó: "Creemos que en el futuro tiene que haber una construcción plural de corazón peronista, pero con progresistas, independientes, democristianos y desarrollistas, y no la idea de tratar de amontonar bajo el sello del PJ para encubrir a aquellos que en lugar de darle respuestas a la sociedad y a la justicia de las deudas y las causas que tienen".
 
Cristina es una de las promotoras de la reunificación del peronismo y según sus confidentes, está dispuesta a desafiar a Miguel Pichetto a que se atreva a echarla el bloque, si insiste con restringirlo a lo que deseen los senadores de gobernadores peronistas de buen diálogo con el gobierno de Macri.
 
Si lo hace, con los números de las primarias, Cambiemos podría quedar con la primera minoría de la Cámara alta, pero aún a más de una decena de votos del quórum propio.
 
En Diputados, los gobernadores peronistas también promueven ampliar el Bloque Justicialista, creado por ellos ni bien asumió Macri con 17 miembros del FpV-PJ.
 
Pero la pobre elección que hicieron en la mayoría de sus provincias no les posibilita sumar muchos más. De hecho, cuando sus referentes hablan de un bloque de más de 40, suman a los leales a Massa; y hasta se adjudican a otros espacios como el Movimiento Evita.
 
"Nosotros vamos a trabajar para hacer crecer el bloque Justicialistas con los gobernadores. Si peronistas que están con Massa quieren sumarse bien. No descartamos interbloque con otros, pero nunca con el FpV", aclaró el emisario de un mandatario peronista a LPO, aun sorprendido por la apertura de Zamora al kirchnerismo.
 
Pese a su derrota, con los números de agosto Massa mantendría cerca de 20 diputados bajo su tutela (permanecen 12 y retendría 6 por Buenos Aires) y aunque su liderazgo está en crisis, a ninguno lo entusiasma recibir órdenes de Juan Manuel Urtubey o Juan Schiaretti.
 
De la unidad peronista plena imaginada por el matancero surgiría un interbloque cercano a la mayoría propia de 129 y capaz de acorralar a Cambiemos, que sólo aspira a superar los 100 con los resultados de octubre. Pero la mayoría de los gobernadores ni siquiera imagina esa empresa.
 
En la Legislatura de la provincia de Buenos Aires la conjunción entre todo el peronismo y el Frente Renovador podría alcanzar la mayoría propia de la Cámara de Diputados y complicar la agenda de Vidal.
 
En el Senado quedarían a unos pocos votos de Cambiemos, aun tras una elección aplastante del oficialismo en el interior bonaerense. Como repite Espinoza, hubo más votos en contra del Gobierno, pero divididos en varias listas, que ahora él sueña unir.
 
Fuente: La Política Online
 

Agreganos como amigo a Facebook
21-11-2017 / 09:11
Por más que se busquen eufemismos para la división cada vez más fuerte que se da en la Argentina, un clima que se parece mucho al antiperonismo crece de forma agigantada con el show de presos que Cambiemos le ofrece a la platea en horario central.
 
Nada está librado al azar, y más que una estrategia de marketing, el oficialismo le apunta a la oposición con una política de destrucción total. Solo sobrevivirán aquellos que capitulen de forma incondicional.
 
"A los amigos, todo; al enemigo, ni justicia". Paradójicamente, aquellas palabras de Perón cuando le ponía sello propio a las citas de Mao, cobran total literalidad hoy en manos de quienes buscan desterrar al peronismo del menú de opciones de los votantes.
 
Ya no es necesario quemar los bustos ni prohibir el movimiento. Hoy alcanza con un celular que "casualmente" graba a los referentes opositores esposados, con chaleco y casco, o en las celdas donde han sido recluidos.
 
El mensaje es claro: Esto le espera a todos aquellos que están sospechados de corrupción. Hoy alcanza con "sospechados", porque para muchos de ellos todavía no hubo juicio ni sentencia. A esa te la debo.
 
Pero eso no es lo importante. Pocos pondrían las manos en el fuego por los "presos". El verdadero objetivo es mostrar que cualquier cosa que esté relacionada con el peronismo está sospechada de corrupción. Y ahí aparece un problema serio para la sociedad. En la Argentina hay peronistas.
 
Por más que las elecciones hayan sido contundentemente amarillas, hay peronistas que no tienen nada que ver con Boudou, De Vido, López o Baez. Y muchos de esos peronistas no claudicarán sus banderas por más desfile de chalecos antibala que le pongan en horario prime time de la televisión.

21-11-2017 / 09:11
21-11-2017 / 08:11
21-11-2017 / 08:11
20-11-2017 / 09:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar