La Opinión Popular
                  18:18  |  Domingo 24 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Macri es una mezcla de superficialidad e ignorancia. Hay mucha gente enojada con el Gobierno por la situación económica que nunca termina de arrancar y puede darle un castigo en las elecciones de octubre”. Beatriz Sarlo
Recomendar Imprimir
Nacionales - 09-09-2017 / 08:09
“CUALQUIERA PUEDE DESAPARECER”, AFIRMÓ LA CONDUCTORA EN INTRUSOS

Desaparición de Santiago Maldonado: Patricia Bullrich no convence ni a Mirtha Legrand

Desaparición de Santiago Maldonado: Patricia Bullrich no convence ni a Mirtha Legrand
"No me convenció": Mirtha Legrand mandó al frente a Patricia Bullrich por lo de Santiago Maldonado.
Dos semanas pasaron desde que Patricia Bullrich se sentó junto a Mirtha Legrand para hablar de la desaparición forzada de Santiago Maldonado. La ministra de Seguridad defendió a la Gendarmería e intentó minimizar una crisis política que crecería con el pasar de los días.
 
Experta en los vaivenes de la política argentina, la "diva" le dio a Bullrich la oportunidad de victimizar al gobierno de Macri y a las fuerzas represivas aunque procuró no quedar demasiado pegada al accionar estatal: "¿si no llega a aparecer Santiago Maldonado, vos vas a renunciar?", preguntó.
 
Desde entonces, Cambiemos y los medios afines -con el grupo Clarín a la cabeza- se han abocado a una operación tan burda como peligrosa para encubrir a los responsables. Cuestionando a los testigos, fomentando pistas falsas, atacando a la comunidad mapuche y al propio Santiago, buscan instalar un clima de violencia política que combina el lenguaje de la Triple A con el de la genocida "Campaña al desierto".
 
El día de ayer, el gobierno volvió sus ojos hacia Legrand. Tras las repercusiones de la entrevista telefónica en el programa Intrusos, conducido por Jorge Rial, la diva contó ante las cámaras haber recibido un llamado de Bullrich para explicar el estado de la causa. "Le había pedido el presidente que me llamara", afirmó.
 
Mirtha dijo que la ministra "no la convenció" y que la investigación está "mal hecha". Finalmente concluyó: "Pasan los días y Maldonado no aparece, no hay respuestas. Cualquiera de nosotros puede desaparecer, yo me pongo en el lugar de esa mamá y es tremendo".
 
Cuesta creer que una figura como Legrand, quien lleva casi 50 años auspiciando almuerzos por los que desfilaron dictadores, funcionarios ajustadores y empresarios corruptos, de repente se interese seriamente por los derechos humanos.
 
Por el contrario, parece que la mediática pide un cambio de estrategia oficial, en el marco de una crisis de importancia, con repercusión internacional. En ese mismo sentido se han pronunciado incluso sectores del agro y el gran empresariado industrial.
 
La Opinión Popular
 
Papelón de Bullrich: llamó a Mirtha para darle explicaciones por Maldonado
 
La diva contó que luego de sus críticas por el caso de Santiago Maldonado, la ministro de Seguridad la llamó para contarle todo lo que está haciendo para dar con el paradero del joven de 28 años.
 
No paso mucho desde que Mirtha Legrand -visiblemente molesta por no haber sido invitada a la producción de una tapa de la revista Gente que será publicada esta semana, y que tenía como objetivo homenajear a Susana Giménez por los 30 años en la televisión- dialogó con Intrusos y aprovechó la oportunidad para exigir la aparición con vida de Santiago Maldonado.
 
Los dichos de la diva de los almuerzos, en los que criticó al gobierno de Mauricio Macri y cuestionó la investigación que se viene haciendo hasta ahora por la desaparición del joven de 28 años, repercutieron por los pasillos de la Casa Rosada. Fue la propia conductora la que se encargó de dar a conocer que la ministro de Seguridad, Patricia Bullrich, la llamó tras sus quejas.
 
"Tuvo muchísimas repercusiones mis dichos. No pidieron venir a mi programa, pero si me dieron explicaciones. El presidente le pidió a la ministra Bullrich que me llame y ella me dijo que me iban a mandar unos videos para que viera todo lo que había hecho", contó Mirtha.
 
En ese marco, la diva remarcó que solo tiene una preocupación: la aparición de Maldonado."Bueno, eso lo leí en los diarios. A mí lo que me preocupa, como a todos los argentinos, es que no aparezca SantiagoMaldonado", señaló la conductora.
 
Al mismo tiempo, y sin pelos en la lengua, Mirtha volvió a cuestionar al gobierno de Macri y reconoció que "no se quedó conforme" con la explicación de la ministro de Seguridad. "No se puede creer que en democracia desaparezca alguien. Cualquiera de nosotros con esto podría desaparecer. No se lo encuentra hace un mes", disparó La Chiqui.
 
Y agregó: "Creo que estuvo mal hecha la investigación, fue deficiente. No sabemos si está vivo o está muerto. Me pongo en el lugar de la mamá, de sus familiares, esto no se trata de política, no busco votos ni nada. Soy una ciudadana que paga sus impuestos, muchísimo, y puedo expresarme libremente. El presidente le pidió a Bullrich que me llamara".
 
Fuentes: Contexto, La Izquierda Diario y La Opinión Popular 
 
Agreganos como amigo a Facebook
24-09-2017 / 11:09
Alrededor de treinta colegios tomados en la ciudad de Buenos Aires. Esto sólo ocurre en la Capital. Como se decía antes. La ciudad con más altos ingresos, con mayores niveles de consumo y más conectada con el mundo es la que promueve más alborotos juveniles. Previsible, según algunos sociólogos.
 
En los colegios de enseñanza media del interior, en escuelas donde la pobreza convive con la violencia y los más tortuosos dramas, esta rebeldía no se manifiesta. Tampoco allí se sabe que haya agrupaciones de izquierda, como que esa afición por la revolución o por lo que ellos creen que es la revolución, fuera un lujo de pibes porteños.
 
Es raro. Las rebeliones se expresan en los colegios de mayor excelencia. El Nacional y el Pellegrini, por ejemplo. En los lugares donde debería levantarse una voz de protesta por la pésima calidad de la enseñanza, el deterioro de los edificios escolares, las agresiones contra los profesores, la violencia latente y manifiesta en los claustros y en los patios, el silencio es absoluto.
 
No me preocupan los chicos, me preocupan los grandes. Políticos que sospechan que van a ser diputados o senadores alentando el jolgorio; padres que suponen que se reconciliarán con sus hijos o sus propios sueños juveniles, mostrándose comprensivos y "piolas"; profesores que recuperan la estatura de Peter Pan y la sensualidad de algún personaje de Nabokov, sumándose a la excitación y el alboroto.
 
¿Y los chicos? Los chicos nada. Se divierten, practican la deliciosa y cálida fraternidad de la rebeldía, juegan a la revolución, sabiendo o sospechando que se trata de eso, de jugar, de excitarse, de lastimar y ser lastimados. Supongo que si la decisión de las autoridades educativas de la ciudad de Buenos Aires hubiera sido la opuesta, habrían encontrado motivos para hacer lo mismo que están haciendo, porque lo que importa es contradecir, discutir lo establecido, impugnar a los mayores.
 
Si además, a ese ejercicio se le suman argumentos ideológicos, políticos y estéticos mucho mejor. Siempre es más elegante, más culto, más fino si se quiere, otorgarle al quilombo alguna trascendencia que lo justifique. El Che y Ceratti; Charlie García y Marx; Rimbaud y Trotsky, pueden llegar a ser una ensalada exquisita. Por lo menos, visualmente, el espectáculo es tentador.
24-09-2017 / 11:09
En la Casa Rosada, hasta las paredes lo repiten: "Mauricio Macri está más preocupado por el caso de la desaparición de Santiago Maldonado que por Cristina Fernández".
 
La afirmación se basa -y a la vez demuestra- en que el Presidente le atribuye una alta credibilidad a las encuestas que lee y a los informes reservados que recibe de sus asesores políticos.
 
Si bien sobre el caso Maldonado esos sondeos indican que no tendrá incidencia significativa en la intención de voto del electorado que irá a las urnas el 22 de octubre, Macri está inquieto por el ruido que esa desaparición hace sobre su imagen en el exterior.
 
Tuvo ya varias alertas y la última fue de la vicepresidente Gabriela Michetti, quien le transmitió lo que se habla en el mundo diplomático tras su paso por la reciente Asamblea de la ONU.
 
Un Macri irritado y molesto se pasó la semana instando a sus funcionarios a actuar con rapidez para revertir la pasividad e ineficiencia que el Gobierno ha mostrado hasta ahora. Esa actitud de firmeza tuvo resultados.
 
La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien venía sumando un collar de declaraciones fallidas, desapareció de los medios y se llamó a silencio, como lo reclamaba buena parte del gabinete.
 
La otra consecuencia fue el apartamiento del juez de la causa, Guido Otranto, y la designación en su lugar del juez federal de Rawson, Gustavo Lleral, quien tendrá dedicación exclusiva en el caso Maldonado.
 
Esa movida fue realizada por la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia luego de una serie de conversaciones y pedidos que involucraron desde el ministro de Justicia, Germán Garavano, hasta el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti.
 
El presidente Macri no quiere entregar trofeos a la oposición, pero tarde o temprano este caso costará sus uniformes a un par de jerárquicos de Gendarmería y, más diluido en el tiempo, Patricia Bullrich tendrá un nuevo destino. 

23-09-2017 / 17:09
23-09-2017 / 10:09
La tasa de empleo, que es aquella que mide el porcentaje de personas ocupadas sobre el total de la población, cayó en el segundo trimestre del año tanto a nivel país como en los principales distritos.
 
Para el agregado nacional, la baja fue de 41,7 a 41,5 por ciento respecto del mismo período de 2016, de acuerdo a los datos del Indec. En el conurbano bonaerense el descenso fue mayor, de 40,5 a 40,0 por ciento, mientras que en la Ciudad de Buenos Aires pasó de 51,4 a 51,3.
 
En la región Cuyo el empleo retrocedió de 40,4 a 40,1 por ciento; en el Noreste, de 38,5 a 38,1, y en la Patagonia, de 41,0 a 39,7. La ocupación se mantuvo estable en la región Pampeana, con 41,4 por ciento, y solo aumentó en el Noroeste, de 39,6 a 40,6 por ciento.
 
La información oficial evidencia que la recuperación económica que promociona el Gobierno como si se hubiera ingresado en una fase de fuerte expansión no alcanza siquiera a mantener la proporción de personas con trabajo en la sociedad.
 
Crecimiento del PIB con deterioro del empleo, aumento de la pobreza y agravamiento de la desigualdad social es un escenario que retrotrae a los argentinos a la experiencia de los 90. Finalmente va quedando claro que lo que estaba del otro lado del túnel que hizo célebre Gabriela Michetti era una vuelta a las pesadillas de aquellos años.
 
La posibilidad de que una aceleración del repunte económico revierta ese proceso de pérdidas materiales y simbólicas para las mayorías se desvanece al conocer los planes del Gobierno para 2018, anticipados en el proyecto de Presupuesto, y en las declaraciones públicas de los funcionarios.
 
Los aumentos de tarifas de luz, gas, colectivos y trenes, presumiblemente también del agua y los combustibles, le darán otra vuelta de rosca a la concentración de la riqueza y reducirán los ingresos disponibles para otros consumos. 

22-09-2017 / 17:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar