La Opinión Popular
                  10:28  |  Martes 17 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Quienes votaron a Macri aceptaron sacrificarse hoy para estar mejor mañana, pero están cada vez más descreídos. Ahora, lo que va a quedar va a ser peor que lo que dejó Menem”. Beatriz Sarlo
Recomendar Imprimir
Nacionales - 09-09-2017 / 08:09
EL GOBIERNO MULTA A LAS EMPRESAS QUE NO PRESTAN SERVICIO

Se agrava el paro de micros de larga distancia

Se agrava el paro de micros de larga distancia
Mientras los choferes acusan al empresariado de realizar un “lock out patronal”, los transportistas argumentan haber recurrido la resolución ministerial que los obliga a pagar un aumento a los trabajadores. En tanto, los ministerios de Trabajo y Transporte salieron a explicar que la situación se origina por el incumplimiento de un grupo de compañías del acta que dispuso una suba salarial del 21% a los choferes.
El paro iniciado por los choferes de micros de larga distancia, en reclamo del pago de la suba salarial del 21% dispuesta por el Ministerio de Trabajo ante la falta de acuerdo en la paritaria del sector, devino en un cruce de acusaciones entre empresarios transportistas y trabajadores, que denuncian un "lock out patronal".
 
Según el secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, el gremio había decidido llevar adelante la medida de fuerza hasta el martes en cuatro empresas: Flechabus, TATA, Vía Bariloche y San José. "Si no cumplían (con el abono adeudado), ese día pararíamos dos o tres firmas más", puntualizó. Pero, ayer a la mañana en la terminal de Retiro hubo empresas de larga distancia que cerraron los portones y no permitieron salir a ninguna unidad. "En definitiva, es un paro patronal", denunció el representante de los conductores.
 
El portavoz de la Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi), Gustavo Gaona, negó categóricamente que las firmas realizaran un paro patronal, mientras que el titular de la entidad, Mario Verdaguer, argumentó que el sector no puede afrontar los reclamos salariales de los choferes. "Le venimos diciendo al Ministerio de Transporte que la ecuación económica del sector está rota desde hace años", señaló. También sostienen estar perdiendo usuarios en manos de las compañías aéreas de cabotaje, alentado por la política de cielos abiertos impuesta desde el gobierno de Macri.
 
Desde la UTA acusaron a los "grupos empresarios grandes" de paralizar el resto de los servicios "para negociar con el Gobierno" de Macri y advirtieron que "primero tienen que cumplir con la ley". "Dicen no tener dinero para pagar los incrementos a sus choferes pero quieren invertir en el sector aerocomercial", cuestionan fuentes oficiales.
 
El conflicto evidencia la crisis del sector transportista; el empresariado confirmó la profunda recesión que golpea a la actividad. "El sector está virtualmente parado porque viene pagando muy mal el salario en los últimos meses, en cuotas, en algunos casos", aseguró Verdaguer, ante el conflicto desatado.
 
Por su parte, Gaona, denunció "el crecimiento sostenido de servicios irregulares bajo la mirada indiferente de las autoridades de control". Además, indicó que otro de los problemas del sector "es el constante aumento de todos los costos que las compañías evitan trasladar a la tarifa para detener la caída de pasajeros" y "la quita irregular de compensaciones, únicamente al ómnibus de larga distancia".
 
Mientras el Gobierno multa a las empresas que no prestan servicio, el paro dispuesto por la UTA en cuatro empresas de micros de larga distancia, se extendió a otras sin haber sido dispuesto por el gremio, y mantiene paralizada la actividad e las principales ciudades del país.
 
La Opinión Popular

 
Se agrava el conflicto en los micros de larga distancia: el Gobierno multa a las empresas que no prestan servicio
 
El Gobierno salió a multar a las empresas de micros de larga distancia que cerraron sus ventanillas y no devolvieron los importes de los tickets a todos los pasajeros afectados por un paro anunciado por el gremio del sector.
 
Si bien la medida de fuerza es impulsada por el personal de un grupo de 10 empresas nucleados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA), para los ministerios de Trabajo y Transporte los responsables la situación deriva del incumplimiento por parte de estas compañías del pago del aumento salarial del 21% decretado a fin del mes pasado por la cartera que dirige Jorge Triaca.
 
De hecho, desde la UTA también salieron a despegarse del conflicto y a denunciar que estas firmas impiden el normal funcionamiento de los servicios. De todos modos, sus voceros aclararon que la medida de fuerza se debe al incumplimiento empresarial del acta de aumento de salarios ya firmada en Trabajo a fines de agosto.
 
Hasta el momento, una decena de compañías, las más grandes y con la mayor cantidad de oferta de servicios, están afectadas por el quite de colaboración de su personal. Y con el correr del fin de semana más empresas se sumarían al paro.
 
Entre las marcas más reconocidas se destacan Flechabus y Vía Bariloche, casualmente las dos compañías de este sector que también pretenden ingresar al negocio aerocomercial y que el miércoles presentaron sendos pedidos en la audiencia pública organizada por Transporte.
 
"Dicen no tener dinero para pagar los incrementos a sus choferes pero quieren invertir en el sector aerocomercial", cuestionan fuentes oficiales.
 
En este marco, Transporte comenzó a encarar una serie de acciones en las terminales para labrar infracciones y multar a las empresas. A través de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), se están labrando actas de infracción por incumplimiento del servicio, por ventanilla cerrada y por no devolución de los pasajes.
 
Hasta ahora, las empresas sancionadas son Chevallier,  Ciudad de Gualeguaychú, Flecha Bus, Empresa Argentina, General Urquiza, Pullman, San José, Andesmar, Tata, Costera Criolla, Sierras de Córdoba, Quebus; Micromar, Tigre Iguazú, Cata Internacional, Autotransporte San Juan Mar del Plata, Autotransporte San Juan, El Rápido Internacional y Vía Bariloche.
 
En cuanto a las sanciones, desde Transporte explicaron a iProfesional que la CNRT se basa en el Decreto 1395/98 que dispone multas por no devolver el dinero a los pasajeros afectados que van desde el costo de 500 a 5000 tickets mínimos (de $3000 a $30.000).
 
Si se constatan ventanillas cerradas, la sanciones van desde el valor de 500 a 10.000 boletos mínimos. Es decir, de $3000 y $60.000. Y si la infracción es reiterada puede llegar a suspenderse o caducarse el permiso para operar.
 
En cuanto a los pasajeros, la CNRT trata de reubicarlos en otras empresas que estén operando y se los asesora para que realicen las denuncias por incumplimiento del servicio. Se les pide que visiten una delegación del organismo o llamen al centro telefónico de atención al usuario 0800-333-0300. Además un inspector puede acompañarlos y labrar las actas de infracción en el momento por ventanillas cerradas o por no realizar la devolución del dinero del pasaje.
 
Pero más allá de estas medidas, el conflicto promete extenderse si no hay acuerdo entre los choferes y las cámaras empresarias en cuanto a la validez del acta que homologó el aumento.
 
"No vamos a levantar el paro hasta que las empresas abonen lo pactado", sostuvo Mario Calegari, vocero de la UTA, quien también recordó que la suba salarial "forma parte de un acta firmada por nosotros y las cámaras empresarias junto con las autoridades del Ministerio de Trabajo".
 
Pero según las compañías, esta especie de "paritaria forzada" fue avalada por dos organizaciones empresariales de menor envergadura ya que la entidad que agrupa a la mayoría de las empresas de micros de larga distancia desconoció el convenio.
 
Se trata de la Cámara Empresaria de Autotransporte Interurbano Bajo Jurisdicción Nacional (Celadi), que la semana pasada rechazó el acta que habían firmado funcionarios de la cartera laboral con representantes de la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor (Aaeta).
 
Para la Celadi, el aumento salarial no está homologado y por lo tanto no se debe cumplir. Sin embargo, desde Trabajo aseguraron a iProfesional que el acta está vigente y advirtieron a las empresas sobre su obligación de hacer frente al incremento salarial.
 
La discusión gira en torno a la validez de la resolución 595-E/2017, publicada por el Ministerio de Trabajo, y por la cual las compañías deberán incrementar los salarios de su personal un 21% en promedio distribuido en tres tramos. El primero de 8% a partir de este mes, cuando un chofer, por ejemplo, pasaría a cobrar $21.600. El segundo de 15% acumulado, con lo cual es sueldo subiría a $23.000, y el tercero llegaría al 21% en enero del año próximo, momento en el que los ingresos de los conductores deberían estar en los $24.000 por mes.
 
La medida incluye otras sumas complementarias, no remunerativas, de un total de $9900, distribuidos en seis cuotas de $1650 cada una a partir de agosto.
 
Para las empresas nucleadas en Celadi, los aumentos son imposibles de cumplir debido a la actual ecuación económica de crisis que sufren, con caída de la demanda, mayor competencia con las aerolíneas y costos crecientes.
 
En concreto, aseguran que el incremento salarial agravará el complicado escenario en el que se encuentran las empresas de micros, con una ocupación cada vez más baja y que hoy llega al 47% de la capacidad de una unidad. También sostienen estar perdiendo usuarios en manos de las compañías aéreas de cabotaje, alentado por la política de cielos abiertos impuesta desde el gobierno nacional.
 
Amenazan también con recurrir a la Justicia para frenar la suba y advierten que se pone en juego la estabilidad laboral de 4000 de los 17.000 trabajadores que emplea el sector y causar la desaparición de varias compañías que aseguran tener fondos para sostener sus actividades sólo hasta fin de año.
 
Por Andrés Sanguinetti
 
Fuentes: iProfesional, Hoy en la Noticia y La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
17-07-2018 / 10:07
En una carta dirigida a la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, un amplio conglomerado opositor le advierte al Fondo Monetario Internacional (FMI) que la deuda pactada entre el organismo y el gobierno de Mauricio Macri es considerada "odiosa o execrable" en términos jurídicos y que agotará todos los mecanismos parlamentarios y judiciales para desconocerla.
 
En la misma semana en que Lagarde visitará la Argentina para reunirse con el Presidente, Mauricio Macri, y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el organismo difundió un nuevo informe en el que vaticina una baja en el crecimiento de América Latina, impulsado, entre otros motivos, por la crisis que atraviesa la Argentina. 
 
Los números fríos del FMI recortaron las previsiones de crecimiento económico de la región al 1,6% en 2018 y al 2,6% en 2019, cuatro y dos décimas menos, respectivamente, que lo calculado en abril. En lo que respecta al caso argentino, el FMI puntualizó que "las menores estimaciones reflejan perspectivas más difíciles para economías clave, debido a la constricción de las condiciones financieras y el ajuste necesario de las políticas".
 
El argumento, cínico, perverso, es similar al utilizado por el presidente Macri: "Sufrir hoy, para estar mejor mañana", mientras vemos cómo ese "mañana" nunca llega y la promesa de ese futuro paradisíaco se aleja un poco más, hasta esfumarse. Como si estuviéramos condenados a vivir de prestado, entre la miseria y la dependencia, de rodillas ante el "verdugo" que propone más ajuste y lo disfraza de "necesario".
 
Más bien, habría que decir que nacimos bendecidos en una tierra rica en reservas de agua dulce, con gente dedicada y dispuesta al trabajo, tierra fértil en la que crece lo que tiremos. Y en cambio, desde el gobierno de Macri prefieren sembrar corrupción, miseria, entregar nuestros recursos al mejor postor, poniéndonos de rodillas ante el FMI, que promociona como "necesarias" paritarias del 8%, que promueve despidos y tarifazos.
 
El conglomerado opositor sostiene que, de acuerdo a la Constitución Nacional, le corresponde al Congreso "contraer empréstitos sobre el crédito de la Nación" y "arreglar el pago de la deuda interior y exterior de la Nación".
 
Pero nadie podría acusar de traidor al diablo. La traición, si cabe, viene de aquellos representantes que la mayoría de los argentinos eligió para defender sus intereses y hoy nos ponen de rodillas bajo el yugo de un diablo que nadie votó.
 
La Opinión Popular

16-07-2018 / 16:07
16-07-2018 / 09:07
La industria sufrió un fuerte retroceso en mayo según las estadísticas que reveló la Unión Industrial Argentina (UIA) y que difundirá en las próximas horas. El nivel de actividad fabril cayó por debajo del -2% en la comparación interanual, situación que se verá agravada ante un escenario de crisis generalizada que se observará desde junio en adelante, con sectores clave en pleno descenso, lo que provocará que la producción manufacturera termine el año con un promedio de cero crecimiento.
 
A contramano de esa realidad y sin autocrítica frente a la crisis que cada día golpea con más recesión, devaluación e inflación, el presidente Mauricio Macri, desde la nube de gas en que vive, se empeña en afirmar que "vamos por el camino correcto" hacia "un país pujante e inclusivo".
 
"De eso se trata el cambio que vine a proponerles desde el primer día: de construir una Argentina más justa, transparente, donde se dice la verdad y se trabaja con las manos limpias", dijo ayer Macri aferrándose a la letanía de ese inasequible país virtual, tan distinto de la realidad con la que se convive a diario.
 
Hablan por él y sus "manos limpias", el millonario escándalo por la millonaria deuda (que se niega a pagar) del Correo Argentino, una de sus tantas empresas; o la cantidad de funcionarios (él incluido) con empresas fantasmas en paraísos fiscales para facilitar el lavado de dinero; o las denuncias que salpican a su alfil bonaerense, la gobernadora Mariu Vidal, por solo citar algunos casos.
 
Sin autocrítica frente a la crisis que cada día golpea a cinco de cada diez chicos que viven en la pobreza, que no comen como corresponde y vastos sectores de la clase media que son empujados a la miseria. Mientras se acepta el brutal ajuste que impone el FMI, sin proponer un plan económico que cambie el rumbo neoliberal, con empleo y producción capaz de reactivar la economía.
 
En la misma línea se pronunció el jefe de Gabinete, el inútil Marcos Peña, al postular que, pese a la "economía más fría" y "recesiva" de los próximos meses, lo que se viene tras la "tormenta" es un camino de "crecimiento y desarrollo". Son metáforas de un país virtual. La pregunta sobreviene: ¿En qué mano esconderá Macri la varita mágica que no la vemos?
 
La Opinión Popular

15-07-2018 / 11:07
Por más maquillaje que intente ponerle, el ajuste que el FMI le impuso a Mauricio Macri se concretará recortando gasto público (social, si se puede), salarios de estatales, subsidios. Despidos, reducción de áreas, imposiciones simétricas a las provincias. La "fiesta" la pagarán los laburantes, los humildes, las clases medias en descenso, las Pymes. El resto es fulbito para la tribuna.
 
El macrismo ni siquiera amaga o maquina mejorar un poco la recaudación impositiva. El poder fáctico aliado (banca internacional, exportadores agropecuarios, petroleras, concesionarias de energía o gas) lo hiere con fuego amigo. El Gobierno no les pide una pequeña ayuda a los amigos: que aporten un diezmo al "sacrificio colectivo", ajeno a las clases dominantes.
 
Tal vez el torniquete del FMI fuerce al macrismo a revisar el fundamentalismo fiscal pro establishment, hasta hoy cedieron a las presiones de los aliados fácticos, casi gozosamente, como en la reunión con la Mesa de Enlace del campo.
 
Todo se le hubiera facilitado a Macri suponiendo que la Selección Argentina hubiera estado hoy domingo en la Final del Mundial con Lionel Messi a la cabeza y que a su vez combinaba perfectamente con el inicio de las vacaciones de invierno, que el  Gobierno lo imaginaba como real.
 
En ese marco, pretendía avanzar con el ajuste, principalmente en el recorte de empleados públicos, y cumplir la letra chica del acuerdo con el FMI firmado hace un mes, que estima un achique del 30% del personal dependiente del estado.
 
A esto hay que sumarle a un contexto de país en el que  el empleo genuino no funciona como consecuencia de la inflación y la brutal caída del consumo y con la imposibilidad de que las pymes puedan crecer por la falta de créditos, siendo este país el que paga en la actualidad la tasa de interés más alta a nivel mundial
 
Ese combo explosivo hará que la economía actual siga teniendo consecuencias letales. Nos gustaría decir que "lo peor ya pasó", que va a crecer el empleo y los salarios, como afirman los periodistas militantes del macrismo, pero no solo será un sueño que se esfumará inmediatamente como de Messi levantando la Copa en Moscú. 
Terminó el Mundial que no sirvió de cortina de humo ni de freno al conflicto. En esas ligas, como en tantas otras, las penas son de nosotros y las vaquitas son ajenas.


La Opinión Popular

15-07-2018 / 10:07
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar