La Opinión Popular
                  04:47  |  Jueves 18 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Lo que veo cada vez más es la cantidad de conflictos de intereses que se producen con las familias de los funcionarios que están en el Gobierno. Esos conflictos son la puerta abierta a la corrupción”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Paraná - 05-09-2017 / 17:09
PARA MILLONARIOS: CENA A $10.000 EL CUBIERTO

Inflación galopante: La alianza Cambiemos duplicó el costo de su cena de recaudación

Inflación galopante: La alianza Cambiemos duplicó el costo de su cena de recaudación
Será este jueves en la capital entrerriana. Contará con la presencia de Rogelio Frigerio y Ernesto Sanz. El valor de la tarjeta se duplicó respecto a 2015 cuando había estado Macri.
 
Será este jueves en Costa Alta, como hace dos años cuando estuvo el hoy presidente de la Nación. La decisión de Cambiemos es recaudar fondos para la campaña con este tipo de actividades.
 
El lugar elegido es el salón de fiestas Costa Alta, ubicado en avenida Almafuerte al 1887, de Paraná. Es el mismo lugar en el que hace casi dos años se montó una cena de recaudación de fondos con la presencia de Maurico Macri. Al menos aquella vez el candidato a presidente pudo reunirse previamente, en un acto en el Club Olimpia, con los militantes.
 
Hace dos años el cubierto costó la mitad, 5 mil pesos. Ahora, los empresarios amigos de Cambiemos que asistan a la cena estarían reconociendo una inflación del 100%. 
 
En rigor, el precio desde Buenos Aires. Frigerio entendió que 10 mil estaba bien, a pesar de que en otros lugares del país con una concentración de recursos más importante que Paraná, como San Fernando, provincia de Buenos Aires, la tarjeta costó este año 5 mil.
 
En Santa Fe, en cambio, el cubierto para la cena que a fines de julio tuvo como invitado al jefe de Gabinete Marcos Peña se cobró 20 mil pesos. Y parece que van a repetir.
 
 
Vendedores
 
Tratándose de comensales patrimonialmente top, los encargados de vender las tarjetas son los dirigentes de la primera línea de Cambiemos.
 
El propio Atilio Benedetti, que encabeza la lista de candidatos a diputados nacionales, es el que más cantidad de cubiertos tiene para vender. Dicen que al empresario y director del Banco Nación le asignaron 10 mesas, con 10 comensales cada una. A razón de 100 mil la mesa, debe juntar un millón de pesos.
 
La candidata que le sigue en la lista, Alicia Fregonese de Marcuard (dirigente de la Sociedad Rural) tiene que vender la mitad: cinco mesas, es decir, medio millón de pesos.
 
El intendente de Sauce de Luna, Jorge Lacoste, que va en el tercer lugar de la lista, buscó auxilio entre sus pares para ubicar las 30 tarjetas que necesita para llenar las tres mesas que le asignaron vender.
 
Los senadores y diputados la tienen un poco más fácil. Cada uno tiene que llenar media mesa, es decir, cinco cubiertos. Lo que importa es que junten 50 mil pesos cada uno, sea vendiendo las tarjetas o poniendo la plata de su bolsillo.
 
Fuente: Página Política
 
Agreganos como amigo a Facebook
15-01-2018 / 10:01
Pasivos entrerrianos expresaron su malestar por la modalidad instrumentada por la entidad financiera Banco de Entre Ríos, agente financiero de la provincia para el pago de salarios. Reclaman cobrar por ventanilla.
 
El uso de los medios de pago electrónicos y las extracciones de dinero por cajero automático siguen siendo una materia pendiente para quienes cruzan la barrera de los 60 años, y más todavía cuando pasan los 75. Dos de cada tres retiran el dinero por ventanilla, apenas 36% usa el cajero automático por sus propios medios.
 
El bajo uso de estos medios de pago y de acceso a la tecnología en general plantea un gran interrogante respecto de los resultados de medidas públicas puestas en marcha. Un factor para tener en cuenta es cuán amigable es un sistema tecnológico para las personas mayores.
 
Hay jubilados, en especial los muy mayores, que no alcanzan a ver la letra o que les parece que las operaciones son poco amigables. El sistema debiera ser más simple y con menos opciones.

 
El mayor riesgo está entre los mayores más vulnerables, justamente a quienes van destinadas estas medidas, ya que el acceso a la PC y al teléfono propio es mucho más bajo ahí que en hogares de ingresos más altos.
 
Los bancos han hecho esfuerzos para acercar a los jubilados al uso del cajero automático. ¿Por qué no se animan? Les da desconfianza, es un proceso invisible que hace que se tenga o no se tenga el dinero en la mano; piensan que al no verlo y al no haber humanos, nadie se hace responsable.

 
Los que no los usan es porque temen que la máquina los pueda estar "burlando". Manejar un cajero requiere de mucha atención y de ayuda para automatizar el procedimiento, no porque sean viejos, sino porque son de una legión muy alejada de la tecnología y del dinero digital. A esta generación hay que ayudarla.
 
Pero hay algo más. La ida al banco es una excusa mensual para entablar contacto con otros. No es una resistencia a las nuevas tecnologías, sino que se resisten a frivolizar ese contacto que les permite, al menos una vez al mes, modificar su rutina. Si los bancos se dieran cuenta de que los jubilados priorizan la humanización del servicio, deberían humanizar el cajero automático, que haya personas que ayuden a hacer las extracciones. No lo hacen o no son suficientes.
 
La Opinión Popular

14-01-2018 / 17:01
12-01-2018 / 12:01
10-01-2018 / 11:01
09-01-2018 / 16:01
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar