La Opinión Popular
                  04:54  |  Jueves 18 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Lo que veo cada vez más es la cantidad de conflictos de intereses que se producen con las familias de los funcionarios que están en el Gobierno. Esos conflictos son la puerta abierta a la corrupción”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Nacionales - 05-09-2017 / 09:09
LAS MANCHAS DE SANGRE NO SON DE SANTIAGO MALDONADO

Se derrumba la maniobra de encubrimiento del gobierno de Macri

Se derrumba la maniobra de encubrimiento del gobierno de Macri
En medio de la conmoción por la desaparición de Santiago, desde el Gobierno de Macri habían insinuado que el joven podría haber fallecido a causa de una puñalada letal, negando de esa manera que haya estado el 1º de agosto en el predio donde la Gendarmería efectuó la represión. La hipótesis fue categóricamente rechazada por la familia Maldonado, que insiste en que se trata de una desaparición forzada.
Contra todos los testimonios de testigos y familiares, la pista "sugerida" por el gobierno de Mauricio Macri, para desviar la investigación, sostenía que Santiago Maldonado no estaba en Cushamen el 01 de agosto y que había sido herido antes. Pero el análisis realizado por la UBA determinó que el artesano no fue el acuchillado.
 
Lo confirmó la Justicia Federal al recibir un informe sobre el cotejo del perfil genético hallado en el cuchillo del cuidador de la finca de Esquel y el de los padres del joven desparecido. Se cae así la versión del Gobierno de Macri, quien habló por primera vez del tema y se mostró visiblemente ofuscado.
 
El estudio se realizó luego de que Evaristo Jones, el cuidador de un terreno de Benetton en cercanías de Epuyén, denunciara que tres o cuatro integrantes de RAM (Resistencia Ancestral Mapuche) lo atacaron y que para defenderse usó un cuchillo con el que lesionó a uno de los encapuchados.
 
Por eso, la Justicia cotejó los perfiles genéticos de las manchas hemáticas del filo del arma blanca con los de Enrique Aníbal Maldonado y Stella Maris Peloso, los padres de Santiago, y no hubo coincidencia. Los peritajes genéticos arrojaron que uno de los perfiles pertenece a Jones, que se lastimó una rodilla, y el otro corresponde a un hombre no identificado.
 
Vale mencionar que esas muestras tienen sobre sí un manto de sospecha, ya que fueron recolectadas de forma totalmente irregular por parte de la Policía Federal, es decir una fuerza comandada por Pablo Noceti y Patricia Bullrich, directamente involucrados en el operativo represivo donde desapareció Maldonado y en el encubrimiento de sus ejecutores.
 
En tanto, anoche, Macri fue consultado por un periodista del programa Animales Sueltos sobre los hechos ocurridos el viernes en la marcha por la aparición de Maldonado. Al respecto, dijo: "Lo lamento mucho porque estamos en un momento en el que si hay algo que no queremos es violencia".
 
Luego, ante la pregunta sobre si cree que se va a encontrar con vida al joven, el mandatario contestó visiblemente ofuscado: "Estamos colaborando con la Justicia en todo lo posible". Y abruptamente cerró la puerta del ascensor en el que estaba junto con sus custodios. El diálogo fue breve, pero se lo vio a Macri muy incómodo.
 
Es que con esta confirmación se cae una de las operaciones más audaces del Gobierno y de los medios afines como el Grupo Clarín, quienes intentaron durante todo el mes de agosto instalar la idea de que Santiago podría haber muerto producto de esa herida del puestero, con lo cuál hubiera sido imposible que diez días después fuera secuestrado y desaparecido por la Gendarmería Nacional en la Pu Lof en Resistencia del departamento de Cushamen.
 
La Opinión Popular

 
EL PERFIL GENÉTICO DE LA PERSONA HERIDA EL 21 DE JULIO NO COINCIDE CON EL DE SANTIAGO MALDONADO
 
El ADN terminó con la operación del puestero
 
Sus amigos y su mamá hablaron con él, sus vecinas de El Bolsón bailaron con él durante el último fin de semana de julio, los mapuches de la Pu Lof en Resistencia de Cushamen estuvieron con él y declararon que se lo llevó Gendarmería durante la represión del 1 de agosto, y su familia lo identifica en un video filmado sobre la ruta 40 pocas horas antes.
 
Sin embargo, para la Justicia recién ayer quedó descartada la posibilidad de que Santiago Maldonado fuera acuchillado el 21 de julio por un puestero de Benetton en la localidad de Epuyén. "El juzgado federal de Esquel comunica  que el Servicio de Huellas Digitales Genéticas de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA informó que el perfil genético de la persona que habría sido herida el 21 de julio de este año durante el ataque sufrido por Evaristo Jones en cercanías de Epuyén en la provincia del Chubut no tiene coincidencia con el perfil genético de un hijo biológico de Enrique Aníbal Maldonado y Stella Maris Peloso", reza el comunicado oficial emitido por el juzgado a cargo de Guido Otranto.
 
A pesar de la oposición de la abogada de la familia, Verónica Heredia, a que las muestras fueran cotejadas en otro expediente penal por afuera del que investiga la desaparición de Maldonado, la Justicia de Esquel siguió considerando la hipótesis preferida de los funcionarios macristas, a la hora de hacer declaraciones públicas y abonar la campaña de defensa de la Gendarmería y de ataque contra la comunidad mapuche.
 
Esto es, Maldonado no estuvo el día de la feroz represión en Cushamen porque había sido herido el 21 durante un supuesto ataque de la RAM, que sería la Resistencia Ancestral Mapuche, cuando el capataz de una de las estancias del empresario Benetton, Evaristo Jones, se defendió con un cuchillo. Estas versiones que el Gobierno comenzó a difundir a partir del 20 de agosto tenía a Santiago como activista de la RAM, acuchillado por Jones en su intento de defenderse mientras le incendiaban la casilla.
 
PáginaI12 publicó el relato de María Parodi y Facundo Herrera Aquino, quienes estuvieron con el joven en El Bolsón, en una peña el 27 y en un evento de rap femenino el 28. "Era patadura pero quería aprender a bailar chamamé", dijo Parodi.
 
Además, este diario también accedió a la declaración de los padres de Maldonado el 25 en el juzgado de Mercedes, cuando entregaron sus muestras de ADN y dijeron que habían hablado el 27 con su hijo, quien no había manifestado tener herida alguna.
 
Además, también habló por teléfono con Santiago su amigo Ariel Garzi, quien relató que le expresó su deseo de visitar la comunidad mapuche en Cushamen a los pocos días. Garzi, uno de los testigos del expediente que instruye Otranto, había pedido protección por el hostigamiento policial que viene sufriendo tras la feroz represión del 10 de enero en esa misma Pu Lof, pero quedó expuesto por la propia ministra Patricia Bullrich, que dio sus datos públicamente.
 
Pocos días más tarde el propio Jones descartaba ante los medios haber herido de muerte a su atacante. "No fue una herida profunda, apenas un corte o un puntazo", dijo.
 
Así, ayer se esfumaron las esperanzas en la "pista" a la que el Gobierno le ponía fichas en su persistente defensa de la actuación de la fuerza de seguridad predilecta a la hora de reprimir la protesta social, tanto en Capital como en el resto del país.
 
La información oficial del juzgado dilapidó esa versión sobre el episodio en Epuyén, contrapuesta a los testimonios y las pruebas del expediente que la propia fiscal federal Silvina Avila puso en duda en su informe al Gobierno, pero que fueron verosímiles para que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dictara medidas cautelares para que la administración macrista dé con el paradero de Maldonado.
 
"La voz de las víctimas, la familia y los mapuches, se refuerza a pesar de todos los intentos de restarles credibilidad", dijo a PáginaI12 una de las querellas.
 
El juzgado de Esquel informó que sigue realizando los análisis de las muestras biológicas halladas en los vehículos de Gendarmería, en las  prendas que pertenecerían a Maldonado y en la vivienda en la que residió en El Bolsón.
 
Por Adriana Meyer
 
Fuente: Página12, Diario Hoy, La Izquierda Diario y La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
17-01-2018 / 16:01
Esta mañana, el gobierno de Mauricio Macri publicó en el Boletín Oficial un decreto que modifica la reglamentación de la Ley de Financiamiento Educativo y que, al modificar la representación gremial que se tenía hasta ahora en las negociaciones docentes, en la práctica le quita poder a Ctera. En declaraciones, el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, afirmó: "El kirchnerismo, sea Ctera o la Cámpora, cree que son el centro del mundo".
 
La secretaria general de Ctera, Sonia Alesso, y su secretario general adjunto, Roberto Baradel, definieron al decreto de Macri como "un nuevo ataque a las organizaciones sindicales docentes" y anticiparon que denunciarán la medida ante la Organización Internacional del Trabajo y la Internacional de Educación.
 
En un nuevo capítulo de la ofensiva contra los gremios, mediante un decreto publicado esta mañana, se eliminó la negociación del salario mínimo nacional docente, que establece un sueldo piso en todo el país y además apuntó contra el gremio de mayor representación, Ctera, eliminando la participación proporcional en la mesa de negociación. Para Baradel, el decreto oficializado esta mañana por el Gobierno es "un mamarracho jurídico".
 
El decreto fijó el piso salarial en un 20% por encima del mínimo, vital y móvil. El monto al que hace referencia es irrisorio. Actualmente el Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM) está establecido en $ 9.500. Es decir, con el decreto firmado por el gobierno, el piso a partir del cual podrían negociar los gobiernos provinciales es de $ 11.400.
 
La modificación macrista implica facilitar los argumentos para negociar los salarios docentes por provincia. Con el cambio, el gobierno de Macri se saca el tema de encima y supone innecesaria cualquier discusión salarial a nivel nacional. Hay que recordar que este fue uno de los motivos por los que se dispararon conflictos con los gremios docentes en los últimos años. 

 
Tras este decreto de Macri, ¿comienzan las clases?
 
La Opinión Popular
17-01-2018 / 11:01
"Pagamos un costo tremendo por apoyar la reforma previsional y ahora nos responden con un DNU", se escuchó, palabas más palabras menos, en los diálogos telefónicos de estos días entre diputados y senadores peronistas que integran los bloques cercanos a los gobernadores.
 
La bronca se materializó en un comunicado del Bloque Justicialista de Diputados, presidido por el salteño Pablo Kosiner; y pronto se conocería otro similar del senador Miguel Pichetto y sus dirigidos. Agustín Rossi, jefe del bloque K, los invitó a unirse para voltear el decreto en recinto.
 
En ese clima, lejano a las tertulias fraternales en la Casa Rosada que cerraron el 2017, los gobernadores planean acelerar el lanzamiento de un candidato a presidente para oficializarlo después del mundial.
 
Juan Manuel Urtubey quiere ser presidente y dice tener a favor una baja imagen negativa. No quieren confluir con Cristina pero aceptan que lo mejor sería una sola primaria peronista con algún dirigente que la represente, como Agustín Rossi o Jorge Taiana.
 
Los nombres no salen de Urtubey y Juan José Schiaretti, aunque el salteño parece más interesado: no tiene reelección en su provincia y exhibe entre los suyos una baja imagen negativa, o sea, todavía puede crecer.
 
"Un 30% todavía no me conoce", se postula, aun golpeado por la derrota electoral de las legislativas, que también arrasó a su par cordobés. Pichetto, que nunca se va de vacaciones, es el más interesado en apurar un candidato e inició una ronda de reuniones con gobernadores para animarlos, todo un desafío. Este martes se vio con el entrerriano Gustavo Bordet.

17-01-2018 / 10:01
En medio de una nueva serie de aumentos desmesurados de precios y mientras los gremios reclaman la aplicación de la cláusula gatillo para los acuerdos de 2017, el gobierno de Mauricio Macri adelantó ayer que buscará ponerle un techo del 15% a las paritarias de este año.
 
"Las paritarias son libres. Lo que sí consideramos es que es muy importante que la sociedad se comprometa con esta meta del 15 %", afirmó este martes Marcos Peña en conferencia de prensa. Los que no se comprometen con la meta son los funcionarios del Gobierno de los Ricos que entraron en una vorágine de anuncios de tarifazos que no tiene pausa. Un sablazo detrás de otro.
 
Como se sabe, por especulación electoral el Gobierno decidió postergar los tarifazos para después de las elecciones. Ahora, ei promedio de las subas en todos los medios de transporte es del 65 %. Las facturas de Edesur y Edenor se incrementan en dos tramos: uno ya se aplicó en diciembre y otro en febrero. Entre ambos tramos, el aumento será de 66% y 67 % para la mayoría de los usuarios. En el caso de Metrogas, para el 55 % de los hogares el promedio de aumento alcanza a 56 %.
 
El gobierno de los CEOs busca este año imponer ese techo en paritarias sin siquiera incorporar la engañosa "cláusula gatillo": con este tipo de acuerdos, mientras durante todos los meses se pierde frente a la inflación, hay un mes puntual -el que se aplica la "cláusula gatillo"- en que se recupera parcialmente el poder de compra. Luego el salario sigue perdiendo frente a la inflación.
 
Evitar poner cláusulas de este tipo probablemente esté vinculado a evitar escenarios como el actual con reclamos de "gatillar" en comercio, bancarios y estatales. Lo cual recalienta el comienzo del ciclo de paritarias. El 15 % que propone el Gobierno está en línea con su meta de inflación (que fracasó tanto en 2016 como en 2017), pero no con la suba real de precios que esperan los analistas del establishment económico, cuyos pronósticos alcanzan hasta el 20 % para 2018.
 
La inflación estimada por Indec para el año 2017 fue de 24,8 %. Pero hay otros cálculos más altos: la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires estimó 26,1% y la CGT 27,1 %. Las paritarias quedaron por detrás: cerraron en promedio en 22,1 %.
 
Cuando el nivel que alcanzará la inflación del 2018 es toda una incógnita, el gobierno de Macri presiona para negociar hacia adelante con un techo del 15% y dar por olvidado lo que perdió el salario hacia atrás. Los gremios anticipan su rechazo y reclaman la cláusula gatillo. A este escenario se le suma el debate postergado sobre la reforma laboral, que ayer el Ejecutivo volvió a poner sobre la mesa.
 
La Opinión Popular

16-01-2018 / 16:01
La propuesta la hizo el diputado Agustín Rossi, jefe del bloque K, y pronto encontró eco en el Bloque Justicialista, referenciado en los gobernadores peronistas y en sintonía con el de Miguel Pichetto en el Senado. "Los opositores, si tenemos mayoría y si tenemos 129 votos, podemos hacer sesionar la Cámara de Diputados y convocar a una sesión especial para derogar el DNU", propuso el santafesino y no tardó en recibir respuestas positivas.
 
La principal llegó en un comunicado del Bloque Justicialista, liderado por el salteño Pablo Kosiner, que también preside el interbloque federal junto a referentes de mandatarios provinciales de varios colores políticos.
 
"El DNU 27 atenta contra el rol del Congreso y la transparencia. El Gobierno tiene que respetar el debate parlamentario, no se puede saltear al Congreso de la Nación en una reforma que contempla áreas verdaderamente sensibles para el funcionamiento del Estado y el futuro de los argentinos", rechazaron los 19 miembros de esa bancada.
 
Bajo la remanida excusa de agilizar el Estado, el mega-decreto neoliberal esconde la lisa y llana entrega de la soberanía, a partir de la transferencia de la capacidad regulatoria estatal a la voluntad de las corporaciones. Y se ensambla, entre otras, con las reformas previsional y tributaria, para complementar esa transferencia de recursos y atribuciones. Además, al abordar cuestiones tributarias, lo que está expresamente prohibido por la Constitución, es inconstitucional y antidemocrático porque margina al Congreso.
 
La Opinión Popular

16-01-2018 / 16:01
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar