La Opinión Popular
                  18:18  |  Domingo 24 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Macri es una mezcla de superficialidad e ignorancia. Hay mucha gente enojada con el Gobierno por la situación económica que nunca termina de arrancar y puede darle un castigo en las elecciones de octubre”. Beatriz Sarlo
Recomendar Imprimir
Nacionales - 31-08-2017 / 09:08
ACTO DE RELANZAMIENTO DE LA CAMPAÑA EN LA PLATA

Cristina: Dos de cada tres argentinos votaron contra el Gobierno. Quisieron darnos gato por liebre, y fue liebre, no gato

Cristina: Dos de cada tres argentinos votaron contra el Gobierno. Quisieron darnos gato por liebre, y fue liebre, no gato
En el mismo día en que se recuerda a nivel internacional a las víctimas de desapariciones forzosas, y desde antes de que iniciara el acto, los militantes se preguntaron por el paradero de Santiago Maldonado. Durante gran parte del discurso, Cristina se hizo eco de esto y afirmó que se trata del “hecho más grave y doloroso. Sería muy fácil para mí, y redituable, echarle la culpa a la Gendarmería. Pero la que está hoy es la misma que estaba hasta 2015. Lo que cambió fue el gobierno que le da las órdenes y los militares reciben órdenes, así que por favor a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César”, sostuvo Cristina en una clara referencia a Mauricio Macri y a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.
Unidad Ciudadana (UC) celebró el triunfo en las Primarias Abiertas (PASO) para senadores en provincia de Buenos Aires y relanzó su campaña en el Estadio Atenas de La Plata. Ante la gran concurrencia de militantes, la candidata a senadora nacional por UC, Cristina Fernández, habló y su discurso tuvo dos grandes ejes.
 
En primer lugar, apuntó a la política económica neoliberal de Mauricio Macri. Allí, Cristina interpretó que "la agenda económica" desarrollada por UC triunfó porque fue adoptada por todo el arco opositor. Fijar un límite al ajuste neoliberal es hoy una consigna común.
 
"Este plan económico es inconsistente en la estructura y no es sustentable en lo social y en lo político. El déficit comercial es el más grande desde 1910 y los intereses del endeudamiento superan el 100% de lo que se pagaba en 2015. Nadie saca créditos, despiden gente y cierran fábricas. Todo esto es inconsistente, porque si no hay consumo ni trabajo y si las pymes están ahorcadas, ¿con qué vamos a pagar la deuda? con más deuda. Esta historia ya la ví", dijo Cristina.
 
El segundo eje de la intervención de Cristina tuvo como objetivo capitalizar la leve ventaja que le otorgó el escrutinio provisorio. En la Provincia, el margen entre las listas es demasiado corto para creer, tan siquiera, en una ventaja inicial.
 
Cristina buscó llegarle a los votantes de Florencio Randazzo, en especial, después de que dos intendentes que respondían al extitular de de Transporte hayan llamado a votar por ella. "El Gobierno quiere una oposición anestesiada. Hay que decirle no al ajuste y definir un modelo de oposición. Esto no significa despreciar a ninguno de los ciudadanos que han votado otras opciones. Simplemente significa analizar dónde podemos realmente y quién está en condiciones de ponerle un límite al Gobierno", deslizó Cristina.
 
Dos de cada tres argentinos votaron contra el ajuste. Sin apelar a la expresión "voto útil", CFK instó a buscarlo y a ejercerlo, congregándose en derredor de quien esté mejor dispuesto y más dotado para ponerle un límite al Gobierno de Macri"¿Quién puede tener la representación, la fuerza y la entidad para tratar proyectos en el Congreso?", preguntó y agregó "la oposición en general es más en la calle, en las urnas, pero necesitamos ser más en la instituciones de la democracia". 
 
Convocó a una polarización no agresiva que la militancia K deberá concretar en el terreno, en la acción casa por casa, fábrica por fábrica, pueblo por pueblo. El cometido no es sencillo porque el cristinismo a menudo incurrió en críticas virulentas a quienes no lo apoyaron o, aún a quienes dejaron de apoyarlo. El objetivo es, sin dudas, lograr la unidad del peronismo para derrotar a Cambiemos en octubre.
 
La Opinión Popular

 
Manipulación de datos
 
La expresidenta salió al escenario con los números en la mano y continuó con su denuncia, que viene desde hace ya un par de días, sobre la manipulación de los datos del escrutinio provisorio, que le permitió a Cambiemos festejar apresuradamente en el prime time de la noche del 13 de agosto.
 
"El mundo vio esto y los argentinos sentimos que nos quisieron vender gato por liebre, pero no fue gato, fue liebre", sostuvo la candidata a senadora, haciéndole un guiño al popular dicho opositor "Macri gato". "Vine a mostrarles a los argentinos un acta de escrutinio definitivo. Para decirlo con todas las letras: es la primera vez en la historia electoral que un acta de escrutinio definitivo da como ganador al que había aparecido como perdedor en el provisorio. Todo esto es el triunfo de la verdad sobre la mentira y sobre la manipulación", afirmó.
 
Y agregó: "Después de 17 días, los argentinos y el mundo se han enterado qué pasó en las elecciones primarias. Ganó UC y perdió el Gobierno que había colocado esta elección como un plebiscito al ajuste. Dos de cada tres argentinos votaron contra el Gobierno". Entre cánticos y aplausos, Cristina Kirchner detalló que "descubrimos falsificaciones en telegramas, mesas amañadas y presidentes de mesa designados a dedo que eran marcadamente simpatizantes del Gobierno".
 
 
Triple desafío
 
De cara a octubre, Cristina Fernández planteó un triple desafío para todos los argentinos: en primer lugar, el económico, con el ajuste implementado por el macrismo, los altos números de desempleo y el crecimiento de la inflación; en segundo lugar, la concentración de poder.
 
"Estamos frente a un Gobierno con una inmensa e inaudita concentración de poder en el Estado y también en el sector privado", explicó. En tercer lugar, planteó la necesidad de encontrar con vida a Santiago Maldonado, el joven que desapareció hace casi un mes tras una represión de Gendarmería nacional en una comunidad mapuche.
 
 
"Lo más grave y doloroso es la desaparición de Santiago Maldonado"
 
En el mismo día en que se recuerda a nivel internacional a las víctimas de desapariciones forzosas, y desde antes de que iniciara el acto, los militantes se preguntaron, a gritos, por el paradero de Santiago Maldonado.
 
Durante gran parte del discurso, Cristina Fernández de Kirchner se hizo eco de esto y afirmó que se trata del "hecho más grave y doloroso. Sería muy fácil para mí, y redituable, echarle la culpa a la Gendarmería. Pero la que está hoy es la misma que estaba hasta 2015. Lo que cambió fue el gobierno que le da las órdenes y los militares reciben órdenes, así que por favor a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César", sostuvo Cristina en una clara referencia a Mauricio Macri y a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.
 
En este marco, recordó que en febrero de 2007, cuando aún era senadora nacional, viajó a Londres junto al canciller Jorge Taiana para firmar la Convención Internacional sobre Desaparición forzada de personas. "Por esas cosas de la vida, hoy, 30 de agosto, se recuerda el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzosas. Hoy vemos que el compromiso de Unidad Ciudadana no es ocasional y de discurso, es de convicciones profundas".
 
 
El color de una jornada cargada de militancia
 
El acto de la expresidenta Cristina Kirchner en el Estadio de Atenas de nuestra ciudad comenzó a prepararse desde horas muy tempranas. Se cortó el tráfico y las inmediaciones del club deportivo fueron valladas. Solo se permitió la entrada a las personas autorizadas.
 
En los alrededores de 13 entre 58 y 59, la ocasión se dio para la instalación de puestos de choripanes, hamburguesas y sándwichs de vacío, así como también de los vendedores de pines relativos a los hechos centrales de las administraciones kirchneristas.
 
Dentro del Estadio, uno de los datos más llamativos fue que no se observaron consignas partidarias de ninguna de las corrientes del peronismo. La imagen que más se vio fue la de los colores azul y blanco de la Bandera Argentina.
 
La primera ovación de la jornada fue cuando la locutora del acto recordó a Santiago Maldonado, pidiendo su aparición con vida. A ello le siguieron los aplausos de los militantes a medida que los candidatos a intendentes bonaerenses que responden a Unidad Ciudadana iban subiendo al escenario.
 
El mitín platense concluyó con la entonación por parte de los presentes de La Marcha Peronista, mientras Cristina Kirchner se retiraba del escenario con muestras de cariño por parte de los concurrentes.
 
Fuentes: Diario Hoy, Página12 y La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
Cristina: Dos de cada tres argentinos votaron contra el Gobierno. Quisieron darnos gato por liebre, y fue liebre, no gato
Para Cristina Fernández, la recta hacia octubre precisa de cambios respecto de la campaña hasta las PASO porque se precisan resultados más voluminosos. El nuevo enfoque se estrenó en La Plata. La clave parece estar en acercarse más a los intendentes peronistas del GBA, lo que además debería permitirle quitarle la mayoría de los electores a Florencio Randazzo.
24-09-2017 / 11:09
Alrededor de treinta colegios tomados en la ciudad de Buenos Aires. Esto sólo ocurre en la Capital. Como se decía antes. La ciudad con más altos ingresos, con mayores niveles de consumo y más conectada con el mundo es la que promueve más alborotos juveniles. Previsible, según algunos sociólogos.
 
En los colegios de enseñanza media del interior, en escuelas donde la pobreza convive con la violencia y los más tortuosos dramas, esta rebeldía no se manifiesta. Tampoco allí se sabe que haya agrupaciones de izquierda, como que esa afición por la revolución o por lo que ellos creen que es la revolución, fuera un lujo de pibes porteños.
 
Es raro. Las rebeliones se expresan en los colegios de mayor excelencia. El Nacional y el Pellegrini, por ejemplo. En los lugares donde debería levantarse una voz de protesta por la pésima calidad de la enseñanza, el deterioro de los edificios escolares, las agresiones contra los profesores, la violencia latente y manifiesta en los claustros y en los patios, el silencio es absoluto.
 
No me preocupan los chicos, me preocupan los grandes. Políticos que sospechan que van a ser diputados o senadores alentando el jolgorio; padres que suponen que se reconciliarán con sus hijos o sus propios sueños juveniles, mostrándose comprensivos y "piolas"; profesores que recuperan la estatura de Peter Pan y la sensualidad de algún personaje de Nabokov, sumándose a la excitación y el alboroto.
 
¿Y los chicos? Los chicos nada. Se divierten, practican la deliciosa y cálida fraternidad de la rebeldía, juegan a la revolución, sabiendo o sospechando que se trata de eso, de jugar, de excitarse, de lastimar y ser lastimados. Supongo que si la decisión de las autoridades educativas de la ciudad de Buenos Aires hubiera sido la opuesta, habrían encontrado motivos para hacer lo mismo que están haciendo, porque lo que importa es contradecir, discutir lo establecido, impugnar a los mayores.
 
Si además, a ese ejercicio se le suman argumentos ideológicos, políticos y estéticos mucho mejor. Siempre es más elegante, más culto, más fino si se quiere, otorgarle al quilombo alguna trascendencia que lo justifique. El Che y Ceratti; Charlie García y Marx; Rimbaud y Trotsky, pueden llegar a ser una ensalada exquisita. Por lo menos, visualmente, el espectáculo es tentador.
24-09-2017 / 11:09
En la Casa Rosada, hasta las paredes lo repiten: "Mauricio Macri está más preocupado por el caso de la desaparición de Santiago Maldonado que por Cristina Fernández".
 
La afirmación se basa -y a la vez demuestra- en que el Presidente le atribuye una alta credibilidad a las encuestas que lee y a los informes reservados que recibe de sus asesores políticos.
 
Si bien sobre el caso Maldonado esos sondeos indican que no tendrá incidencia significativa en la intención de voto del electorado que irá a las urnas el 22 de octubre, Macri está inquieto por el ruido que esa desaparición hace sobre su imagen en el exterior.
 
Tuvo ya varias alertas y la última fue de la vicepresidente Gabriela Michetti, quien le transmitió lo que se habla en el mundo diplomático tras su paso por la reciente Asamblea de la ONU.
 
Un Macri irritado y molesto se pasó la semana instando a sus funcionarios a actuar con rapidez para revertir la pasividad e ineficiencia que el Gobierno ha mostrado hasta ahora. Esa actitud de firmeza tuvo resultados.
 
La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien venía sumando un collar de declaraciones fallidas, desapareció de los medios y se llamó a silencio, como lo reclamaba buena parte del gabinete.
 
La otra consecuencia fue el apartamiento del juez de la causa, Guido Otranto, y la designación en su lugar del juez federal de Rawson, Gustavo Lleral, quien tendrá dedicación exclusiva en el caso Maldonado.
 
Esa movida fue realizada por la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia luego de una serie de conversaciones y pedidos que involucraron desde el ministro de Justicia, Germán Garavano, hasta el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti.
 
El presidente Macri no quiere entregar trofeos a la oposición, pero tarde o temprano este caso costará sus uniformes a un par de jerárquicos de Gendarmería y, más diluido en el tiempo, Patricia Bullrich tendrá un nuevo destino. 

23-09-2017 / 17:09
23-09-2017 / 10:09
La tasa de empleo, que es aquella que mide el porcentaje de personas ocupadas sobre el total de la población, cayó en el segundo trimestre del año tanto a nivel país como en los principales distritos.
 
Para el agregado nacional, la baja fue de 41,7 a 41,5 por ciento respecto del mismo período de 2016, de acuerdo a los datos del Indec. En el conurbano bonaerense el descenso fue mayor, de 40,5 a 40,0 por ciento, mientras que en la Ciudad de Buenos Aires pasó de 51,4 a 51,3.
 
En la región Cuyo el empleo retrocedió de 40,4 a 40,1 por ciento; en el Noreste, de 38,5 a 38,1, y en la Patagonia, de 41,0 a 39,7. La ocupación se mantuvo estable en la región Pampeana, con 41,4 por ciento, y solo aumentó en el Noroeste, de 39,6 a 40,6 por ciento.
 
La información oficial evidencia que la recuperación económica que promociona el Gobierno como si se hubiera ingresado en una fase de fuerte expansión no alcanza siquiera a mantener la proporción de personas con trabajo en la sociedad.
 
Crecimiento del PIB con deterioro del empleo, aumento de la pobreza y agravamiento de la desigualdad social es un escenario que retrotrae a los argentinos a la experiencia de los 90. Finalmente va quedando claro que lo que estaba del otro lado del túnel que hizo célebre Gabriela Michetti era una vuelta a las pesadillas de aquellos años.
 
La posibilidad de que una aceleración del repunte económico revierta ese proceso de pérdidas materiales y simbólicas para las mayorías se desvanece al conocer los planes del Gobierno para 2018, anticipados en el proyecto de Presupuesto, y en las declaraciones públicas de los funcionarios.
 
Los aumentos de tarifas de luz, gas, colectivos y trenes, presumiblemente también del agua y los combustibles, le darán otra vuelta de rosca a la concentración de la riqueza y reducirán los ingresos disponibles para otros consumos. 

22-09-2017 / 17:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar