La Opinión Popular
                  02:27  |  Jueves 19 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“En cada barrio se repiten las preocupaciones que relatan los vecinos en relación con el empleo. O falta trabajo, o es precario, o tienen temor a perderlo. En todos los casos, la plata no alcanza”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Nacionales - 12-08-2017 / 11:08
LA APUESTA A LA POLARIZACIÓN CONVIRTIÓ EN DRAMÁTICA UNA ELECCIÓN QUE NO LO ERA

El macrismo llega a las PASO con la lengua afuera

El macrismo llega a las PASO con la lengua afuera
Es tan sencillo de criticar como entender la obsesión del Gobierno con Massa. El peronismo unificado detrás de una variante racional con base en el territorio que concentra el 40 por ciento del electorado, alimenta el fantasma de jaque mate. Foto: Blas García para La Opinión Popular (Permitida su reproducción citando la fuente)
En los últimos cien metros el alma le volvió al cuerpo al Gobierno de Mauricio Macri. Esteban Bullrich acortó la distancia con Cristina según las últimas encuestas y no está descartado que gane. Tampoco que la ex presidenta agrande la diferencia y se vuelva inalcanzable. De esperanzas también se vive.
 
Pero olvidemos por un momento la pasión resultadista y analicemos la estrategia. Durán Barba diseñó una llave mágica: La polarización. Confrontando con Cristina los nuestros se ven más lindos, la gente se olvida de la economía y discute pasado o futuro, honestos o corruptos. Además, se divide al peronismo y así Massa no se lleva todo y termina ganando, no sólo ahora sino que queda como presidenciable fuerte.
 
Si Cristina termina ganando las elecciones el macrismo habrá logrado atenuar la amenaza de Massa a cambio de instalar una mucho más grave: el regreso de la ex presidenta al poder. ¿Quién puede creer que si triunfa no se tentará con intentarlo?
 
Si Cristina gana, el país, no ya Cambiemos, tendrá un problema que no tenía. Hasta hace apenas cuatro meses no quería saber nada con volver a competir por un cargo. Y si pierde por un par de puntos, el riesgo será apenas menor. Ese fue el gran aporte de la polarización que idearon en la Casa Rosada.

 
Es tan sencillo de criticar como de entender la obsesión del Gobierno con Sergio Massa. El peronismo unificándose detrás de una variante racional, con base en el territorio que concentra el 40 por ciento del electorado, es buen combustible para alimentar los fantasmas de un jaque mate.
 
Por ese lado, puede decirse que la estrategia tuvo un éxito moderado y habrá que esperar el resultado de la elección para terminar de dimensionarlo.
 
Si el líder de 1País, Sergio Massa, supera el 20 por ciento seguirá vivo, al menos como potencial amenaza. La hipótesis sobre la que se empieza a trabajar en el peronismo de una primaria con el salteño Juan Manuel Urtubey, es una opción abierta.
 
Urtubey mantiene con Massa una pulseada central en torno a Córdoba. José Manuel de la Sota está alineado con el hombre de Tigre, pero el ascendente vicegobernador Martín Llaryora tiene línea directa con el salteño, igual que la fueguina Roxana Bertone, hasta ahora la más comprometida con su candidatura. La apuesta de Urtubey es lograr que Juan Schiaretti sea el gran articulador de su proyecto presidencial, que logre encolumnar a la mayor cantidad de gobernadores. Se verá.
 
El lado B de la apuesta por la polarización es evidente, basta mirar la evolución del dólar en la última semana, que obligó al Banco Central a quemar 1800 millones de las reservas. El sensor más fino para detectar problemas en la Argentina es la moneda estadounidense. Si se escapa y centraliza la agenda es señal que el Gobierno está haciendo algo mal, por acción u omisión. Con culpa o sin ella. No tiene importancia discutirlo.
 
Si Cristina termina ganando las elecciones el macrismo habrá logrado atenuar la amenaza de Massa a cambio de instalar una mucho más grave: el regreso de la ex presidenta al poder. ¿Quién puede creer que si triunfa no se tentará con intentarlo?
 
Y es ahí donde la estrategia oficial revela su costado menos encantador. La Argentina necesita como el agua un acuerdo político que la estabilice, en un sendero de desarrollo posible. Eso implica trabajar para que las alternativas compartan un marco de valores o al menos el diagnóstico de los problemas.
 
Es acaso esa la tarea más importante de un gobierno de transición. Una categoría que Macri encarna por definición, al ser el hombre al que le tocó suceder a un régimen populista agotado.
 
Esto no significa que su rol en la política deba consumirse en un mandato, sino algo mucho más importante que los años que le toquen en la Casa Rosada: La certeza que su tarea desborda la política clásica de competencia por ganar y mantener el poder, para ser una pieza clave en la edificación de un nuevo sistema.
 
La pregunta más importante es si Macri está dispuesto a ser Adolfo Suárez, el hombre que sacó a España de las catacumbas del franquismo y la metió en un camino de democracia y modernidad económica, que se extendió por tres décadas. Si la respuesta es positiva, la política tiene que volver al centro de la escena y es tiempo que Durán Barba se tome unas merecidas vacaciones.
 
Es bastante obvio que el consultor ecuatoriano ya dio lo mejor de sí. Llegar con la lengua afuera a una elección de medio término que no representaba mayor desafío que ganar o perder un puñado de legisladores, que no van a cambiar nada en términos de mayorías, no parece un trabajo excepcional. En el camino, Macri logró enojar a los que estaban para acordar, como su amigo el gobernador de Córdoba.
 
Y así terminamos celebrando como el gran triunfo cultural de esta campaña, que la gobernadora de Buenos Aires haya apabullado a un panelista de televisión, que se supone representa al kirchnerismo.
 
Si Cristina gana, el país, no ya Cambiemos, tendrá un problema que no tenía. Hasta hace apenas cuatro meses no quería saber nada con volver a competir por un cargo. Y si pierde por un par de puntos, el riesgo será apenas menor. Ese fue el gran aporte de la polarización que idearon en la Casa Rosada.
 
Por Ignacio Fidanza
 
Fuente: La Política Online
 

Agreganos como amigo a Facebook
18-10-2017 / 16:10
No hay caso, parece que a los inversores nunca les alcanza. Ese es, al menos, el sentimiento que comparten en el equipo económico del Gobierno de Mauricio Macri tras escuchar a empresarios y financistas, locales y del exterior.
 
La buena onda generada por los "brotes verdes" quedó a un lado luego de que la mayoría de ejecutivos de bancos y fondos de inversión de New York y Londres planteara la necesidad de un ajuste más agresivo de las cuentas públicas.
 
Ni siquiera la euforia preelectoral que traen las encuestas es capaz de revertir la "amarga" sensación de que vuelve a "correrse el arco" y ahora surge una nueva tanda de exigencias como requisito para que aceleren sus desembolsos.
 
En Casa Rosada creen que lo que está ocurriendo es la confirmación de lo difícil que es romper con la desconfianza.
 
- Cuando Macri asumió el poder, se creía que el solo hecho de que llegara un Presidente "market friendly" desataría una "lluvia de inversiones". Pero su arribo no fue suficiente.
- Se pensó entonces que la salida del default y el recorte de subsidios a los servicios públicos sí alcanzaría para subir la tasa de inversión, que la gestión anterior había dejado en apenas 16%. Tampoco resultó.
- Posteriormente, en eventos como el famoso "Mini Davos", se constató que había una exigencia política: el sostenimiento de la gobernabilidad, para lo cual el macrismo tenía que ser capaz de ganar una elección y así confirmar que el populismo quedaba definitivamente atrás.
 
A partir de entonces, Macri aprovechó cada foro internacional para dar muestras del apoyo popular a su gestión. Y ahora, cuando las urnas finalmente parecen confirmarlo, surge otra agenda de reclamos en la que los inversores piden la concreción de reformas estructurales.

18-10-2017 / 10:10
18-10-2017 / 09:10
A 78 días de la desaparición de Santiago Maldonado, la aparición de un cuerpo en el Río Chubut, 300 metros río arriba del lugar donde fue la represión de la Gendarmería a la comunidad mapuche Pu Lof de Resistencia, provocó un vuelco en la causa sobre la desaparición del joven con vida y abre múltiples interrogantes.
 
La poca información oficial disponible la brindó la fiscal Silvina Avila, quien dijo que el cadáver tenía una campera azul claro que podría coincidir con la descripción de los testigos, pero fuentes judiciales y oficiales dijeron que se trataría del tatuador, que desapareció mientras era perseguido por agentes de la Gendarmería. La familia prefirió esperar el resultado de las pericias antes de hacer declaraciones y advirtió que esa zona del cauce ya había sido rastrillada en tres oportunidades.
 
Un grupo de funcionarios macristas, encabezado por Claudio Avruj, viajó ayer mismo a Esquel. Luego de defender durante 78 días a la Gendarmería, en el macrismo ahora se manejaron con cautela. También consideraron que es fundamental esperar la autopsia para tener más datos.
 
El Gobierno atravesó los 78 días desde la desaparición entre la defensa de Gendarmería, todo tipo de versiones falsas sobre el destino del joven desaparecido y, en estas últimas semanas, la instalación por parte de la candidata oficialista Elisa Carrió de que había "un 20 por ciento de probabilidades de que estuviera en Chile con la RIM (sic)".
 
"Aquí las temperaturas bajas favorecen la conservación del cuerpo" aseguró Diego Leuco durante la emisión del programa que conduce junto a su padre por TN. "Es como Walt Disney", acotó Elisa Carrió como si la situación se tratara de una broma. La candidata a diputada nacional no tuvo mejor idea que permitirse hacer un "chiste" miserable ante la angustiante noticia del hallazgo de un cuerpo en el Río Chubut.
 
En horas donde la noticia del hallazgo conmueve a la sociedad y alimenta la bronca frente al evidente encubrimiento por parte del Gobierno de Macri sobre la desaparición forzada de Santiago, la dirigente oficialista no pierde el tiempo y repite el "relato oficial" frente a la noticia. Tras 78 días de encubrimiento, las declaraciones de Carrió son una nueva burla a la familia de Santiago, a los organismos de derechos humanos y todos los que participan en el reclamo frente a la desaparición forzada.
 
Organismos de derechos humanos agrupados en la organización Encuentro Memoria, Verdad y Justicia (EMJV) convocaron a una marcha para esta tarde (18/10) a las 18, a Plaza de Mayo. "Hacernos presentes en Plaza de Mayo para decirle al gobierno que no hay campaña de prensa que nos calle: a Santiago lo secuestró la gendarmería; el gobierno y el estado son responsables", indica la convocatoria.
 
La Opinión Popular

17-10-2017 / 16:10
17-10-2017 / 08:10
Uno de cada cinco dólares emitidos en el mercado internacional de deuda corresponde al Estado argentino, gestionado por Mauricio Macri. De acuerdo a las últimas estadísticas financieras globales, a Argentina le corresponde el 20% del market share entre las colocaciones de bonos por parte de estados soberanos, ya que acumula a septiembre 36.000 millones de dólares de los 183.000 emitidos globalmente. La participación argentina en la torta de las emisiones de deuda soberanas creció desde el 12,47% que tuvo el año pasado.
 
De acuerdo a la base de datos del sitio especializado en finanzas CBonds, los 36.000 millones de dólares emitidos en el mercado internacional de deuda ubican al país en el primer puesto de países colocadores de títulos soberanos, bien por encima de Arabia Saudita (u$s22.000 millones), Turquía (u$s9.000 millones) y Kuwait (u$s8.000 millones), por lo que le corresponde un 20% del total de bonos vendidos.
 
Respecto a las cifras finales de 2016, el aumento es considerable: Argentina terminó con un total de u$s22.000 millones colocados (superando por poco a Arabia Saudita y México), pero con un market share de 12,47%. China, que en otros rankings suele aparecer con montos similares a la Argentina, no aparece dentro de este listado ya que sus colocaciones suelen corresponder a compañías estatales.
 
Al Gobierno nacional todavía la resta al menos una emisión más en el mercado global por otros u$s2.000 millones, que según viene anunciando el ministro de Finanzas Luis Caputo se realizará en las próximas semanas. Esa última colocación en el exterior correspondiente a este año será en una moneda distinta al dólar, posiblemente en euros o francos suizos.

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar