La Opinión Popular
                  23:27  |  Jueves 21 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Macri es una mezcla de superficialidad e ignorancia. Hay mucha gente enojada con el Gobierno por la situación económica que nunca termina de arrancar y puede darle un castigo en las elecciones de octubre”. Beatriz Sarlo
Recomendar Imprimir
Internacionales - 11-08-2017 / 21:08
EFEMÉRIDES HISTÓRICAS

En Grecia, se libra la batalla de Maratón

En Grecia, se libra la batalla de Maratón
Batalla de Maratón.
Tras la revuelta de Jonia, el rey persa Darío I decidió castigar a la ciudad griega que había prestado ayuda a sus súbditos rebeldes. Después de tomar Naxos y Eretria, la expedición persa, con el consejo del tirano exiliado ateniense Hipias, que esperaba recuperar el poder en Atenas, desembarcó en la playa de Maratón.
 
El 12 de agosto del año 490 a. C., en Grecia, se libra la batalla de Maratón, donde los griegos derrotaron a los invasores persas. El choque con la falange de hoplitas griegos fue devastador. Tras cinco días cara a cara, las falanges de ciudadanos-soldados ateniense y platense aplastaron a la infantería persa que huyó y se embarcó de nuevo con fuertes bajas.
 
La batalla de Maratón desempeñó un papel político importante mediante la afirmación del modelo democrático ateniense y el inicio de grandes carreras militares para los generales atenienses como Milcíades el Jóven o Arístides el Justo. Además de convencer a los griegos de que los persas podían ser vencidos, dejó en claro la superioridad del hoplita, la infantería con su armamento pesado.
 
La Opinión Popular
 
La Batalla de Maratón
 
En el año 498 a. de. C. Atenas decidió ayudar a los habitantes griegos de Jonia a rebelarse contra la tiranía de los persas. El Imperio Persa venció, y su rey Darío prometió castigar a los atenienses en represalia. Fue así como, en 492 a. de. C., se lanzó la primera invasión de Persia sobre Grecia. Macedonia fue sometida, y dos años más tarde, las tropas persas fueron lanzadas sobre Atenas.
 
La flota persa se dirigió hacia la costa de Ática, anclando en la bahía de Maratón, a unos 40 kilómetros de Atenas. Bajo el mando de Milciades, el general con mayor experiencia en luchar contra los persas, el ejército ateniense marchó para bloquear las dos salidas de la llanura de Maratón. Ninguno de los dos bandos avanzaba, hasta que, habiendo pasado cinco días, los atenienses decidieron atacar.
 
A pesar de su desventaja numérica, los hoplitas griegos probaron ser devastadoramente efectivos contra la infantería persa de armamento liviano. Los hoplitas rodearon a los persas por los costados y luego avanzaron hacia el centro. Algunos persas lograron escapar, volviendo a sus navíos y perdiéndose en el mar. El historiador Heródoto documentó la muerte de 6400 persas y 192 atenienses.
 
Cuando los soldados atenienses vieron a los persas alejarse en el mar, volvieron rápidamente a Atenas, llegando a tiempo para evitar otro anclaje en su ciudad natal. El general persa Artafernes se dio cuenta de que ya no tenía oportunidad de vencer y puso final a la campaña volviendo a su hogar en Asia.
 
Fuente: historiasimple.com
 
Agreganos como amigo a Facebook
21-09-2017 / 21:09
20-09-2017 / 21:09
La crisis comenzó en el día 21 de septiembre de 1993 cuando el presidente Borís Yeltsin decretó la disolución del Congreso de los Diputados del Pueblo de Rusia y el Sóviet Supremo de Rusia, organismos que eran un obstáculo para su consolidación en el poder y la realización de la reforma neoliberal. El decreto de Yeltsin era ilegal al ir en contra de la vigente Constitución de la RSFS de Rusia de 1978.
 
El Congreso rechazó el decreto presidencial y aprobó la destitución del presidente Yeltsin mediante una apelación. El vicepresidente en vigor, Aleksandr Rutskói, fue nombrado presidente, tal y como mandaba la constitución. El 28 de septiembre las protestas públicas contra el gobierno de Yeltsin tomaron las calles en Moscú. En la represión de las mismas se produjeron varios muertos.
 
El ejército, bajo el control de Yeltsin, determinó el final de la crisis. Los diputados se encerraron en la Casa Blanca, edificio sede del Parlamento ruso, y se dispusieron a resistir el asedio de las fuerzas bajo control del depuesto presidente. La semana siguiente las protestas populares contra Yeltsin y en apoyo al Parlamento y al Soviet fueron creciendo. Alcanzaron el punto álgido el día 2 de octubre. Rusia se encontraba a las puertas de una guerra civil.
 
En ese punto, las cúpulas militares mostraron su apoyo al depuesto presidente y este ordenó el desalojo de la Casa Blanca a la fuerza. La orden de Yeltsin se materializó mediante el bombardeo, por carros de combate y artillería del edificio sede de la soberanía popular. La Casa Blanca fue destruida y muchos de sus ocupantes murieron en el ataque. El propio gobierno estimó el número de muertos en 187 y en 473 el de heridos.
 
La Opinión Popular

20-09-2017 / 20:09
20-09-2017 / 20:09
Anastasio Somoza García fue un militar, empresario, terrateniente y dictador nicaragüense, conocido por "Tacho", que fue presidente de Nicaragua de 1937 a 1947 y una segunda ocasión de 1950 a 1956, sumando en total dieciséis años de ejercicio pleno del cargo, además de mantener un grupo de gobiernos títeres entre sus dos períodos, sobre los cuales ejerció un poder dictatorial notorio.
 
De clase acomodada, era hijo del senador y hacendado Anastasio Somoza Reyes, se inició trabajando como empresario, ámbito en el que obtuvo poco éxito, para luego pasar a involucrarse en la política, tras la intervención de Estados Unidos en Nicaragua, a causa de las políticas antiimperialistas de José Santos Zelaya, pasando Anastasio Somoza a formar parte de la rebelión, logrando ganarse la confianza de los principales dirigentes yanquis en Nicaragua, ascendiendo rápidamente en la Guardia Nacional.
 
Somoza pasó a ocupar la presidencia de Nicaragua con el pleno apoyo de Estados Unidos, consolidando cada vez más su poder, mediante la persecución política y la represión, consiguiendo mantenerse al frente de Nicaragua durante casi dos décadas, al mismo tiempo que fue capaz de amasar una vasta fortuna que lo transformó a él y a su familia en una de las más acaudaladas de toda Latinoamérica, siendo Somoza catalogado, poco antes de morir, como el quinto hombre más Rico del Mundo.
 
Un patriota ejemplar, el poeta Rigoberto López Pérez, que se inmoló, ejecuta el tiranicidio del general Anastasio Somoza García, dictador de Nicaragua. Tras haber sido postulado para una nueva reelección, previa reforma constitucional, el 21 de septiembre de 1956 es atacado, muriendo pocos días después. Su hijo Luis Somoza Debayle lo sucedió en el poder como dictador.
 
La Opinión Popular

19-09-2017 / 19:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar