La Opinión Popular
                  23:13  |  Lunes 23 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“En cada barrio se repiten las preocupaciones que relatan los vecinos en relación con el empleo. O falta trabajo, o es precario, o tienen temor a perderlo. En todos los casos, la plata no alcanza”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Nacionales - 07-08-2017 / 09:08

Los tres miedos de Cambiemos para las PASO

Los tres miedos de Cambiemos para las PASO
Mauricio Macri.
Los miedos del Gobierno de Mauricio Macri a una semana de las PASO se perciben tanto en los despachos oficiales  como en la Casa Rosada y en las oficinas de la Gobernación de la provincia de Buenos Aire. Sucede que, si bien se calcula un triunfo de Cambiemos a nivel nacional, en la provincia gobernada por María Eugenia Vidal no se especula con el mismo panorama. Tanto el presidente Macri, como la gobernadora dudan de una virtual victoria en territorio bonaerense.
 
los temores que acechan a los funcionarios pasan por tres cuestiones claves. En primera instancia, la cantidad de votantes que concurran a las urnas el próximo domingo. Si bien las primarias son obligatorias, la falta de interés por las elecciones ha sido un denominador común, según confiaron fuentes oficiales.
 
El segundo temor pasa por los indecisos, un 17%. De esta masa de votantes podría inclinarse la balanza. ¿Podrían ir a otras opciones como Sergio Massa y Florencio Randazzo? Pero, el principal temor es la distancia que pueda sacar Cristina con Unidad Ciudadana. Si sobrepasa el techo de 35% que tiene, según las encuestas de la Rosada, será un golpe duro.
 
"Estamos en un empate técnico", les soltó Macri el jueves pasado a los candidatos a concejales cuando los recibió en un almuerzo. Ellos están preocupados principalmente porque en sus distritos, donde gobierna el PJ, la situación económica no los alienta. "Vamos a ganar en octubre pero las PASO son una incógnita", le expresó Vidal al diario Perfil.
 
Según ese medio, los temores que acechan a los funcionarios pasan por tres cuestiones claves. En primera instancia, la cantidad de votantes que concurran a las urnas el próximo domingo. Según datos de 2015, el nivel de participación alcanzó el 74%.
 
En el macrismo razonan que, teniendo en cuenta que el voto duro de Cristina Kirchner es de nueve cada diez votantes, haya seguidores de Cambiemos que no vayan a votar. Si bien las primarias son obligatorias, la falta de interés por las elecciones ha sido un denominador común, según confiaron fuentes oficiales.
 
El segundo temor pasa por los indecisos. Una encuesta de Isonomía y una de Giaccobbe arrojaron un 17% y un 12% respectivamente. De esta masa de votantes podría inclinarse la balanza. ¿Podrían ir a otras opciones como Sergio Massa y Florencio Randazzo? Por allí pasa el eje que abre una incógnita.
 
Otros funcionarios que trabajan en Casa Rosada son poco optimistas, una condición que contrasta con los buenos augurios que suele imprimir el jefe de Gabinete, Marcos Peña.
 
Afirman que una derrota bonaerense se presenta como la primera opción y que, en todo caso, el principal temor es la distancia que pueda sacar CFK con Unidad Ciudadana. Si sobrepasa el techo de 35% que tiene, según las encuestas de la Rosada, será un golpe duro.
 
En las últimas horas, Pepe Albistur, uno de los asesores de la ex presidenta, exhibía con orgullo un sondeo con Cristina en 39%. Un temor secundario a éste es que Massa crezca y alcance el 25%, con un margen estrecho con Cambiemos.
 
Por su lado, en el piso 19 de la sede porteña del Banco Provincia, el jefe de campaña y principal armador  de Vidal, Federico Salvai, luce esperanzado pero realista. Apuntó sus cañones a reforzar la primera y la tercera sección electoral.
 
Mientras degustaba un yogur light, les deslizó a sus asesores en estos días que en octubre se puede consolidar un escenario triunfalista pero que las primarias tienen un signo de pregunta para Cambiemos en la Provincia.
 
Otro de los hombres fuertes de la gobernadora, Federico Suárez (Comunicación), no pierde la esperanza: le expresó a la mesa de campaña que con un buen caudal de votantes participando y un Massa "desinflado" aumentan las chances de quedar mano a mano con Cristina, para ganarle en octubre.
 
Justamente, en este marco, tanto en el bloque de diputados como en varios despachos oficiales se escucharon críticas solapadas a la falta de política territorial. La misma crítica que arrancó Emilio Monzó el año pasado, fuera de micrófono, y lo llevó al aislamiento de los círculos del poder macrista.
 
Fuente: Perfil
 
Agreganos como amigo a Facebook
23-10-2017 / 19:10
23-10-2017 / 12:10
23-10-2017 / 10:10
El gobierno de Cambiemos redondeó ayer un gran triunfo electoral nacional que incluyó a los cinco principales distritos del país, lo que le permite ampliar su representación en el Congreso aunque sin conseguir mayoría propia en ninguna de las dos cámaras.
 
Es histórico: las primeras elecciones de medio término son favorables a los oficialismos. Hace menos de dos años, que ese electorado llevó al gobierno a los representantes de Cambiemos y sería muy extraño y hasta poco razonable, que cambiara de sentido en tan poco tiempo.
 
Desde la recuperación de la democracia, hace 33 años, el único que perdió las elecciones de medio término fue el radical Fernando de la Rúa. Es difícil que un mandato se cambie a los dos años de haberlo otorgado y en general el electorado lo entiende de esa manera, más allá de los odios y grietas con que se presentan estas elecciones.
 
Contra todas las evidencias de un modelo económico neoliberal que no tiene sustentabilidad posible de largo y hasta mediano plazo; con un fuerte endeudamiento; con un déficit de cuenta corriente pavoroso; con una caída de las exportaciones que remiten al ingreso especulativo de divisas como única posibilidad de financiamiento...
 
Con la inminencia de los aumentos anunciados en todas las tarifas de servicios públicos; con el sector agropecuario ya sentado en la retención de sus liquidaciones de granos a la espera de que se corrija el dólar, la falsedad de los "brotes verdes" y de la "primavera económica" impulsada por índices espurios de recuperación se reveló, entonces, más fuerte que todo otro factor.
 
Frente a los indicios potenciados de que tarde o temprano se chocará de nuevo contra las condiciones objetivas de 2000/2001, volvió a mostrarse que muy difícilmente la población se distancie de lo que eligió hace poco tiempo. Al revés: dobla la apuesta.
 
Cambiemos contó con el respaldo invalorable de los grandes medios de comunicación que actuaron con eficiencia para cubrir el malestar que fueron despertando con el aumento de la inflación y de las tarifas. La idea de que "estamos dispuestos a hacer este sacrificio para después favorecernos" prevaleció en gran parte de los electores que consideran estos dos años como un sacrificio necesario para recoger los frutos después de ese plazo de gracia.
 
El electorado mostró que tiene disposición al sacrificio, pero también una expectativa que se ve aumentada por el esfuerzo que se le exige. Pero las primeras medidas del Gobierno, que ha salido fortalecido de estas elecciones, serán otra vez de sacrificio para el ciudadano común, incluyendo a quienes los respaldaron con sus votos, sin que se avisten por ningún lado los beneficios que se esperan. La pregunta es entonces, hasta cuándo se mantendrá esa disposición al sacrificio por parte del electorado de Cambiemos, que está votando a una fuerza cuyas políticas le han empeorado su calidad de vida.
 
La Opinión Popular

22-10-2017 / 17:10
22-10-2017 / 16:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar