La Opinión Popular
                  10:16  |  Martes 17 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Quienes votaron a Macri aceptaron sacrificarse hoy para estar mejor mañana, pero están cada vez más descreídos. Ahora, lo que va a quedar va a ser peor que lo que dejó Menem”. Beatriz Sarlo
Recomendar Imprimir
Nacionales - 02-08-2017 / 09:08
¿REALIDAD O MARKETING ELECTORAL?

El relato macrista de los “brotes verdes”

El relato macrista de los “brotes verdes”
CELEBRAN UNA RECUPERACIÓN MUY TÍMIDA. Al repunte de actividad en la construcción y la industria se sumó el alza de los patentamientos y de las transacciones inmobiliarias. Lo que ingresó al fisco en concepto de IVA terminó por confirmar la mejora. La duda ahora es si se trata de una recuperación firme o un fenómeno pasajero. Por ahora, es solo un soplo preelectoral de consumo pero si no llega a la generación de empleo, no hay votos.
En el tramo final hacia las Paso, la alianza Cambiemos afirma que la economía comenzó a caminar ¿Qué hay de verdad en el relato del macrismo? ¿Cómo se compatibiliza la situación que sufre el pueblo trabajador con la ficción del Gobierno? Mauricio Macri hizo una fuerte apuesta para estimular el consumo a mitad de año, en vísperas de las elecciones primarias de agosto, que determinarán las de octubre.
 
En ese marco, el Gobierno realizó un "bombeo electoral" de la obra pública, el Banco Provincia de Buenos Aires implementó un agresivo plan de descuentos en supermercados y dio préstamos para automotores. Hubo resultados favorables, tal como el patentamiento de vehículos (producidos en Brasil) y de motos, que superó puntos altos como los del muy mal año pasado, y con el movimiento turístico en las vacaciones de invierno, donde si bien viajó más gente respecto del año pasado, la estadía fue inferior.
 
Siguiendo las proféticas palabras del gurú Jaime Durán Barba, y a contramano del aforismo previo del ecuatoriano que aconsejaba no hablar de economía en campaña, el gobierno de Macri volvió con la fantástica idea de los "brotes verdes" para que la gente "sienta" que la reactivación está a la vuelta de la esquina, más allá que sus bolsillos digan lo contrario.
 
A nadie se le escapa que estos buenos indicadores son, en su mayoría, producto de comparaciones realizadas contra muy malos registros como los que hubo el año pasado. De manera que la pregunta que surge inevitable es si ya puede hablarse de crecimiento o si, más bien, se trata de un efecto estadístico, que los economistas llaman "el rebote del gato muerto", que sucedería cuando tiramos un gato muerto desde muy alto y al rebotar contra el suelo puede hacernos pensar que está vivo.
 
Aunque existan algunos pocos "brotes verdes", e incluso se los maquille para hacerlos brillar más de lo que valen, definir eso como una recuperación es totalmente prematura. Más dudoso aun es que tengan impacto en las elecciones.
 
Los indicadores crecen durante el primer semestre fuertemente traccionados por la obra pública con fines electorales. Tanto es así, que Carlos Pagni afirmó que el Gobierno buscará ganar las elecciones asfaltando calles. ¿Qué pasará cuando se quite el estímulo de la obra pública?
 
Además, después de octubre el Gobierno buscará atender los profundos desequilibrios económicos que alarman al establishment: el rojo comercial; déficit fiscal; inflación; atraso cambiario; bomba de tiempo de Lebac... En este escenario, intentará acelerar el ajuste y avanzar con reformas en favor de los grandes empresarios y en contra de los trabajadores, en términos previsionales, tributarios y laborales.
 
Esta ola pasará, los precios seguirán subiendo, el temor a perder el empleo será mayor que la percepción de que se hayan creado puestos de trabajo y la sensación generalizada, que reflejan los índices de confianza, es que los "brotes verdes" se marchitarán en breve.
 
La Opinión Popular

RECUPERACIÓN MUY TÍMIDA
 
Soplo preelectoral de consumo pero si no llega al empleo no hay votos
 
Los medio-aguinaldos y los ajustes paritarios en los salarios se hicieron notar en julio en las concesionarias automotrices, las de motos, en las estaciones de servicio, en el aumento del número de turistas que se desplazaron en vacaciones de invierno y en los gastos que realizaron, según los distintos reportes de consumo dados a conocer por entidades privadas que el gobierno nacional intenta, sin demasiada suerte, capitalizar electoralmente.
 
Pudieron verse también en acción los créditos a tasa subsidiada para casi 4 millones de beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), y los efectos que tuvo la promo mensual del Banco Provincia de Buenos Aires, con reintegros del 50% sobre la compra en supermercados (1 día al mes), que hacen plantear la extensión de 1 día más para esos descuentos.
 
Las anteriores mediciones habían arrojado mermas del -2,5% (supermercados) y de más del -4% (shoppings), con el agravante de que la comparación interanual estaban hechas contra un alicaído mayo 2016.
 
La misma entidad oficial de provincia ofreció créditos flexibles para la compra de autos. En tal sentido, la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA) informó que el número de vehículos patentados durante julio 2017 ascendió a 78.025 vehículos, lo que muestra un crecimiento del +22,6% en la comparación con julio 2016, cuando se habían patentado 63.638 unidades.
 
La particularidad del expansivo comportamiento comercial fue el ascenso logrado por el modelo Renault Nuevo Sandero, que en el último mes casi igualó en ventas al líder Gol, de Volkswagen, (3.873 contra 3,871), cuando en su lanzamiento en junio había llegado a superarlo (4.051 contra 3.988).
 
El Peugeot 208 quedó 3ro., con 2.984 unidades, y 4to. se ubica el modelo más vendido en Brasil, el Chevrolet Onix, con 2.719.
 
Sin embargo, en el ránking por marcas Renault lleva la delantera, seguida por Volkswagen, Ford y Chevrolet.
 
El acumulado de los 7 meses transcurridos del año arrojó una cifra de 531.423 autos, que consolida una suba del +32,2 % en la comparación contra el acumulado del año pasado, en el que se habían patentados 401.911 vehículos durante el mismo período. Por supuesto que continúa el debate acerca de cuánto de ese impulso se lo llevan las terminales argentinas y cuántas es para que los festejen sólo las terminales en Brasil. Es decir, si el consumo llega al empleo, una cuestión central en todo proceso verdadero de reactivación.
 
El presidente de ACARA, Dante Álvarez, resaltó que "continúa el crecimiento en muy buen nivel, aunque algo más moderado porque la comparación interanual se empieza a dar contra meses de 2016 que habían sido realmente muy buenos también; de todas formas, en el acumulado vemos que este año el promedio supera un 30% de incremento. Es algo positivo, pero no suficiente para el futuro del sector concesionario que sufre un acoso impositivo muy notable que nos hace trabajar con una rentabilidad que no es sustentable",.
 
También el patentamiento de motos registró un comportamiento excepcional en julio, cuando se patentaron 50.056 ‎unidades, lo que significa una suba del +46,9% en la comparación interanual ya que en el mismo mes del año pasado se habían contabilizado 34.075 unidades, de acuerdo con la información proporcionada por la División Motovehículos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA).
 
De esta forma, en los 7 meses de 2017 se alcanzó un total de 375.592 motovehículos, un +50,5% más que el mismo período de 2016, en el que se habían computado 249.559 motos. Hasta ahí, muy interesante. Pero si eso fuese todo, la oficialista alianza Cambiemos no tendría los problemas que padece en el año electoral.
 
Dato no menor al margen: la Argentina es un país ridículo donde las patentes más onerosas son las que más pagan, y los vehículos más antiguos son los menos pagan. Por lo tanto, el sistema tributario -tal como todo lo que hace la AFIP sólo tiene un afán recaudatorio pero no alienta, por ejemplo, ni la renovación del parque automotor ni el cuidado del medio ambiente.
 
 
Surtidores
 
Más vehículos en la calle significaron una mayor actividad en las estaciones de servicio. Tal como viene sucediendo desde los 1ros meses de 2017, la venta de naftas y gasoil al público volvió a crecer en junio, consolidando una tendencia que alienta expectativas para lo que resta del año, según publicó el sitio www.surtidores.com.ar, sobre la base de un informe del Ministerio de Energía de la Nación, que consigna que el consumo de estos combustibles al público trepó ese mes +5,7% interanual, globalizando un volumen de 7.906 millones de m3.
 
El papel oficial destaca la expansión en las Estaciones de Servicio de los productos Premium en junio. Ambos (naftas y diesel) superaron los 2 dígitos, un hecho que aporta alivio a la rentabilidad de los expendedores por ser los de mayor precio.
 
La demanda de súper, por su parte, también tuvo un buen desempeño, en tanto que el gasoil Grado 2, destinado a las actividades productivas, recortó la caída, esta vez -3,1% si se lo compara con el mismo mes de 2016.
 
En cuanto al mix de productos vendidos, las naftas componen el 52% de la canasta y los gasoils el 48 restante. La proyección tiene directa relación con lo que sucede con el parque automotor: de los vehículos incorporados a la flota circulante en el período 2007 a 2016, el 79,5 % corresponde a unidades con motorización a nafta.
 
Comparando los 6 primeros meses de 2017 con los del año anterior, la demanda en los surtidores escaló 1.8 %, como consecuencia de la preferencia de los automovilistas por los productos de máxima calidad.
 
En este contexto, YPF alcanzó el 54,6% del market share; Shell el 20,5%; AXION 12,4%; Pampa Energía 5,8% (ex la ex Petrobras Argentina, que llega al Lava Jato en breve); Oil Combustibles 3,8% y Refinor, 2%.
 
 
Vacaciones de invierno
 
Por su parte, las vacaciones de invierno finalizaron con un "balance positivo" ya que casi 4,9 millones de turistas viajaron por el país con una permanencia promedio de 4 días y realizaron un gasto directo de $13.702 millones, mientras resaltó que "se estima que 8,6 millones de excursionistas se trasladaron de una ciudad a otra a pasar el día",indicó un estudio elaborado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
 
El informe señaló que si bien "viajó más gente respecto del año pasado, la estadía fue levemente inferior".
 
El Ministerio de Transporte destacó que en las vacaciones de invierno se vendieron 40.000 pasajes de tren de larga distancia, mientras el destino más elegido fue Mar del Plata.
 
El presidente de CAME, Fabián Tarrío, sostuvo que "las ventas minoristas sintieron el impacto del mayor movimiento y gasto de la gente, aunque lo que más se dinamizó fue el rubro esparcimiento".
 
"A ello hay que sumarle las personas que se trasladaron a ciudades vecinas a pasar el día, con un gasto promedio de $270 cada uno. De esta manera, inyectaron otros $2.322 millones", calculó para enfatizar que "las vacaciones de invierno finalizaron con un balance positivo".
 
Según el relevamiento realizado por la CAME en 40 ciudades, la venta de bienes y servicios vinculada con turismo estuvieron en "niveles similares a los del año pasado".
 
Analizó que este año las familias permanecieron un poco de menos tiempo en los lugares "para no reducir sus gastos, especialmente en gastronomía, hotelería y recreación".
 
Los destinos más elegidos fueron los centros de nieve como San Carlos de Bariloche, Las Leñas y Ciudad de Mendoza, y destinos de temperaturas más altas como Salta, Tucumán, Córdoba y Misiones, detalló el estudio.
 
"Si no fuera por la competencia que ofrecieron otros destinos como Chile o Miami, el resultado de las vacaciones hubiera sido mejor aún", consideró.
 
No obstante, pese a los números alentadores, el consumo minorista, muestran las estadísticas, todavía no se recupera, y para agravar la situación, muchos argentinos cruzan las fronteras para hacer las compras afuera, en donde se pueden conseguir precios más baratos que en la Argentina.
 
Un dato en extremo relevante indica que Chile es uno de los destinos fuertes para los compradores argentinos. Tanto, que el 48% de todas las compras realizadas con tarjetas bancarias extranjeras en el país trasandino son emitidas por entidades bancarias argentinas. Otra vez el tema: el mejor consumo no llega al empleo, y ahí está el origen de los problemas electorales de Cambiemos.
 
Un estudio de la Fundación Ideal revela que "esta participación ha mostrado una tendencia creciente en los últimos años, considerando que en el 1er. trimestre de 2016 y 2015 se ubicó en 41% y 22%, respectivamente". En castellano básico eso se llama Atraso del Tipo de Cambio, enorme por cierto.
 
Fuentes: Urgente24, iProfesional, El Cronista, La Izquierda Diario y La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
16-07-2018 / 16:07
16-07-2018 / 09:07
La industria sufrió un fuerte retroceso en mayo según las estadísticas que reveló la Unión Industrial Argentina (UIA) y que difundirá en las próximas horas. El nivel de actividad fabril cayó por debajo del -2% en la comparación interanual, situación que se verá agravada ante un escenario de crisis generalizada que se observará desde junio en adelante, con sectores clave en pleno descenso, lo que provocará que la producción manufacturera termine el año con un promedio de cero crecimiento.
 
A contramano de esa realidad y sin autocrítica frente a la crisis que cada día golpea con más recesión, devaluación e inflación, el presidente Mauricio Macri, desde la nube de gas en que vive, se empeña en afirmar que "vamos por el camino correcto" hacia "un país pujante e inclusivo".
 
"De eso se trata el cambio que vine a proponerles desde el primer día: de construir una Argentina más justa, transparente, donde se dice la verdad y se trabaja con las manos limpias", dijo ayer Macri aferrándose a la letanía de ese inasequible país virtual, tan distinto de la realidad con la que se convive a diario.
 
Hablan por él y sus "manos limpias", el millonario escándalo por la millonaria deuda (que se niega a pagar) del Correo Argentino, una de sus tantas empresas; o la cantidad de funcionarios (él incluido) con empresas fantasmas en paraísos fiscales para facilitar el lavado de dinero; o las denuncias que salpican a su alfil bonaerense, la gobernadora Mariu Vidal, por solo citar algunos casos.
 
Sin autocrítica frente a la crisis que cada día golpea a cinco de cada diez chicos que viven en la pobreza, que no comen como corresponde y vastos sectores de la clase media que son empujados a la miseria. Mientras se acepta el brutal ajuste que impone el FMI, sin proponer un plan económico que cambie el rumbo neoliberal, con empleo y producción capaz de reactivar la economía.
 
En la misma línea se pronunció el jefe de Gabinete, el inútil Marcos Peña, al postular que, pese a la "economía más fría" y "recesiva" de los próximos meses, lo que se viene tras la "tormenta" es un camino de "crecimiento y desarrollo". Son metáforas de un país virtual. La pregunta sobreviene: ¿En qué mano esconderá Macri la varita mágica que no la vemos?
 
La Opinión Popular

15-07-2018 / 11:07
Por más maquillaje que intente ponerle, el ajuste que el FMI le impuso a Mauricio Macri se concretará recortando gasto público (social, si se puede), salarios de estatales, subsidios. Despidos, reducción de áreas, imposiciones simétricas a las provincias. La "fiesta" la pagarán los laburantes, los humildes, las clases medias en descenso, las Pymes. El resto es fulbito para la tribuna.
 
El macrismo ni siquiera amaga o maquina mejorar un poco la recaudación impositiva. El poder fáctico aliado (banca internacional, exportadores agropecuarios, petroleras, concesionarias de energía o gas) lo hiere con fuego amigo. El Gobierno no les pide una pequeña ayuda a los amigos: que aporten un diezmo al "sacrificio colectivo", ajeno a las clases dominantes.
 
Tal vez el torniquete del FMI fuerce al macrismo a revisar el fundamentalismo fiscal pro establishment, hasta hoy cedieron a las presiones de los aliados fácticos, casi gozosamente, como en la reunión con la Mesa de Enlace del campo.
 
Todo se le hubiera facilitado a Macri suponiendo que la Selección Argentina hubiera estado hoy domingo en la Final del Mundial con Lionel Messi a la cabeza y que a su vez combinaba perfectamente con el inicio de las vacaciones de invierno, que el  Gobierno lo imaginaba como real.
 
En ese marco, pretendía avanzar con el ajuste, principalmente en el recorte de empleados públicos, y cumplir la letra chica del acuerdo con el FMI firmado hace un mes, que estima un achique del 30% del personal dependiente del estado.
 
A esto hay que sumarle a un contexto de país en el que  el empleo genuino no funciona como consecuencia de la inflación y la brutal caída del consumo y con la imposibilidad de que las pymes puedan crecer por la falta de créditos, siendo este país el que paga en la actualidad la tasa de interés más alta a nivel mundial
 
Ese combo explosivo hará que la economía actual siga teniendo consecuencias letales. Nos gustaría decir que "lo peor ya pasó", que va a crecer el empleo y los salarios, como afirman los periodistas militantes del macrismo, pero no solo será un sueño que se esfumará inmediatamente como de Messi levantando la Copa en Moscú. 
Terminó el Mundial que no sirvió de cortina de humo ni de freno al conflicto. En esas ligas, como en tantas otras, las penas son de nosotros y las vaquitas son ajenas.


La Opinión Popular

15-07-2018 / 10:07
14-07-2018 / 10:07
Un techo a las paritarias estatales del 8%; la venta de los fondos de los jubilados en poder de la Anses; más tarifazos; mayor ahogo financiero a las provincias, más despidos, venta de tierras y un freno a la baja de las retenciones (promesa insignia de Cambiemos). Estas son apenas algunas de las nuevas exigencias que se desprenden de la letra chica del acuerdo entre el Gobierno de Macri y el FMI y que vaticinan un ajuste  más feroz, de agonía lenta e interminable.
 
El ajuste, en su magnitud y los detalles que salieron a la luz ayer eran hasta el momento desconocidos. En verdad, todo estaba escrito en el documento que el 12 de junio le envió el staff del FMI al directorio del organismo para que aprobara el préstamo de US$50.000 millones. El Gobierno lo tenía y lo guardó bajo siete llaves. (¡Flor de HdeP!).
 
Textualmente, exigen: "achicar el gasto en salarios en el Estado mediante un recorte de empleados no prioritarios en 2018 y congelar las contrataciones en el sector público en 2019 y 2020"; "limitar la suba nominal de los salarios del sector público (incluyendo pagos no remunerativos) al 8%"; "reducir las transferencias a las provincias y asegurar que esa reducción se complete con recortes en los gastos provinciales en bienes, servicios y salarios".
 
Además, "reducir aún más los subsidios ineficientes a la energía y el transporte" (lo que se traducirá en más tarifazos); "racionalizar el gasto público en bienes y servicios"; "recortar la obra pública"; "vender tierras e inmuebles públicos"; "amortizar los activos en fondos de pensión (el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses) para financiar el gasto público en antiguos litigios judiciales por jubilaciones"; "mantener el impuesto a las exportaciones de soja en el 25,5%".
 
En plena recesión, con una devaluación e inflación galopante y el poder adquisitivo escurriéndose como agua entre los dedos, el ajuste nos volverá a todos más pobres. Porque la decisión está tomada: "El acuerdo con el FMI se cumplirá a rajatabla", dijo en las últimas horas el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.
 
Música para los oídos de la directora del organismo, Christine Lagarde, quien la próxima semana visitará el país para reunirse con sus empleados: el Presidente Macri, el titular del Banco Central, Luis Caputo, y el propio Dujovne.
 
Christine, temerosa que el Gobierno no pueda cumplir con sus metas (en el documento advierte que "hay riesgos importantes para la sostenibilidad de la deuda" externa), vendrá aquí a tomar examen, como la reina que vigila sus colonias. También, mantendrá reuniones con sectores de la oposición. Entonces, se caerán varias caretas, sabremos quiénes están con el pueblo, quiénes en contra. Del Gobierno de los Ricos no esperemos más que patadas.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar