La Opinión Popular
                  23:07  |  Martes 21 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“En cada barrio se repiten las preocupaciones que relatan los vecinos en relación con el empleo. O falta trabajo, o es precario, o tienen temor a perderlo. En todos los casos, la plata no alcanza”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 16-07-2017 / 17:07
PRECANDIDATO EN LAS ELECCIONES 2017

Juan José Bahillo: “Nuestro adversario son las políticas que implementa Macri”

Juan José Bahillo: “Nuestro adversario son las políticas que implementa Macri”
Juan José Bahillo, primer pre candidato a diputado nacional en la lista oficialista del PJ. Foto: Blas García para La Opinión Popular (Permitida su reproducción citando la fuente)
 
El diputado provincial Juan José Bahillo (FpV), primer pre candidato a diputado nacional en la lista que impulsa el gobernador Gustavo Bordet, vaticinó "una elección pareja". Criticó al macrismo y definió su eventual rol en el Congreso: "No nos vamos a levantar todos los días pensando en qué nos vamos a oponer. Todo lo contrario", anticipó.
 
"Una actitud arrogante" y "haber perdido la batalla de la comunicación" fueron algunos de los motivos que Bahillo admitió respecto de los resultados de las últimas elecciones. También reveló detalles de su reconciliación con el intendente de Gualeguaychú, Martín Piaggio.

 
"Somos optimistas de que nos va a ir bien, aunque no obstante también creo que va a ser una elección bien pareja", reconoció Bahillo, al tiempo que resaltó la posibilidad de competir con otras nueve listas en las PASO. "La variedad de propuestas es enriquecedora para nuestro espacio", opinó.
 
"El adversario a vencer ni siquiera es Macri, sino que son las políticas que el Presidente implementa", sentenció el ex intendente de Gualeguaychú en declaraciones publicadas por El Día. También contó qué tipo de oposición llevaría a cabo desde un escaño en el Congreso de la Nación: "Vamos a hacer una oposición constructiva: nos vamos a oponer a aquello que entendamos que perjudica a los sectores populares, a los sectores medios o intermedios, o a la sociedad en general o a los entrerrianos en particular. Y a aquellas propuestas o proyectos que entendamos que son beneficiosos para el conjunto de la sociedad, los vamos a apoyar. No nos vamos a levantar todos los días pensando en qué nos vamos a oponer; todo lo contrario", prometió.
 
Bahillo analizó el panorama actual en Entre Ríos y describió los puntos que, según él, debe remediar su partido para no volver a cometer los errores de la última elección. "El principal error que cometimos fue tener una actitud arrogante y habernos distanciado de la gente, por eso se nos castigó con el voto. En ese distanciamiento perdimos la batalla de la comunicación, y no hemos podido, sabido o logrado llegar a los sectores medios e intermedios de la sociedad. Perdimos un vínculo que quizás no hemos logrado aún recuperar", se sinceró y enseguida le tiró la pelota al macrismo: "Pero yo no sé si a Cambiemos le va tan bien. Creo que hay sectores importantísimos de la sociedad que votaron a Macri y que están viendo con desilusión y mucho dolor este proceso, porque hay una expectativa no cumplida. Y en esa realidad vamos a tener que hacer campaña nosotros: la gente está enojada porque no le está yendo bien", afirmó.
 
"En los últimos 12 años no estaba ese miedo por la pérdida del trabajo. Hoy volvió a aparecer y es atroz porque para un trabajador perder ese ingreso es sinónimo de desintegración social y familiar", resaltó antes de criticar con dureza las políticas implementadas por la administración macrista: "La apertura irrestricta de las importaciones ha deteriorado a los sectores productivos, perjudicando la industria nacional y al empleo. El gobierno nacional entiende para bajar la inflación hay que enfriar la economía. En cambio, nosotros creemos que para bajarla hay que desarrollar las inversiones, la producción y el empleo".
 
Al igual que su aliado en el Frente Justicialista Somos Entre Ríos, Jorge Busti, el gualeguaychuense también remarcó que una victoria del peronismo en octubre es clave para que Bordet pueda tener una gobernabilidad necesaria para que la provincia no sea perjudicada en lo que queda de mandato.
 
"Indudablemente necesitamos un triunfo, que decantaría en una fortaleza en la gobernabilidad, en mejores condiciones para llevar adelante la gestión. Le dará previsibilidad al gobierno y eso le dará tranquilidad a los entrerrianos; todas cuestiones virtuosas que vendrían de la mano del éxito electoral", advirtió y profundizó sobre el tema: "Si gana la elección de octubre Cambiemos, se profundizarán las medidas de ajuste que se han tomado en el último año y medio. La cuestión ya no será si Bordet o yo la vamos a pasar mal: será la gente en todo su conjunto la que la va a pasar mal. Eso es lo que nos preocupa".
 
Bahillo se refirió también a su relación con su sucesor al frente de la Municipalidad de Gualeguaychú, Martín Piaggio. "La reunión que tuvimos hace poco, que no fue una sino que fueron tres, limó esas cuestiones que teníamos. Hablando en términos concretos, yo no estaba peleado con Martín, pero si había un distanciamiento que a mí nunca me hizo sentir muy cómodo. Me hubiera gustado estar más cerca de la gestión y haber podido ayudar más, pero respeté su decisión y eso generó un distanciamiento y algunas diferencias de miradas, que ahora quedaron absolutamente subsanadas y superadas", reveló sobre su acercamiento a Piaggio.
 
"Sentí que nuestra relación se había resentido, pero no estábamos en un punto en el que no podíamos hablar. Había más puntos de coincidencias para volver restablecer la relación que diferencias insalvables. Entre ambos se dio una charla franca y honesta, con actitudes maduras y responsables, y entendimos que si había que hablar algo se hablaba ahí y lo que no quedaba entonces superado y subsanado. Y nada más. Hoy tenemos responsabilidades los dos, yo como candidato y él como presidente del PJ de Gualeguaychú, de darle el mejor resultado electoral al peronismo", sentenció.
 
"Esto no será una cuestión o una relación que terminará en octubre. Tenemos una nueva oportunidad para reconstruir nuevamente esos vínculos y esos lazos que quizás nunca debieron resentirse. Una oportunidad para ayudarnos recíprocamente, respetando cada uno los lugares que la sociedad nos dio, a mejorar la respuesta que le podamos dar a la gente", expuso.
 
Respecto a la situación del peronismo y el kirchnerismo a nivel nacional, Bahillo consideró: "A partir de la derrota electoral de 2015, el PJ sufrió algunas ausencias de liderazgo. Y lo mejor que puede pasar ahora es lo que está sucediendo: en algunas provincias se ratificarán algunos liderazgos y, en otras, emergerán nuevos referentes. Y todo será a través del voto popular", destacó.
 
"El kirchnerismo tuvo un protagonismo importantísimo en los últimos 10 años, y si los votos respaldan a Cristina en Buenos Aires, y tiene una ratificación también en el interior del país, puede volver a ser una referente importante, nadie le puede negar eso. Aparte, si le dan los votos: ¿quién somos nosotros para impedírselo? No sería algo muy democrático", concluyó Bahillo.
 
Fuente: Análisis Digital
 

Agreganos como amigo a Facebook
21-11-2017 / 15:11
21-11-2017 / 09:11
21-11-2017 / 06:11
Estos son días de gloria para la alianza Cambiemos"La conquista del poder está terminada". Con estas palabras, Marcos Peña, Mario Quintana Gustavo Lopetegui, que "son yo", como alguna vez dijo Mauricio Macri, definían lo sucedido. En menos de 24 horas, después de muchas presiones y negociaciones, el Gobierno logró acordar con los gobernadores las reformas: fiscal y previsional, y con la cúpula de la CGT, la laboral, que incluye todo tipo de recortes a las conquistas que los trabajadores han conseguido en años de lucha.
 
Nada más y nada menos que los tres objetivos que al día siguiente de las elecciones legislativas colocó el Presidente al tope de la agenda de los "consensos básicos" a alcanzar para llegar a 2019. No requirió de más de tres semanas para lograr que el 42% de los votos pesaran más que el restante 58%, diseminado en una oposición atomizada. Así alineó a gobernadores y a jefes sindicales peronistas.
 
Terminada "la conquista del poder", resta ahora ponerle la frutilla al postre: la aprobación de las reformas por parte del Congreso. Nada hace sospechar que no se logrará en los plazos que impuso la Casa Rosada. La puerta está abierta de la mano del jefe del bloque FPV-PJ en el Senado, Miguel Ángel Pichetto, administrador legislativo del consorcial peronismo de los gobernadores y de los jefes de la CGT.
 
El pacto firmado incluye de modo implícito el apoyo a las reformas impositiva, laboral y previsional que propondrá el Poder Ejecutivo, aunque persisten incógnitas sobre esos proyectos. Las provincias se comprometen a reducir los impuestos sobre los Ingresos Brutos y de Sellos, en tanto para los municipios se incluyó la apelación de que sólo cobren por servicios efectivamente prestados.
 
El más irritativo es el cambio del cálculo del aumento del haber de jubilados y pensionados, que se actualiza por la Ley de Movilidad Jubilatoria. Esta norma fija dos incrementos anuales con base en un índice que surge de combinar el aumento de la recaudación con el incremento de los salarios de los trabajadores registrados. En los últimos años, ese porcentaje estuvo por encima de la inflación, que es el indicador que propone Macri, con el objetivo de ahorrar unos 100 mil millones de pesos anuales, a costa del bolsillo de los jubilados.
 
Adherir al Pacto Fiscal implica el congelamiento del gasto público; en la economía real, con una inflación que se mantiene, esto significa un recorte y ajuste real sobre las partidas más sentidas por el pueblo trabajador: las de salud, educación, vivienda o asistencia social.
 
Desde el oficialismo provincial rebuscan argumentos para explicar que el acuerdo podría haber sido peor para la provincia, pero no sólo Buenos Aires se llevó de la mesa de negociación los mejores beneficios, sino que los gobernadores se quedaron sin espacio para la crítica frente a un macrismo antiperonista que impone las reglas de juego.
 
Todo este engranaje extorsivo se da en una la difícil coyuntura económica para las provincias y frente a la tríada de reformas tributarias y tarifazos en los servicios público impulsadas por el gobierno de Macri luego de las elecciones legislativas que ganó Cambiemos.

 
La Opinión Popular

20-11-2017 / 10:11
20-11-2017 / 10:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar