La Opinión Popular
                  07:25  |  Jueves 21 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Macri es una mezcla de superficialidad e ignorancia. Hay mucha gente enojada con el Gobierno por la situación económica que nunca termina de arrancar y puede darle un castigo en las elecciones de octubre”. Beatriz Sarlo
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 14-07-2017 / 20:07
EFEMÉRIDES POPULARES

Se aprueba en Argentina el proyecto de ley que permite el Matrimonio entre personas del mismo sexo

Se aprueba en Argentina el proyecto de ley que permite el Matrimonio entre personas del mismo sexo
Vigilia a favor de la ley en la madrugada del 15 de julio de 2010 cuando se aprobó en Argentina el matrimonio entre personas del mismo sexo.
El 15 de julio de 2010 se aprueba en Argentina el proyecto de ley que permite el Matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción por parte de los mismos. Argentina es el primer país latinoamericano en implementarlo y el décimo a nivel mundial.
 
El proyecto fue impulsado por un grupo de diputados y senadores de distintos bloques, a partir de las iniciativas del diputado Eduardo Di Pollina y la diputada Silvia Augsburger (Partido Socialista) y la senadora Vilma Ibarra (Nuevo Encuentro), que llevaron al Congreso la propuesta de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans.
 
Entre 2007 y 2010, esa organización realizó una intensa campaña nacional que culminó con la aprobación de la ley, apoyada principalmente por la presidenta Cristina Fernández, el ex presidente Néstor Kirchner y varios líderes de la oposición, como Ricardo Alfonsín, Hermes Binner, Felipe Solá, Gerardo Morales, Nito Artaza, Margarita Stolbizer, etc.
 
Fue aprobado en las dos cámaras del Congreso Nacional con el respaldo transversal de legisladores de casi todos los partidos políticos, contando al entonces oficialismo (Frente para la Victoria) como eje fundamental.
 
La Opinión Popular

 
La diputada Vilma Ibarra, oficialista y co-autora de la ley, presidió la Comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados, desde donde impulsó su aprobación. En el Senado, en cambio, dicha comisión era presidida por una senadora del Opus Dei, Liliana Negre de Alonso, que intentó impedir la aprobación del proyecto, pero no lo consiguió.
 
Los sectores que más se opusieron fueron la Iglesia católica, las confesiones protestantes​ y los partidos conservadores del país, como el PRO y el Peronismo Federal, aunque inclusive esos partidos votaron divididos, con muchos legisladores a favor de la ley, entre ellos el presidente de la bancada del PF, Felipe Solá, y casi la mitad de los diputados del PRO.
 
Se difundió una nota del cardenal primado Jorge Bergoglio, actual papa Francisco de la Iglesia católica, en que calificaba el avance legislativo del proyecto como «una "movida" del Diablo» y en la que alentaba a acompañar «esta guerra de Dios» contra la posibilidad de que los homosexuales pudieran casarse.
 
La presidenta Cristina Fernández, desde Pekín, criticó esos dichos respondiendo "son cosas que remiten a tiempos de la Inquisición". También la Iglesia intentó promover sin éxito la realización de un plebiscito al respecto. Los partidos conservadores argumentan como la «defensa de la familia» y «el orden natural de las cosas», y dicen que es una ley impulsada por el oficialismo para dividir al país. En todo el país se convocaron marchas en contra del proyecto.
 
La senadora del Peronismo Federal, Liliana Negre de Alonso consensuó un nuevo proyecto -que finalmente fue desechado- que hubiera prohibido que las parejas de homosexuales adopten hijos (la implicación más polémica de la ley enviada al Senado) o se realicen inseminaciones artificiales (que ya se hacían y se hacen) y también les impediría casarse, creando una institución diferenciada, llamada "unión civil", que además de discriminar en la denominación, negaba la mayoría de los derechos que garantiza el casamiento.
 
La ley de matrimonio igualitario fue impulsada por la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT), que consiguió el apoyo de gran cantidad de instituciones, por ejemplo la UBA (Universidad de Buenos Aires)98​ junto a otras universidades públicas del país, las organizaciones de Derechos Humanos, como Madres de Plaza de Mayo, Abuelas de Plaza de Mayo, el INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación la Xenofobia y el Racismo), la CGT (Confederación General del Trabajo), la CTA, los partidos progresistas, Frente para la Victoria, Partido Socialista, Nuevo Encuentro, Frente Amplio Progresista (Argentina), Coalición Cívica, parte del PRO, la UCR, Proyecto Sur, entre otros. Los medios en su gran mayoría apoyaron esta ley, y dieron amplia cobertura al tema, así como algunas Iglesias Protestantes Históricas como la Iglesia Evangélica Luterana Unida y la Iglesia Evangélica del Río de la Plata.
 
Un grupo de sacerdotes católicos también se manifestó a favor,​ aunque luego fueron sancionados.​ La Federación Argentina LGTB impulsó una campaña publicitaria sin fines de lucro mostrando actores de renombre, filósofos e historiadores a favor del matrimonio «igualitario». También impulsaron marchas a favor, donde concurrieron tanto personas LGBT como personas bio-heterosexuales. Los partidos políticos impulsaron esta ley para lograr la igualdad de derechos y para no crear un clima de homofobia y de heterosexismo en el país.
 
El 28 de diciembre del 2009 se oficializó en Argentina el primer matrimonio entre personas del mismo sexo.​ Es un hecho trascendente porque fue el primero de Latinoamérica. Alex Freyre y José María Di Bello lograron conseguirlo luego de que el 13 de noviembre un tribunal de la ciudad de Buenos Aires les diera un permiso de contraer matrimonio, tras una controversia judicial que impidió el trámite, lograron casarse en la provincia patagónica de Tierra del Fuego, gracias al consentimiento y un decreto ejecutivo de la gobernadora de esa provincia, Fabiana Ríos. Desde entonces lucharon constantemente a favor de la ley de matrimonio.
 
El 5 de mayo de 2010 la Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción al proyecto, y en la madrugada del 15 de julio de 2010 se aprobó finalmente en el Senado de la Nación, con 33 votos a favor, 27 en contra y 3 abstenciones.
 
Así se convirtió en el primer país de Latinoamérica en aprobarlo a nivel nacional.102​ El 30 de julio del 2010, en el registro civil de la ciudad de Frías, provincia de Santiago del Estero, se realizó el casamiento de José Luis David Navarro y Miguel Ángel Calefato, siendo el primer matrimonio igualitario realizado en el país bajo el amparo de la nueva ley 26.618.
 
El 23 de marzo de 2012, se oficializó el primer matrimonio del mismo sexo entre extranjeros en Argentina por parte de una pareja paraguaya. Según la ley vigente, entre los 10 países en el mundo donde se permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, Argentina es el único país que lo garantiza globalmente independientemente de la nacionalidad y condición de residencia.
 
Fuente: Wikipedia
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-09-2017 / 20:09
20-09-2017 / 08:09
Desde 1810 y hasta la federalización definitiva de Buenos Aires, la "cuestión capital" atravesó por diversas circunstancias. La primera iniciativa en este sentido fue del presidente Bernardino Rivadavia en 1826, momento en que se sancionaría una Ley de Capitalización por la cual Buenos Aires era declarada Capital del Estado y, con límites muy amplios, quedaba bajo la exclusiva e inmediata dirección del Presidente y el Congreso.
 
Los porteños, reacios a nacionalizar su ciudad y, sobre todo, las rentas aduaneras; y el interior provincial que se oponía a la coronación del centralismo, se enfrentaron al intento rivadaviano y en suma, al año siguiente el entonces presidente debió renunciar a la primera magistratura.
 
Luego de la caída de Rosas, en 1852, y la posterior entronación política de Justo José de Urquiza se sancionó la Constitución de 1853 que consagraba a la ciudad de Buenos Aires como sede de las autoridades nacionales y capital de la República lo que originó la separación de la provincia de Buenos Aires de la Confederación.
 
Una vez reunida Buenos Aires con el resto del país, luego de la Batalla de Cepeda, se eligió a Bartolomé Mitre como presidente de la República en 1862, se llegó a una solución llamada "Ley de compromiso entre Buenos Aires y la Nación" por la cual la ciudad sería de modo provisorio la sede de las autoridades nacionales y hasta 1880, se barajaron distintas posibilidades para la ubicación definitiva de la ciudad capital, desde la Isla Martín garcía, Villa María o Rosario.
 
Durante la gestión presidencial de Nicolás Avellaneda se resolvió la federalización de Buenos Aires sancionada el 20 de septiembre de 1880 por el Congreso Nacional luego de los terribles enfrentamientos armados, que costaron la vida de más de 3000 personas, en Barracas, Puente Alsina y Los Corrales entre las tropas nacionales y porteñas, a partir de la oposición del gobernador Carlos Tejedor a que se declare sede definitiva de las autoridades nacionales y territorio federal a la ciudad capital de la provincia de Buenos Aires. A los pocos días, el 12 de octubre de 1880, Julio Argentino Roca asumiría la presidencia de la Nación ya definitivamente establecido en Buenos Aires.
 
La Opinión Popular

19-09-2017 / 19:09
19-09-2017 / 19:09
19-09-2017 / 18:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar