La Opinión Popular
                  08:29  |  Jueves 19 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Quienes votaron a Macri aceptaron sacrificarse hoy para estar mejor mañana, pero están cada vez más descreídos. Ahora, lo que va a quedar va a ser peor que lo que dejó Menem”. Beatriz Sarlo
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 14-07-2017 / 12:07

Jorge Barreto: "La próxima elección es la oportunidad de darle un cachetazo a Macri, por medidas como elevar la edad jubilatoria"

Jorge Barreto:
Diputado nacional Jorge Barreto. Foto: Blas García para La Opinión Popular (Permitida su reproducción citando la fuente)
 
El precandidato a diputado nacional por el frente "Somos Entre Ríos", Jorge Barreto, criticó duramente las políticas económicas del gobierno nacional, y advirtió que "el gobierno de Macri quiere elevar la edad jubilatoria, a 65 para las mujeres y 70 para los hombres". También reseñó que "al gobierno anterior le hicieron 13 paros nacionales por el impuesto a las ganancias, mientras que hoy la dirigencia está mirando otro canal".

 
"Que la economía no va a ser fácil, lo veníamos diciendo. No solo la edad jubilatoria, de 65 para las mujeres y 70 para los hombres, sino también elevar el IVA. Todo estos son proyectos que ya están proponiendo, sin siquiera esperar a las elecciones".
 
"Pero lo más grave es que se pretende eliminar conquistas laborales. Desde la Lista 10 nos vamos a oponer a todo este tipo de leyes nefastas, y trabajar en leyes que contribuyan al fortalecimiento del mercado interno. No es posible que tengamos exportaciones indiscriminadas, que afecten a todas las economías regionales. Las pymes están prendidas fuego, y no pueden hacer frente a la caída del consumo, el aluvión de importaciones, y el tarifazo", reseñó.
 
"No es posible que las empresas se la estén llevando con pala. Hubo gente que acompañó medidas de Macri, como Cristina Cremer, que hoy tiene un representante de su espacio en la lista oficial", reseñó Barreto, en comunicación con Radio La Voz. "Nosotros nos vamos a oponer a todo este tipo de cosas. Queremos bajar el IVA, para que los trabajadores puedan consumir, y fortalecer el mercado interno. Tienen que retornar las paritarias libres. También borraron la paritaria nacional docente, como prueba testigo, y así van a avanzar con las paritarias. Quieren una flexibilización como en el mejor momento de los 90, y mucho más dura para los trabajadores", puntualizó.
 
"Si 600 familias se quedan sin trabajo, habría que consultarle a esas familias qué es lo que sienten. Si PepsiCo se traslada a Mar del Plata, es porque están importando desde Chile. Y así, también están sufriendo estas políticas las industrias textiles, o del calzado", reseñó el legislador. "Hoy, el gobierno deja entrar el capital internacional, como pancho por su casa, destruyendo las industria local", se destacó a Radio La Voz.
 
"Cuando hay reducción y ajuste, es por pedido del FMI, que pidió reducir un 4,1 el déficit. Que Macri pida trabajar sábados y domingo, tiene que ver con lo mismo. Todo forma parte del plan para implementar la flexibilización laboral. La receta, es la misma en Francia, Brasil, o Finlandia. Hoy Techint, Telecom y varias internacionales, están manejando el Ministerio de Trabajo. Si no, no se explica por qué en el conflicto de 600 familias, el Ministerio de Trabajo no hizo absolutamente nada. Tiene que ver con los intereses que está manejando este gobierno nacional", advirtió Barreto.
 
"Durante el gobierno kirchnerista, hubo 13 o 14 paros nacionales, por el impuesto a las ganancias. Este gobierno está tomando medidas nefastas, y el sindicalismo no dice absolutamente nada. Daer no dijo casi nada de las 600 familias que están en la calle. Y el sindicalismo, está mirando otra película. Los trabajadores van a tener que despertar, y van a tener una buena oportunidad este 13 de agosto, de darle un cachetazo al modelo neoliberal", sentenció.
 
Fuente: Radio La Voz
 

Agreganos como amigo a Facebook
18-07-2018 / 16:07
18-07-2018 / 12:07
17-07-2018 / 17:07
17-07-2018 / 00:07
Frente al futuro oscuro que impone el acuerdo de Mauricio Macri con el FMI, los gobernadores del PJ advirtieron, con tonadas y énfasis diversos, que no se someterán dócilmente a los recortes resueltos en la Casa Rosada. Ni de peronismo hablamos: apenas es defensa propia.
 
Aunque, lo real es que la oposición hoy está entre la espada y la pared, ya que si se opone y no aprueba el proyecto 2019, el gobierno de Macri amenaza seguir con el presupuesto 2018, que perjudicará notablemente a las provincias. Por ello, un grupo de gobernadores justicialistas está preparando una propuesta alternativa.
 
En el interior del país, a Horacio Rodríguez Larreta lo llaman irónicamente "el príncipe de Dubai". Grafican de ese modo la riqueza presupuestaria de la ciudad de Buenos Aires en comparación con las provincias argentinas. Con esa mezcla de humor e intencionalidad política, argumentan que la Capital Federal debe absorber una parte significativa del ajuste que pretende el Gobierno de los CEOs.
 
La mira de los gobernadores y legisladores del interior está enfocada de ese modo no sólo por la histórica demanda federal frente al centralismo porteño, sino también porque la Capital es el distrito de origen del macrismo, su base política. De ahí que se considere que si Macri reclama un fuerte recorte de gastos, entonces el achique "debe empezar por casa".  Y la casa del PRO es Buenos Aires.
 
En números, la pretensión de los gobernadores del interior -un bloque más o menos homogéneo con el que negocia la Casa Rosada- es que la Capital y la provincia de Buenos Aires se hagan cargo de al menos $80.000 millones de los $150.000 millones de ajuste que reclama Macri a las provincias. Una suma idéntica correría por cuenta de la Nación.
 
Vidal y Larreta se enfrentan, en este marco, a una fuerte presión política para que la Nación les traspase las empresas de distribución eléctrica Edenor y Edesur, y la de aguas Aysa. Además están los $70.000 millones que el año pasado destinó el Estado nacional a subsidios al transporte público -colectivos, trenes-, $ 66.000 millones se aplicaron al área metropolitana de Buenos Aires. La consecuencia es notoria: las tarifas son más caras en el interior del país.
 
Por otra parte, la idea de Macri es que las provincias utilicen créditos de organismos internacionales, como el BID o el Banco Mundial, para hacer las obras que no financiará más el Gobierno Nacional. Para cortar cintas durante el año electoral habrá que endeudarse. La cuestión es que el aval debe darlo la Nación. Además, se les pedirá a los gobernadores que financien temas que hoy se ejecutan con fondos nacionales, como el pago del Incentivo docente y programas de salud.
 
En resumen, ¿qué implicaría para las provincias acompañar el ajuste del FMI? En principio, recortar el gasto salarial y de bienes y servicios hasta el 1,2% del PBI. Y adaptarse a un tope de aumento de sólo el 8% para los empleados públicos en 2019.
 
La Opinión Popular

16-07-2018 / 17:07
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar