La Opinión Popular
                  07:32  |  Jueves 21 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Macri es una mezcla de superficialidad e ignorancia. Hay mucha gente enojada con el Gobierno por la situación económica que nunca termina de arrancar y puede darle un castigo en las elecciones de octubre”. Beatriz Sarlo
Recomendar Imprimir
Nacionales - 13-07-2017 / 11:07
LA BONAERENSE DESALOJÓ A LOS TRABAJADORES DE PEPSICO

Brutal represión macrista a quienes defienden sus puestos de trabajo

Brutal represión macrista a quienes defienden sus puestos de trabajo
Tras realizar durante la noche un amplio despliegue, la infantería de la policía provincial avanzó contra los despedidos y los manifestantes que fueron a respaldarlos en su reclamo contra el cierre de la fábrica. Lo hizo en forma violenta con palos y gas pimienta.
Tras el fuerte operativo montado a la madrugada en las inmediaciones de la planta de PepsiCo, en Florida, el macrismo mandó a la policía bonaerense a golpear y desalojarla violentamente. Policías avanzaron sobre los trabajadores y manifestantes que se encontraban frente a la fábrica para hacer efectivo el desalojo.
 
Los trabajadores, que mantenían una vigilia desde el 20 de junio cuando la empresa comunicó el cierre de dicha fábrica y decidieron ocupar la planta en defensa de los 600 puestos de trabajo, se atrincheraron en la terraza del edificio para resistir el desalojo. La policía avanzó de manera violenta, con palos y gas pimienta. Pasadas las ocho de la mañana lograron forzar el portón de entrada.
 
"Nosotros lo único que queremos es trabajar. No queremos que nos peguen. Hay compañeras heridas a quienes les pegaron. Somos mujeres y estamos pidiendo por nuestro trabajo", pidió una trabajadora que estaba en puerta y fue reprimida junto a un grupo de mujeres. "La empresa nos maltrató y el Gobierno la está avalando. Le ruego a la gobernadora Vidal, como mujer y madre, somos un montón de mujeres trabajando acá, hay madres solas con hijos. La empresa nos pagaba la guardería estamos desesperados. Queremos volver a trabajar", contó la trabajadora.

 
Dentro del edificio continuaban atrincherados en la terraza un grupo de veinte trabajadores. Pasadas las ocho de la mañana, los efectivos apostados en las inmediaciones comenzaron a avanzar sobre una de las calles linderas a la planta, reprimiendo a los trabajadores que estaban en la entrada con palos y gas pimienta. La mayoría eran trabajadoras, muchas sostenes de hogar que necesitan seguir trabajando.
 
"Llegaron y avanzaron sin mediar palabras. Nos empezaron a golpear y tirar gas pimienta", relató el diputado del Frente de Izquierda Nicolás del Caño que acompañaba a los trabajadores. "Intentamos hablar con la jueza pero no nos respondió. Los trabajadores le enviaron una carta a la gobernadora y les respondió con palos y represión. Los trabajadores quieren defender sus puestos de trabajo", insistió.
 
Los efectivos lograron llegar hasta la terraza, donde estaban atrincherados veinte trabajadores que resistían el desalojo, y según contaron los trabajadores que se comunicaron desde el interior del edificio fueron reprimidos con gas pimienta. El operativo represivo dejó un saldo de diez detenidos y varios heridos.
 
La jueza Andrea Rodríguez Mentasty, que tiene públicas relaciones personales con miembros del PRO y se muestra junto a Gustavo Posse, intendente de San Isidro, ordenó el desalojo violento. La empresa está denunciada penalmente en los juzgados de San Isidro a cargo de la jueza Arroyo Salgado por imponerles a los trabajadores un lock out para obligarlos a retiros voluntarios.
 
La Opinión Popular

 
"Quién es el jefe del operativo, quién está a cargo", a los gritos la abogada de los trabajadores intentaba conseguir alguna respuesta por parte de los efectivos que mantenían el cordón policial y le impedían el ingreso. "Sabemos que hay detenidos y compañeros gravemente heridos y no nos dicen donde los tienen. No nos informan nada. Denunciamos que en este momento hay cinco personas que están desaparecidas. No sabemos ni quién es el jefe del operativo. Que la jueza Mentasty, que debe estar desayunando en su casa, se haga cargo", denunció la abogada.
 
"No sabemos qué es lo que está pasando adentro. Hay un operativo policial que no permite que nuestros representados puedan hablar con sus abogados. Nosotros nos presentamos con nombre y apellido y acá nadie se hace cargo. Es un escándalo, está reprimiendo a trabajadores que está defendiendo sus puestos de trabajo", contó otro de los abogados.
 
 
La insólita afirmación del jefe del operativo: "Nadie le está pegando a nadie"
 
El comisario que condujo la represión a los trabajadores de PepsiCo intentó negar la violencia policial que quedó registrada en las imágenes. Un grupo de policías arrinconó y empujó a trabajadores de prensa que hacían la cobertura.
 
Pese a la contundencia de las imágenes del operativo represivo, que pasadas las ocho de la mañana avanzó sobre los trabajadores, el comisario de la Policía Bonaerense a cargo del operativo dijo frente a las cámaras: "Acá nadie está pegando a nadie". Minutos antes, un camarógrafo fue empujado y arrastrado con su trípode en mano para evitar que registre la represión.
 
"Hay una orden de un comisario para dejar a fuera a los medio de comunicación para que no puedan mostrar el desalojo", se escuchó el grito de un periodista mientras un grupo de policías arrinconaba a los trabajadores de prensa y les impedía acercarse hasta la puerta de la planta donde se realizaba el desalojo.
 
Esta mañana, con la orden de la jueza Andrea Rodríguez Mentasty, la policía de la provincia de Buenos Aires hizo efectivo el desalojo de la planta de PepsiCo, en Florida, donde los trabajadores mantenían una vigilia en defensa de los 600 puestos de trabajo desde el 20 de junio cuando la empresa comunicó el cierre.
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
Brutal represión macrista a quienes defienden sus puestos de trabajo
Pablo Micheli‏: “Las multinacionales te echan a la mierda del trabajo, los trabajadores defienden dignamente la comida de sus hijos y Macri lo resuelve con violencia”.
20-09-2017 / 18:09
20-09-2017 / 16:09
20-09-2017 / 10:09
Se profundiza el conflicto en las escuelas secundarias porteñas en protesta por la reforma educativa planteada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. En medio de las movilizaciones y tomas de colegios que impulsaron los estudiantes, que recibieron un fuerte apoyo por parte del resto de la comunidad educativa, de sus compañeros, de sus padres y de los docentes, crece la resistencia a la reforma educativa -la segunda que implementó el PRO- denominada Secundaria del Futuro.
 
Los reclamos tiene que ver con dos planteos globales: primero, que la prórroga no se implemente durante el año 2018, sino que el año que viene debe servir para debatir el proyecto de reforma educativa, puesto que existe una gran falta de información sobre los detalles del proyecto y, en consecuencia, no se alcanzaron consensos con la comunidad educativa.
 
El segundo punto: quieren tener una participación real en el debate, que hasta ahora no existió. En la anterior reforma que se implementó entre 2012 y 2014, que llamaron Nueva Escuela Secundaria (NES), se realizaban jornadas en las que se discutían los temas, pero no cumplían ningún objetivo de los que se proponían, porque no se escuchaban ni tenían en cuenta lo que recibían de parte de los estudiantes.
 
La nueva reforma planteada profundiza la NES y significa un cambio en el paradigma de la educación secundaria. No otra cosa es el tema de las pasantías laborales gratuitas en 5° año. El 50% del tiempo estará destinado a "aplicar los aprendizajes en empresas y organizaciones". El resto será destinado al desarrollo de habilidades y proyectos de emprendedurismo.
 
También un sistema de créditos muy polémico, que tiene una matriz neoliberal. Se eliminarán las calificaciones numéricas y serán reemplazadas por un sistema de créditos. Los que no logren reunir los mínimos no repetirán el año, sino que asistirán a clases de apoyo del área de conocimiento que necesiten.
 
La ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, denunció que dos partidos políticos y algunos gremios docentes están detrás de la tomas de los colegios, medida de fuerza que ya lleva tres semanas en algunos casos. "Acá hay demasiados actores políticos y partidarios que están tomando partido de esto. El FIT, el Frente para la Victoria y algunos sindicatos docentes están detrás de las tomas", aseguró la funcionaria.
 
Por parte del Gobierno macrista existió, desde un comienzo, una fuerte demonización contra los estudiantes, los acusaron de kirchneristas y, con esa excusa, no se sentaron a debatir como debieron haberlo hecho. La ministra Acuña subestimó a los estudiantes y dijo que son títeres de los partidos políticos y sindicatos de docentes.
 
La Opinión Popular

19-09-2017 / 08:09
19-09-2017 / 08:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar