La Opinión Popular
                  07:33  |  Domingo 21 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Es falso que si los combustibles aumentan en el mercado internacional tienen que hacerlo en el país. El petróleo que consumimos se extrae y se comercializa en la Argentina y debe estar atado a nuestros propios costos”. Pino Solanas
Recomendar Imprimir
Paraná - 07-07-2017 / 12:07
LOS ATRASOS DE PAGOS A LOS TRABAJADORES SE ACENTUARON

Este viernes habrá una nueva asamblea en Cotapa por deudas de salarios

Este viernes habrá una nueva asamblea en Cotapa por deudas de salarios
Los atrasos de pagos a los trabajadores se acentuaron. Ahora, la firma no puede aumentar su producción por falta de suministro de gas.
Luego de los inconvenientes que derivaron en la paralización de la producción en marzo, y su reactivación progresiva, los problemas estructurales de la Cooperativa Tambera de Paraná (Cotapa) no dejan de afectar su actividad diaria. En la actualidad, el total de su personal -85 trabajadores- ha retornado la planta, ya que lentamente se fueron recuperando las distintas líneas de productos a partir del acceso a la provisión de las materias primas.
 
Sin embargo los atrasos salariales que se venían sufriendo desde hace varios meses se han agudizado en las últimas semanas. Por esa razón habrá hoy a las 10.30 una asamblea de trabajadores para evaluar la situación laboral, perspectivas y pasos a seguir, según confirmó ayer el secretario general de filial local de la Asociación de Trabajadores de la Industria Láctea de la República Argentina (Atilra) Mario Mildenberger.
 
El dirigente gremial explicó que frente a la crisis que desencadenó el cese de producción en marzo, la firma comenzó a cumplir los pagos salariales con montos fijos semanales, que en las últimas semanas comenzaron también a retrasarse.
 
En relación a la realidad productiva, Mildenberger explicó que al retomarse la actividad en forma paulatina se inició con la modalidad de rotación del personal. Y con el progresivo incremento de la producción volvió todo el personal a la planta, como sucede en estos días. Cotapa recuperó algunos mercados, con sus líneas de leche de media y larga vida y yogurt, pero tiene un problema estructural: la falta de suministro de gas. Es por eso que para poder producir debe recurrir al fuel oil, con un costo significativamente superior.
 
"Al estar en concurso preventivo, es la Justicia la que debe resolver las erogaciones y gastos. En el país hay solo dos empresas que pueden suministrar el gas para las empresas, y a una de ellas -la antigua prestadora- se le debe una suma importante, que pasó a engrosar las deudas incluidas en el concurso", citó Mildenberger. En ese sentido, aclaró que no se trata de un suministro que pueda aportar Redengas, sino que son firmas nacionales; por ese motivo, las negociaciones y solicitudes se están realizando también al Ente Nacional Regulador de Gas (Energas).
 
"La idea de la empresa es incrementar la producción. Ayer me reuní con el titular de la firma (Juan Carlos Acevedo Díaz), y el problema hoy está centrado en esa dificultad de energía para producir. Se ha podido acceder a nuevos proveedores de materia prima -leche-, que había sido una dificultad inicial en este proceso de reactivación. Pero ahora no se puede ampliar la actividad por la falta de energía a costos adecuados", reseñó el dirigente gremial.
 
Vale recordar que a principios de abril la histórica firma enclavada en avenida Almafuerte al 1200, mediante asamblea general ordinaria de accionistas, ratificó la presentación en concurso preventivo a raíz de la imposibilidad de hacer frente a las abultadas deudas con distintos organismos públicos y proveedores.
 
***
Número: 85 los trabajadores que realizan tareas en la planta fabril de avenida Almafuerte.
***
Dato: Desde abril, tras asamblea de accionistas, se ratificó el acceso de la firma a un concurso preventivo. Interviene la Justicia.
 
Fuente: UNO
 
Agreganos como amigo a Facebook
20-01-2018 / 12:01
19-01-2018 / 12:01
18-01-2018 / 12:01
15-01-2018 / 10:01
Pasivos entrerrianos expresaron su malestar por la modalidad instrumentada por la entidad financiera Banco de Entre Ríos, agente financiero de la provincia para el pago de salarios. Reclaman cobrar por ventanilla.
 
El uso de los medios de pago electrónicos y las extracciones de dinero por cajero automático siguen siendo una materia pendiente para quienes cruzan la barrera de los 60 años, y más todavía cuando pasan los 75. Dos de cada tres retiran el dinero por ventanilla, apenas 36% usa el cajero automático por sus propios medios.
 
El bajo uso de estos medios de pago y de acceso a la tecnología en general plantea un gran interrogante respecto de los resultados de medidas públicas puestas en marcha. Un factor para tener en cuenta es cuán amigable es un sistema tecnológico para las personas mayores.
 
Hay jubilados, en especial los muy mayores, que no alcanzan a ver la letra o que les parece que las operaciones son poco amigables. El sistema debiera ser más simple y con menos opciones.

 
El mayor riesgo está entre los mayores más vulnerables, justamente a quienes van destinadas estas medidas, ya que el acceso a la PC y al teléfono propio es mucho más bajo ahí que en hogares de ingresos más altos.
 
Los bancos han hecho esfuerzos para acercar a los jubilados al uso del cajero automático. ¿Por qué no se animan? Les da desconfianza, es un proceso invisible que hace que se tenga o no se tenga el dinero en la mano; piensan que al no verlo y al no haber humanos, nadie se hace responsable.

 
Los que no los usan es porque temen que la máquina los pueda estar "burlando". Manejar un cajero requiere de mucha atención y de ayuda para automatizar el procedimiento, no porque sean viejos, sino porque son de una legión muy alejada de la tecnología y del dinero digital. A esta generación hay que ayudarla.
 
Pero hay algo más. La ida al banco es una excusa mensual para entablar contacto con otros. No es una resistencia a las nuevas tecnologías, sino que se resisten a frivolizar ese contacto que les permite, al menos una vez al mes, modificar su rutina. Si los bancos se dieran cuenta de que los jubilados priorizan la humanización del servicio, deberían humanizar el cajero automático, que haya personas que ayuden a hacer las extracciones. No lo hacen o no son suficientes.
 
La Opinión Popular

14-01-2018 / 17:01
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar