La Opinión Popular
                  17:30  |  Viernes 20 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“A los que les guste mucho la plata hay que correrlos de la política. Hay que buscar gente que viva con sencillez, con sobriedad, como la inmensa mayoría de la sociedad”. Pepe Mujica
Recomendar Imprimir
Nacionales - 06-07-2017 / 10:07
TEMOR ANTE LA ESCALADA INFLACIONARIA

Fuerte impacto al bolsillo popular, con aumentos en múltiples rubros

Fuerte impacto al bolsillo popular, con aumentos en múltiples rubros
OLA DE AUMENTOS IMPACTA EN EL PODER ADQUISITIVO. El mes de julio recibe a las familias argentinas con importantes subas que volverán a acelerar el termómetro de la inflación. Algunos incrementos ya rigen desde esta semana, mientras que habrá nuevos ajustes en lo que resta del año.
El mes de julio llega con múltiples aumentos que representarán un nuevo golpe al ya castigado bolsillo de los argentinos. Mientras algunos ya se aplican, otros comienzan a regir a partir de este mes y se harán efectivos en agosto. Además, en muchos de los rubros se espera una nueva suba sobre fines de 2017.
 
El combustible y los cigarrillos ya reflejan los nuevos precios, en tanto la remuneración del personal doméstico y los valores de las expensas se definirán en los próximos días. Con estas subas, a las que se les sumarán las correspondientes a las vacaciones de invierno, se espera un incremento en la inflación del mes que superará el 1,5% estimado.
 
Recientemente se conoció el aumentazo de los combustibles, que fue de más del doble de lo que se aguardaba. La nafta subió a comienzos de esta semana un 7%, mientras que el precio del gasoil se incrementó un 5,9%. Un precio superior al que muestran naciones en guerra, como Afganistán, Irak o Siria. Este rubro es uno de los que más impacto tendrá en el índice, además tiene una fuerte influencia sobre la variación de precios de los alimentos debido a los costos logísticos. El próximo ajuste se dará en octubre.
 
La CGT midió una inflación del 1,8 % para junio, en consonancia con otros indicadores que dan cuenta de que el tema seguirá siendo un dolor de cabeza para el gobierno de Mauricio Macri durante un largo tiempo, y que demuestran que el pronóstico oficial de un 17 % anual, no solo fue una mentira, sino también un intento de bajar los reclamos en las negociaciones salariales de los gremios.
 
En el terreno de la inflación, la alianza Cambiemos tiene mucho para perder si de votos se trata. Por eso es mejor hablar lo menos posible de ciertas cosas, cuando las promesas, tantas veces incumplidas, son poco creíbles. A falta de buenas noticias económicas para las mayorías, Cambiemos impone otros temas en el centro de su campaña electoral.
 
Para tapar el fracaso económico, hay una seguidilla de noticias que involucran la detención del "Rey de La Salada", la intervención del sindicato de canillitas, los shows mediáticos de allanamientos de "lucha contra el narcotráfico" transmitidos en cadena nacional, el discurso contra la "mafia de los juicios laborales", o el pedido de desafuero de Julio de Vido, entre otros temas.
 
A pesar de los Panama Papers, el Correo Argentino, los negocios de Odebrecht y Calcaterra, o la larga historia de negociados de su grupo familiar con el Estado, Macri redobló el intento de poner la "agenda de la corrupción" en el centro del debate público. Son enemigos elegidos a medida, aunque lo importante no sea un combate real, sino la imagen de un Gobierno que se muestre activo y los señale como tales, colocándose de la vereda de enfrente. De marketing se trata. Y contar con la mayor parte de los medios de comunicación a favor, es algo que también ayuda.
 
La Opinión Popular

 
En mayo, el Ministerio de Salud habilitó a las empresas de medicina prepaga a incrementar sus tarifas en un 11%. La medida se aplica en dos tramos: este mes, los valores subirán un 6% y se realizará otro ajuste del 5% en agosto. En febrero se había dado un alza sobre este sector, del 6%.
 
Para este aumento, el Gobierno se basó en "las proyecciones de incremento de costos del sector", que se aplican desde el primer día de cada mes. En esta rama sensible, con el nuevo aumento, el porcentaje de la suba en lo que va del año alcanzó el 17%, mientras que el acumulado de 2016 fue del 43,5%.
 
En la jornada de martes se acordó también el incremento salarial para el personal doméstico en un 24%, también aplicable en dos tramos. El primero será del 12% retroactivo a junio, y se complementará con otro 12% a partir del 1° de diciembre.
 
Con la llegada del frío comenzó a aumentar en los hogares el uso de la luz y las estufas, lo cual está impactando en las boletas que presentan fuertes tarifas, como en el caso del gas, que llega con subas de hasta el 300%, un 162% con respecto al invierno anterior.
 
En el caso de la energía eléctrica, los incrementos anuales oscilan entre un 54% y un 222%, con mayor impacto para quienes no tienen acceso a la red de gas. En el área metropolitana se estima que un 40% de las personas no tiene acceso a la red, lo que se traduce en 900.000 hogares.
 
El año pasado, las medidas cautelares y la lucha de las organizaciones de consumidores lograron que el invierno no sea tan duro para el bolsillo. En este 2017, las enormes subas se verán reflejadas en las facturas que llegarán en julio, agosto y septiembre.
 
Por último, el incremento salarial para los encargados de edificios tendrá un nuevo impacto en las expensas. En junio se decidió una suba del 21% en dos tramos. Mientras desde junio ya se aplica el 10%, a partir de este mes comenzará a reflejarse también el 11% restante.
 
A todo este difícil panorama se deben agregar los incrementos propios del período de vacaciones de invierno, fundamentalmente en las grandes ciudades y en los principales centros turísticos del país, donde los valores relacionados a la gastronomía, hotelería y accesos a espectáculos y espacios vinculados a la recreación suelen tener un importante salto.
 
 
"El panorama no permite vislumbrar una baja de los precios"
 
Claudio Boada - Director de la Unión de Usuarios y Consumidores
 
"Estamos viendo que los aumentos van creciendo y esto es un espiral que se retroalimenta. El alza de los combustibles genera a la vez mayor inflación, y en octubre va a haber nuevamente un aumento. Las petroleras recuperan un 3% más que la inflación actual y van a recuperar un 6% más que la inflación en octubre.
 
Después está el caso paradigmático de las prepagas, que siempre suben por encima de la inflación. Nunca se conoció realmente un análisis de costo, con los precios de sus componentes. En el año 2004 se firmó un convenio por el cual se iba a transparentar con las asociaciones de consumidores cuáles eran los costos para poder hacer un análisis minucioso. Todavía seguimos esperando esa información de las cuatro o cinco grandes corporaciones que manejan el mercado y que se comprometieron a  brindarla.
 
Estamos en un contexto donde todos los elementos son negativos, elementos que llevan a que se genere un incremento mayor. No vemos un panorama que permita vislumbrar una baja de los precios".
 
 
"La inflación puede llegar al 30% cuando finalice el año"
 
Andrés Asiain - Licenciado en Economía
 
"Estamos viendo que la desaceleración de estación que atravesamos durante los últimos dos meses va a comenzar a revertirse hacia un proceso de aceleración de precios. Con esto, la meta de inflación que planteó el Gobierno nacional del 17 por ciento es utópica. Creemos que la inflación va a ser del 25 por ciento hasta las elecciones y si se dan algunos aumentos de las tarifas de servicios públicos y, a la vez, sigue creciendo el dólar, puede llegar a un 30%. Este mes además tenemos los incrementos correspondientes a las vacaciones, que todavía no están estimados pero son aumentos de estacionalidad.
 
Otro elemento que está interviniendo es el incremento del dólar. El traslado a los precios se va a empezar a ver a partir de esta semana. Es natural que demore algunas semanas hasta que aumentan los precios de listas y las remarcaciones. Si bien siempre hay algunos que se anticipan, se va a ver en el mes de julio el impacto sobre los precios.
 
En lo que respecta a los incrementos del combustible, además de pegarle directamente a aquel que usa el auto, impacta también a todos los bienes que se transportan, influyendo de manera directa en los costos. Sabemos que la política del Gobierno es dejarle a las petroleras el precio de los hidrocarburos a nivel internacional. Seguramente van a intentar hacer un nuevo ajuste de los valores, lo cual además va a repercutir en todo el sector energético. Pero esto se espera que sea aplazado hasta después de las elecciones. Es una especulación, porque también están permitiendo la suba del dólar, que se esperaba para cuando finalizaran los comicios".
 
Fuentes: Hoy en la Noticia, Clarín, La Nación, La Izquierda Diario y La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-04-2018 / 16:04
20-04-2018 / 10:04
20-04-2018 / 09:04
Desde que asumió Mauricio Macri las facturas de electricidad treparon 1600 % para los usuarios, tomando como referencia un consumo residencial promedio. Y la inflación se aceleró deteriorando el poder de compra del salario. El rechazo social a las subas en las facturas energéticas se hizo sentir en las calles. El malestar también tuvo una manifestación en el Congreso en el fallido debate del miércoles.
 
Este jueves, a puertas cerradas, el Presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, y el jefe del bloque Pro, Nicolás Massot, junto a sus aliados radicales y de la Coalición Cívica, abordaron el tema tarifazos. Pero la conclusión fue lamentable.
 
No hubo debate, sino una puesta en escena para la gilada en la que solo se abordaron las tarifas del gas y se decidió "financiar optativamente" las boletas, para pagar durante el verano los cargos correspondientes a los meses de mayor consumo: mayo-junio y julio-agosto. La "brillante" opción apenas sería sobre un 25% del total de la factura de gas y con un recargo del 20%.
 
El Gobierno aceptó hacer un retoque cosmético en su política de tarifas para demostrar apertura ante sus aliados, radicales y lilitos, e intentar descomprimir el escenario en el que la oposición casi reúne los votos para una sesión especial que podría haber iniciado una modificación del aumento previsto para el gas.
 
Con la idiosincrasia empresarial grabada a fuego, Macri no está dispuesto a perder y, pretende que la modesta concesión de la financiación en cuotas la paguen las provincias. "Que los gobernadores aporten el dinero que supone desdoblar los aumentos". Así se lo hizo saber al gobernador de Mendoza y titular de la UCR, Alfredo Cornejo, autor de la polémica propuesta.
 
Pensando en las ganancias, omitieron tratar las subas en otros servicios básicos como la luz y el agua. Tampoco se contempló la situación de las PyMes, industrias o comercios. La "solución" del tarifazo en cuotas solo alcanza a los usuarios residenciales y deja afuera a un sector cuyo incremento en los costos necesariamente implica un traslado a los precios de venta.
 
El repudio general a las subas exageradas de tarifas golpea sobre la principal política ajustadora que el Gobierno ofrece a los "mercados" a cambio de que le hagan el aguante con la deuda externa: la preocupación se la transmitieron a Nicolás Dujovne y Luis Caputo en la asamblea anual del FMI que tiene lugar por estas horas.
 
En conclusión, una verdadera burla. El tarifazo sigue en pie y las ganancias de los amigos de Macri no se tocan. Y ahora al negocio energético se le suma el financiero. Los tarifazos y la baja de los subsidios son la pieza clave del ajuste macrista.
 
La Opinión Popular

19-04-2018 / 10:04
Meses atrás, el Gobierno de Mauricio Macri anunció con bombos y platillos que había crecido el empleo. Se destacaba, entre esos datos, una importante masa de trabajadores en negro, aunque sin informar la metodología utilizada para la medición de ese empleo no registrado.
 
El tono triunfalista del gobierno podría sugerir a los trabajadores que no hay nada de qué preocuparse: el macrismo habría hecho bien su tarea y el amargo trago de "soportar" durante largos meses los despidos, la abrupta caída del salario real y la mayor precarización laboral, habría valido la pena pues "lo peor ya pasó".
 
Pero, ayer, el INDEC difundió nuevas cifras que desnudan la precariedad que envuelve a ese supuesto crecimiento del trabajo: en el último trimestre de 2017, los empleos no registrados y los cuentapropistas representaron 69 de cada 100 puestos creados en el segundo año del gobierno de los CEOs. 
 
Durante el cuarto trimestre del año pasado se contabilizaron 157 mil posiciones informales más que en el mismo período del año anterior, marcando un alza de 3,3%. En cuanto a los no asalariados, se observó un incremento interanual para el período octubre-diciembre de 222 mil puestos (4,5% más).
 
El informe precisó que durante el cuarto trimestre de 2017 existían 20,8 millones de puestos de trabajo en el país. Sin embargo, ese registro no coincide con la cantidad de personas ocupadas, ya que una persona que se declara como ocupada puede desempeñarse en más de un puesto.
 
Sobre esa cifra, existen 5,2 millones de cuentapropistas, mientras que los no registrados llegan a los 4,9 millones de individuos. Fácilmente se advierte que en lo que va de la gestión Macri la caída del empleo formal se ha remplazado con inserciones laborales inestables, de bajos salarios y tareas precarias. Tal es el caso de los monotributistas, cuentapropistas y changarines.
 
Esto profundiza el deterioro de las condiciones de vida de los sectores populares, preparando el camino para que el gobierno de los ricos pueda imponer las reformas laborales regresivas que exigen los grandes empresarios.
 
La Opinión Popular

19-04-2018 / 09:04
La fantasía macrista de una oposición eternamente enredada en sus divisiones es eso, una fantasía. La confluencia opositora, por ahora, es temática más que electoral, pero alcanzó para abrir una crisis profunda en la alianza Cambiemos, montada sobre una realidad que la Casa Rosada se empeñó en no mirar: El fuerte impacto de los tarifazos en las economías familiares y productivas que ya venían golpeadas por una fuerte inflación que está lejos de ceder.
 
Los sectores populares, los que solo desde el año pasado enfrentan aumentos de más del 500% en los servicios (luz, agua, gas, transporte), en el marco de una inflación generalizada y sin que sus salarios hayan crecido en similar proporción, merecen respeto. También las PyMes, muchas veces obligadas a bajar las persianas por no poder hacer frente a incrementos que superan el 1.000%.
 
El debate que ayer debía darse en el Congreso era por los que todavía no saben de qué se trata todo esto, pero deberán pagar nuevos aumentos en lo que resta del año. Sin embargo, otra vez triunfó el bochorno: en Diputados, Nicolás Massot, cual adolescente rebelde, jugando a las escondidas, sin la preocupación de tener que dejar de comer para pagar la luz o el gas, porque a sus bolsillos todos los meses entra $150.000 (sin contar el dinero que recibe por canjes de pasajes, para pagos de asesores, subsidios o becas).
 
El presidente de la Cámara, Emilio Monzó, apurando el levantamiento de la sesión para no discutir uno de los problemas centrales de la coyuntura actual. Y el diputado de la campera amarilla, Alfredo Olmedo, poniéndole el punto final a este nuevo capítulo de la decadencia: porque esperaba sentado en su banca, hasta que se le acercó el macrista Javier Pretto y lo levantó. El quórum fracasó y pasó lo que en una cancha de fútbol: insultos, gritos, show.
 
Pero en el Congreso se juega nada menos que el futuro de todos. La crisis energética no se resolvió, las empresas, con menos subsidios pero con el beneficio de los tarifazos, vuelven a ser las grandes ganadoras y los usuarios siguen pagando los costos. Durante 2017, los dueños de Edenor y Edesur, Marcelo Mindlin y Niky Caputo, ganaron más de 9 mil millones de pesos. Uno es el principal amigo de Macri y el otro le compró la empresa constructora.
 
Un eco de ese hartazgo se hizo sentir con el "ruidazo" de bocinas y cacerolas que anoche tuvo lugar en toda la Argentina y que expresó el descontento que recorre el cuerpo de la sociedad y que no hace más que agigantarse al calor de la política neoliberal macrista.
 
En la Casa Rosada se estuvo lejos de la euforia. Cuando todavía no anochecía ya se conocía la convocatoria a una reunión de los referentes parlamentarios del macrismo. ¿La finalidad? Encontrar alguna suerte de maniobra mágica que permita descomprimir el descontento social.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar