La Opinión Popular
                  19:37  |  Sábado 21 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“A los que les guste mucho la plata hay que correrlos de la política. Hay que buscar gente que viva con sencillez, con sobriedad, como la inmensa mayoría de la sociedad”. Pepe Mujica
Recomendar Imprimir
Internacionales - 03-07-2017 / 20:07
EFEMÉRIDES HISTÓRICAS

Termina la guerra anglo-zulú

Termina la guerra anglo-zulú
La defensa de Rorke's Drift, por Alphonse de Neuville (1880).
La guerra anglo-zulú se produjo en 1879 entre el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda y los zulúes. Debida a diversos motivos, la guerra fue notable por varias batallas particularmente sangrientas, así como por ser un hito en la cronología del imperialismo británico en la región. La guerra señaló el final de la nación independiente zulú.
 
Su último soberano independiente, Cetshwayo, inició la llamada Guerra Zulú contra los británicos, que intentaban ampliar su dominación en la zona. Las tropas coloniales británicas lo derrotaron en la decisiva batalla de Ulundi. El 04 de julio de 1879, Ulundi (capital de Zululandia) es capturada e incendiada por las tropas británicas. El rey Cetshwayo huye, y termina la guerra anglo-zulú. El territorio pasó a ser una posesión británica finalizando así la independencia de la nación zulú.
 
La Opinión Popular
 
Después de la batalla de Ulundi y con el ejército dispersado, la mayoría de los jefes zulúes se rindieron, mientras Cetshwayo huía. El 28 de agosto lo capturaron y fue enviado a Ciudad del Cabo. Fue depuesto formalmente y el país zulú se repartió entre once jefes, incluyendo a Cetshwayo y a uno de sus hijos (Usibepu), a John Dunn (un aventurero blanco) y a Hlubi, un jefe basuto que había servido a los británicos.
 
Sir Garnet Wolseley, el sustituto de Lord Chelmsford, nombró a un residente que debía ser el canal de comunicación entre los jefes y el gobierno británico. Este arreglo trajo disturbios, y en 1882 el gobierno británico decidió reponer a Cetshwayo en el poder. Usibepu se sublevó, y el 22 de julio de 1883 atacó Ulundi. El rey escapó herido y se trasladó a Eshowe, donde murió poco después, el 8 de febrero de 1884.
 
Fuente: Wikipedia
Agreganos como amigo a Facebook
21-04-2018 / 19:04
20-04-2018 / 18:04
Joaquim José da Silva Xavier -Tiradentes- fue educado por su hermano, que era sacerdote. Conocía en profundidad las constituciones promulgadas poco tiempo antes por las asambleas estatales de Estados Unidos, y llevaba siempre consigo ejemplares de las mismas.
 
Pasó algún tiempo trabajando como médico, comerciante y dentista (oficio del que viene su apodo, Tiradentes). Fue oficial de caballería en la inconfidência mineira ('conjuración minera'), revuelta provocada con el fin de lograr la independencia del dominio portugués.
 
Pretendía provocar un levantamiento, lograr la independencia de Brasil y crear una república, libre de las restricciones impuestas a la minería, fabricación y sistema monetario del diamante. Además se intentó crear una universidad y la puesta en marcha de una serie de servicios sociales. La república iba a ser gobernada por una asamblea y un gobierno nacional encabezado por un presidente elegido anualmente.
 
El inicio del levantamiento tuvo lugar cuando las autoridades portuguesas trataron de recaudar los impuestos atrasados, pero tras ser traicionado, la sublevación fue reprimida y fue detenido en Río de Janeiro en abril de 1789.
 
Su juicio duró dos años, durante los cuales defendió la causa republicana. Admitió voluntariamente haber sido el líder del levantamiento así que le ahorcaron públicamente en Río de Janeiro, el 21 de abril de 1792.
 
Cinco de sus compañeros fueron exiliados a Angola. Convertido en un mártir, se  le concedió un lugar privilegiado en la cultura popular brasileña como héroe nacional. Está considerado actualmente Patrón Cívico de Brasil.
 
La Opinión Popular

19-04-2018 / 19:04
19-04-2018 / 18:04
19-04-2018 / 18:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar