La Opinión Popular
                  23:06  |  Domingo 17 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Lo dijo el doctor René Favaloro hace 20 años: “Con el aborto legal no habrá más ni menos abortos, habrá menos madres muertas. El resto es educar, no legislar”.
Recomendar Imprimir
Internacionales - 03-07-2017 / 11:07
ALIENTA LA VIOLENCIA

Donald Trump no para sus ataques contra la prensa

Donald Trump no para sus ataques contra la prensa
Donald Trump no para sus ataques contra la prensa.
El tuit del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, boxeando a una persona que simboliza la cadena de noticias CNN registró una gravedad institucional que trasciende las fronteras de su país para generar un marco de violencia contra el periodismo. Seguramente en México, donde este año fueron asesinados seis periodistas, no reviste ninguna humorada ver a Trump abalanzándose sobre la figura de la CNN con un ring de lucha libre de fondo.
 
"Es un día triste cuando el presidente de Estados Unidos alienta la violencia contra los periodistas", respondió la cadena en un comunicado. Los desorbitados ataques de Trump contra la prensa fueron una constante en su campaña electoral y desde que llegó a la Casa Blanca. Pero así como los asesinatos no amedrentan a los periodistas mexicanos, las amenazas y la estigmatización que busca Trump tampoco acallarán las críticas a su gestión.
 
La Opinión Popular

 
Trump arremete contra los medios y 'pelea' con CNN
 
En una de sus más recientes ataques a la prensa que le es adversa, el presidente Donald Trump difundió ayer en su cuenta de Twitter un video en el que simula dar una paliza a un hombre de traje cuyo rostro está cubierto con el logotipo del canal de noticias CNN abajo de un cuadrilátero de lucha.
 
Se desconoce quién produjo el video de corta duración, pero al parecer corresponde a unas imágenes alteradas de 2007 cuando el magnate se presentó durante una función de lucha de la empresa de entretenimiento deportivo World Wrestling Entertainment Inc.
 
La publicación de las imágenes tiene lugar tras tres días de ofensiva contra las cadenas de televisión a las que considera hostiles a su administración. Trump mantiene una constante relación de tensión con los medios desde que asumió el cargo.
 
CNN denunció inmediatamente a un presidente que "estimula la violencia contra los periodistas" y añadió en un tuit: "Es un día triste cuando el presidente de Estados Unidos alienta a la violencia contra los reporteros".
 
El videomontaje divulgado en la cuenta personal del mandatario, y después retuiteado en la oficial (@POTUS) tiene una duración de 28 segundos, pero la acción dura cuatro segundos y se repite una y otra vez.
 
En un tuit posterior, el magnate se mantuvo a la ofensiva y afirmó que "la prensa deshonesta NUNCA nos impedirá alcanzar nuestros objetivos para el bien de nuestro ¡GRAN PUEBLO ESTADOUNIDENSE! (...) La PRENSA DE LAS NOTICIAS FALSAS intenta silenciarnos, pero no se lo permitiremos. ¡Nosotros ganamos y ellos perdieron!", añadió.
 
Bruce Brown, director ejecutivo del Comité de Reporteros Pro Libertad de Prensa, censuró el tuit y lo describió como una "amenaza de violencia física contra periodistas". Según Brown, el tuit "rebaja la presidencia" y "no debe pesar sobre nadie la amenaza de daño físico por hacer su trabajo".
 
Sin embargo, el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tom Bossert, expresó que "nadie debería de percibir eso como una amenaza. Espero que no lo hagan".
 
El consejero dijo a la ABC que él cree que Trump "ha sido golpeado de tal manera por las plataformas de cable que tiene derecho a responder". CNN agregó que es hora de que el presidente se ponga a trabajar, "nosotros continuaremos haciendo nuestro trabajo".
 
Fuente: informador.com.mx
 

Agreganos como amigo a Facebook
16-06-2018 / 19:06
16-06-2018 / 19:06
15-06-2018 / 20:06
La Revolución húngara de 1956 fue un movimiento revolucionario espontáneo de alcance nacional contra el gobierno comunista de la República Popular de Hungría y sus políticas impuestas desde la Unión Soviética, que duró desde el 23 de octubre hasta el 10 de noviembre de 1956.
 
El 23 de octubre de 1956, los estudiantes, en una manifestación masiva en Budapest, la capital del país, demuestran la solidaridad con Polonia, que exigen la independencia de la URSS y el retiro de las tropas del Ejército Rojo. Rápidamente se suman los obreros.
 
El presidente András Hegedüs, por radio prohíbe la manifestación, pero no hizo más que derramar aceite sobre el fuego. Los reclamos centrales eran libertad de prensa y el retiro de las tropas rusas del país. La multitud reunida frente al edificio de la radio para exigir que se transmitan sus reivindicaciones es recibida a los tiros por la AVH (policía política), convirtiendo lo que era una manifestación pacífica en el inicio de la revolución.
 
El ejército soviético movilizó 31550 soldados y 1130 tanques y el 4 de noviembre de 1956 invadió Budapest y otras regiones del país. La resistencia húngara continuó hasta el 10 de noviembre. Más de 2500 húngaros y 722 soldados soviéticos perecieron en el conflicto y unos 200000 húngaros huyeron en calidad de refugiados. Los arrestos masivos y las acusaciones continuaron por meses.
 
El ex Presidente del Consejo de Ministros de la República Popular de Hungría, Imre Nagy, fue ejecutado, junto con el líder militar de la Revolución, el general Pál Maléter y Miklós Gimes, tras ser sometidos a juicios secretos el 16 de junio de 1958. Sus cuerpos fueron ubicados en tumbas sin marcar en el Cementerio Municipal en las afueras de Budapest.
 
La Opinión Popular

15-06-2018 / 18:06
El 16 de junio de 1976, aproximadamente 15.000 estudiantes, de secundaria y de primaria, salieron a las calles de Soweto, (el mayor gueto de Sudáfrica, en Johanesburgo), para protestar porque el gobierno del apartheid pretendía hacer su educación completa en Afrikaans y no en inglés y contra la Bantú Education, establecida en 1953, basada en las palabras del que sería primer ministro de la Sudáfrica racista, Hendrik Verwoerd"el bantú (negro) no tiene espacio en nuestro país más allá de determinadas formas de trabajo. ¿Para qué enseñar a un niño bantú matemáticas cuando no podrá utilizarlas? Es absurdo".
 
Si el destino de la población negra era en la Sudáfrica racista ser burros de carga, no había que enseñarles a ser otra cosa. En 1976 el gobierno gastaba 46 euros en un estudiante blanco. En uno negro, cuatro.
 
Los estudiantes salieron a las calles con sus uniformes por miles. En los enfrentamientos con la policía ésta disparó a matar. Los primeros en caer: adolescentes y niños. La rebelión se extendió a otras ciudades y áreas rurales.
 
Cientos, sino miles, de escolares abandonaron el país y se unieron al Congreso Nacional Africano (ANC) o al Pan African Congress (PAC) en el exilio revitalizando las organizaciones guerrilleras que languidecían con sus líderes en prisión, mientras las sanciones internacionales contra el gobierno del Apartheid se reforzaban. La revuelta de Soweto marcó el principio del fin para el gobierno racista.
 
La Opinión Popular

14-06-2018 / 20:06
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar