La Opinión Popular
                  07:37  |  Jueves 21 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Macri es una mezcla de superficialidad e ignorancia. Hay mucha gente enojada con el Gobierno por la situación económica que nunca termina de arrancar y puede darle un castigo en las elecciones de octubre”. Beatriz Sarlo
Recomendar Imprimir
Nacionales - 03-07-2017 / 09:07
UN SONDEO DE M&F DA UN EMPATE TÉCNICO ENTRE BULLRICH, CRISTINA Y EL CANDIDATO DE 1PAÍS

Encuesta indica que no hay polarización y Massa se prende en la pelea

Encuesta indica que no hay polarización y Massa se prende en la pelea
Sergio Massa. Foto: Blas García para La Opinión Popular (Permitida su reproducción citando la fuente)
Una encuesta confirma que no se está dando la polarización en la que trabaja el Gobierno desde hace meses en la provincia. Según un estudio de opinión de la consultora Management & Fit sobre 2 mil casos, pedido por Clarín, la fórmula oficialista de Esteban Bullrich y Gladys González sería la más elegida con el 28,5% de los votos. Por una luz de ventaja, menos de un punto, se impondría a la de Unidad Ciudadana, que encabezan la ex presidenta Cristina Kirchner y Jorge Taiana y que obtendría el 27,8%.
 
Sin embargo, el dato más relevante del sondeo es que la boleta de 1País con Sergio Massa y Margarita Stolbizer se quedaría con el 24,1%. Teniendo en cuenta que el margen de error de las encuestas es del 3 por ciento -tanto como para arriba como para debajo de cada fórmula-, esta encuesta da un escenario de triple empate técnico entre Cambiemos, Cristina y Massa.
 
De hecho, debido al margen de error, el orden real de los candidatos el día de la votación puede terminar siendo muy distinto a la foto que hoy muestra el sondeo. La vigencia electoral de Massa es el dato central porque tanto en la Casa Rosada como en el polo que se formó en torno a Florencio Randazzo se trabajó -y así se comunicó a los medios- sobre la hipótesis de un "desplome" del tigrense por debajo de los 15 puntos. No fue casual.

 
Un asesor estratégico del Gobierno le había confirmado a LPO que el PRO hace siempre el mismo juego con Massa. Como mide 20 ó 25 puntos de arranque, Marcos Peña empieza a "ecualizar" las encuestas, para que tres meses antes del cierre de listas Massa mida 16 puntos para abajo. De este modo el "círculo rojo" interpreta que se está desplomando y de esa manera buscan generar un efecto de polarización ante la opinión pública.
 
Luego, como esto no ocurre, los encuestadores tienen que garantizar su menguado prestigio y a medida que se acerca la elección empiezan las correcciones, no siempre con sutileza: el caso más notable fue el de un reconocido encuestador que en la pasada elección lo hizo pasar de 15 a 21 puntos a Massa en la última semana. En el massismo reían porque se preguntaban qué truco mágico hizo el líder de Frente Renovador para crecer 6 puntos en una semana.
 
LPO había advertido hace meses que había una inconsistencia de fondo: Si el escenario político era de polarización, no se entendía porque Randazzo buscaba también el camino del centro y no iba a un acuerdo con Cristina.
 
Otro dato importante de la encuesta de M&F es que el Frente Justicialista de Florencio Randazzo y Florencia Casamiquela miden apenas 5,4%.
 
Esto por un lado significa que al Gobierno le está sirviendo la estrategia de que se mantenga en pie la candidatura del ex ministro del Interior: esos 5 puntos de voto peronista antikirchnerita no van a Massa, que hoy estaría primero sumando ese porcentaje.
 
Como contrapartida, si Randazzo sólo saca 4 ó 5 puntos en la primaria es una posibilidad grande que por el voto útil todo ese voto lo pierda en la general y migre a Massa, ya que es un voto peronista no K.
 
Fuente: La Política Online
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-09-2017 / 18:09
20-09-2017 / 16:09
20-09-2017 / 10:09
Se profundiza el conflicto en las escuelas secundarias porteñas en protesta por la reforma educativa planteada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. En medio de las movilizaciones y tomas de colegios que impulsaron los estudiantes, que recibieron un fuerte apoyo por parte del resto de la comunidad educativa, de sus compañeros, de sus padres y de los docentes, crece la resistencia a la reforma educativa -la segunda que implementó el PRO- denominada Secundaria del Futuro.
 
Los reclamos tiene que ver con dos planteos globales: primero, que la prórroga no se implemente durante el año 2018, sino que el año que viene debe servir para debatir el proyecto de reforma educativa, puesto que existe una gran falta de información sobre los detalles del proyecto y, en consecuencia, no se alcanzaron consensos con la comunidad educativa.
 
El segundo punto: quieren tener una participación real en el debate, que hasta ahora no existió. En la anterior reforma que se implementó entre 2012 y 2014, que llamaron Nueva Escuela Secundaria (NES), se realizaban jornadas en las que se discutían los temas, pero no cumplían ningún objetivo de los que se proponían, porque no se escuchaban ni tenían en cuenta lo que recibían de parte de los estudiantes.
 
La nueva reforma planteada profundiza la NES y significa un cambio en el paradigma de la educación secundaria. No otra cosa es el tema de las pasantías laborales gratuitas en 5° año. El 50% del tiempo estará destinado a "aplicar los aprendizajes en empresas y organizaciones". El resto será destinado al desarrollo de habilidades y proyectos de emprendedurismo.
 
También un sistema de créditos muy polémico, que tiene una matriz neoliberal. Se eliminarán las calificaciones numéricas y serán reemplazadas por un sistema de créditos. Los que no logren reunir los mínimos no repetirán el año, sino que asistirán a clases de apoyo del área de conocimiento que necesiten.
 
La ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, denunció que dos partidos políticos y algunos gremios docentes están detrás de la tomas de los colegios, medida de fuerza que ya lleva tres semanas en algunos casos. "Acá hay demasiados actores políticos y partidarios que están tomando partido de esto. El FIT, el Frente para la Victoria y algunos sindicatos docentes están detrás de las tomas", aseguró la funcionaria.
 
Por parte del Gobierno macrista existió, desde un comienzo, una fuerte demonización contra los estudiantes, los acusaron de kirchneristas y, con esa excusa, no se sentaron a debatir como debieron haberlo hecho. La ministra Acuña subestimó a los estudiantes y dijo que son títeres de los partidos políticos y sindicatos de docentes.
 
La Opinión Popular

19-09-2017 / 08:09
19-09-2017 / 08:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar