La Opinión Popular
                  01:16  |  Lunes 25 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Lo dijo el doctor René Favaloro hace 20 años: “Con el aborto legal no habrá más ni menos abortos, habrá menos madres muertas. El resto es educar, no legislar”.
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 28-06-2017 / 20:06
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 29 DE JUNIO DE 1935 SE FUNDA FORJA Y DECLARAN: "SOMOS UNA ARGENTINA COLONIAL, QUEREMOS SER UNA ARGENTINA LIBRE"

Forja de valientes: Patria, Pan y Poder al Pueblo

Forja de valientes: Patria, Pan y Poder al Pueblo
Yrigoyen y Perón. FORJA fue el eslabón que vinculó al irigoyenismo con el naciente peronismo.
La Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina (FORJA) fue una reacción contra la conducción claudicante de Marcelo Torcuato de Alvear alejado de la idea popular que la U.C.R. había tenido con Don Hipólito Irigoyen. El caudillo popular había dicho "todo taller de forja parece un mundo que se derrumba" y de allí el nombre.

Los jóvenes radicales que crean FORJA, el 29 de junio de 1935, desarrollan una propuesta fuertemente nacionalista, de denuncia y oposición al neocolonialismo, tratando que su partido vuelva a sus orígenes federales yrigoyenistas.
 
Entre los fundadores estaban Arturo Jauretche, Homero Manzi, Luis Dellepiane, Gabriel del Mazo, Atilio García Mellid, Jorge del Río y Darío Alessandro

La posterior incorporación de Raúl Scalabrini Ortiz dotará al movimiento de una sólida visión socio-económica de análisis político, que se relacionaría pocos años después con la aparición de la Teoría de la Dependencia en toda América Latina.
 
Al surgir el peronismo, el 17 de Octubre de 1945, FORJA se autodisuelve integrándose al nuevo movimiento popular.

FORJA, fue el eslabón vivo que enlazó al irigoyenismo con el naciente peronismo, marcando una continuidad superadora entre federalismo, irigoyenismo y peronismo, que integra a los mejores hombres e ideas del viejo movimiento en el nuevo y trasmiten la tradición del nacionalismo democrático independentista, procedente de las más antiguas raíces de la Patria.
 
Escribe: Blas García

Scalabrini Ortiz y la Lucha Contra la Dominación Británica en la Argentina
Blas García

Forja de valientes
 
Irigoyen se había muerto. El radicalismo estaba en manos del conservador Alvear. La economía en manos de los ingleses y los ganaderos terratenientes. El general Agustín Pedro Justo gobernaba. Los hombres que hicieron FORJA, tenían todo en contra. Tenían infinitos motivos para encogerse de hombros y borrarse.
 
Sin embargo, aquel 29 de junio de 1935, Arturo Jauretche y sus compañeros afiliados radicales Manuel Ortiz Pereyra, Gabriel  del Mazo, Juan B Fleitas, Atilio García Mellid, Luis Dellepiani y Homero Manzi  fundaban FORJA y declaraban:"Somos una Argentina colonial, queremos ser una Argentina libre". Unieron, como raramente ocurre, la lucidez con el coraje.
 
 
Historia de FORJA
 
FORJA fue creada dos años después de la muerte de Hipólito Yrigoyen, y en momentos que la Unión Cívica Radical decidía levantar la abstención electoral decidida en 1931 en oposición al sistema de elecciones fraudulentas, con el fin de impulsar una postura política "yrigoyenista" que realizara una dura crítica de los gobiernos que asumieron el poder a partir del golpe de estado del 6 de septiembre de 1930, y que se conoció como la Década Infame.
 
FORJA tuvo escasa participación en la vida política partidaria de la UCR, y su actividad consistió fundamentalmente en la realización de investigaciones político-sociales que se publicaban mediante "cuadernos", conferencias y debates que se realizaban en su famoso sótano ubicado en Lavalle 1725 de la ciudad de Buenos Aires, y actos callejeros.
 
Hacia 1940, la facción liderada por Dellepiane y Del Mazo pactó su reintegración a la conducción nacional de la UCR, y abandonó el movimiento. Aunque esto favoreció a la línea más radical, representada por Scalabrini Ortiz -quien se incorporó formalmente al eliminarse la obligatoria adhesión a la UCR- y colocó a Jauretche al frente.
 
 
Ideario de FORJA
 
FORJA desarrolló una propuesta fuertemente nacionalista, de denuncia y oposición al neocolonialismo. Difundiendo el lema de "Somos una Argentina colonial, queremos ser una Argentina libre", FORJA analizó y expuso los mecanismos económicos del neocolonialismo, así como el comportamiento ilegítimo de las empresas y capitales extranjeros en la monopolización de sectores claves de la economía.
 
En sus investigaciones FORJA analizaba en detalle las medidas económicas de los gobiernos de la Concordancia, como el pacto Roca-Runciman; la creación del Banco Central con el fin de que hombres ligados a los intereses financieros británicos controlaran el sistema monetario y financiero argentino; la organización de la Corporación del Transporte para garantizar a las empresas ferroviarias británicas y sistema sin competencia; la oposición a la ruptura de relaciones con la Unión Soviética, pues esta podía significar un importante comprador de los productos agropecuarios argentinos. Uno de sus principios incondicionales fue el apoyo a la neutralidad argentina ante la Segunda Guerra Mundial.
 
Con respecto a las medidas de política interior adoptada por el gobierno, sostenían que el gobierno de Agustín Pedro Justo intervenía las provincias donde ganaban partidos opositores al gobierno, y que el salario y la desocupación habían empeorado.
 
FORJA denominó como "Estatuto del Coloniaje" al sistema de medidas económicas, políticas y sociales, nacionales e internacionales, que los gobiernos de la Concordancia adoptaron.
 
En gran medida FORJA inició una metodología socio-económica de análisis político, que se relacionaría pocos años después con la aparición de la Teoría de la Dependencia en toda América Latina. Si bien su impacto en la actividad política directa fue menor, su impacto en la cultura política argentina sería determinante en las décadas siguientes.
 
  
Arturo Jauretche y Juan Perón  
 
Frente al golpe militar de 1943 que derrocó al gobierno fraudulento de Ramón Castillo, FORJA publicó un documento donde decía: "El derrocamiento del "régimen" constituye la primera etapa de toda política de reconstrucción de la nacionalidad y de expresión auténtica de la soberanía".
 
A partir de 1943 se establece una relación estrecha entre Juan Perón y Arturo Jauretche. En el momento trascendental cuando Perón deja de ser un soldado para pasar a ser el conductor de un Pueblo, se encuentra con Jauretche, la más consecuente expresión de aquel irigoyenismo que constituyó el primer movimiento de masas del siglo XX.
 
Dialogaron casi todas las mañana, durante aquel año 43, sobre que "no hay nacionalismo sin pueblo", que solo los "descamisados" podían aplastar a los "vendepatrias" y a "los cipayos", que "la independencia económica y la soberanía política no se plasman sin la justicia social", que permitieron a Perón elaborar un designio antioligárquico y antiimperialista; y sentar las bases de una doctrina política destinada a remover los cimientos de la vieja Argentina agro-exportadora.
 
 
FORJA y Jauretche se hacen peronistas
 
FORJA confluye naturalmente en el peronismo. Su prédica nacional y antimperialista encuentra el sujeto multitudinario que buscaba. Encuentra, también, la cara de su esperanza: la de los obreros nuevos, los hombres del interior que llegaban a la ciudad puerto y eran recibidos por ese obrerista Coronel Perón que comenzaba a plantearles consignas claras (muchas de las que habían elaborado los hombres de FORJA), reivindicaciones inmediatas y un lenguaje directo. Porque Perón dice "vendepatrias", "cipayos", "era del fraude", etc.
 
Se produce el 17 de Octubre, FORJA y Jauretche que habían luchado por Patria, Pan y Poder al Pueblo no lo dudan: se hacen peronistas. Luego del 17 de octubre de 1945 y ante el llamado a las elecciones, FORJA anunció que sus objetivos se habían satisfecho y se disolvió.
 
 
Continuidad superadora
 
Así como la lucha de San Martín y los caudillos federales por constituir una nación independiente se continuaron en el movimiento de Hipólito Irigoyen, Jauretche, a través de FORJA, fue el eslabón vivo que enlazó al irigoyenismo declinante en el radicalismo caduco, con el naciente peronismo.
 
Esta continuidad superadora entre federalismo, irigoyenismo y peronismo, que integra a los mejores hombres e ideas del viejo movimiento en el nuevo, trasmiten la tradición del nacionalismo democrático independentista, procedente de las más antiguas raíces de la Patria.
 
Escribe: Blas García 

Agreganos como amigo a Facebook
Forja de valientes: Patria, Pan y Poder al Pueblo
Volante de FORJA.
23-06-2018 / 19:06
23-06-2018 / 19:06
El 01 de mayo de 1958 asumió la presidencia Arturo Frondizi, un radical "intransigente". A través de Rogelio Frigerio había hecho un pacto con Juan Perón, exiliado en Caracas, y éste dio la orden de votarlo. Así logró casi cuatro millones de votos (48%) y pudo ganarle al candidato radical tradicional, Ricardo Balbín (28%).
 
Muy rápidamente los trabajadores comenzaron a sufrir en carne propia las medidas del gobierno que ellos mismos habían votado. La inflación comenzó a comer los salarios, tuvieron que salir a la lucha los docentes y estudiantes ante el ataque a la educación pública, y vino la entrega del petróleo a la Standard Oil y otras multinacionales.
 
Desde el inicio del año 1959 el gobierno multiplicó sus ataques contra los trabajadores. Hubo seis veces más huelgas que el año anterior. Se privatizó el Frigorífico Nacional, luego de reprimir la resistencia peronista. Poco después salieron a la lucha los ferroviarios, luego los bancarios.
 
El 24 de junio de 1959, en medio de presiones de los militares y el descontento obrero y popular, Frondizi reorganizó su gabinete. En Economía nombró al capitán-ingeniero Álvaro Alsogaray, que ya tenía una sólida trayectoria como economista liberal y proimperialista, ya que fue el encargado, en la dictadura militar autodenominada Revolución "Libertadora" (1955-1958), para destruir todos los avances sociales y económicos de la década de Gobierno de Perón.
 
Con la frase "Hay que pasar el invierno", el "Chancho" quedó en la historia. Su plan de ajuste hizo que el salario real cayese un 24% en 1959 y aplicó una política de privatizaciones, despidos y ajuste tanto o más profunda que la de la dictadura de Aramburu y Rojas.
 
La Opinión Popular

23-06-2018 / 19:06
En 1935, Carlos Gardel era la figura argentina más importante que triunfaba en toda América ya había filmado ocho películas para la Paramount norteamericana y estaba promocionando los films y los discos de las dos últimas: El día que me quieras y Tango Bar.
 
Durante esa gira lo acompañaban sus guitarristas BarbieriRiverolAguilar y el letrista y guionista Alfredo Le Pera. El 10 de junio de ese año llegó a Colombia, precisamente a Medellín donde estuvo hasta el 14 de junio, luego viajó a Bogotá para hacer nuevas presentaciones.
 
El 24 de junio de 1935 por la mañana, Gardel en compañía de Le Pera y sus músicos salen de Bogotá rumbo a Cali, pero hacen una escala técnica en el aeropuerto Olaya Herrera de Medellin, conocido como Las Palmas.
 
El objetivo de la escala fue cargar combustible y los rollos de la película Payasadas de la vida. El avión además llevaba instrumentos musicales, telones y valijas de los 13 ocupantes. A las tres de la tarde, el Ford F-31 de la empresa Saco, carreteó el aeropuerto y se estrelló aún en tierra con el Ford F-11 de Scadta.
 
De los trece tripulantes sobrevivieron el profesor de inglés José Plaja, el ayudante de cabina Grant Flynn y el guitarrista José María Aguilar.
 
La calidad de su voz y su muerte prematura ayudaron a convertirlo en un mito popular. Gardel se ha convertido en una figura indiscutible de la que no es necesario reseñas ni alabanzas. Todo aquel que oyó hablar de tango, lo encontró pegado al nombre de Carlos Gardel.
 
La Opinión Popular

23-06-2018 / 19:06
23-06-2018 / 19:06
El 24 de junio de 1911, en Balcarce, nace Juan Manuel Fangio, considerado uno de los mejores pilotos del automovilismo mundial de todos los tiempos, en particular por ser quíntuple campeón de Fórmula 1.

Desde su niñez abandonó sus estudios para dedicarse a la mecánica automovilística. En 1938, debutó en Turismo Carretera, compitiendo a bordo de un Ford V8. En 1940, pasaría a competir con Chevrolet, logrando el Gran Premio Internacional del Norte y consagrándose como Campeón Argentino de Turismo Carretera, título que repetiría al año siguiente.
 
El gobierno de Juan Perón, conocedor de la importancia de los triunfos deportivos para fortalecer la política interna y sostener el imaginario de una Argentina que aspiraba a un liderazgo continental, financió la llegada a Europa de los automovilistas Juan Manuel Fangio y José Froilán González, recientemente fallecido.

En 1947, Fangio participó en carreras llevadas a cabo en Europa y en 1950, se convirtió en piloto de Alfa Romeo. También en esos años, compitió en las categorías de Fuerza Limitada (antecesoras de la Fórmula 1 Mecánica Argentina), llevándose cuatro veces el título, desde 1947 a 1949 con un Volpi-Chevrolet y en 1950 con un Talbot.
 
Entre 1951 y 1957, obtuvo cinco títulos mundiales de Fórmula 1, conduciendo con Mercedes-Benz, Maserati, Alfa Romeo y Ferrari. Se retiró en 1958, luego de un secuestro que sufrió.
 
Es el piloto de mejor promedio de la historia de la Fórmula 1, ganando 24 de las 59 carreras corridas, y en 35 de ellas llegando al podio, además de ser el único piloto que ganó campeonatos de Fórmula 1 con 4 escuderías distintas y el piloto ganador más viejo de la historia (46 años y 41 días).
 
Presidió la empresa Mercedes-Benz en Argentina desde 1987, un año después de la inauguración de su museo, hasta su deceso. Fue nombrado "Mejor Deportista de la Historia del Deporte Argentino". En su homenaje hoy es el Día Nacional del Automovilismo Deportivo.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar