La Opinión Popular
                  04:07  |  Jueves 29 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Mauricio Macri prometió que iba a lograr pobreza cero en la Argentina y cada vez hay más pobres. Dijo que venía a unir a los argentinos y cada vez es más grande la grieta”. Juan Manzur, gobernador de Tucumán
Recomendar Imprimir
Nacionales - 19-06-2017 / 10:06
BUSCAN APURAR LA RENOVACIÓN E IMAGINAN UN 2019 SIN LA EX PRESIDENTA

Los gobernadores del PJ toman distancia de la jugada de Cristina contra Randazzo

Los gobernadores del PJ toman distancia de la jugada de Cristina contra Randazzo
GOBERNADORES DEL PJ, EN UNA RECIENTE REUNIÓN. Buscan mostrarse unidos y consensuar reclamos contra Macri. La mayoría evita definirse sobre la decisión de ceder al PJ para vaciar el armado bonaerense del ex ministro. Pero buscan apurar la renovación e imaginan un 2019 sin la ex presidenta.
 
El lanzamiento de un frente paralelo al PJ encabezado por Cristina en Buenos Aires sumergió a los gobernadores peronistas que proclaman la renovación en un estudiado silencio. Excusados en que deben concentrar sus energías en los comicios provinciales, la mayoría toma distancia y evita definirse en público de la jugada de la ex presidenta. Pero en privado hacen cuentas e imaginan un 2019 sin su última líder.
 
Si bien habrá votaciones en todo el país, la lupa está puesta sobre la interna bonaerense, puesto que de allí podría salir la figura que encamine al peronismo nacional de cara a las presidenciales de 2019.
 
El gobernador de Chaco, Domingo Peppo -quien con internas dentro de un frente unido sacó casi el 50 % de votos en las PASO provinciales- considera que "las elecciones nacionales de este año marcarán tendencias para crear nuevos liderazgos que permitan recuperar el Gobierno nacional". Y advirtió a Clarín: "Los liderazgos tienen que estar revalidados por la gente en un proceso electoral".
 
Peppo fue, junto a su par de Salta, Juan Manuel Urtubey, uno de los pocos referentes en manifestar, antes del cierre de alianzas, que el PJ de Buenos Aires debía ir a internas.
 
Pero el requerimiento de Cristina para lanzarse fue que existiera lista de unidad y, ante la imposibilidad de frenar a Florencio Randazzo, el kirchnerismo y los intendentes que apoyan a la ex mandataria idearon Unidad Ciudadana, en el que dejaron afuera al partido madre.
 
Por lo bajo, la decisión fue vista como "descabellada" por varios, pero los jefes provinciales prefieren mantenerse al margen de esa pelea. "Es un tema de la provincia de Buenos Aires, que tendrán que definir los bonaerenses", dijo, por caso, el gobernador de Tucumán, Juan Manzur.
 
En sentido similar se posicionan cuatro de sus pares de otras provincias que, consultados por Clarín, prefirieron no hacer declaraciones. "Que cada uno se enfoque en la coyuntura de su localidad y después vendrá el debate", es la explicación formal más repetida. Urtubey fue el único que salió a pegar: "La ex Presidenta tomó la decisión de competir en otra fuerza. Está claro que ella ya no está en el peronismo".
 
Los gobernadores del PJ prefieren leer lo que dejen los comicios. Ya lo había adelantado el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, cuando se lanzó una "liga" con siete gobernadores, semanas atrás en la Casa de Entre Ríos, en Capital. "La renovación del peronismo será después de las elecciones", declaró en ese entonces. Estaban con él Peppo, Manzur, Lucía Corpacci (Catamarca), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Sergio Casas (La Rioja) y Gustavo Bordet (Entre Ríos).
 
Con los resultados en mano, sobre todo si dejan lecturas claras, podrían empezar algunas definiciones. Pero además, la cautela es porque los gobernadores quieren evitar cortocircuitos locales con intendentes y dirigentes K de sus distritos y prefieren evitarlos en momentos previos a los comicios.
 
En privado se sueltan un poco más. No creen (ni quieren) que Cristina arrase porque arruinaría sus planes de renovación y conformación de un "peronismo democrático". No saldrán a criticarla por anticipado. "Que se vaya de la escena política sola es lo mejor", analizan en una provincia del centro del país.
 
Los mandatarios, según contaron a Clarín en sus entornos, imaginan dos escenarios: el peronismo se encolumna o se quiebra definitivamente. "Si Cristina conduce, el peronismo se parte al medio", resumen cerca de un gobernador que siempre fue crítico al kirchnerismo.
 
Mientras, en el equipo de Randazzo se conforman con lo que hay: aseguran que el ex ministro tiene buen diálogo con "casi todos" los gobernadores peronistas y agregan que incluso alguno le expresó su solidaridad por "lo que le hicieron con el PJ". En público, casi nada. Será esperar las urnas y volver a evaluar.
 
Por Jazmín Bullorini
 
Fuente: Clarín
 
Agreganos como amigo a Facebook
28-06-2017 / 16:06
28-06-2017 / 16:06
28-06-2017 / 09:06
En una muestra de desprecio hacia los trabajadores, y a pesar del rechazo expresado por las centrales sindicales a la propuesta oficial, el gobierno de Mauricio Macri determinó anoche, a través del Ministerio de Trabajo que conduce Jorge Triaca, un incremento del 24% en el Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM) en tres cuotas, que se terminarán de pagar recién en julio del año que viene.
 
De esta manera, el SMVM pasará de $8.060 a $10.000, disponiendo que el mismo se ajuste en tres tramos: $8.860 a partir del 1º de julio, $9.500 a partir del 1º de enero y $10.000 desde julio de 2018. La resolución de Triaca se dio luego de que fracasara la reunión del Consejo del Salario Mínimo que juntó al Gobierno, sindicalistas (la CGT y la CTA) y empresarios.
 
El pedido gremial era el de un salario de $14.060, lo que representaba un aumento del 75%, mientras que las cámaras empresariales hicieron una oferta que lo elevaba a $9.700, una suba del 20,3%. Ante la falta de acuerdo entre empresarios y sindicatos (que fogoneó el Gobierno), Macri terminó definiendo el futuro del salario mínimo. El ministro Triaca, compartió la propuesta patronal, aunque le sumó un mísero 3%. Con los hechos consagrados, es la primera vez en la historia que el Consejo del Salario no llega a un acuerdo entre las partes.
 
El aumento solo satisfizo a los empresarios entre los que estaban la UIA, la Bolsa de Comercio, las centrales del campo: Confederaciones Rurales Argentinas y Coninagro, Argencon (empresas de servicios externos), FEGHRA (Hoteles y gastronomía), la Cámara Argentina de Comercio y la Cámara Argentina de la Construcción, entre otras.
 
Este incremento dado por el Gobierno no alcanza siquiera para cubrir el 65% de la Canasta Básica Total que mide el Indec, el cual en el último informe de mayo señala que una familia tipo necesita $14.665,88 para no caer en la pobreza. Así, esta decisión macrista no sirve siquiera para paliar las mínimas necesidades elementales de los sectores populares.
 
Como si esto fuera poco, durante el primer cuatrimestre del año la tasa de inflación superó el 9%, complicándose así aún más la situación de pobreza e indigencia que se vive en el país. El gobierno de Macri, luego de sus consecutivas y fracasadas promesas de "segundo semestre", "brotes verdes" o "luz al final del túnel", y mientras crecen la inflación y la desocupación, estableció -por decreto- un salario mínimo de pobreza.
 
Para justificarlo, ahora ensayan una nueva variante del "relato". Los "inversores", los que estarían pensando en poner una fábrica y generar empleo, ven la posibilidad de que vuelva Cristina y dudan. El Gobierno utiliza al fantasma del triunfo electoral K para justificar por qué la economía no arranca, buscando asustar a la gente para que voten los candidatos macristas
Así administra el Gobierno de los Ricos. 


La Opinión Popular

27-06-2017 / 12:06
27-06-2017 / 10:06
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar