La Opinión Popular
                  14:50  |  Domingo 18 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Es peligroso tener razón cuando el gobierno está equivocado”. Voltaire
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 14-06-2017 / 07:06
EFEMÉRIDES POPULARES

En un día como hoy falleció el gran escritor Jorge Luis Borges

En un día como hoy falleció el gran escritor Jorge Luis Borges
Jorge Francisco Isidoro Luis Borges Acevedo.
El 14 de junio de 1986, en Ginebra, Suiza, moría Jorge Luis Borges (86 años). Fue un escritor argentino, uno de los autores más destacados de la literatura del siglo XX. Publicó ensayos breves, cuentos y poemas. Su obra, fundamental en la literatura y el pensamiento universal, además de objeto de minuciosos análisis y múltiples interpretaciones, trasciende cualquier clasificación y excluye todo tipo de dogmatismo.
 
Es considerado uno de los eruditos más reconocidos del siglo XX. Ontologías fantásticas, genealogías sincrónicas, gramáticas utópicas, geografías novelescas, múltiples historias universales, bestiarios lógicos, éticas narrativas, matemáticas imaginarias, dramas teológicos, invenciones geométricas y recuerdos inventados son parte del inmenso paisaje que las obras de Borges ofrecen tanto a los estudiosos como al lector casual.
 
Y sobre todas las cosas, la filosofía, concebida como perplejidad, el pensamiento como conjetura, y la poesía, la forma suprema de la racionalidad. Siendo un literato puro pero, paradójicamente, preferido por los semióticos, matemáticos, filólogos, filósofos y mitólogos, Borges ofrece -a través de la perfección de su lenguaje, de sus conocimientos, del universalismo de sus ideas, de la originalidad de sus ficciones y de la belleza de su poesía- una obra que hace honor a la lengua española y la mente universal.
 
Galardonado con numerosos premios, Borges fue un personaje políticamente polémico, con posturas antipopulares y simpatías por regímenes autoritarios que se estima fueron un obstáculo para que ganara el Premio Nobel de Literatura al que fue candidato durante casi treinta años.
 
La Opinión Popular
 
1986 - Moría Jorge Francisco Isidoro Luis Borges Acevedo, escritor argentino, uno de los autores más destacados de la literatura del siglo XX. Nacido en Buenos Aires el 24 de agosto de 1889, a los 6 años tenía ya claro que quería ser escritor. De hecho, su primera fábula data de 1907, titulada "La visera fatal", inspirada en un pasaje del Quijote.
 
Justo en el mismo año en que estalló la Primera Guerra Mundial, la familia Borges recorrió Europa. Su padre quedó ciego por lo que tuvo que renunciar a su trabajo como profesor. Recorrieron París, Milán y Venecia, pero se quedaron en Ginebra.
 
Siendo ya adolescente devoraba clásicos como los del Votaire o Víctor Hugo. Descubre impresionado el expresionismo alemán y por su cuenta y riesgo se atreve a descifrar la novela "El golem" de Gustav Meyrink.
 
Hacia 1919 pasa a residir en España. Primero fue en Barcelona y luego se trasladó a Mallorca. En Madrid trabó amistad con un notable políglota y traductor, Rafael Cansinos-Assens, a quien proclamó como su maestro.
 
Cuando regresó fundó en 1921 la revista Prismas, junto con otros jóvenes, y más tarde la revista Proa. En un segundo viaje a Europa entregó a la imprenta su primer libro de poesía titulado "Fervor de Buenos Aires" (1923).
 
Durante los años '30 su fama creció en Argentina pero su consagración internacional no llegaría hasta muchos años después. En 1938 fallece su padre y es en ese mismo año que sufre un grave accidente provocado por su progresiva falta de visión. Es poco después de esto cuando Borges necesitará permanentemente la ayuda de su madre, hermana o amigos para poder escribir sus relatos.
 
En 1950, la Sociedad Argentina de Escritores lo nombra su presidente. En 1973 fue declarado Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires y, paralelamente, solicitó su jubilación como director de la biblioteca nacional. En 1986, enfermo de cáncer y temiendo que su agonía fuese un espectáculo nacional, fijó su residencia en Ginebra. Murió el 14 de junio de 1986 a los 86 años víctima de un cáncer hepático y un enfisema pulmonar.
 
Fuentes: Infobae y Wikipedia
 
Agreganos como amigo a Facebook
17-02-2018 / 19:02
17-02-2018 / 19:02
16-02-2018 / 11:02
16-02-2018 / 18:02
15-02-2018 / 20:02
Herminio Iglesias fue peronista, sindicalista, intendente de Avellaneda, diputado y fallido candidato a gobernador de Buenos Aires en 1983 por el PJ. Su quema del ataúd con la sigla UCR fue el símbolo de la derrota del peronismo a manos del radical Raúl Alfonsín.
 
Participó del 17 de octubre de 1945. Presidió la agrupación vandorista "30 de Junio", en Avellaneda. Fue baleado en 1972 por otros peronistas. Corrió a tiros a Juan Manuel Abal Medina ese mismo año. Fue baleado otra vez, en este caso le rozaron el escroto, en septiembre de 1973, también por una interna con sus adeptos.
 
Tenía una fama basada en exabruptos, provocaciones y un curioso manejo del idioma. Era un exponente de la ortodoxia justicialista, una fórmula que con menos eufemismo podría traducirse como un "pesado" del peronismo bonaerense. Gozaba de un nombre en su territorio, Avellaneda, ganado, entre otras cosas, a fuerza de pistola.

Los que estabamos en las antípodas ideológicas de Iglesias recordamos -nobleza obliga- que las tres firmas que llevaba el documento de denuncia de la represión militar entregado a la Comisión de Derechos Humanos de la OEA, en plena dictadura, eran las de Alfonsín, Deolindo Felipe Bittel  y Herminio Iglesias. Y él se ofreció para entregar el documento donde el PJ y la UCR defendían a los derechos humanos. Eran tiempos donde no abundaban los valientes.
 
En Herminio había un elemento central del peronismo: la reivindicación de los humildes. Venía de abajo en serio, no se había criado en las bibliotecas, ni siquiera sabía dónde quedaban. Era duro, forjado en la vida, expresaba como nadie la cultura de la calle, la de la noche, la del dolor. No era un mafioso, como lo querían definir los cajetillas, tampoco un santón, como lo imaginaban algunos fanáticos de la política. Murió el 16 de febrero de 2007.

Alguno nos acusará de defender a personas que tenían relación con el delito. En rigor, la política los sacó de la marginalidad, no como tantos a los que ahora la política los inició en el mundo de la corrupción y el delito. Y la gran mayoría de ellos tienen carreras universitarias.
 
Por Carlos Morales para La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar