La Opinión Popular
                  05:36  |  Miércoles 25 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“A los que les guste mucho la plata hay que correrlos de la política. Hay que buscar gente que viva con sencillez, con sobriedad, como la inmensa mayoría de la sociedad”. Pepe Mujica
Recomendar Imprimir
Nacionales - 19-05-2017 / 10:05

Los negocios con China, el lazo más incómodo que ata a Mauricio con Franco y Cristina

Los negocios con China, el lazo más incómodo que ata a Mauricio con Franco y Cristina
Los negocios con China, el lazo más incómodo que ata a Mauricio con Franco y Cristina.
Fue imposible evitar el dèja vu. Aquel anuncio de Néstor Kirchner de inversiones chinas por 20.000 millones de dólares en 2004, cuando el patagónico llevaba en la Rosada apenas un par de meses más que Mauricio Macri hoy, resonó en la memoria de quienes vieron al Presidente celebrar en Shanghai los acuerdos por 17.000 millones que traerá de Oriente tras su escala en Japón.
 
Pero los vínculos no se agotan ahí. Varios lobbistas que negociaron con el Gobierno las condiciones del gigante asiático para doblar su apuesta por la Argentina fueron clave durante toda la última década para una relación bilateral que creció exponencialmente al ritmo del boom sojero. Son los hilos de un entramado que une nombres del pasado con otros que pelean su pedazo de futuro: Franco Macri, Cristina Kirchner, Aldo Roggio, Gerardo Ferreyra, Marcelo Mindlin y Florencio Randazzo.
 
El menos conocido de esos nexos es Fernando Lin, acaso el que mejor engarza las dos continuidades más incómodas para Macri: la de Franco y la de Cristina. Argentino de ascendencia china, Lin guió al fundador de SOCMA por la tierra de sus ancestros y fungió durante años como embajador del conglomerado familiar allí.
 
Con Néstor Kirchner presidente se hizo habitué de los despachos de Julio De Vido y Ricardo Jaime. Fue viajero frecuente del Cessna Citation de la hoy familia presidencial y comensal fijo de la mansión de Barrio Parque y de la mesa de Franco en La Bourgogne, el restorán del Alvear. A la gira de Macri viajó como enviado del grupo Roggio, cuyo patriarca solía tratar con desprecio a Franco cuando competían por licitaciones en los años 80 y 90.
 
Lin ayudó a diseñar doce años atrás el fallido proyecto de SOCMA para reactivar el tren Belgrano Cargas de la mano de Sanhe Hopeful Grain & Oil, para el cual incluso llegó a fundarse una empresa binacional (Shima). En silencio, esta semana asistió a la firma de las cartas de intención para que el EximBank oriental aporte u$s 2.000 millones para hacerlo realidad. ¿Qué rol jugarán ahora SOCMA y sus descendientes? ¿Cuál será el de los Roggio, que se resignaron a rendir pleitesía a sus antiguos Montescos y hasta a contratar a sus cabilderos? ¿El plan incluirá despidos en la Administración de Infraestructura Ferroviaria (ADIF)? ¿Por eso habrán echado anteayer al gerente de Recursos Humanos de esa repartición estatal, el ex Skanska Sebastián Antunno?
 
Los vasos comunicantes son múltiples. En 2013, Lin volvió a trajinar los pasillos del poder kirchnerista de la mano de Randazzo, con quien anunció los acuerdos de compra de los vagones para el Mitre y el Sarmiento a la firma CSR Sifang. "El gobierno argentino consiguió un precio que no existe en el mercado internacional", felicitó ese año al entonces ministro en una conferencia de prensa que ofrecieron juntos. La relación entre el lobbista y el chivilcoyano sigue intacta. Aquella chequera fue una de las mayores de la era K y la única firma la tuvo el ahora enigmático Randazzo, quien esta semana ratificó su precandidatura para unas PASO a las que irá solamente si no compite su exjefa, contra quien sabe que pierde.
 
 
Power
 
¿Dónde está el límite entre los negocios particulares y el interés del país, si dos de las seis grandes empresas chinas con las que se reunió el Presidente son viejas socias de su familia?
 
Aunque Laura Alonso y la prensa oficialista hayan logrado rebautizar como "potenciales conflictos de interés" los casos donde hay sospechas firmes de corrupción y favoritismo político, cada vez se suceden más gestiones difíciles de justificar ante la opinión pública.
 
Lo fue en Beijing esta semana el encuentro con la automotriz Chery: su CEO le planteó a Macri el objetivo de incrementar un 20% sus ventas en el mercado argentino, para el cual su representante exclusiva es ¡SOCMA!
 
También lo fue la cumbre que compartió el mandatario con los popes de China Communications Construction Company (CCCC), que conquistó junto con IECSA (la constructora insignia de los Macri) el contrato para los gasoductos troncales cordobeses que luego logró modificar Techint para que una parte se haga con sus tubos.
 
IECSA ya no pertenece más en los papeles a Angelo Calcaterra, el primo hermano del Presidente a quien Franco se las transfirió en 2007, apenas Mauricio asumió como jefe de Gobierno porteño. Desde hace dos meses se llama SACDE y la controla Marcelo Mindlin, el ascendente zar de la energía que durante la gira de esta semana se movió como un ministro sin cartera, como se puede ver en la foto que ilustra esta nota junto al CEO de PowerChina, la empresa estatal más grande del planeta. El mismo Mindlin a quien la hiperactiva justicia brasileña quiere investigar por la compra de la filial argentina de Petrobras.
 
Mindlin compartió varias comidas con empresarios y funcionarios como Guillermo Dietrich, el encargado en el organigrama de buena parte de las millonarias inversiones que se anunciaron durante el viaje de Macri. Ambos hombres de negocios (uno como amo y señor de la electricidad y el otro como exCEO de la concesionaria de su familia) comparten el interés en otro de los proyectos que se rubricaron en China: el de los autos eléctricos de CTS Auto, una firma que representa Isaac Attie.
 
El empresario, médico de profesión, ya había firmado en 2011 varios acuerdos con un paradigmático macristinista que vio trunca su carrera por el choque de trenes en Once: Juan Pablo Schiavi. También le intentó vender a Montevideo buses eléctricos. ¿Por qué habría de tener éxito ahora? Tres días antes de volar a Beijing, Macri eliminó los impuestos a los autos eléctricos y autorizó a CTS a operar como terminal automotriz.
 
 
Amagues
 
El largo plazo de los chinos, sin embargo, choca con crisis como la que recrudeció en Brasil anteayer. Los coletazos en la economía local de la grabación que muestra al presidente interino Michel Temer aceptando una coima todavía son difíciles de prever. También lo son los del caso Odebrecht, que amenaza con salpicar a todo el arco político local, como lo hizo en otros países latinoamericanos. Y a eso, además, se suma la incertidumbre por las elecciones de octubre.
 
Los banqueros locales calculan que el mercado ya descontó que el Gobierno saldrá fortalecido de esa elección, con el peronismo dividido y un resultado que permitirá múltiples lecturas. Lo que temen es un ataque de pánico de los dueños de fondos golondrina que llegaron en bandada a usufructuar los beneficios de la bicicleta financiera. Eso podría deprimir el precio de los activos criollos de manera fulminante.
 
Para calmar esos nervios, la nueva camada de hombres fuertes de la City porteña hace a veces casi de acompañante terapéutica de los fondos extranjeros. Lo hizo el vice riverplatense Jorge Pablo Brito, presidente de ADEBA desde el mes pasado, en una reunión que mantuvo la semana pasada con los enviados de dos de los fondos más poderosos de Wall Street.
 
-Ustedes festejaron por adelantado cuando (Francisco) De Narváez le ganó a (Néstor) Kirchner en 2009 y pusieron la Bolsa casi 25% arriba, pero no quería decir nada. A los dos años Cristina arrasó. Que no les pase lo mismo ahora pero al revés ¿eh?
 
No en vano el ministro de Finanzas, Luis "Toto" Caputo, le pidió al joven heredero del Macro que se mantenga al frente de la cámara de bancos nacionales. Su prédica puede hacer reflexionar a alguno de esos financistas de humor volátil y para el Gobierno vale oro. Pero lo más probable es que todos intenten ponerse a resguardo de la eventual tormenta y vendan acciones y bonos argentinos para refugiarse en el dólar. La campaña promete una montaña rusa de emociones en las pantallas de los traders.
 
Por Alejandro Bercovich
 
Fuente: diariobae.com
 
Agreganos como amigo a Facebook
24-04-2018 / 12:04
El gobierno de Mauricio Macri, una alianza política de conservadores y radicales, acaba de pisar, probablemente, la línea que lo separaba de su decadencia política.
 
La pérdida de sintonía fina con el impiadoso e inconmovible aumento de las tarifas, en un contexto de inflación por encima de las metas oficiales, falta de ingreso de inversiones genuinas y sequía que afecta al principal sector, el agroindustrial, que trae dólares para que la economía funcione, encamina la experiencia de Cambiemos al colapso, semejante en proporciones pero muy diferente al que en 2012 marcó el comienzo del final del malabarismo K, apenas un año después de conseguir la reelección de CFK con el 54% de los votos.
 
Y es distinta porque hace seis años la clase media salió a la calle, inéditamente, para decir "basta" a la intolerancia seudo izquierdista del kirchnerismo pero ahora el límite se está gestando sin manifestaciones, lo que, al ser menos visible, es tanto peor para una administración que ha comenzado a despeñarse en la necedad o, peor aún, en practicar la contumacia en el error.
 
Todo lo que hace el Gobierno conspira en contra de la reactivación económica, sin poder domar la inflación. De hecho, una encuesta de la consultora Opinaia encontró que el 45% de la población consideró que este año perderá poder adquisitivo y, como en economía las expectativas juegan un rol relevante, esa constatación puede tener coletazos perversos.
 
Lo cierto es que el manejo gubernamental del macrismo es una proyección del viejo y anticuado management verticalista de las grandes empresas, en cuya armadura no figuran las percepciones sociales ni comunicacionales ni políticas.
 
De ese modo, el gobierno de Cambiemos está encerrado en su lógica y desestima cualquier crítica porque, postula, proviene de la "vieja política", es decir, los viejos trucos de los necrosados partidos, como el peronismo o el radicalismo, o las izquierdas de todo pelaje.
 
Por esas razones, se acumulan los indicios, significativos y contundentes, de que la experiencia Cambiemos de Macri ha iniciado el proceso de pérdida de apoyo de la clase media, lo que comienza a poner en duda la reelección en 2019 y, en cambio, abrir un período de cambios inesperados en el recambio político, ya que la clase media en la Argentina ha demostrado que sus apoyos son solo temporales.

23-04-2018 / 10:04
"Este es el último aumento de tarifas que hay." La frase del presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, un dirigente calmo y centrado que suele ser una voz racional en momentos de turbulencia, sonó extemporánea cuando todavía no se acallaron las protestas y los sinsabores del incremento de tarifas que colocaron en tensión al macrismo hacia fines de la semana pasada.
 
Se trata, sin embargo, de un planteo contradictorio con lo anunciado por el propio ministro de Energía, el polémico Juan José Aranguren, quien ya blanqueó que el cronograma de la quita de subsidios terminará recién en octubre de 2019, por lo que hasta entonces continuarán las subas. Además, en mayo está previsto un nuevo incremento del servicio de agua que brinda AySA; y hacia finales de año, entre octubre y noviembre, debería aplicarse el segundo reajuste semestral en las tarifas de gas y de electricidad.
 
Las declaraciones de Pinedo fueron reproducidas por los medios masivos ultra macristas, como Clarín, Las Nación e Infobae, sin ningún cotejo con los anuncios oficiales hechos por el mismo Gobierno.
 
Está claro que lo que Pinedo salió a plantear es parte del libreto duranbarbista del optimismo permanente macrista: que la inflación se va a reducir en el segundo semestre y, por lo tanto, los próximos incrementos van a ir acompasados a ese número sin saltos ornamentales de alturas siderales. Dicho en estas horas, parece más una frase destinada a los anales de la mentira.
 
La Opinión Popular

23-04-2018 / 09:04
En línea con el traspié que sufrió el miércoles la oposición en la Cámara de Diputados nacional, tampoco logró prosperar una sesión especial en la Cámara baja bonaerense, impulsada por bloques del justicialismo y del Frente Renovador (FR), para tratar una veintena de proyectos que buscan reducir la carga impositiva en las facturas de gas y luz de los usuarios locales.
 
Pero la polémica por la suba de tarifas no sólo tuvo su correlato legislativo en Buenos Aires. En Santa Fe, la Legislatura provincial se convirtió hace tiempo en una caja de resonancia por este tema. Y hay ejemplos diversos de proyectos que proponen congelar las tarifas. Y en La Pampa, los diputados Espartaco Marín y Lucrecia Barruti, junto a otros legisladores del PJ, presentaron en la Legislatura provincial un proyecto.
 
La Administración Provincial de Energía de La Pampa aseguró que la Provincia tiene que "cubrir los baches que deja Nación" en relación al sistema energético.
 
Sin embargo, quienes viven en la ciudad de Buenos Aires tienen todavía las tarifas más bajas del país. Un usuario promedio de Edenor o de Edesur con un consumo mensual de 150 KWh pagó en diciembre pasado 8,84 milésimos de dólar por KWh (antes de la última tanda de aumentos), según el último informe de la consultora Montamat & Asociados. Al mismo tiempo, un santafesino debía desembolsar por la misma cantidad de electricidad US$141,6 milésimos y un cordobés, US$148,7 milésimos.
 
Así están las cosas con el gobierno centralista de Mauricio Macri.
 
La Opinión Popular

23-04-2018 / 09:04
Marcos Marcelo Mindlin, amigo íntimo del presidente Mauricio Macri, es uno de los que hará punta desde el martes con las Participaciones Público-privadas (PPP), la nueva alquimia a la que apuesta el Gobierno de los Ricos para llegar a las elecciones del año que viene con la obra pública a toda velocidad y, supuestamente, sin gastar un peso del Tesoro.
 
Mindlin, el dueño del mayor conglomerado energético del país, cuyo patrimonio se agrandó al calor del tarifazo de su amigo Macri, que concentró las críticas de opositores y oficialistas, moverá para eso la última pieza que sumó a su tablero: la constructora SACDE. Es el nuevo nombre que él y sus socios le pusieron a IECSA, la histórica constructora de Franco Macri que condujo, en los papeles y para cuidar las apariencias, Ángelo Calcaterra, desde que su primo Mauricio se lanzó a la política.
 
Los contactos fluidos de Mindlin con Macri le da una ventaja difícil de descontar a la hora de quedarse con contratos donde el dinero lo adelanta el contratista y el riesgo ante los prestamistas lo asume el propio Estado, aunque sin que se compute como deuda externa.
 
El mecanismo funciona parecido al de los ferrocarriles construidos por los ingleses a principios de siglo XX: el privado adelanta los fondos para una obra y se asegura el repago a varios años con la garantía de la propia obra. Si es un tren, lo opera directamente o retiene los pasajes como garantía de cobro. Si es una ruta, cobra el peaje o se asegura que se lo giren. Si no tiene ganancias suficientes, el Estado le garantiza el recupero emitiendo pagarés a su nombre.
 
El puntapié inicial de las PPP argentinas iba a ser hoy, mientras tanto, el Gobierno negocia ventajas de último momento para tentar a los inversores. Ya les condonó el impuesto a las Ganancias y el IVA, aumentó un 50% los peajes en cuatro de los corredores que se licitarán y los habilitó a realizar "importaciones temporarias" de equipos y materiales.
 
Pero lo principal que reclamaban (y obtuvieron) los potenciales inversores es el derecho a litigar en tribunales extranjeros contra el Estado argentino, como hicieron los bonistas buitre que no aceptaron la quita de los canjes de deuda de 2005 y 2010. 
 
Las PPP fueron evaluadas negativamente por el Comité de Auditores de la Unión Europea, que acaba de advertir "demoras y sobrecostos en casi todos los casos" y "deficiencias extendidas" en el mecanismo que se apresta a abrazar el país. Su informe, de 79 páginas, puntualiza que "por el tamaño de los proyectos, pocas empresas pueden hacerlos" y que "el sistema incentiva proyectos más grandes de lo necesario". También calcula que se termina pagando más de lo presupuestado.
 
La Opinión Popular

22-04-2018 / 19:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar