La Opinión Popular
                  22:20  |  Miércoles 24 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“La idea de Macri de unir a los argentinos es un eslogan, porque la estrategia del Gobierno desde el 1º de marzo en su discurso de campaña fue dividir, ya que le resulta funcional a su proyecto político”. Matías Tombolini
Recomendar Imprimir
Internacionales - 18-05-2017 / 16:05
EFEMÉRIDES POPULARES

“Tú siempre marchas con nosotros, tío Ho”

“Tú siempre marchas con nosotros, tío Ho”
Arriba: Ho Chí Minh, símbolo de la lucha contra el imperialismo yanqui, encabezó la guerra de liberación de Vietnam que duró 30 años. Abajo: Cuando los patriotas vietnamitas derrotaron a los invasores yanquis, los tanques llevaban una pancarta: “Tú siempre marchas con nosotros, tío Ho”.
El 19 de mayo de 1890, nació en Annam Hồ Chí Minh, símbolo de la lucha contra el imperialismo yanqui, encabezó una guerra de liberación de Vietnam que duró 30 años. Con su determinación, inteligencia y talento, fundó en 1930 el Partido Comunista de Vietnam que guió, a los más heroicos guerrilleros de la historia, a la victoria.
 
Estos formidables luchadores utilizaron las selvas como santuario. EE.UU. se metió en el pantano de la guerra convencido de que sus enormes medios de destrucción le darían el triunfo. Fue derrotado y se produjo la peor crisis de su identidad nacional.
 
Sobre Vietnam cayeron una cantidad equivalente de explosivos a los que lanzaron en Europa los aliados durante la Segunda Guerra Mundial. A esa devastación se añadieron toda clase de desfoliantes como el agente naranja que destruía la selva y todavía hoy sigue produciendo graves taras físicas y psíquicas a los bebés vietnamitas.
 
Según las cifras oficiales, en total murieron 3.400.000 vietnamitas y resultaron heridos unos 2.600.000. Pero los vietnamitas ganaron la guerra y los yanquis la perdieron.
 
Brillante ideólogo y estratega, el Tío Ho, como lo llaman cariñosamente los vietnamitas, ejemplifica una firme voluntad forjada en la ética revolucionaria.
 
Por Carlos Morales
Ho Chi Minh fue un político revolucionario vietnamita, presidente (1954 - 1969) de la República Democrática de Vietnam y poeta.
 
Ho Chi Minh nació en Annam el 19 de mayo de 1890. Su verdadero nombre era Nguyễn Sinh Cung (en el lenguaje local Nguyen Sinh Coong), pero la clandestinidad en que vivió siempre, le obligó utilizar innumerables apodos para escapar de la persecución policial. El nombre de Hồ Chí Minh significaba "el que ilumina"; otras veces se hizo llamar Nguyễn Ái Quốc, "el patriota", o Nguyễn Tất Thành.
 
De París se trasladó a Moscú, donde participó en varios Congresos de la Internacional Comunista. Más tarde se trasladó a China como traductor y ayudante de Mijaíl Grusenberg Borodin, consejero del Kuomintang en sus relaciones con el Partido Comunista de China.
 
Por encargo de la Internacional se integró en la escuela militar de Huangpu para enseñar a las organizaciones comunistas asiáticas el arte de la guerra revolucionaria. El director era el coronel Chiang Kai-shek y el jefe del departamento político era Zhou Enlai.
 
En la noche del 3 de abril de 1927, cuando Chiang Kai-shek traicionó a los comunistas con una enorme matanza, Ho Chi Minh consiguió huir y siguió en la clandestinidad organizando la revolución en Birmania, en China, en Siam, pasando de cárcel en cárcel, de tortura en tortura, impulsando huelgas, motines y levantamientos armados.
 
Por eso, aquel mismo año, Hồ Chí Minh fundó en Hong Kong el Tanh Nien o Partido Comunista de Vietnam.
 
A finales de la década de los treinta, Vietnam padece un giro importante en su situación, con la sustitución del dominio de los imperialistas franceses por los japoneses, que ocupan el país con 50.000 hombres.
 
Liberado de la cárcel por los aliados en 1940, regresó a su país 28 años después de haber salido de él. Luchó en la guerrilla durante los cinco años de la ocupación japonesa.
 
Para liberar al país de la nueva invasión, funda el Việt Nam Ðộc Lập Ðồng Minh Hội, más conocido por Viet Minh, o Frente para la Liberación de Vietnam. También crea un ejército guerrillero dirigido por Võ Nguyên Giáp, uno de los generales revolucionarios más prestigiosos del mundo.
 
 
Guerra contra Francia
 
Los franceses querían recuperar sus dominios coloniales y volvieron a ocupar el país, mientras los guerrilleros vietnamitas rechazaban a los Japoneses en el norte.
 
El Vietminh organizó la insurrección general, logró la independencia nacional (el 2 de septiembre de 1945, declarada en Hanói) y fundó la República Democrática de Vietnam, un estado autoritario obrero y campesino de base socialista.
 
Pero al retornar los colonialistas franceses en 1946, se desató una nueva y cruenta guerra que se prolongó nueve años. El 24 de noviembre de 1946 los franceses bombardearon Haiphong, con más de 6.000 víctimas fatales. El pueblo reaccionó el 19 de diciembre con una insurrección en Hanói.
 
 
Presidente de Vietnam 
 
Los colonialistas comenzaron a retroceder: cae Dong Khi, evacúan Cao Bang, luego Lao Kay, y posteriormente Dinh Lap. Francia claudicó y tuvo que pedir el apoyo de los Estados Unidos. El apoyo estadounidense no sirvió de nada. Tras la victoria de Ðiện Biên Phủ (7 de mayo de 1954), los franceses son derrotados y Ho Chi Minh proclamado Presidente de la República Democrática de Vietnam.
 
A pesar de que el norte y el sur debían unificarse y realizar elecciones nacionales, Vietnam del Sur, bajo la conducción de Ngô Ðình Diệm, rechazó el plan de elecciones e hizo preparativos bélicos. Aunque el mismo Eisenhower creía que un 80% de los vietnamitas habrían votado por el popular Ho,[1] los Estados Unidos decidieron apoyar al sur, conteniendo el comunismo en el norte y manteniendo su influencia sobre Indochina.
 
A los acuerdos de Ginebra le siguió un periodo de 300 días en que casi un millón de vietnamitas, en su mayoría católicos, emigraron al sur, y otro grupo de vietnamitas budistas y comunistas se radicaron en el norte.
 
Ho impulsó y ordenó el apoyo a las guerrillas que ya actuaban desde el año anterior en Vietnam del Sur, formando el Frente Nacional de Liberación (FNL), y el Viet Cong, nombre que recibía su guerrilla de liberación.
 
 
Guerra contra Estados Unidos
 
A la guerra contra la invasión francesa sucedió la guerra contra la invasión de los Estados Unidos. Murieron más de 5 millones de vietnamitas y tres millones de personas padecieron los efectos del agente naranja, un potente defoliante que tenía como objetivo arrasar por completo la jungla del país para aislar a los guerrilleros vietnamitas. Durante la guerra Estados Unidos lanzó más de siete millones de toneladas de bombas y 100.000 toneladas de sustancias químicas tóxicas, más bombas que las arrojadas durante la Segunda Guerra Mundial.
 
Ho Chi Minh murió durante la mañana del 2 de septiembre de 1969, en su casa de Hanói a la edad de 79 años de paro cardíaco.
 
Cuando seis años después de su muerte, los patriotas vietnamitas derrotaron a los invasores estadounidenses, los tanques llevaban una pancarta: "Tú siempre marchas con nosotros, tío Ho".
 
En 1975, Saigón fue renombrada Ciudad Ho Chi Minh.
 
El compositor chileno Víctor Jara dedicó a la figura de Ho Chi Minh su reconocido tema El derecho de vivir en paz. También el cantautor venezolano Alí Primera dedicó un tema a la memoria de este personaje con el título Inolvidable Ho Chi Minh, y el trovador cubano Pablo Milanés compuso en 1967 una canción de dedicada a Ho Chi Minh titulada "Su nombre puede ponerse en versos".
 
De Wikipedia, la enciclopedia libre

Agreganos como amigo a Facebook
23-05-2017 / 19:05
El Reichstag (parlamento alemán) se sucedió en Alemania entre 1849 y el final de la Segunda Guerra Mundial. Fue un parlamento elegido por el pueblo, aunque con distintos grados de poder. El Imperio era una autocracia en la que el Reichstag era elegido por sufragio universal (en Prusia y en otros Estados federados siguió vigente el sufragio censitario). En la República de Weimar 1919, el pueblo eligió la composición del Reichstag y éste a su vez a quien sería Canciller de Alemania (Jefe de Gobierno).
 
Sin embargo, a partir de 1930, el Reichstag fue prácticamente eludido gracias al uso que el Presidente Paul von Hindenburg hizo de los extensos poderes que la constitución le otorgaba.
 
En las séptimas elecciones parlamentarias, celebradas el 31 de julio de 1932, el Partido Nazi alcanzó por primera vez la mayoría, pero esta mayoría no era absoluta. En las octavas elecciones parlamentarias, ejecutadas en noviembre de ese mismo año, los nazis continuaron a la cabeza del Parlamento, a pesar de haber perdido asientos.
 
Estas elecciones son consideradas las últimas elecciones democráticas de la República de Weimar, ya que las elecciones parlamentarias de 1933 se realizaron bajo una política de represión e intimidación nazi.
 
Después de que Adolf Hitler fuera nombrado Reichskanzler (Canciller) el 30 de enero de 1933, el proceso de "cambio a la igualdad"  (Gleichschaltung) empezó tras el llamado Decreto del Incendio del Reichstag y la "Ley habilitante de 1933", en la que el Reichstag fue oficialmente desposeído de sus poderes legislativos.
 
El 24 de mayo de 1933, el Reichstag concede amplios poderes a Hitler por cuatro años, que el aprovechó para gobernar a Alemania a su antojo e instauró un régimen totalitario durante el periodo conocido como Tercer Reich o Alemania nazi. A partir de entonces el Reichstag sólo ejerció como un cuerpo de aclamación de las acciones de la dictadura. Incluso con esa finalidad, tuvo su última sesión en 1942.
 
Por Carlos Morales

23-05-2017 / 08:05
Quedó totalmente al desnudo la operación del gigante periodístico O Globo contra Lula y Dilma. El noticiero de la TV abierta más poderosa de Brasil, que combate a Lula y el pedido popular de "elecciones directas ya", había afirmado que los ex presidentes tenían cuentas offshore para recibir coimas.
 
El escándalo popular fue tan grande que debió rectificarse y decir que no era verdad. Pero con disimulo. Hasta el propio noticiero del grupo mediático más importante de Sudamérica tuvo que reconocer que mintió para involucrarlos en las denuncias contra Temer.
 
Pasado en limpio la "operación mediática": 
 

  • Ni siquiera cuando el Jornal Nacional citó por primera vez a Batista éste ofreció pruebas o indicios de la existencia de cuentas offshore a nombre de Lula y Dilma
  • El Jornal Nacional se basó en versiones sobre versiones. Dijo que la Justicia dijo que Batista dijo que el ex ministro de Hacienda Guido Mantega dijo que Lula y Dilma dijeron que querían cuentas secretas.
  • Globo no mostró ni un papel ni una grabación. 
  • El presunto declarante al final habría afirmado que se pagaba a sí mismo, un hecho sin precedentes en la historia universal de la coima.
  • Lo que Waak llamó "imprecisión" es como mínimo un grave error. Si hubiese pruebas de que difundir esa "imprecisión" fue un acto intencional, se habría tratado de una operación de acción psicológica para instalar una falsedad. Es lo que Cristiano Zanin Martins, el defensor de Lula, denomina "lawfare", la guerra con base en el poder judicial que recurre al uso indiscriminado de datos que no son datos y estereotipos que están desligados de la realidad. 
  • La "imprecisión" fue reproducida por medios de Brasil y llegó a la tapa de diarios de todo el mundo, incluida la Argentina.
  • La aclaración de Waak fue tan leve que no impactó en los medios brasileños. 
  • La secuencia entre la presunta filtración de un hecho tan grave y la posterior confesión de que no llegó a la condición de hecho, y por lo tanto no existió, y por lo tanto no pudo haber sido grave porque la nada no es nada, desnuda cómo trabaja la cocina del principal noticiero televisivo de Brasil y buena parte de los grandes medios de todo el continente. Hay dos posibilidades. O usa desaprensivamente los alimentos con los que elabora sus manjares o introduce veneno en ellos. 
 
Un ejemplo de cómo operan los grandes medios periodísticos coaligados con sectores de la Justicia.

22-05-2017 / 21:05
22-05-2017 / 21:05
22-05-2017 / 10:05
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar