La Opinión Popular
                  00:35  |  Martes 20 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El 90% de los que nacen pobres, mueren pobres por inteligentes y trabajadores que sean. Y el 90% de los que nacen ricos mueren ricos, por idiotas y haraganes que sean". Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía
Recomendar Imprimir
Nacionales - 17-05-2017 / 13:05

Roberto Baradel busca hoy retener el Suteba para lanzarse como jefe de la CTA reunificada

Roberto Baradel busca hoy retener el Suteba para lanzarse como jefe de la CTA reunificada
Roberto Baradel - Romina Del Plá.
 
Docentes afiliados al Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (Suteba) comenzaron a votar en la elección interna del gremio, que se desarrolla en 112 sedes electorales que corresponden a 128 distritos de toda la provincia. Es una elección clave: Baradel pone en juego su conducción en Suteba. Si bien se mostró confiado de que saldrán fortalecidos de esta elección, prefirió no vaticinar resultados. "Debemos ser respetuosos de la decisión de los docentes", dijo.
 
Su competidora, Romina Del Plá, dice que el Gobierno "va a celebrar" si gana Baradel. El sindicalista, alineado al kirchnerismo, aspira a una nueva reelección al frente del principal gremio docente bonaerense. La gobernadora Vidal, atenta a la elección y su efecto en la paritaria.
 
La Opinión Popular
 
Tras más de dos meses de conflicto sin haber podido encauzar la paritaria y en medio de una dura pulseada política con el gobierno de María Eugenia Vidal, Roberto Baradel enfrentará hoy un complejo desafío para retener la conducción del Suteba, el gremio docente más importante de la provincia de Buenos Aires, una plataforma que interpreta clave para sus aspiraciones de convertirse en el líder de una nueva CTA reunificada, que sintetice la expresión más combativa del sindicalismo hacia la gestión de Mauricio Macri.
 
La apuesta política de Baradel, referenciado desde hace tiempo en las filas del kirchnerismo, dependerá en gran medida del resultado de las elecciones del gremio que se desarrollarán entre las 8 y las 17 de hoy en todo el territorio bonaerense, instancia en la que enfrentará a la dirigente del Partido Obrero y actual titular de la seccional del sindicato en La Matanza, Romina del Plá.
 
El jefe gremial, que buscará su cuarta reelección al comando de la lista Celeste-Violeta, estará secundado por Silvia Almazán y María Laura Torre, dos dirigentes de su máxima confianza que ya integran la cúpula provincial del Suteba. A su vez, Del Plá, liderando la nómina Multicolor, llevará como adjuntos a Enrique Gandolfo de Bahía Blanca y Lidia Bracera de Quilmes.
 
Con alrededor de 92.000 docentes habilitados para participar del comicio, la definición electoral estará supeditada, por una parte, a la posibilidad de Baradel y Del Plá de sumar adhesiones en aquellos distritos que les resultaron históricamente más esquivos y, por otra, al propio impacto de la demorada negociación salarial entre los docentes que participarán del comicio.
 
Sobre el primer aspecto, el jefe del Suteba buscará retener el apoyo tradicional de los maestros del interior bonaerense y fortalecer las adhesiones en distritos clave del conurbano, como los casos de La Matanza, Quilmes, Tigre, Berazategui, Marcos Paz, Escobar y Ensenada, donde Del Plá se impuso en las últimas elecciones del gremio cuatro años atrás. También se anticipa reñida la pulseada entre ambos sectores en partidos con Lomas de Zamora, San Isidro, San Martín, Tres de Febrero y Merlo, entre otros, cuyo resultado podría ser decisivo en la definición de la futura conducción del sindicato.
 
La elección, que estuvo precedida de fuertes denuncias de la oposición a Baradel por irregularidades en la conformación de la junta electoral, disputa que terminó arbitrando el Ministerio de Trabajo nacional, será seguida con atención por la administración Vidal, ya que su desenlace podría terminar alterando los planes de la gobernadora de cara a la continuidad de las negociaciones paritarias en el sector docente.
 
Si bien desde el Ejecutivo bonaerense evitaron cualquier comentario sobre los comicios del sindicato, informalmente admitieron el desafío que representa la figura de Del Plá y en las últimas semanas bajaron el tono de su embestida pública contra Baradel. "A Vidal le conviene que gane Baradel, puede estirar el conflicto porque no tienen una dirección que se les plante", acusó la dirigente del PO.
 
Por  Elizabeth Peger
 
Fuente: El Cronista
 
Agreganos como amigo a Facebook
19-02-2018 / 11:02
Un poco con la intención de "hacer los deberes" para Mauricio Macri y mucho porque las cuentas están lejos de cerrarles en las provincias, la mayoría de los gobernadores ofrecerán a los trabajadores estatales de sus jurisdicciones aumentos de no más del 15% en las negociaciones paritarias.
 
El porcentaje de mejora salarial va en línea con el que, también la mayoría de los mandatarios, prevé proponer a los gremios docentes, aunque en el caso de los estatales negocian sin la presión temporal de las fechas del comienzo de clases.
  
La oferta de un porcentaje que está muy por debajo de las previsiones de inflación de los consultores privados, más allá de la meta oficial, tiene una explicación común a casi todas las provincias. Salvo San Luis, todas firmaron el pacto fiscal.
 
El acuerdo con el gobierno nacional, que fue ratificado por las legislaturas de todos los distritos salvo Jujuy, La Pampa, Santiago del Estero y Chubut, las obliga a recortar el gasto público y siembra incógnitas serias respecto de sus niveles de recaudación.
 
Entre los cambios previstos por el pacto, sobresale la eliminación progresiva del impuesto a los ingresos brutos, que representa más del 80 por ciento de la recaudación de las provincias.
 
Además, con las metas de recorte del gasto se ponen en juego parte de los recursos que la Nación reparte todos los meses entre las provincias. No cumplir con las reducciones acordadas los expone a perder, por ejemplo, las transferencias del Fondo Federal Solidario (Fondo Sojero).
 
Varias provincias, de hecho, ya dispusieron para este año el congelamiento de los salarios de los funcionarios políticos y otras medidas de recorte del gasto, como la prohibición de aumentar las plantas de personal del Estado.

19-02-2018 / 10:02
19-02-2018 / 09:02
La cumbre de Chapadmalal ofreció un retrato acabado del momento que transita el Gobierno de Mauricio Macri. Se evitó el contacto con la prensa de cualquiera de los múltiples funcionarios del área económica y Macri sólo se encendió cuando le tocó hablar del caso del policía.
 
Chocobar y Zaffaroni son los salvavidas a los que se aferran con hambre de náufragos los macristas desde la Casa Rosada, para evitar un debate serio sobre todo lo que no funciona en la macroeconomía luego de dos años de gradualismo. Una pena.
 
Populismo de derecha no deja de ser populismo. Repasemos algunos datos para este año que circulan entre economistas pro mercado, que les gusta lo que escuchan pero no lo que ven: La economía va a crecer más cerca de la franja del 2% al 2,5% que del 3,5% que fijó el Gobierno en el presupuesto.
 
El pronóstico es duro, porque el crecimiento es la gran apuesta de Macri tras la decepción que dejó hasta ahora la lucha contra la inflación. Amenaza con diluirse así la última carta de un relato sostenido en la recuperación económica, que empieza a fugar en silencio al más confortable terreno del manodurísmo.
 
Un 2,5% de crecimiento es muy poco como bandera, si el resto sigue desalineado. Para que se entienda: Ese rango de crecimiento es considerado decepcionante, incluso en economías en desarrollo con una inflación anual abajo de los cuatro puntos como Brasil o México.
 
En la Argentina el consenso de los economistas proyecta para este año una inflación en torno al 20%, pero nadie descarta que termine escalando al menos tres puntos más. Es decir que al menos hasta ahora, el ajuste que hizo la Casa Rosada sobre el final de 2017 de aceptar un poco más de inflación a cambio de crecimiento, no está ofreciendo los beneficios esperados.
 
Luego viene la vida real. Se estima que el año podría cerrar con una pérdida de poder adquisitivo cercana a los 8 puntos contra el 2015, cuando empezó su gestión Macri. Y una caída del consumo superior a los 3 puntos. Tarifazos y aumentos de servicios básicos muy por encima de la inflación, explican buena parte de ese deterioro.
 
El empleo traza una línea de crecimiento vegetativo del empleo y aleja la promesa de reducción drástica de la pobreza. Entonces, la pregunta es simple: ¿Cuál es el saldo a favor de este proceso para la mayoría? Eso es lo que el gobierno de Macri todavía no logra explicar con consistencia y por eso rehúye el debate económico.
 
Por eso, el abrazo a Chocobar es más una necesidad que una convicción. Es el recurso narrativo para alimentar algún entusiasmo en la tropa propia, hasta cruzar el desierto de este 2018, mientras se reza para que el peronismo permanezca dividido.

18-02-2018 / 12:02
El caso del policía Luis Chocobar, felicitado por el Gobierno de Mauricio Macri tras asesinar por la espalda a Pablo Kukoc, hizo estallar dentro de la alianza Cambiemos su propia grieta y desató un gran alboroto en sectores judiciales molestos por las polémicas e inoportunas opiniones públicas de Macri sobre los fallos que procesaron al uniformado y el anuncio de una nueva doctrina según la cual, a entender de la ministra Patricia Bullrich, siempre tienen razón las fuerzas de seguridad.
 
El radicalismo dio esta semana su expresión más clara de que hay ciertos límites que no está dispuesto a cruzar: en el diario macrista La Nación, Ricardo Gil Lavedra publicó una columna titulada "Los riesgos de la demagogia punitiva", que asociaba el uso del tema como parte de un "marketing político" que acarrea el riesgo de multiplicar el delito y la violencia y esquiva el desarrollo de políticas "integrales, estables y serias".
 
Detrás del jurista salieron a cuestionar la postura presidencial varios dirigentes de la UCR, y fue la posición compartida en reuniones de bloque. Gil Lavedra es hoy, además, quien lidera el emprendimiento "Justicia 2020" del Ministerio de Justicia, que entre otras cosas desarrolla un anteproyecto de reforma del Código Penal.
 
La comisión que está en plena confección del texto no tiene intención de flexibilizar la regulación de la llamada "legítima defensa" (que señala las limitaciones en el uso de armas por parte de los agentes) ni la carga de la prueba, que según la ministra de Seguridad debiera eximir a los policías de toda acusación.
 
A los camaristas que agravaron la situación de Chocobar al atribuirle "homicidio agravado" y que fueron criticados por Macri el viernes, les llovieron mensajes de apoyo de colegas y hasta de funcionarios de la propia Casa Rosada.
 
En la Corte Suprema miran el escenario con atención y analizan dar un mensaje que, sin ser condescendiente con el Poder Ejecutivo, los ayude a soñar con contrarrestar la imagen desastrosa (70 por ciento negativa) que le dan las encuestas al Poder Judicial.

18-02-2018 / 12:02
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar