La Opinión Popular
                  01:41  |  Lunes 21 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“El voto electrónico está retrocediendo en todo el mundo porque se puede hackear; Alemania y Holanda lo están dejando atrás. No garantiza la seguridad del sufragio”. Jorge Taiana
Recomendar Imprimir
Nacionales - 17-05-2017 / 11:05
LEADING CASE QUE PUEDE DESATAR CATARATA DE ACCIONES JUDICIALES

Declaran inconstitucional el cobro del abusivo impuesto a las Ganancias a jubilados

Declaran inconstitucional el cobro del abusivo impuesto a las Ganancias a jubilados
Con argumento de que jubilaciones no son una renta, Cámara de la Seguridad Social falló contra pago del impuesto. El siguiente paso deberá tomarlo el Gobierno de Macri ante la posibilidad de apelar la sentencia ante la Corte Suprema de Justicia.
La justicia del fuero de la Seguridad Social declaró la inconstitucionalidad del alcance del Impuesto a las Ganancias para el caso de una jubilación o pensión, en una demanda presentada por la retención del tributo tras el reajuste jubilatorio.
 
La Sala II de la Cámara con la firma de los jueces Nora Carmen Dorado y Luis René Herrero dictaminó que la jubilación no es una renta ni una ganancia, sino un ingreso financiado por los aportes realizados por el contribuyente durante su etapa laboral activa. El siguiente paso deberá tomarlo el Gobierno Nacional ante la posibilidad de apelar la sentencia ante la Corte Suprema de Justicia.
 
El tema Ganancias en las jubilaciones podría llegar así al máximo tribunal de la forma más enrevesada y apuntado a un núcleo sensible por el universo de pasivos que son alcanzados por el impuesto tras haber obtenido reajustes y estar por encima del mínimo no imponible. 

 
La Corte tendría que expedirse y convalidar o no la decisión para este caso, el primero en su especie y al que pueden seguir una avalancha de presentaciones en el mismo sentido que incluyan beneficiarios del programa oficial de Reparación Histórica. Si ello ocurriera, la decisión trascendería el pleito y tendría chances de ampliarse como una acción de clase.
 
Para la Cámara de la Seguridad Social, sería una "flagrante injusticia" que un jubilado deba tributar cuando no lo hizo como empleado por no haber alcanzado el nivel de ingresos de piso.
 
"Resultaría a todas luces contradictorio reconocer que los beneficios previsionales están protegidos por la garantía de integridad, proporcionalidad y sustitutividad, que consagra la Ley Suprema, y a la vez tipificarlos como una renta, enriquecimiento, rendimiento o ganancia gravada por el propio Estado que es el máximo responsable de velar por la vigencia y efectividad de esos principios constitucionales", afirmó en sus fundamentos Herrero -quien además es presidente de la Cámara. La ANSES había cuestionado la sentencia de primera instancia por "el mecanismo de determinación del haber".
 
El caso fue resuelto a favor de Leonardo Gualberto Calderale, con citas a jurisprudencia de la Corte, quien deberá entender si media un recurso extraordinario del organismo previsional. "Deviene irrazonable y carente de toda lógica jurídica, asimilar o equiparar las prestaciones de la seguridad social a rendimientos, rentas, enriquecimientos, etc. obtenidas como derivación de alguna actividad con fines de lucro de carácter empresarial", sentenció.
 
También aludió a que cobrar el impuesto dos veces, en la vida activa y en el haber pasivo podría ser una irregularidad por parte del Estado. Aseguró que viola el principio de "legalidad tributaria" al no determinar por qué motivo estaría alcanzado por el impuesto.
 
"Tampoco correspondería discriminar al jubilado que ha realizado mayores aportes durante su vida activa como consecuencia de haber percibido salarios más altos en comparación con el promedio vigente", puntualizó la Cámara en los fundamentos.
 
Lo central: declaró la inconstitucionalidad del artículo 115 de la Ley Nacional del Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones que gravaba "las jubilaciones, retiros por invalidez, pensiones", abriendo la puerta a la multiplicación de amparos.
 
Por Gabriel Morini
 
Fuente: ámbito.com
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-08-2017 / 19:08
20-08-2017 / 17:08
20-08-2017 / 13:08
20-08-2017 / 10:08
El Peronismo es una identidad pero ya no es un partido político. En las últimas 8 elecciones, solo se presentó unido en 2. En las del domingo, era un archipiélago de partidos provinciales. En las presidenciales del 2015, tuvo 2 candidatos y perdió. Solo en las presidenciales del 2007 y 2011 se presentó unido, con un liderazgo claro. En el 2003 tuvieron 3 candidatos a presidentes. En el 2005, en la provincia de Buenos Aires se partió entre K y duhaldistas. En el 2009 y 2013 el peronismo disidente le ganó al oficial yendo por afuera. Hace rato que el PJ cordobés tiene un rumbo propio y que el PJ porteño es un club de derrotados.
 
La evidencia de esta situación, que conduce a la impotencia política, lo expresa el resultado de Cristina Fernández en Buenos Aires, la cual no terminó, políticamente, ni muerta ni viva. Algo así como quien sobrevive pero sin futuro, pero lo peor es que con su sobrevivencia impide que los demás peronistas puedan tener futuro.
 
Cristina demostró que puede sacar demasiados votos sin la estructura del Estado, sin carteles, embargada, casi sin hacer campaña. Le basta con transitar desde su dpto. a las oficinas del Instituto Patria, mientras mecha algunos post en Facebook y Twitter. La Argentina tiene, al menos, un 30% de adherentes a la versión cristinista del Peronismo.
 
Los peronistas se merecen esta Cristina, porque en dos años en vez de intentar renovarse, quedaron a la espera de ver si deberían continuar con Cristina o sin Cristina, y ahora que no pueden hacerlo ni con Cristina ni sin Cristina, están en el peor de los mundos. Así, el Peronismo enfrenta todo el peligro de una crisis de liderazgo. Con una Cristina que prevalece pero no hegemoniza. El resultado es el desorden y la dificultad para trazar un plan posible de acá al 2019, cuando vuelva a discutirse el poder.
 
Los gobernadores peronistas que impugnan el agotado relato K y el rumbo elegido por Cristina han sacado menos votos que ella. Sólo con sumar los resultados del cristinismo en provincia de Buenos Aires, Capital y Santa Fe, los supera en varios cuerpos. Y a eso hay que agregarle los triunfos en Chubut, Tierra del Fuego y Río Negro.
 
Quienes se oponen al liderazgo de Cristina sostienen que impide la renovación del Peronismo, imprescindible para recuperar el poder. Acaso tengan razón, pero todavía no tienen la fuerza suficientes para imponerla. Ese proyecto tenía nombre y apellido: Sergio Massa. El único que aparecía con potencial electoral para construir una opción superadora. Por eso, su caída fue el triunfo estratégico del macrismo, que le permitió a Mauricio Macri pensar en la posibilidad de su reelección y en gobernar el país con solo un 1/3 de los votos.
 
¿Puede desaparecer el peronismo? Es lo que quieren los sectores dominantes, lo que se escribía en 1957: que estaba muerto. O lo que se decía en 1977: Juan Perón había muerto, el peronismo no volvería jamás. Solo es cuestión de renovarse y unirse, que no es poca cosa. Y en corto tiempo, volverá con toda la fuerza, como siempre.
 
La Opinión Popular

19-08-2017 / 11:08
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar