La Opinión Popular
                  11:23  |  Jueves 19 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“En cada barrio se repiten las preocupaciones que relatan los vecinos en relación con el empleo. O falta trabajo, o es precario, o tienen temor a perderlo. En todos los casos, la plata no alcanza”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Nacionales - 04-05-2017 / 10:05
VERGONZOSO FALLO QUE REDUCE SUS CONDENAS

Impulsado por el macrismo, la Corte Suprema beneficia a los represores genocidas

Impulsado por el macrismo, la Corte Suprema beneficia a los represores genocidas
REPUDIABLE FALLO DE LA CORTE SUPREMA EN FAVOR DE UN GENOCIDA. La aplicación del artículo 2 del Código Penal hoy propugnada por la CSJN, en tanto establece el beneficio de la aplicación de la ley penal más benigna, y por ende, beneficia con el "2×1" a un condenado de delitos de lesa humanidad, no se verifica en el caso, puesto que no solo el encarcelamiento de este personaje fue posterior a la derogación de la ley 24.390; sino que además, la misma no se encontraba vigente al momento del hecho, ni al momento de su detención, ni tampoco al dictarse su condena y mucho menos al momento de calcularse el computo de la misma.
Bronca, dolor, indignación es lo sentimos al conocer el vergonzoso fallo de la Corte Suprema de la Nación. El fallo es, sin dudas, la confirmación de un cambio de paradigma judicial y político frente a las dictaduras militares y los crímenes del Terrorismo de Estado, que se da con el advenimiento del gobierno de Mauricio Macri.
 
Por las consecuencias que tendrá, podemos compararlo con los indultos de Carlos Menem que consagró la impunidad de los genocidas, ya otorgada por las leyes de Obediencia Debida y Punto Final de Raúl Alfonsín. Es un indulto encubierto, que si bien se aplica a un caso particular, sienta precedente para garantizar la libertad de todos los represores genocidas.
 
La Corte Suprema aceptó aplicar el beneficio de reducción de la pena conocido como "2 x 1" a un condenado por crímenes de lesa humanidad, a pesar de que el proceso judicial en su contra y su detención fueron posteriores a la derogación de aquella ley que permitía computar dobles los días de detención a quienes no tenían sentencia firme. El argumento es que se debe tener en cuenta la ley más benigna.
 
El fallo de los nuevos jueces propuestos por Macri: Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, y Elena Highton de Nolasco, quien también le debe su permanencia pos 75 años en el tribunal al Gobierno, que decidió no apelarla, y que se dio vuelta de fallos anteriores; se aplica a Luis Muiña, un civil que formó parte del llamado "grupo Swat", un represor poco conocido que ya tenía libertad condicional.
 
El caso ha sido elegido con cuidado, los jueces no quisieron pagar el costo de liberar a Alfredo Astiz, Jorge "El Tigre" Acosta o a Miguel Etchecolatz. Porque ése será el efecto de la decisión tomada ayer. Con ese criterio, el dictador Jorge Rafael Videla hubiera quedado libre. Se termina así con el principio que, con los juicios de lesa humanidad, no había marcha atrás y que eran una política de Estado.
 
Los organismos de DDHH y sus referentes hicieron sentir su firme rechazo a la sentencia que traerá una fila de reclamos de otros represores que intentarán recuperar la libertad con el mismo argumento. El Gobierno de Macri, en cambio, con la excusa de no hacer ninguna crítica aún frente a los pedidos de opinión, le está dando una entusiasta bienvenida.
 
Este fallo es netamente político a favor de la impunidad de los represores genocidas, acorde con los "nuevos aires", conservadores y reaccionarios, que soplan con el macrismo. Es un mamarracho jurídico porque hablamos no de delitos comunes sino de delitos de lesa humanidad perpetrados por el aparato del Estado. Los crímenes de lesa humanidad son imprescriptibles y no se pueden amnistiar, lo que implica que las condenas tampoco se pueden reducir, porque esto significaría una conmutación de la pena.
 
La Opinión Popular

OPINIÓN
 
Falso garantismo
 
La ley 24.390, conocida como "del dos por uno", se sancionó en 1994 y se derogó en 2001. Implicaba que cuando una persona estuviera presa más de dos años sin condena se le computaría doble cada día de prisión preventiva. Tanto su aplicación como el desistimiento de hacerlo fueron parches a la problemática de la seguridad.

 
Pero mientras esa ley estaba vigente, el represor Luis Muiña, un civil que formaba parte de la patota que operó en el centro clandestino que funcionó en el Hospital Posadas, beneficiado con el fallo que firmó ayer la Corte Suprema, no estaba detenido. Ni podía estarlo. Ni él ni ningún otro torturador o secuestrador de la última dictadura. Porque en ese momento estaban vigentes las leyes de Punto Final y Obediencia Debida.
 
Los jueces de la Corte Suprema Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz y Elena Highton resolvieron ayer que a Muiña le corresponde el beneficio del 2x1 (lo que acortaría sensiblemente su condena) porque debe aplicarse la ley penal más benigna y el 2x1 estuvo vigente en "el tiempo intermedio" entre la comisión del hecho (1976) y el dictado de la sentencia (2011). Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda señalaron que no se debe seguir ese criterio en delitos permanentes, sino que debe aplicarse la norma correspondiente al último tramo del hecho.

 
Además, recordaron que los crímenes de lesa humanidad son imprescriptibles y no se pueden amnistiar, lo que implica que las condenas tampoco se pueden reducir, porque eso implicaría una suerte de conmutación de la pena.
 
El fallo de Rosatti, Rosenkrantz y Highton debe aplicarse en principio a Muiña, un represor poco conocido que de hecho ya tenía libertad condicional. El caso parece haber sido elegido con cuidado. Tal vez los jueces no quisieron pagar el costo de firmar el documento que liberaría a Alfredo Astiz, Jorge "El Tigre" Acosta o a Miguel Etchecolatz. Pero es lo que hicieron. Porque ése será el efecto de la decisión tomada ayer. Con ese criterio, el dictador Jorge Rafael Videla hubiera quedado libre el día de la sentencia por el plan sistemático de apropiación de niños.  
 
La decisión de la Corte da lugar a -al menos- tres paradojas. En principio, los represores serán beneficiados por el 2x1 por la sencilla razón de que antes fueron beneficiados por las leyes de Punto Final y Obediencia Debida y los Indultos. Sin esas normas, en 1994, cuando se sancionó la ley del 2x1, deberían haber estado presos y esta discusión sería estéril. Por otro lado, quienes participaron de los crímenes del terrorismo de Estado serán a partir de ahora prácticamente los únicos beneficiados por el 2x1.

 
Dado que la norma se derogó hace más de quince años y un homicidio, por ejemplo, prescribe a los doce, es improbable que alguien que sea juzgado ahora por cualquier hecho pueda beneficiarse de la misma forma, porque debería ser un delito cometido antes de 2001. Podrá haber algunos casos, pero serán los menos. De esta forma, lo que este fallo trae no es la igualdad ante la ley para los represores, como quieren argumentar quienes lo firmaron y lo defienden, sino todo lo contrario. Los torturadores y secuestradores de la última dictadura son los presos más privilegiados del país. Y pueden serlo porque consiguieron tener impunidad durante 25 años.
 
Lo ideal sería que los represores no pasaran más de dos años en prisión sin condena (tampoco ninguna otra persona). Algunos, de hecho, han recuperado la libertad por ese motivo. Y he aquí la tercera paradoja: están mucho tiempo en prisión preventiva porque los juicios se demoran. Y mucho. Y los primeros en pedir que se agilicen son las víctimas y sus familiares. El tercer juicio por los crímenes de la ESMA, por caso, lleva más de cuatro años de audiencias; se realizan sólo dos por semana y de tres horas de promedio.

 
Desde que comenzó, más de diez acusados murieron o fueron apartados por problemas de salud. Muchos querellantes, testigos o familiares tampoco llegarán a ver las condenas. Según el último informe de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, sólo el 25 por ciento de los condenados tiene sentencia firme. Y es la Corte Suprema la que debe confirmar los fallos del resto de los tribunales. 
 
"El régimen durante el cual se perpetraron los ilícitos probados en esta causa descendió a niveles de inhumanidad nunca vistos en nuestro país desde la sanción de la Constitución Nacional", dijo Rosatti en su voto. Pero, agregó, "un Estado de Derecho no es aquel que combate a la barbarie apartándose del ordenamiento jurídico sino respetando los derechos y  garantías que han sido establecidos para todos, aun para los condenados por delitos aberrantes".

 
Y siguió: "la humanidad contra la cual fueron cometidos estos crímenes exige del Estado de Derecho la necesaria imparcialidad en la aplicación de las leyes referidas a su juzgamiento, pues de lo contrario se correría el riesgo de recorrer el mismo camino de declive moral que se transitó en el pasado".
 
¿Cuál es el mensaje de Rosatti? ¿Que si no se cambia el criterio que viene sosteniendo la Corte desde 2005 hasta ayer somos igual que los represores? ¿Qué los juicios hasta ahora fueron parciales? ¿Es un nuevo intento de desprestigiar el proceso de Memoria Verdad y Justicia que el Estado inició a partir de 2003 y confirmó la Corte Suprema en 2005?
 
Estos juicios fueron ejemplares. Podría haber habido tribunales especiales, como en otros lugares del mundo, como a los nazis, pero se hicieron con los jueces naturales, con las leyes vigentes. No hay altura moral desde donde interpelar a las Madres, Abuelas y Familiares de Desaparecidos que nunca recurrieron a la violencia, que ante la impunidad solo buscaron más justicia, ya sea ante tribunales nacionales, extranjeros o internacionales.
 
Que soportan las prisiones domiciliarias si así lo deciden los jueces, aunque en muchos casos se comprueba que los informes médicos son fraguados y los represores salen a pasear al perro (literalmente) mientras deberían estar, al menos, recluidos en sus domicilios. Que entienden que 77 represores fueron absueltos, muchas veces porque ya no hay testigos, porque los mismos acusados borraron las pruebas de la represión clandestina.
 
Que saben que hay gente que conoce dónde están los cuerpos de sus hijos y el paradero de sus nietos -vivos pero con otra identidad- y calla. Y a pesar de todo eso el reclamo es el mismo: verdad y justicia. Lo que piden no es que los represores tengan peores condiciones que otros presos, sino un trato igualitario. Que no vayan a cárceles mejores que el resto de los presos, como de hecho ocurre. Que no cumplan condenas irrisorias en comparación con sus crímenes, como ocurrirá a partir de ahora.
 
Por Victoria Ginzberg
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
Impulsado por el macrismo, la Corte Suprema beneficia a los represores genocidas
Mientras la Iglesia intentaba una "reconciliación" imposible, y Madres, Abuelas y Familiares de desaparecidos la rechazaban a cambio de Justicia terrenal, ésta se impuso a través de un fallo de la Corte Suprema que generó aún más rechazos y que terminó por involucrar al Gobierno de Mauricio Macri en un asunto del cual pretendía quedarse a un lado, no por convicción, sino por incapacidad política.
19-10-2017 / 10:10
La reforma laboral no será nada fácil para el gobierno de Mauricio Macri. Luego de los comicios del domingo, el Gobierno impulsará una pauta salarial futurista y se pondrá a la cabeza de los acuerdos por sector para modificar las condiciones de trabajo.
 
La idea es desenganchar los incrementos remunerativos de la inflación pasada, algo que este año se intentó de manera aún incierta con la inclusión de cláusulas gatillo. Y aprovechar el marco de las paritarias, donde no solo se discuten salarios, para introducir cambios en los convenios.
 
Una de las principales batallas tendrá lugar en los bancos, donde el sector empresario apunta a cerrar una suba de entre el 8 y el 12%, una oferta que es rechazada por el líder de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, y que anticipa un fuerte clima de conflictividad en diciembre.
 
En las entidades aseguran que este año tienen un "menor grado de libertad" para acordar compensaciones, bonos y premios, y no descartan que el acuerdo sea por dos años. "Va a ser una negociación bastante dura, pero se va a aguantar", señalan desde Abappra.
 
En la cámara, que nuclea a los bancos públicos y privados de capital nacional, recuerdan el largo conflicto del año pasado, cuando acordaron una suba con Palazzo del 25% que luego fue rechazada por la banca extranjera (ABA) y el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger.
 
El diferendo reveló una fuerte interna entre Sturzenegger y el entonces titular del Banco Nación, Carlos Melconian. El titular del Central terminó por forzar la intervención del Ministerio de Trabajo en la Justicia y un nuevo acuerdo salarial del 19,7% en los papeles, aunque superior en los hechos.
19-10-2017 / 10:10
A horas de que finalice la campaña electoral una grave crisis política se metió en la agenda nacional. La misma volvió a dejar en evidencia el profundo desprecio de gran parte del elenco político macrista hacia un reclamo tan sentido que se convirtió en una causa nacional e internacional: la desaparición de Santiago Maldonado. Lo que pone al desnudo el carácter reaccionario de gran parte de la plana mayor del gobierno nacional.
 
Las declaraciones despreciables de Elisa Carrió acerca de que Santiago tenía "un 20 % posibilidades de estar en Chile con la RIM" (sic) fueron el primero de los golpes auto-infligidos. La miserable (no encontramos otro término más acorde a pesar de que se ha repetido) comparación entre el cuerpo encontrado en el río Chubut y Walt Disney puso el sello de "cerrado" sobre su campaña.
 
Elisa Carrió se quedó sin campaña electoral. La "ventaja" de la candidata radica en el hecho de que quedan pocas horas para el inicio de la veda electoral y corre con diferencia a favor en los sondeos. Pero quien es presentada como la "voz" de las "reservas morales republicanas", el mesianismo de Estado, la Santísima Inquisición, la selectividad moral con poder de policía, tuvo que ser llamada a silencio.
 
Lo ocurrido con la candidata a diputada es una expresión de los límites reales de la prepotencia reaccionaria gubernamental, de la impunidad de comparar un cuerpo congelado en el río Chubut con Walt Disney. En términos conceptuales es otro golpe a la idea que habla de un "momento hegemónico" de Mauricio Macri.
 
Eso sí, Carrió le hizo un tacle a Macri y lo obligó a pronunciarse sobre Maldonado de manera tácita y casi tangencial durante su viaje oficial a Uruguay para tapar el efecto viral que desató la diputada en redes sociales. El jefe de Estado se limitó a mencionar "situaciones especialmente y particularmente complejas que estamos viviendo en la Argentina". Nada más.
 
La Opinión Popular

19-10-2017 / 08:10
El Gobierno de Mauricio Macri venía administrando "exitosamente" las falsedades en torno a la desaparición de Santiago Maldonado. Desde la cerrada defensa a la Gendarmería a la teoría del "exceso" de un gendarme; la hipótesis de Elisa Carrió sobre Chile, la supuesta influencia de la RAM; combinando la táctica de esparcir versiones mendaces con acciones de distracción de los medios oficialistas. Hasta que apareció el cuerpo en el rio Chubut.
 
Tras el hallazgo del cadáver, la familia del artesano desaparecido realizó una conferencia de prensa donde no confirmó que se trate del joven, a fin de aguardar los resultados del peritaje correspondiente, y pidió respeto. "No vamos a confiar en nadie por eso estuvimos esa cantidad de horas (siete) al lado del cuerpo para que nadie hiciera nada, para que nadie lo tocara. Fue durísimo para nosotros pero creemos que fue lo mejor". Estas palabras, que corresponden a Andrea Antico, cuñada de Santiago Maldonado, son la respuesta de una familia que durante 79 días fue victimizada.
 
"Estuvimos desde las 13 hasta las 20 al lado de ese cuerpo porque no confiamos en nadie, porque desde el primer momento nos atacaron, desde el primer día fueron todas mentiras, un hostigamiento permanente. Eso generó que no confiemos en nadie", sostuvo Andrea durante una conferencia de prensa convocada en una pequeña aula de la Universidad de La Patagonia, en la ciudad de Esquel.
 
Por su parte, Verónica Heredia, abogada de la familia como el perito de parte Alejandro Inchaurreguí marcaron lo "ilógico" de que el cuerpo haya sido encontrado río arriba. La abogada Heredia sostuvo que el lugar donde fue hallado el cuerpo fue "totalmente ilógico, absurdo y ridículo". Esta definición no fue azarosa o improvisada. La zona donde fue encontrado el cuerpo, a 300 metros del punto de ingreso a la Lof en Resistencia Cushamen, dijo, ya había sido rastrillada en tres oportunidades: el 5 de agosto, el 8 y 18 de septiembre.
 
En este último allanamiento participaron más de 300 efectivos, buzos, dos helicópteros, drones, perros, la caballería, etc. Las fuerzas federales que estuvieron aquel día, bajo las órdenes del ex juez de la causa Guido Otranto y de Gonzalo Cané, secretario coordinador con los Poderes Judiciales, rastrillaron las más de 1000 hectáreas del territorio recuperado a Benetton.
 

El hallazgo del cuerpo de Santiago cuestiona la actitud encubridora del Gobierno de Macri en los 80 días de la desaparición de Maldonado y derrumba todas las versiones sostenidas con insistencia por los funcionarios macristas en general y por Patricia Bullrich en particular en estos meses de gestión del silencio y la mentira. Ahora, la sociedad exige saber que pasó y qué responsabilidad tiene el Estado en la muerte de Maldonado.
 
La Opinión Popular

18-10-2017 / 16:10
No hay caso, parece que a los inversores nunca les alcanza. Ese es, al menos, el sentimiento que comparten en el equipo económico del Gobierno de Mauricio Macri tras escuchar a empresarios y financistas, locales y del exterior.
 
La buena onda generada por los "brotes verdes" quedó a un lado luego de que la mayoría de ejecutivos de bancos y fondos de inversión de New York y Londres planteara la necesidad de un ajuste más agresivo de las cuentas públicas.
 
Ni siquiera la euforia preelectoral que traen las encuestas es capaz de revertir la "amarga" sensación de que vuelve a "correrse el arco" y ahora surge una nueva tanda de exigencias como requisito para que aceleren sus desembolsos.
 
En Casa Rosada creen que lo que está ocurriendo es la confirmación de lo difícil que es romper con la desconfianza.
 
- Cuando Macri asumió el poder, se creía que el solo hecho de que llegara un Presidente "market friendly" desataría una "lluvia de inversiones". Pero su arribo no fue suficiente.
- Se pensó entonces que la salida del default y el recorte de subsidios a los servicios públicos sí alcanzaría para subir la tasa de inversión, que la gestión anterior había dejado en apenas 16%. Tampoco resultó.
- Posteriormente, en eventos como el famoso "Mini Davos", se constató que había una exigencia política: el sostenimiento de la gobernabilidad, para lo cual el macrismo tenía que ser capaz de ganar una elección y así confirmar que el populismo quedaba definitivamente atrás.
 
A partir de entonces, Macri aprovechó cada foro internacional para dar muestras del apoyo popular a su gestión. Y ahora, cuando las urnas finalmente parecen confirmarlo, surge otra agenda de reclamos en la que los inversores piden la concreción de reformas estructurales.

18-10-2017 / 10:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar