La Opinión Popular
                  05:55  |  Jueves 22 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El 90% de los que nacen pobres, mueren pobres por inteligentes y trabajadores que sean. Y el 90% de los que nacen ricos mueren ricos, por idiotas y haraganes que sean". Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía
Recomendar Imprimir
Nacionales - 03-05-2017 / 08:05
LOS ORGANISMOS DE DD.HH. RECHAZARON EL LLAMADO

Cúpula de la Iglesia + dictadura = “reconciliación” como sinónimo de impunidad en el macrismo

Cúpula de la Iglesia + dictadura = “reconciliación” como sinónimo de impunidad en el macrismo
La iniciativa impulsada por la cúpula de la Iglesia está en sintonía con el propósito de “unir a los argentinos” que difundió el Gobierno de Macri. Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos de la Nación, se manifestó a favor de la prisión domiciliaria para los condenados por delitos de lesa humanidad y le insinuó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que recibiera a familiares y amigos de los genocidas militares juzgados por crímenes de lesa humanidad. Todos estos gestos están a tono con la intención del Gobierno de reinstaurar la Teoría de los Dos Demonios o incluso, de negar el plan sistemático de terrorismo de Estado. En pos de estas intenciones, ya ha incurrido en innumerables provocaciones: desde pretender minimizar la cantidad de detenidos desaparecidos hasta el intento de establecer como feriado móvil el 24 de Marzo. La cúpula de la Iglesia, cómplice del genocidio, no se queda atrás en este objetivo reaccionario.
Tiempos de "reconciliación", impunidad y negacionismo se instalaron desde la llegada de Mauricio Macri a la presidencia. Esto permite a ciertos sectores la reivindicación de la dictadura cívico-militar y nuevos intentos de "hermanar" a los que torturaron y asesinaron junto a los que fueron víctimas, sobrevivientes o familiares de desaparecidos.
 
En ese sentido, el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), José María Arancedo, se escudó en el papa Francisco para destacar la "actitud de la Iglesia de promover una cultura del encuentro y fortalecer lazos de amistad social" y justificar así el nuevo intento de la máxima autoridad de la Iglesia Católica del país de "reconciliar" a víctimas y victimarios del terrorismo de Estado.
 
Una vez más surge el pedido de "reconciliación" de la cúpula de la Iglesia católica, mientras siguen callando y ocultando su rol al servicio de la dictadura genocida. Nunca pidieron perdón y hoy promueven el "encuentro fraterno de los argentinos", en una nueva afrenta insultante, de parte de una cúpula sobre la cual hay sobradas pruebas de su complicidad con el genocidio.
 
Los organismos de derechos humanos rechazaron el nuevo intento de la cúpula de la Iglesia de impulsar la "reconciliación" entre víctimas y victimarios del terrorismo de Estado. Abuelas de Plaza de Mayo afirmó: "No hay diálogo posible con quienes secuestraron, torturaron y desaparecieron a nuestros hijos e hijas; con quienes niegan información sobre su destino final; con quienes saben dónde están los más de 300 nietos y nietas que aún son esclavos de la mentira y, a 40 años de su apropiación, continúan viviendo bajo una identidad falsa".
 
El "servicio" de la cúpula de la Iglesia parece más acorde a las necesidades de los genocidas que buscan impunidad, que del pueblo argentino y los organismos de DDHH que pelean hace más de 40 años por Memoria, Verdad y Justicia. "¿Ahora vienen a pedir reconciliación? Deberían decirles a los militares genocidas que vayan a los tribunales a declarar toda la verdad sobre nuestros hijos", advirtió Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo de la línea fundadora.
 
La iniciativa impulsada por de la cúpula de la Iglesia, en nombre de la "cultura de encuentro", está en sintonía con el propósito de "unir a los argentinos" que difundió el Gobierno de Macri. Si bien actualmente, en tiempos electorales, la estrategia discursiva del Gobierno tiende a la polarización, el enfrentamiento y a profundizar la "grieta", en materia de "derechos humanos" la idea de la reconciliación les sienta bien para lograr la impunidad de los genocidas.
 
En el macrismo, el negacionismo y la relativización de lo sucedido durante la última dictadura cívico-militar es clara. Buscan "reconciliar" para impedir la justicia y borrar el pasado, para frenar el juzgamiento a los delitos de lesa humanidad cometidos en el marco del terrorismo de Estado y, sobre todo, para lograr impunidad y reivindicación de los empresarios cómplices del genocidio perpetrado en la Argentina.
 
La Opinión Popular

LOS ORGANISMOS DE DERECHOS HUMANOS RECHAZARON EL LLAMADO A LA "RECONCILIACIÓN" DE LA IGLESIA
 
"La reparación es por medio de la Justicia"
 
El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), José María Arancedo, se escudó en el papa Francisco para destacar la "actitud de la Iglesia de promover una cultura del encuentro y fortalecer lazos de amistad social" y justificar así el nuevo intento de la máxima autoridad de la Iglesia Católica del país de "reconciliar" a víctimas y victimarios del terrorismo de Estado.
 
Lo hizo en la homilía que inauguró anoche una nueva asamblea plenaria del organismo, la número 113, en la que los obispos de todo el país escucharán "testimonios de familiares de personas que sufrieron las consecuencias de este período marcado por la violencia en distintos ámbitos de la sociedad".
 
Así lo informó el Episcopado en un comunicado en el que evitó referirse a familiares de desaparecidos durante la última dictadura cívico militar y a agrupaciones que bregan por la "memoria completa", integradas mayoritariamente familiares y amigos de represores condenados y procesados por delitos de lesa humanidad. La iniciativa fue rechazada de plano por los organismos de derechos humanos.
 
"¿Ahora vienen a pedir reconciliación? Deberían decirles a los militares genocidas que vayan a los tribunales a declarar toda la verdad sobre nuestros hijos", advirtió Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo de la línea fundadora. La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo opinó en la misma línea: "No tenemos que reconciliarnos con nadie; yo no agravié a nadie; fui agraviada con el asesinato de mi hija y el robo de mi nieto", remarcó. Abuelas aún busca a más de 300 bebés apropiados durante el terrorismo de Estado.
 
"Esta parte de la Iglesia maneja un nivel de hipocresía total", sentenció Cortiñas. Sin incluir a la Iglesia de "la opción por los pobres, que trabajó en las villas, que soñó como nuestros hijos e hijas por un país mejor, y que por eso perdió integrantes en manos de los monstruos del terrorismo de Estado", la Madre de Plaza de Mayo descartó toda posibilidad de participar de la iniciativa de "reflexión sobre los acontecimientos ocurridos durante la última dictadura militar" que la CEA planteó como eje de su nueva asamblea plenaria y como el primer paso de "un camino de diálogo entre los obispos en el marco de la cultura del encuentro y la amistad social", tal como lo describió en el comunicado de anuncio del plenario que se llevará a cabo en Pilar y durará cinco días.
 
Durante la apertura del encuentro, Arancedo confirmó la idea. "Nos hemos acostumbrado a una cultura del enfrentamiento, la violencia y la anomia que nos debilita como nación", desafió. Se escudó en el papa Francisco y su referencia a una "nueva evangelización que anima a todo bautizado a ser instrumento de pacificación y testimonio creíble de una vida reconciliada" y mencionó que la "misión de la Iglesia" es "contribuir con su palabra a una cultura del encuentro y fortalecer lazos de amistad social".
 
"No se trata de una mirada ingenua sino de poner al hombre en el centro de la cuestión social, y verlo como responsable de la misma realidad e instituciones de la República, que son la necesaria mediación en un estado de derecho y en el marco de una vida en democracia. Esta actitud nos hace protagonistas de un futuro que nos compromete", concluyó.        
 
  
Metodología de la amistad social
 
Según un breve documento de prensa, la CEA apuntó que el "tiempo de reflexión" que abrirán en el plenario "se limitará a la escucha de algunos testimonios de familiares de personas que sufrieron las consecuencias de este período marcado por la violencia en distintos ámbitos de la sociedad", por lo que descartan "intercambio entre los participantes". Mencionaron que "se ha invitado a un número acotado de personas para contar con un tiempo suficiente para narrar sus experiencias".
 
Una de ellas es Graciela Fernández Meijide, quien confirmó a este diario que aceptó la invitación con la aclaración de que "aceptaran" en el Episcopado su postura de "rechazo a toda posibilidad de reconciliación mientras no exista la más mínima demostración de conciencia del daño que provocó la otra parte", informó. "Ellos aceptaron y dijeron que solo están recogiendo testimonios, que les va a llevar como un año", añadió.   
 
Abuelas, Madres y Familiares de desaparecidos, en tanto, rechazaron de plano la iniciativa. "No hay diálogo posible con quienes secuestraron, torturaron y desaparecieron a nuestros hijos e hijas; con quienes niegan información sobre su destino final; con quienes saben dónde están los más de 300 nietos y nietas que aún son esclavos de la mentira y, a 40 años de su apropiación, continúan viviendo bajo una identidad falsa", respondieron desde Abuelas de Plaza de Mayo.
 
Graciela Lois, de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, reforzó el argumento: "Es ridículo el planteo de un diálogo en términos de igualdad de condiciones entre partes que claramente no las tienen. Nuestros desaparecidos fueron víctimas del terrorismo de Estado, de un Estado que estaba en manos de esta gente con la que la Iglesia nos invita a reconciliarnos".
 
"Es un disparate", calificó Carlotto. "¿Cómo vamos a ir a dialogar? Lo que hay que hacer es cumplir con la democracia y con lo que pedimos: Verdad, Memoria y Justicia", continuó. Lois también habló del pedido histórico: "Es imposible que dialoguemos cuando nuestros reclamos de Memoria, Verdad y Justicia no fueron satisfechos. Porque la memoria la construimos nosotros a fuerza de lucha, la Justicia llega a cuentagotas y a una minoría y ninguno de nosotros contamos con la verdad de cómo, dónde y por qué han desaparecido los nuestros".
 
Carlotto completó el sentido de la reflexión: "Tuvimos la paciencia de esperar 40 años. Se cometió un genocidio y se declaró delito de lesa humanidad. Hay que buscar la reparación por medio de la justicia y del respeto a la verdad absoluta".
 
Por Ailín Bullentini
 
Fuentes: Página12, Cronista, La Izquierda Diario, La Primera Piedra y LOP

Agreganos como amigo a Facebook
21-02-2018 / 11:02
21-02-2018 / 11:02
 
En medio de la segunda jornada del paro de 48 horas en la actividad y previo a la movilización del sindicalismo opositor que compartirá con Hugo Moyano, el gremio bancario celebró un fallo judicial que dispuso restituir a entidad sindical la potestad de recaudar el denominado aporte solidario a los trabajadores no afiliados y a la par ordenó a las entidades financieras continuar pagando a su personal los ajustes por inflación determinados en la cláusula gatillo del acuerdo paritario 2017 hasta la firma de un nuevo convenio.
 
La medida cautelar en favor de la Asociación Bancaria (AB), dispuesta por el juez Julián Benito Flores, titular del Juzgado Civil y Comercial Nº 11 de Resistencia, Chaco, será apelada en las próximas horas por el Ministerio de Trabajo, que en enero último había resuelto la nulidad de la cuota solidaria del 1% del salario que el gremio cobrara a unos 45.000 trabajadores no afiliados. En tanto, desde las cámaras empresarias que agrupan a los bancos evitaron ayer anticipar una posición y solo señalaron que evaluarán con sus respectivos asesores letrados el camino a seguir frente la medida judicial.
 
El fallo tuvo lugar en momentos en que la negociación paritaria sectorial está estancada (los bancos ofrecieron una suba salarial de 9% con cláusula gatillo, que fue rechazada por el gremio, que insistió con un reclamo de aumento de 20%) y se profundiza el escenario de conflicto con la amenaza de nuevos paros tras la huelga de 48 horas que culminó ayer. 
21-02-2018 / 11:02
La marcha contra las políticas de ajuste neoliberal del gobierno de Mauricio Macri promete ser multitudinaria. El sector combativo de la CGT y las dos CTA son los convocantes. No será la primera movilización contra la alianza Cambiemos pero abre una nueva etapa político sindical de mayor confrontación contra la política económica que ahoga a trabajadores con la inflación, precariza e incrementa el desempleo.
 
El gobierno de Macri ha intentado por todos los medios desmerecer las razones de la convocatoria como una forma de reducir el caudal de participación popular. El número de gremios que decidieron no participar de la movilización fue difundido por los grandes medios ultra macristas como Clarín, La Nación e Infobae, a modo de presagio negativo de la magnitud de la marcha.
 
Sin embargo, la estrategia macrista sucia anti-Moyano comienza a generar ruido en todo el sindicalismo. En su afán por aislar al líder camionero, el macrismo incurrió en prácticas que el resto de la CGT teme se puedan trasladar al resto de las organizaciones, incluidas las "Macri friendly". El temor compartido por los "gordos", los grandes gremios de servicios e "independientes", colaboracionistas con todos los gobiernos, es que las presiones oficiales sobre el camionero se vuelvan un boomerang contra el resto del sindicalismo.
 
De todos modos y más allá de esta situación gremial, lo real es que el grado de desmoronamiento de la economía llevará no solo a partidos de la oposición, organizaciones de Derechos Humanos sino también a gente sin una afiliación definida a participar de esta concentración.
 
La marcha cuenta con el aval del Consejo Directivo de una CGT en crisis, acordada con las dos CTAs, siendo la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) uno de los principales sindicatos de esas centrales. Además participará la Corriente Federal de Trabajadores, que tiene en Sergio Palazzo de Bancarios uno de sus principales referentes.
 
La Ctera, el gremio mayoritario en docentes a nivel nacional, que en la provincia de Buenos Aires a través de Suteba está iniciando la pelea salarial contra el techo del 15% que propone María Eugenia Vidal en las paritarias, también será de la partida.
 
Los movimientos sociales ligados a la conducción espiritual del Papa Francisco también saldrán a protestar: se trata de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie.
 
El peronismo, que intenta superar su crisis con iniciativas de reunificación, sumará columnas desde el conurbano bonaerense: Gustavo Menéndez, que está al frente del PJ en la Provincia de Buenos Aires, convocó a participar. Un sector del PJ apuesta a que una movilización masiva contribuya a consolidar una oposición al Gobierno de Macri para el 2019. La intranquilidad del macrismo, los grandes medios oficialistas y el establishment económico es manifiesta.
 
La Opinión Popular

20-02-2018 / 18:02
20-02-2018 / 13:02
El "pañuelazo" convocado por la Campaña por el Derecho al Aborto reunió a miles de mujeres y centenares de hombres de distintas generaciones. En redes, #AbortoLegalYa fue tendencia mundial. Protestaron frente al Congreso para exigir la legalización del aborto, por todas las que mueren cada año en procedimientos clandestinos.
 
La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito convocó a una jornada de reclamos en favor a la interrupción del embarazo que incluye un "pañuelazo" frente al Congreso. "Ni muertas ni presas por aborto clandestino. Aborto Legal, una deuda de la democracia", es la consigna bajo la cual la ONG trabaja desde hace 13 años por los derechos de las mujeres.
 
La exigencia es de "aborto legal ya" a los diputados y senadores, que no aprobaron una ley que mejore la situación de las cientos de mujeres que deben someterse a procedimientos clandestinos cada año. Según Amnistía Internacional, en la Argentina se realizan casi medio millón de abortos por año.
 
La socióloga y Directora del Observatorio de Géneros y Políticas Públicas, Victoria Freire, afirmó: "Las mujeres y las identidades disidentes hemos avanzado mucho en visibilidad en el último tiempo y eso es fruto de la enorme lucha que venimos llevando hace décadas. Sin embargo, todavía falta que ese avance en la agenda mediática se materialice en derechos concretos y la responsabilidad de ello lo tienen quienes están sentados en los recintos del Congreso y en la Casa Rosada".
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar