Pretendía provocar un levantamiento, lograr la independencia de Brasil y crear una república, libre de las restricciones impuestas a la minería, fabricación y sistema monetario del diamante. Además se intentó crear una universidad y la puesta en marcha de una serie de servicios sociales. La república iba a ser gobernada por una asamblea y un gobierno nacional encabezado por un presidente elegido anualmente.
 
El inicio del levantamiento tuvo lugar cuando las autoridades portuguesas trataron de recaudar los impuestos atrasados, pero tras ser traicionado, la sublevación fue reprimida y fue detenido en Río de Janeiro en abril de 1789.
 
Su juicio duró dos años, durante los cuales defendió la causa republicana. Admitió voluntariamente haber sido el líder del levantamiento así que le ahorcaron públicamente en Río de Janeiro, el 21 de abril de 1792.
 
Cinco de sus compañeros fueron exiliados a Angola. Convertido en un mártir, se  le concedió un lugar privilegiado en la cultura popular brasileña como héroe nacional. Está considerado actualmente Patrón Cívico de Brasil.
 
La Opinión Popular
'/> Tiradentes: Héroe nacional y patriota brasileño / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  03:17  |  Lunes 01 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“El modelo económico que aplica el Gobierno atrasa 40 años y hay que cambiarlo porque estamos en estanflación, se triplicó la deuda y tenemos un problema de fuga de capitales”. Aldo Pignanelli
Recomendar Imprimir
Internacionales - 20-04-2017 / 19:04
EFEMÉRIDES HISTÓRICAS

Tiradentes: Héroe nacional y patriota brasileño

Tiradentes: Héroe nacional y patriota brasileño
Joaquim José da Silva Xavier, Tiradentes: Héroe nacional y patriota brasileño.
Joaquim José da Silva Xavier -Tiradentes- fue educado por su hermano, que era sacerdote. Conocía en profundidad las constituciones promulgadas poco tiempo antes por las asambleas estatales de Estados Unidos, y llevaba siempre consigo ejemplares de las mismas.
 
Pasó algún tiempo trabajando como médico, comerciante y dentista (oficio del que viene su apodo, Tiradentes). Fue oficial de caballería en la inconfidência mineira ('conjuración minera'), revuelta provocada con el fin de lograr la independencia del dominio portugués.
 
Pretendía provocar un levantamiento, lograr la independencia de Brasil y crear una república, libre de las restricciones impuestas a la minería, fabricación y sistema monetario del diamante. Además se intentó crear una universidad y la puesta en marcha de una serie de servicios sociales. La república iba a ser gobernada por una asamblea y un gobierno nacional encabezado por un presidente elegido anualmente.
 
El inicio del levantamiento tuvo lugar cuando las autoridades portuguesas trataron de recaudar los impuestos atrasados, pero tras ser traicionado, la sublevación fue reprimida y fue detenido en Río de Janeiro en abril de 1789.
 
Su juicio duró dos años, durante los cuales defendió la causa republicana. Admitió voluntariamente haber sido el líder del levantamiento así que le ahorcaron públicamente en Río de Janeiro, el 21 de abril de 1792.
 
Cinco de sus compañeros fueron exiliados a Angola. Convertido en un mártir, se  le concedió un lugar privilegiado en la cultura popular brasileña como héroe nacional. Está considerado actualmente Patrón Cívico de Brasil.
 
La Opinión Popular

Agreganos como amigo a Facebook
29-04-2017 / 22:04
Adolf Hitler fue un político, militar y dictador alemán, canciller imperial desde 1933 y Führer -líder- de Alemania desde 1934 hasta su muerte. Transformó la República de Weimar en el Tercer Reich y gobernó con un partido único basado en el totalitarismo y la autocracia de la ideología nazi.
 
El objetivo de Hitler era establecer un Nuevo Orden basado en la absoluta hegemonía de la Alemania nazi en el continente europeo. Su política exterior e interior tenía el objetivo de apoderarse de Lebensraum ('espacio vital') para los pueblos germánicos.
 
La Segunda Guerra Mundial, desatada por Hitler, arrastró a la Unión Soviética y a otros pueblos de Europa y de Asia, criminalmente invadidos, a una sangrienta lucha de liberación, culminó en la derrota del nazismo, la formación del campo mundial del socialismo y la lucha por su soberanía de los pueblos coloniales y dependientes.
 
El 30 de abril de 1945, en Berlín (Alemania), las tropas soviéticas izan su bandera en lo alto del Reichstag. Ante la llegada de los soviéticos, y para evitar ser capturado, Hitler se suicida en su búnker. Junto a él, Eva Braun (esposa) y la familia Goebbels completa.
 
Por motivos raciales, el genocida Hitler causó la muerte de diecisiete millones de personas, incluyendo seis millones de judíos y entre medio y millón y medio de gitanos, en lo que posteriormente se denominó Holocausto. Los principales jerarcas nazis apresados fueron condenados a la horca o a largas penas de prisión; otros murieron en los meses que siguieron a la caída de Berlín.
 
La Opinión Popular

29-04-2017 / 20:04
La victoria de las aguerridas Fuerzas Armadas Populares de Liberación del heroico pueblo vietnamita, el 30 de abril de 1975, se produjo en un momento histórico caracterizado por la incapacidad de los Estados Unidos de imponer un orden mundial basado solo en la supremacía estratégica-militar.
 
Esa ejemplar y pertinaz resistencia protagonizada por los vietnamitas suscitó admiración y solidaridad mundial y contribuyó a despertar conciencias y a romper el mito de la invencibilidad de los marines y tropas equipadas con lo último en tecnología bélica.
 
La entrada del Viet Cong resultó el remate de una acertada estrategia, que se desató el 10 de marzo de 1975, una gran ofensiva final, la operación Ho Chi Minh. Durante los días 26, 27 y 28 de abril se generalizó por toda la franja costera y se desarrollaron combates encarnizados, cuerpo a cuerpo, casa por casa para romper el "cordón sanitario" alrededor de la capital del sur.
 
La derrota de los Estados Unidos en Vietnam significó un duro revés para la política yanqui dirigida a hacer retroceder el proceso nacionalista, popular y revolucionario que tomó auge después de 1945 con la expansión del socialismo en Europa y el desarrollo del movimiento de liberación en las áreas coloniales del Tercer Mundo.
 
La liberación de Saigón representa un símbolo de resistencia y victoria de una causa justa: defender el derecho a la soberanía nacional, la independencia, la unidad e integridad territorial, que sigue vigente como ejemplo en la memoria universal de los pueblos.
 
Por Carlos Morales

28-04-2017 / 11:04
27-04-2017 / 20:04
27-04-2017 / 19:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar