La Opinión Popular
                  23:06  |  Martes 21 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“En cada barrio se repiten las preocupaciones que relatan los vecinos en relación con el empleo. O falta trabajo, o es precario, o tienen temor a perderlo. En todos los casos, la plata no alcanza”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 19-04-2017 / 12:04
EX ESCRIBANO MAYOR DE GOBIERNO DE SERGIO URRIBARRI

Francisco Gastaldi estafó y se quedó con 37 inmuebles, pero no irá preso

Francisco Gastaldi estafó y se quedó con 37 inmuebles, pero no irá preso
Urribarri, Fuertes y Gastaldi.
 
El ex Escribano Mayor de Gobierno fue condenado por la Justicia: lo encontró culpable de estafa y falsificación de un instrumento público. Debía ir a la cárcel, pero la Cámara de Casación le bajó la pena.
 
El Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguay había condenado a Francisco "Pancho" Gastaldi, ex Escribano Mayor de Gobierno de Sergio Urribarri, a cuatro años de prisión efectiva por los delitos de estafa y falsificación de un instrumento público.
 
Sin embargo, la Cámara de Casación le bajó la pena y se la dejó en tres años condicional, tal lo dice la sentencia. No irá a la cárcel.
 
Histórica de película
 
La historia del clan Gastaldi es propia de un guion cinematográfico. El ex funcionario provincial, oriundo de Gualeguay, fue acusado y condenado por fraguar documentos públicos y quedarse con propiedades del hacendado Héctor Alfredo Ascar. Francisco Gregorio Gastaldi, hijo, y Jorge Mario Rodríguez, fueron quienes se pusieron al frente de una maniobra financiera para que todos los bienes del hacendado quedaran fuera de la herencia de su hija Rosa Argentina Ahibe.
 
El fideicomiso incorporaba 37 inmuebles, en su gran mayoría rurales, con excepción de tres inmuebles urbanos, como surge del detalle del "Contrato de Fideicomiso Productivo Sujeto a Plazo". La escritura fue realizada por Silvina Lacorazza, en el estudio de Gastaldi, según contó la propia escribana. Llevaba el Registro de Protocolo Número 16, que corresponde a Gastaldi padre.
 
 
Condena
 
La condena del Tribunal de Juicio y Apelaciones alcanzó al hijo del histórico funcionario, que también lleva el mismo nombre del padre pero se dedica a la agronomía. Éste recibió una pena de tres años de prisión efectiva. Laura Gastaldi, ex convencional constituyente por el PJ y escribana pública, fue condenada a la pena de tres años y seis meses de prisión que debía cumplir en la Unidad Penal Nº7 de Gualeguay. Todos fueron encontrados culpables como partícipes de las maniobras fraudulentas.
 
 
Pena morigerada
 
La Cámara de Casación; integrada por Elisa Zilli, Marcela Davite y Hugo Perotti; entendió que las condenas eran punitivamente excesivas y justificó su revocatoria en que la situación es reversible al momento en que los condenados, para decirlo de una manera coloquial, pueden devolver los bienes que se adjudicó ilegalmente a la damnificada, Ahibe, representada por los abogados Leopoldo Lambruschini y Mariano Churrarín.
 
Para decirlo de otra manera: los bienes no desaparecieron y la víctima podrá acceder a lo que le corresponde. Vale aclarar que Casación ratificó los delitos imputados en la instancia anterior.
 
A Gastaldi, en la nueva condena, también se le aplicó la inhabilitación especial para ejercer la profesión de escribano público durante seis años. Mientras que a la ex convencional dos años y seis meses de prisión de cumplimiento condicional, manteniendo la inhabilitación especial para ejercer la profesión durante seis años; a Gastaldi hijo dos años y seis meses de prisión de cumplimiento condicional; y a Rodríguez dos años y seis meses de prisión de cumplimiento condicional.
 
 
La denuncia hecha en 2011
 
El guion se empezó a escribir el 31 de enero de 2011, día en que falleció Ascar. Antes de su deceso, su hija no reconocida, María Andrea Martínez, promovió una demanda de filiación en su contra (Expediente Número 4.235) que tramitó en el Juzgado Civil y Comercial Número 1 de Gualeguay. Los tiempos procesales se dilataban, el hacendado vivía sus últimos días y los Gastaldi pergeñaban las maniobras por las que ahora fueron condenados.
 
Un momento clave fue cuando Gastaldi decidió correr a la pareja del hacendado, y destinataria por testamento de los bienes, Rosa Argentina Ahibe, para quedarse él con todo. Cuando Ascar estaba enfermo, y para obstaculizar cualquier reclamo filiatorio, el funcionario y ex intendente de Gualeguay le pidió a Ahibe que cremara el cuerpo del hacendado. Esto lo cuenta en una nota periodística del 26 de octubre de 2013.
 
 
Otra historia
 
El hombre que certificaba los actos del Gobierno de Entre Ríos y que tras los problemas judiciales se jubiló, ya tenía sobre sus espaldas una condena por un hecho similar. En 2014 fue encontrado culpable por haber hecho una escritura de cesión de bienes a un hombre que se estaba muriendo. El Superior Tribunal de Justicia (STJ) determinó que esa persona no estaba en sus cabales cuando tomó tal decisión.
 
Se trata de una causa que data del año 2000 en la que Florindo Cuevas, de la ciudad de Gualeguaychú, durante sus últimos días de vida, tras el padecimiento de una enfermedad terminal, cedió sus bienes a un tal Alfredo Antonio Chamot. Esa cesión se hizo a través del escribano Gastaldi.
 
Pero resulta que familiares de Cuevas vieron en ese acto indicios de una posible estafa y decidieron transitar la vía judicial para atacar esa cesión tipificada como posible delito de uso de documento público falso en concurso con estafa procesal. El fallo lo firmaron los vocales Leonor Pañeda y Juan Ramón Smaldone. Emilio Castrillón, se abstuvo.
 
Autor: Federico Malvasio
 
Fuente: Página Judicial
 
Agreganos como amigo a Facebook
21-11-2017 / 15:11
21-11-2017 / 09:11
21-11-2017 / 06:11
Estos son días de gloria para la alianza Cambiemos"La conquista del poder está terminada". Con estas palabras, Marcos Peña, Mario Quintana Gustavo Lopetegui, que "son yo", como alguna vez dijo Mauricio Macri, definían lo sucedido. En menos de 24 horas, después de muchas presiones y negociaciones, el Gobierno logró acordar con los gobernadores las reformas: fiscal y previsional, y con la cúpula de la CGT, la laboral, que incluye todo tipo de recortes a las conquistas que los trabajadores han conseguido en años de lucha.
 
Nada más y nada menos que los tres objetivos que al día siguiente de las elecciones legislativas colocó el Presidente al tope de la agenda de los "consensos básicos" a alcanzar para llegar a 2019. No requirió de más de tres semanas para lograr que el 42% de los votos pesaran más que el restante 58%, diseminado en una oposición atomizada. Así alineó a gobernadores y a jefes sindicales peronistas.
 
Terminada "la conquista del poder", resta ahora ponerle la frutilla al postre: la aprobación de las reformas por parte del Congreso. Nada hace sospechar que no se logrará en los plazos que impuso la Casa Rosada. La puerta está abierta de la mano del jefe del bloque FPV-PJ en el Senado, Miguel Ángel Pichetto, administrador legislativo del consorcial peronismo de los gobernadores y de los jefes de la CGT.
 
El pacto firmado incluye de modo implícito el apoyo a las reformas impositiva, laboral y previsional que propondrá el Poder Ejecutivo, aunque persisten incógnitas sobre esos proyectos. Las provincias se comprometen a reducir los impuestos sobre los Ingresos Brutos y de Sellos, en tanto para los municipios se incluyó la apelación de que sólo cobren por servicios efectivamente prestados.
 
El más irritativo es el cambio del cálculo del aumento del haber de jubilados y pensionados, que se actualiza por la Ley de Movilidad Jubilatoria. Esta norma fija dos incrementos anuales con base en un índice que surge de combinar el aumento de la recaudación con el incremento de los salarios de los trabajadores registrados. En los últimos años, ese porcentaje estuvo por encima de la inflación, que es el indicador que propone Macri, con el objetivo de ahorrar unos 100 mil millones de pesos anuales, a costa del bolsillo de los jubilados.
 
Adherir al Pacto Fiscal implica el congelamiento del gasto público; en la economía real, con una inflación que se mantiene, esto significa un recorte y ajuste real sobre las partidas más sentidas por el pueblo trabajador: las de salud, educación, vivienda o asistencia social.
 
Desde el oficialismo provincial rebuscan argumentos para explicar que el acuerdo podría haber sido peor para la provincia, pero no sólo Buenos Aires se llevó de la mesa de negociación los mejores beneficios, sino que los gobernadores se quedaron sin espacio para la crítica frente a un macrismo antiperonista que impone las reglas de juego.
 
Todo este engranaje extorsivo se da en una la difícil coyuntura económica para las provincias y frente a la tríada de reformas tributarias y tarifazos en los servicios público impulsadas por el gobierno de Macri luego de las elecciones legislativas que ganó Cambiemos.

 
La Opinión Popular

20-11-2017 / 10:11
20-11-2017 / 10:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar