La Opinión Popular
                  07:02  |  Martes 22 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Agraviados en nuestra dignidad, heridos en nuestros derechos, despojados de nuestras conquistas, venimos a alzar en el punto donde otros las dejaron, viejas banderas de la lucha”. CGT de los Argentinos, 1 de mayo de 1968
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 19-04-2017 / 12:04
EX ESCRIBANO MAYOR DE GOBIERNO DE SERGIO URRIBARRI

Francisco Gastaldi estafó y se quedó con 37 inmuebles, pero no irá preso

Francisco Gastaldi estafó y se quedó con 37 inmuebles, pero no irá preso
Urribarri, Fuertes y Gastaldi.
 
El ex Escribano Mayor de Gobierno fue condenado por la Justicia: lo encontró culpable de estafa y falsificación de un instrumento público. Debía ir a la cárcel, pero la Cámara de Casación le bajó la pena.
 
El Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguay había condenado a Francisco "Pancho" Gastaldi, ex Escribano Mayor de Gobierno de Sergio Urribarri, a cuatro años de prisión efectiva por los delitos de estafa y falsificación de un instrumento público.
 
Sin embargo, la Cámara de Casación le bajó la pena y se la dejó en tres años condicional, tal lo dice la sentencia. No irá a la cárcel.
 
Histórica de película
 
La historia del clan Gastaldi es propia de un guion cinematográfico. El ex funcionario provincial, oriundo de Gualeguay, fue acusado y condenado por fraguar documentos públicos y quedarse con propiedades del hacendado Héctor Alfredo Ascar. Francisco Gregorio Gastaldi, hijo, y Jorge Mario Rodríguez, fueron quienes se pusieron al frente de una maniobra financiera para que todos los bienes del hacendado quedaran fuera de la herencia de su hija Rosa Argentina Ahibe.
 
El fideicomiso incorporaba 37 inmuebles, en su gran mayoría rurales, con excepción de tres inmuebles urbanos, como surge del detalle del "Contrato de Fideicomiso Productivo Sujeto a Plazo". La escritura fue realizada por Silvina Lacorazza, en el estudio de Gastaldi, según contó la propia escribana. Llevaba el Registro de Protocolo Número 16, que corresponde a Gastaldi padre.
 
 
Condena
 
La condena del Tribunal de Juicio y Apelaciones alcanzó al hijo del histórico funcionario, que también lleva el mismo nombre del padre pero se dedica a la agronomía. Éste recibió una pena de tres años de prisión efectiva. Laura Gastaldi, ex convencional constituyente por el PJ y escribana pública, fue condenada a la pena de tres años y seis meses de prisión que debía cumplir en la Unidad Penal Nº7 de Gualeguay. Todos fueron encontrados culpables como partícipes de las maniobras fraudulentas.
 
 
Pena morigerada
 
La Cámara de Casación; integrada por Elisa Zilli, Marcela Davite y Hugo Perotti; entendió que las condenas eran punitivamente excesivas y justificó su revocatoria en que la situación es reversible al momento en que los condenados, para decirlo de una manera coloquial, pueden devolver los bienes que se adjudicó ilegalmente a la damnificada, Ahibe, representada por los abogados Leopoldo Lambruschini y Mariano Churrarín.
 
Para decirlo de otra manera: los bienes no desaparecieron y la víctima podrá acceder a lo que le corresponde. Vale aclarar que Casación ratificó los delitos imputados en la instancia anterior.
 
A Gastaldi, en la nueva condena, también se le aplicó la inhabilitación especial para ejercer la profesión de escribano público durante seis años. Mientras que a la ex convencional dos años y seis meses de prisión de cumplimiento condicional, manteniendo la inhabilitación especial para ejercer la profesión durante seis años; a Gastaldi hijo dos años y seis meses de prisión de cumplimiento condicional; y a Rodríguez dos años y seis meses de prisión de cumplimiento condicional.
 
 
La denuncia hecha en 2011
 
El guion se empezó a escribir el 31 de enero de 2011, día en que falleció Ascar. Antes de su deceso, su hija no reconocida, María Andrea Martínez, promovió una demanda de filiación en su contra (Expediente Número 4.235) que tramitó en el Juzgado Civil y Comercial Número 1 de Gualeguay. Los tiempos procesales se dilataban, el hacendado vivía sus últimos días y los Gastaldi pergeñaban las maniobras por las que ahora fueron condenados.
 
Un momento clave fue cuando Gastaldi decidió correr a la pareja del hacendado, y destinataria por testamento de los bienes, Rosa Argentina Ahibe, para quedarse él con todo. Cuando Ascar estaba enfermo, y para obstaculizar cualquier reclamo filiatorio, el funcionario y ex intendente de Gualeguay le pidió a Ahibe que cremara el cuerpo del hacendado. Esto lo cuenta en una nota periodística del 26 de octubre de 2013.
 
 
Otra historia
 
El hombre que certificaba los actos del Gobierno de Entre Ríos y que tras los problemas judiciales se jubiló, ya tenía sobre sus espaldas una condena por un hecho similar. En 2014 fue encontrado culpable por haber hecho una escritura de cesión de bienes a un hombre que se estaba muriendo. El Superior Tribunal de Justicia (STJ) determinó que esa persona no estaba en sus cabales cuando tomó tal decisión.
 
Se trata de una causa que data del año 2000 en la que Florindo Cuevas, de la ciudad de Gualeguaychú, durante sus últimos días de vida, tras el padecimiento de una enfermedad terminal, cedió sus bienes a un tal Alfredo Antonio Chamot. Esa cesión se hizo a través del escribano Gastaldi.
 
Pero resulta que familiares de Cuevas vieron en ese acto indicios de una posible estafa y decidieron transitar la vía judicial para atacar esa cesión tipificada como posible delito de uso de documento público falso en concurso con estafa procesal. El fallo lo firmaron los vocales Leonor Pañeda y Juan Ramón Smaldone. Emilio Castrillón, se abstuvo.
 
Autor: Federico Malvasio
 
Fuente: Página Judicial
 
Agreganos como amigo a Facebook
21-05-2018 / 12:05
15-05-2018 / 16:05
15-05-2018 / 09:05
14-05-2018 / 21:05
El Fondo Monetario Internacional (FMI) anticipó lo que ya se daba por descontado. El préstamo stand-by que le ofrece al gobierno de Mauricio Macri (cuyos montos y detalles son guardados bajo siete llaves) está atado a una serie de conocidas instrucciones que deberán inexorablemente cumplir.
 
Estas son reducción del déficit fiscal, disminución de empleados públicos, reducción de jubilaciones y planes sociales, disminución de las transferencias a las provincias y municipios, mayor apertura comercial a las importaciones, liberalización financiera y profundización de las reformas laborales: abaratando el despido, fomentando el empleo temporario y limitando las negociaciones paritarias.
 
Qué decir que ya no se sepa. Esta política de paulatina pérdida de la soberanía y de manos libres al FMI para intervenir en nuestros asuntos internos es una calesita que nos lleva a los viejos lugares del fracaso. Otra vez la sensación de "esto ya lo vivimos": devaluación, inflación más recesión, sin crecimiento y destrucción del aparato productivo. El "mercado" -ese conjunto de atorrantes- manda en el reino de la especulación, mientras comercios, pymes e industrias bajan sus persianas. Es el esplendor de la mala praxis neoliberal.
 
Cuando estaban ensoberbecidos por los focus groups, que los mostraban ganadores hasta 2027 no le daban bola a nadie. De pronto, como una espada de Damocles, aparece el fantasma de la crisis de 2001. La palabra "corralito", tímida, se cuela en las conversaciones y hasta su ideólogo, Domingo Cavallo, vuelve a la fama en los canales de televisión afines al Gobierno.
 
Ahora, ante la crisis, Macri se acordó de los gobernadores del PJ y los convocó, le pidió apoyo o silencio respecto del acuerdo con el FMI. En la reunión, mediante una sutil presión política, sobrevoló el chantaje del recorte de los recursos financieros de la Nación. Pero también la zanahoria de la obra pública y la promesa de "no entorpecer" las aspiraciones reeleccionarias de aquellos gobernadores que aspiran y pueden seguir en su cargo en 2019.
 
Los gobernadores del PJ lo escucharon y comprometieron apoyo, pero ninguno de ellos lo hizo luego en público al retirarse de la Casa Rosada. Ese silencio es político: busca evitar que el Presidente les traslade el costo ante la sociedad de haber recurrido al sometimiento del país a la voluntad absoluta del Fondo Monetario, que equivale prácticamente a la supresión formal del derecho de autodeterminación de nuestro pueblo.
 
Así las cosas, el gobierno de Macri no ha podido articular un nuevo "relato" que le permita recuperar algo de terreno político y de imagen perdida que reflejan todas las encuestas. Lo que ha hecho es: minimizar la crisis, minimizar la duración, minimizar el impacto social y minimizar las exigencias que impondrá el FMI. Un verdadero disparate.
 
La Opinión Popular

13-05-2018 / 10:05
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar