La Opinión Popular
                  04:18  |  Jueves 29 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Mauricio Macri prometió que iba a lograr pobreza cero en la Argentina y cada vez hay más pobres. Dijo que venía a unir a los argentinos y cada vez es más grande la grieta”. Juan Manzur, gobernador de Tucumán
Recomendar Imprimir
Nacionales - 18-04-2017 / 10:04
TRAS EL REPUDIO QUE RECIBIÓ EL PRESIDENTE DURANTE SEMANA SANTA EN TANDIL

Desde el Gobierno buscan instalar que los escraches contra Macri están organizados

Desde el Gobierno buscan instalar que los escraches contra Macri están organizados
Desde el Gobierno buscan instalar que los escraches contra Macri están organizados.
Desde que asumió el 10 de diciembre de 2015, el presidente Mauricio Macri ha tenido que sufrir diversos escraches en lugares que ha visitado. El último de estos fue en Semana Santa mientras el mandatario argentino descansaba en Tandil junto a su mujer Juliana Awada y su hija Antonia.
 
En este marco es que funcionarios de Cambiemos comenzaron a instalar la idea de que estos escraches no son episodios aislados ni casuales sino que están organizados. Consideran que es un plan sistemático de la oposición.
 
El jefe del bloque K en Diputados, Héctor Recalde, se ríe y devuelve: "Hay que tener más imaginación que Julio Verne para decir eso, es una exageración de parte del Gobierno. Nosotros reprobamos la violencia venga de donde venga, como fue la represión en la villa 31 o al comedor de los cartoneros".
 
Desde el massismo, mientras tanto, creen que hay una estrategia del Gobierno de confrontar con el kirchnerismo para inducir una polarización electoral. El diputado renovador Felipe Solá sostuvo que "hay una campaña enorme del Gobierno por polarizar. Marcos Peña fue al Congreso a polarizar", recordó sobre el último informe de gestión del jefe de Gabinete, el 22 de marzo, cuando les espetó a los K: "Háganse cargo". Solá volvió a cuestionar que al macrismo no le interesó cerrar "la grieta" sino que la aumentó. 

 
Pese que los funcionarios macristas quieran ocultarlo, el malestar social existe. Y se expresa en las calles.

La Opinión Popular

 
Este último fin de semana largo, Macri recibió el último escrache cuando salía de una Iglesia en Tandil junto a su hija. Es por eso que el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi dijo que "ellos (en referencia a sectores del kirchnerismo) buscan que te aísles, es una tensión que hay que resolver de la forma más inteligente posible, porque no son episodios aislados, hay un plan sistemático, como lo hicieron con lo que le pasó a la gobernadora María Eugenia Vidal, que fueron a la noche a la casa en la que vive con sus hijos".
 
Además lanzó que "los que escrachan son fascistas. Ahora no se está viviendo tiempo de restricción de libertad, por eso digo que los que escrachan son fascistas. Pero el objetivo último que tienen es aislar al gobierno de la gente y meter miedo".
 
La vicepresidenta Gabriela Michetti destacó la importancia de no aislarse de la gente por los escraches. "Yo siempre tiendo a pensar que es mejor atravesar por esa situación (los escraches), pero siempre dar ejemplo de que uno es una persona normal que está trabajando de esto y no llenarse de seguridad" y agregó que "necesitamos que la gente sienta que somos personas comunes y corrientes, no podés distanciarte de la gente".
 
Por último dijo que esas situaciones le dan "una enorme pena" y remarcó que siempre "son poca gente", por lo que "no hay que darles tanto lugar" a esos episodios.
 
Fuente: diagonales.com
 

Agreganos como amigo a Facebook
28-06-2017 / 16:06
28-06-2017 / 16:06
28-06-2017 / 09:06
En una muestra de desprecio hacia los trabajadores, y a pesar del rechazo expresado por las centrales sindicales a la propuesta oficial, el gobierno de Mauricio Macri determinó anoche, a través del Ministerio de Trabajo que conduce Jorge Triaca, un incremento del 24% en el Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM) en tres cuotas, que se terminarán de pagar recién en julio del año que viene.
 
De esta manera, el SMVM pasará de $8.060 a $10.000, disponiendo que el mismo se ajuste en tres tramos: $8.860 a partir del 1º de julio, $9.500 a partir del 1º de enero y $10.000 desde julio de 2018. La resolución de Triaca se dio luego de que fracasara la reunión del Consejo del Salario Mínimo que juntó al Gobierno, sindicalistas (la CGT y la CTA) y empresarios.
 
El pedido gremial era el de un salario de $14.060, lo que representaba un aumento del 75%, mientras que las cámaras empresariales hicieron una oferta que lo elevaba a $9.700, una suba del 20,3%. Ante la falta de acuerdo entre empresarios y sindicatos (que fogoneó el Gobierno), Macri terminó definiendo el futuro del salario mínimo. El ministro Triaca, compartió la propuesta patronal, aunque le sumó un mísero 3%. Con los hechos consagrados, es la primera vez en la historia que el Consejo del Salario no llega a un acuerdo entre las partes.
 
El aumento solo satisfizo a los empresarios entre los que estaban la UIA, la Bolsa de Comercio, las centrales del campo: Confederaciones Rurales Argentinas y Coninagro, Argencon (empresas de servicios externos), FEGHRA (Hoteles y gastronomía), la Cámara Argentina de Comercio y la Cámara Argentina de la Construcción, entre otras.
 
Este incremento dado por el Gobierno no alcanza siquiera para cubrir el 65% de la Canasta Básica Total que mide el Indec, el cual en el último informe de mayo señala que una familia tipo necesita $14.665,88 para no caer en la pobreza. Así, esta decisión macrista no sirve siquiera para paliar las mínimas necesidades elementales de los sectores populares.
 
Como si esto fuera poco, durante el primer cuatrimestre del año la tasa de inflación superó el 9%, complicándose así aún más la situación de pobreza e indigencia que se vive en el país. El gobierno de Macri, luego de sus consecutivas y fracasadas promesas de "segundo semestre", "brotes verdes" o "luz al final del túnel", y mientras crecen la inflación y la desocupación, estableció -por decreto- un salario mínimo de pobreza.
 
Para justificarlo, ahora ensayan una nueva variante del "relato". Los "inversores", los que estarían pensando en poner una fábrica y generar empleo, ven la posibilidad de que vuelva Cristina y dudan. El Gobierno utiliza al fantasma del triunfo electoral K para justificar por qué la economía no arranca, buscando asustar a la gente para que voten los candidatos macristas
Así administra el Gobierno de los Ricos. 


La Opinión Popular

27-06-2017 / 12:06
27-06-2017 / 10:06
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar