La Opinión Popular
                  23:24  |  Lunes 23 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“En cada barrio se repiten las preocupaciones que relatan los vecinos en relación con el empleo. O falta trabajo, o es precario, o tienen temor a perderlo. En todos los casos, la plata no alcanza”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Nacionales - 18-04-2017 / 10:04
TRAS EL REPUDIO QUE RECIBIÓ EL PRESIDENTE DURANTE SEMANA SANTA EN TANDIL

Desde el Gobierno buscan instalar que los escraches contra Macri están organizados

Desde el Gobierno buscan instalar que los escraches contra Macri están organizados
Desde el Gobierno buscan instalar que los escraches contra Macri están organizados.
Desde que asumió el 10 de diciembre de 2015, el presidente Mauricio Macri ha tenido que sufrir diversos escraches en lugares que ha visitado. El último de estos fue en Semana Santa mientras el mandatario argentino descansaba en Tandil junto a su mujer Juliana Awada y su hija Antonia.
 
En este marco es que funcionarios de Cambiemos comenzaron a instalar la idea de que estos escraches no son episodios aislados ni casuales sino que están organizados. Consideran que es un plan sistemático de la oposición.
 
El jefe del bloque K en Diputados, Héctor Recalde, se ríe y devuelve: "Hay que tener más imaginación que Julio Verne para decir eso, es una exageración de parte del Gobierno. Nosotros reprobamos la violencia venga de donde venga, como fue la represión en la villa 31 o al comedor de los cartoneros".
 
Desde el massismo, mientras tanto, creen que hay una estrategia del Gobierno de confrontar con el kirchnerismo para inducir una polarización electoral. El diputado renovador Felipe Solá sostuvo que "hay una campaña enorme del Gobierno por polarizar. Marcos Peña fue al Congreso a polarizar", recordó sobre el último informe de gestión del jefe de Gabinete, el 22 de marzo, cuando les espetó a los K: "Háganse cargo". Solá volvió a cuestionar que al macrismo no le interesó cerrar "la grieta" sino que la aumentó. 

 
Pese que los funcionarios macristas quieran ocultarlo, el malestar social existe. Y se expresa en las calles.

La Opinión Popular

 
Este último fin de semana largo, Macri recibió el último escrache cuando salía de una Iglesia en Tandil junto a su hija. Es por eso que el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi dijo que "ellos (en referencia a sectores del kirchnerismo) buscan que te aísles, es una tensión que hay que resolver de la forma más inteligente posible, porque no son episodios aislados, hay un plan sistemático, como lo hicieron con lo que le pasó a la gobernadora María Eugenia Vidal, que fueron a la noche a la casa en la que vive con sus hijos".
 
Además lanzó que "los que escrachan son fascistas. Ahora no se está viviendo tiempo de restricción de libertad, por eso digo que los que escrachan son fascistas. Pero el objetivo último que tienen es aislar al gobierno de la gente y meter miedo".
 
La vicepresidenta Gabriela Michetti destacó la importancia de no aislarse de la gente por los escraches. "Yo siempre tiendo a pensar que es mejor atravesar por esa situación (los escraches), pero siempre dar ejemplo de que uno es una persona normal que está trabajando de esto y no llenarse de seguridad" y agregó que "necesitamos que la gente sienta que somos personas comunes y corrientes, no podés distanciarte de la gente".
 
Por último dijo que esas situaciones le dan "una enorme pena" y remarcó que siempre "son poca gente", por lo que "no hay que darles tanto lugar" a esos episodios.
 
Fuente: diagonales.com
 

Agreganos como amigo a Facebook
23-10-2017 / 19:10
23-10-2017 / 12:10
23-10-2017 / 10:10
El gobierno de Cambiemos redondeó ayer un gran triunfo electoral nacional que incluyó a los cinco principales distritos del país, lo que le permite ampliar su representación en el Congreso aunque sin conseguir mayoría propia en ninguna de las dos cámaras.
 
Es histórico: las primeras elecciones de medio término son favorables a los oficialismos. Hace menos de dos años, que ese electorado llevó al gobierno a los representantes de Cambiemos y sería muy extraño y hasta poco razonable, que cambiara de sentido en tan poco tiempo.
 
Desde la recuperación de la democracia, hace 33 años, el único que perdió las elecciones de medio término fue el radical Fernando de la Rúa. Es difícil que un mandato se cambie a los dos años de haberlo otorgado y en general el electorado lo entiende de esa manera, más allá de los odios y grietas con que se presentan estas elecciones.
 
Contra todas las evidencias de un modelo económico neoliberal que no tiene sustentabilidad posible de largo y hasta mediano plazo; con un fuerte endeudamiento; con un déficit de cuenta corriente pavoroso; con una caída de las exportaciones que remiten al ingreso especulativo de divisas como única posibilidad de financiamiento...
 
Con la inminencia de los aumentos anunciados en todas las tarifas de servicios públicos; con el sector agropecuario ya sentado en la retención de sus liquidaciones de granos a la espera de que se corrija el dólar, la falsedad de los "brotes verdes" y de la "primavera económica" impulsada por índices espurios de recuperación se reveló, entonces, más fuerte que todo otro factor.
 
Frente a los indicios potenciados de que tarde o temprano se chocará de nuevo contra las condiciones objetivas de 2000/2001, volvió a mostrarse que muy difícilmente la población se distancie de lo que eligió hace poco tiempo. Al revés: dobla la apuesta.
 
Cambiemos contó con el respaldo invalorable de los grandes medios de comunicación que actuaron con eficiencia para cubrir el malestar que fueron despertando con el aumento de la inflación y de las tarifas. La idea de que "estamos dispuestos a hacer este sacrificio para después favorecernos" prevaleció en gran parte de los electores que consideran estos dos años como un sacrificio necesario para recoger los frutos después de ese plazo de gracia.
 
El electorado mostró que tiene disposición al sacrificio, pero también una expectativa que se ve aumentada por el esfuerzo que se le exige. Pero las primeras medidas del Gobierno, que ha salido fortalecido de estas elecciones, serán otra vez de sacrificio para el ciudadano común, incluyendo a quienes los respaldaron con sus votos, sin que se avisten por ningún lado los beneficios que se esperan. La pregunta es entonces, hasta cuándo se mantendrá esa disposición al sacrificio por parte del electorado de Cambiemos, que está votando a una fuerza cuyas políticas le han empeorado su calidad de vida.
 
La Opinión Popular

22-10-2017 / 17:10
22-10-2017 / 16:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar