Editó además que los "principios" de estos periodistas no se ven contrariados ante lo que expresan porque "dicen lo que piensan" con autoridad, pero su "legitimidad y credibilidad" se ve afectada cuando en sus discursos se ve expuesta la "pauta oficial" o la "billetera de la gestión de turno".
'/> Periodistas felpudos, operadores y mercenarios / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  03:06  |  Lunes 01 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“El modelo económico que aplica el Gobierno atrasa 40 años y hay que cambiarlo porque estamos en estanflación, se triplicó la deuda y tenemos un problema de fuga de capitales”. Aldo Pignanelli
Recomendar Imprimir
Nacionales - 16-04-2017 / 17:04
EN LOS GRANDES MEDIOS, DEFIENDEN LOS INTERESES DE SUS PATRONES

Periodistas felpudos, operadores y mercenarios

Periodistas felpudos, operadores y mercenarios
Periodistas felpudos, operadores y mercenarios.
En su último número, la revista Sudestada realizó una crítica a los periodistas de los grandes medios que "defienden los intereses de sus patrones". "Quieren sangre, quieren palos, quieren exclusión", enfatizó.
 
En momentos donde se discute "la grieta" en el periodismo y se cuestionan las ideologías a la hora de informar, la revista Sudestada planteó una "novedad" en el accionar de los "periodistas-felpudos".
 
Según explicó el medio, aquellos que trabajan para defender e interpretar los intereses de sus jefes, ahora llevan adelante un estilo "agresivo, inquisidor", señalando y "estigmatizando al diferente".
 
La revista remarcó que el mensaje que brindan "los mercenarios del micrófono" va contra quienes se "rebelan" y se presentan como sus "enemigos". En defensa de "los explotadores, represores, gerentes de la miseria y el ajuste", sus palabras buscan respaldo en lo que llaman 'el sentido común de la gente´.
 
Editó además que los "principios" de estos periodistas no se ven contrariados ante lo que expresan porque "dicen lo que piensan" con autoridad, pero su "legitimidad y credibilidad" se ve afectada cuando en sus discursos se ve expuesta la "pauta oficial" o la "billetera de la gestión de turno".
 
Es por esto, que la revista decidió remarcar aún más el valor que tiene la prensa disidente, la "alternativa a los modos de manipulación burguesa", la que se mantiene "independiente" a los "intereses" de quienes manejan la agenda.
 
En su nota también elevó la responsabilidad que este tipo de medios, alejados de las manipulaciones, tiene en la sociedad ya que se ocupa de "mostrar esa otra realidad que todos respiramos en la calle".
 
Mencionó que, claro está, los medios alternativos, presentan dificultades para subsistir, mantenerse y ser escuchados ya que "persisten a pulmón",  gracias a la "pasión de informar otras verdades", "sin bajar línea", ni buscar imponer un mensaje, "subestimando a quienes no piensan como uno".
 
En cuanto al objetivo de los medios que luchan frente a las grandes corporaciones, Sudestada señaló que se basa en intentar "comprender la matriz de este sistema perverso y perseguir las herramientas para cambiarlo de raíz".
 
Aunque reconoció, de todos modos, que esto no es sencillo ya que la gran mayoría de "los trabajadores siguen consumiendo la prensa de los miserables genuflexos y mercenarios".
 
Fuente: Diario sobre diarios
 
Agreganos como amigo a Facebook
30-04-2017 / 10:04
Convendría poner las cosas en su justa medida: regresar al mundo y con ello combatir la pobreza y crear empleo genuino, además de generar políticas internas profundas que todavía no se ven, llevará tiempo. Bastante más que el de las urgencias del macrismo por presentar hechos concretos antes de las elecciones de octubre. Y con un escenario local que sigue sin ayudar.
 
Macri recibió elogios a mano llena en Washington, pero escuchó a la vez la misma cantinela que en sus visitas a España y Holanda. Los empresarios insisten en que planean invertir pero prefieren esperar a ver el resultado de las elecciones de octubre. Desconfían de una vuelta al populismo y quieren saber si hay riesgo de perder las elecciones y enturbiar el panorama hacia 2019, y más allá.
 
En todo caso, a varios de quienes lo consultaron, les dijo que estaba absolutamente seguro que Cambiemos ganará las elecciones porque la gente no quiere volver al pasado, aunque haya sectores que no la estén pasando bien.
 
Macri ha logrado acomodar los tantos en el rodeo propio. Carrió será candidata en Capital, no habrá definitivamente espacio para Martín Lousteau, que si quiere competir tendrá que hacerlo por afuera, y en la provincia Esteban Bullrich será el candidato a senador. Siempre bajo la misma consigna: la campaña se la ponen al hombro Macri y Vidal y ellos son "los candidatos".
 
El Gobierno a su vez no deja de agradecer los buenos servicios que sigue prestando Cristina Fernández como "jefa de campaña" de Cambiemos. El estallido de la crisis en una Santa Cruz que los Kirchner manejaron como su estancia durante 25 años es un pelotazo en contra para los cristinistas que proponen una vuelta al pasado.
 
Tal vez por esas mismas razones cunde la desesperación en el peronismo que no quiere saber más nada con ella y busca su destino en las elecciones de octubre. Una frase de Florencio Randazzo refleja acabadamente ese momento: "No caigamos en la trampa, tenemos que unirnos, el único enemigo es Macri", rogó en un acto el miércoles. Claro que esa unión, vale la aclaración de los propios randazzistas, no incluye a la doctora y sus fanáticos.
 
Todos, oficialismo y oposición, miran hacia el 24 de junio: ese día habrá que inscribir candidatos y se sabrá si ella se presenta o no. Enorme paradoja: hay más macristas que peronistas rezando para que Cristina compita.

30-04-2017 / 10:04
30-04-2017 / 10:04
30-04-2017 / 09:04
30-04-2017 / 09:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar