La Opinión Popular
                  04:52  |  Viernes 22 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Lo dijo el doctor René Favaloro hace 20 años: “Con el aborto legal no habrá más ni menos abortos, habrá menos madres muertas. El resto es educar, no legislar”.
Recomendar Imprimir
Nacionales - 16-04-2017 / 09:04
HABLAN DE UN SUPUESTO "CAMBIO DE TENDENCIA"

Clarín & La Nación le hacen el “diario de Irigoyen” a Macri en un esfuerzo conjunto para rescatar su imagen

Clarín & La Nación le hacen el “diario de Irigoyen” a Macri en un esfuerzo conjunto para rescatar su imagen
Clarín & La Nación le hacen el “diario de Irigoyen” a Macri en un esfuerzo conjunto para rescatar su imagen.
El "Diario de Irigoyen" es una figura metafórica, muy argentina, a la que se apela para indicar que a alguien le construyen una realidad falsa. Allá por 1930, estando Hipólito Irigoyen al frente del poder ejecutivo nacional por segunda vez, ya maltrecho de salud y entrado en años, las cosas a su gobierno no le iban del todo bien.
 
Ante tal situación, sus asesores más directos, con el objetivo de no preocupar al mandatario, habrían dispuesto imprimir un diario especial para el Presidente de la Nación. El mismo contenía una imagen de la Argentina que poco y nada tenía que ver con la realidad.
 
De la misma manera y en los medios ultra macristas Clarín & La Nación, Marcos Peña y Jaime Durán Barba han dispuesto un operativo de supuestas "encuestas" que le permitan sostener que habría sucedido una mejora en la imagen del Presidente y su gobierno, algo indispensable para el protagonismo que pretende Macri para la campaña. Poliarquía, a través del diario La Nación; y Management & Fit, a través del diario Clarín, realizaron el Operativo "Rescaten al Presidente".
 
La Opinión Popular

 
Poliarquía en La Nación:
 
"Después de dos meses, febrero y marzo, en los que el respaldo a la gestión de Mauricio Macri cayó por debajo del 50% y registró el peor momento desde su llegada a la Casa Rosada, la aprobación de la gestión presidencial mostró una recuperación de seis puntos en abril y se situó en torno al 53%. En paralelo, la desaprobación, que en febrero y marzo había llegado hasta el 48 y 50%, respectivamente, bajó hasta ubicarse en el 46%."
 
> "Si se observan los sucesivos estudios que Poliarquía realizó desde que Macri llegó al poder, la reciente recuperación de abril rompe con una tendencia a la baja casi constante en la imagen presidencial."
 
"En enero de 2016, la aprobación de la gestión de Macri llegaba al 71%, contra el 25% de aplazos y 4% de indecisos."
 
"Tras una recuperación en enero de este año (58% de aprobación y 41% de aplazos), la aceptación de la gestión de Macri cayó al 48% en febrero y al 47% en marzo."
 
 
Management & Fit en Clarín:
 
"Después de meses en caída libre, el Presidente logró repuntar casi un punto y medio en la aprobación de su gestión: de un 40,2 % obtenido en el sondeo de marzo, realizado por la misma consultora, a un actual 41,6% que, si bien lo muestra lejos de su mayor nivel -marzo de 2016, con su asunción bien cercana- lo deja con buenas expectativas de cara a la campaña."
 
"Según el muestreo realizado por la consultora que dirige Mariel Fornoni, la imagen positiva individual de Macri también muestra signos de recuperación: trepó de 37,2% a 38,1%. Aunque la percepción negativa pasó de 35,4 a 36 puntos."
 
 
El #1ª
 
Así lo explica su columnista político de cabecera, Joaquín Morales Solá:
 
"(...) El Macri de hoy no hubiera existido nunca sin el 1A. Esas manifestaciones espontáneas y cuantiosas de la sociedad en defensa de la democracia (y, por lo tanto, del gobierno de Macri) moldearon otro presidente. Podría ser un alarde de humildad, pero lo cierto es que el análisis que hace de esas muchedumbres es realista.
 
La recuperación de Macri fue exponencial en el interior del país, donde el sector agropecuario ya levantó cabeza. Su problema, según esa misma medición, sigue siendo el pobre conurbano bonaerense, donde habita la mayoría de los carenciados. La imagen de la gestión presidencial creció un 8 por ciento en el interior; en el conurbano subió apenas un 2 por ciento. Encima, Macri no tiene todavía candidato para el distrito más grande del país. Todos hablan de Esteban Bullrich, pero el Presidente es el más renuente a autorizar ese traslado. (...)".
 
Clarín coincide, de pe a pa:
 
"Apenas unas horas después de la multitudinaria marcha del 1 de abril, en el Gobierno se animaban a asegurar que se trataba de un acontecimiento que iba a marcar un cambio en la dinámica de la gestión. "Esto es un antes y un después", repetía, sin ahorrar euforia, un estrecho colaborador del Presidente, que hasta allí había transitado los primeros meses del año a puro golpe de la oposición y en vísperas del paro del jueves 6. Dos semanas más tarde, tras endurecer su postura ante las protestas y jugar a fondo en la disputa que en la Provincia de Buenos Aires encabeza la gobernadora María Eugenia Vidal con los gremios docentes, a Mauricio Macri le sonríen los números de las encuestas por primera vez en mucho tiempo: su imagen y el nivel de aprobación de la gestión de su gobierno parecen estar recuperándose. (...)".
 
Las advertencias: economía + GBA
 
Poliarquía:
 
"El informe de Poliarquía enciende una alerta para el Gobierno de cara a las elecciones de medio término: junto a la región patagónica, los peores índices de la gestión de Macri se dan en el conurbano bonaerense, distrito decisivo para los comicios de octubre."
 
"En el Gran Buenos Aires, donde vive uno de cada cuatro argentinos y donde se define el resultado de la elección bonaerense, la desaprobación de la gestión presidencial alcanzó en abril el 53% y la aprobación, el 45%."
 
"Las cifras sólo son peores para Macri en el sur del país, donde la aprobación rondó en la primera semana de abril el 44%, contra un aplazo del 56% de los encuestados."
 
"Los mejores índices para el Presidente se dan en la zona centro del país (60% de aprobación contra 39% de aplazos) y la ciudad de Buenos Aires (57% contra 41%, respectivamente), mientras que la zona norte de la Argentina replica los números nacionales: 53% de aceptación de la tarea del primer mandatario contra 47% de desaprobación."
 
 
M&F
 
"De todos modos, todavía no logró recuperar y superar el nivel de desaprobación de gestión, que descendió levemente pero sigue siendo más alto: pasó de 44,2 % en marzo al actual 43,9 por ciento."
 
"Mientras la imagen presidencial se recupera, las expectativas económicas caen. Según el mismo estudio de Management & Fit, el 49% de los encuestados considera que la situación económica empeorará en los próximos meses. El 32%, en tanto, estima que será mejor."
 
"Las expectativas personales, por su parte, no son mejores. El 42,4% prevé que su economía personal estará peor o mucho peor en el futuro cercano, mientras que un 28,8% se mantiene optimista."
 
"Los más pesimistas son los que pertenecen a los sectores con un nivel educativo alto, un segmento que suele mirar con más simpatía al oficialismo. Los sectores con menos acceso a la educación creen que estarán mejor."
 
Fuente: Urgente24
 

Agreganos como amigo a Facebook
21-06-2018 / 19:06
21-06-2018 / 11:06
Así lo señaló en una entrevista por Radio Mitre. "Esto nos obligó a ir a pedir el crédito al Fondo Monetario", agregó el nuevo titular del Banco Central. Para Luis Caputo "no hay mal que por bien no venga". El actual titular del Banco Central y ex ministro de Finanzas está hablando de la corrida bancaria que generó una importante devaluación. Lo que el ex ministro festeja implica, para la clase trabajadora, una persistente caída en su nivel de vida.
 
En una entrevista defendió las medidas que se vienen tomando y "festejó" haber terminado atando la suerte del país a un acuerdo con el FMI. "En el corto plazo estas cosas tienen costo, pero yo creo que de mediano y largo plazo no hay mal que por bien no venga, es lo mejor que nos pudo haber pasado, esto nos obligó a ir a pedir el crédito al Fondo Monetario y esto da mucho mayor certidumbre particularmente con el financiamiento, porque dependemos del financiamiento externo", señaló Caputo.
 
El funcionario también ensayó una suerte de "autocrítica" light. "Hubo algunos errores propios, también hubo problemas políticos", indicó. Renglón seguido agregó que su prioridad "es desarmar la gran pelota de Lebac". Precisamente, esa "gran pelota" fue construyéndose desde el mismo gobierno de Macri y la administración del Banco Central que impulsó la bicicleta financiera a través de ese mecanismo.
 
El titular del Central señaló además que "siempre tuvimos claro que, de alguna manera, había que acelerar más el ritmo fiscal. Lo que pasa es que, como dicen, la política es el arte de lo posible. Entonces, cuando vos tenés minoría en ambas cámaras y no tenés todo el poder necesario, hacés lo que podés".
 
La definición del funcionario confirma que el llamado "gradualismo" fue un resultado de la debilidad política del gobierno para impulsar abiertamente sus brutales planes de ajuste. Lo que el ministro considera un motivo para "alegrarse" implica una creciente caída en el nivel de vida de amplias capas de la población.
 
La devaluación del peso -que ya superó el 50 % en lo que va de 2018- se traslada crecientemente a los precios, golpeando sobre el bolsillo de la clase trabajadora. El titular del Central vuelve a demostrar la "sensibilidad" de banquero y gran empresario. Lo que es una "buena noticia" para él y los millonarios funcionarios del Pro, significa el empobrecimiento creciente para trabajadores y jubilados.
 
La Opinión Popular

21-06-2018 / 10:06
El Día de la Bandera nos dejó un sabor muy, pero muy, triste. El día fatal llegó. Ayer, el directorio del organismo internacional dio el visto bueno final para el acuerdo Macri-FMI y envió los primeros USD 15.000 millones a las arcas del Gobierno de los CEOs. Esto es lo que nos va a llevar a una situación de dependencia total hacia el Fondo Monetario Internacional, que de ahora en más dictará la política económica para la Argentina. Resignamos nuestra soberanía.
 
Pero, de los USD 32.000 millones, que se supone que el FMI nos va a dar desde acá hasta que el mandato de Mauricio Macri finalice, casi la mitad de ellos, los USD 15.000 millones otorgados ayer, están puestos exclusivamente para empezar a saldar las cuentas. Porque es claro: las deudas que tiene la Argentina superan holgadamente los USD 32.000 millones.
 
Este dinero va a ir exclusivamente al mercado cambiario, a la especulación,como si esto fuera lo más importante, y será direccionado para pagar las deudas que éste Gobierno generó, llamadas Lebacs, llamadas compromisos externos, como lo son los bonos que no eran ni son buenos para el país. Aquí también brilló por su ausencia, lamentablemente, el crecimiento, el trabajo y la producción.
 
Por otra parte, Morgan Stanley Capital International (MSCI), la empresa dedicada a calificar los mercados financieros del mundo, le otorgó la etiqueta de "Economía emergente" a la Argentina y, de este modo, nuestro país dejó de ser un mercado "de frontera", una categoría a la cual se había caído en 2009, cuando el gobierno de Cristina dispuso restricciones al movimiento de capitales externos.
 
Sin embargo, aunque la mona se vista de seda, mona queda. Esto, por su sólo sello, no significa que los "brotes verdes" y la tan esperada "lluvia de inversiones" vayan a llegar a nuestro país. Si la Argentina pretende que el dinero entre a las arcas nacionales las variables tienen que ser claras: mercado robusto e impuestos y tarifas racionales.
 
Por ello, y a la luz de los eventos más recientes que afectan la situación cambiaria del país, el MSCI aclaró que revisará su decisión de reclasificación si las autoridades argentinas introdujeran cualquier tipo de restricciones de acceso al mercado, como el control de capitales o de divisas.
 
Por último, aunque Macri no es muy patriota que digamos, el hecho que no fue ayer a un acto tan importante, como el Día de la Bandera, muestra que este acuerdo neocolonial con el FMI es absolutamente impopular. Macri le tiene miedo a su pueblo. Teme sentir la bronca popular, aunque sería bueno que lo percibiera para entender que tiene que cambiar el rumbo neoliberal en vez de haber tratado de solucionar, con la dependencia del FMI, la crisis de la Argentina.
 
Tal vez, el clamor de tantas marchas, de los paros y de los reclamos, despierte al arco político opositor. Esperemos que no sea tarde, porque 18 meses para elegir un nuevo Presidente no es mucho tiempo, pero sí es mucho para quienes padecen necesidades.
 
La Opinión Popular

21-06-2018 / 10:06
20-06-2018 / 10:06
La agenda oficial del presidente conservador Mauricio Macri marcaba que hoy a las 9 participaría en el Monumento a la Bandera del tradicional acto en conmemoración a Manuel Belgrano. Sin embargo, a último momento, el titular del PRO de Santa Fe, Federico Angelini, anunció que el mandatario no asistirá para evitar las protestas en su contra.
 
Angelini eligió decir que "se priorizó cuidar la paz". El discurso de Macri hubiera sido el primero tras los cambios en el equipo económico, que no frenaron la corrida ni la devaluación del peso frente al dólar. "Querían empañar el Día de la Bandera. No queremos darle margen a los violentos", fruteó el dirigente del PRO santafecino, al confirmar el faltazo del presidente, que debería haber compartido el acto con la intendenta Mónica Fein y el gobernador Miguel Lifschitz.
 
Luego la noticia fue confirmada por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio: "Con motivo de haber recibido notificaciones de los responsables de la seguridad presidencial y del Gobierno de Santa Fe donde se indicaba que se debían reforzar las medidas de seguridad para evitar la posibilidad de que se generen disturbios en las calles de Rosario de organizaciones políticas, se suspenderá mañana la asistencia del Presidente".
 
Las protestas estaban organizadas por sectores que se movilizan y reclaman contra las medidas antipopulares que lleva adelante el gobierno de Macri. Además se preveía la movilización de organizaciones sociales y políticas. Solo dos muestras, entre muchas otras posibles, de rechazo al ajuste en curso que implementa el actual Poder Ejecutivo a favor del gran empresariado y en contra de los trabajadores.
 
El Gobierno de los Ricos viene atravesando tensos episodios, el último que se viralizó, fue la entrega de una banana al jefe de Gabinete, Marcos Peña, tras ser bautizado como "El Gorila del año", lo mismo pasó en el mundial de Rusia, en donde la hinchada argentina realizó cánticos con referencia al precio del dólar.
 
Por supuesto, para evitar este tipo de protestas o "escraches", en un ambiente "poco feliz" que se respira en las últimas semanas por los efectos de la política neoliberal: inflación, tarifazos, acuerdo neocolonial con el FMI, pérdida del poder adquisitivo, etc., el Gobierno de los CEOs decidió "por razones de seguridad", que Macri no viaje a Rosario.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar