La Opinión Popular
                  00:48  |  Domingo 20 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“El voto electrónico está retrocediendo en todo el mundo porque se puede hackear; Alemania y Holanda lo están dejando atrás. No garantiza la seguridad del sufragio”. Jorge Taiana
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 10-04-2017 / 21:04
EFEMÉRIDES POPULARES

El actor Alfredo Alcón, ninguno como él

El actor Alfredo Alcón, ninguno como él
Alfredo Alcón: un insidioso y brillante Mandinga en "Nazareno Cruz y el Lobo".
El 11 de abril de 2014 muere Alfredo Félix Alcón Riesco, ese es su nombre completo, quien fue uno de los más grandes actores argentinos de los últimos 50 años. Se desempeñó tanto en cine como en teatro y en televisión. 

Fue uno de los actores más relevantes y talentosos de la escena nacional. La vastedad de su trayectoria iniciada en 1955 lo convirtió en un icono del teatro y del cine, donde protagonizó 40 películas desde la denominada "época de oro" de la pantalla grande. Falleció el 11 de abril a los 84 años en su casa a causa de un problema respiratorio por el que había sido operado tiempo atrás.

Alcón tiene el mérito de haber protagonizado a próceres de la historia (José de San Martín y Martín de Güemes), a personajes de célebres obras literarias nacionales como Martín Fierro, Los siete locos, Un guapo del 900, Saverio el cruel, Boquitas pintadas y Una excursión a los indios ranqueles; y hasta al mismísimo Diablo.

En efecto, Alcon fue un Lucifer porteño y canchero en la delirante El agujero en la pared y un insidioso y brillante Mandinga en Nazareno Cruz y el Lobo. Este último film, dirigido por Leonardo Favio, llevó a las salas en su época a 3.5 millones de espectadores. Un récord dificil de igualar, aún hoy día.

La Opinión Popular 

Desde su debut profesional, hace 59 años, Alfredo Alcón protagonizó películas clave del cine argentino, entre ellas "Nazareno Cruz y el lobo", de Leonardo Favio, en 1975, uno de los films vistos de la historia del cine nacional, con 3,5 millones de espectadores.

También fue el actor principal de "El santo de la espada" (1970), "La maffia" (1972) y "Los siete locos" (1973). Obtuvo el Oso de Plata en el Festival Internacional de Cine de Berlín y que dirigió el argentino Leopoldo Torre Nilsson, con quien compartió varios trabajos consagrados, entre ellos "Boquitas pintadas" (1974), Concha de Plata y Premio Especial del Jurado en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

Su última actuación fue el año pasado en la obra teatral "Final de partida", que también dirigió, en el Teatro San Martín. El actor Joaquín Furriel, quien lo acompañó en esa obra, lo consideró un "faro". "Fue protagonista no sólo de su vida sino de una época, un actor extraordinario", declaró.

Sobre las tablas, Alcón interpretó personajes de obras de William Shakespeare, Federico García Lorca, Arthur Miller, Tennessee Williams, Henrik Ibsen, Eugene O'Neill y Samuel Beckett, entre muchos otros autores clásicos del teatro.

Alfredo Félix Alcón Riesco había nacido el 3 de marzo de 1930 en el barrio porteño de Liniers, aunque otras versiones afirman que fue en la localidad bonaerense de Ciudadela, en las afueras de la capital. Estudió en el Conservatorio Nacional de Arte Dramático y a poco de recibirse se sumó al ciclo "Las dos carátulas", que en 1951 se emitía por Radio del Estado, hoy Nacional, donde también tenía que leer informes del Mercado de Hacienda.

Su debut en el teatro fue en la obra "Colomba", dirigida por Juan Carlos Thorry, y en 1955 actuó en el film "El amor nunca muere" como galán de Mirtha Legrand. En el plano internacional, filmó "Los inocentes" (1964) bajo las órdenes del español Juan Antonio Bardem y en 1978 rodó en España "Cartas de amor de una monja" (1978), de Jorge Grau.

También tuvo una prolífica carrera en televisión, donde actuó en "Yerma", "Hamlet", "Otelo", "Por el nombre de Dios", "Vulnerables", "Locas de amor" y "Herederos de una venganza", su última aparición en la pantalla chica. Su fallecimiento generó conmoción entre sus colegas y todo el ámbito cultural y político argentino.

El actor Roberto Carnaghi calificó a Alcón como "un ser divertido, maravilloso". "Fue un actor popular y que hizo teatro del primer nivel con una gran responsabilidad y una ética sobre el trabajo. Respetó siempre a los compañeros", destacó.

Para Lito Cruz, "si bien Alfredo se nos fue físicamente, dejó una enseñanza no sólo sobre un escenario sino sobre la vida. Un gran compañero de trabajo que siempre estaba dispuesto a rendir al máximo en cada una de sus actuaciones", lo recordó.

Fuente: Página 12

Agreganos como amigo a Facebook
19-08-2017 / 18:08
José María Rosa (también conocido como Pepe Rosa) nació en Buenos Aires, el 20 de agosto de 1906. Fue un notable historiador, político y diplomático argentino.
 
Después de 1955, participó activamente en la Resistencia Peronista convirtiéndose en uno de sus referentes más respetados y queridos. En 1966 lo llevamos a Córdoba para que diera un ciclo de conferencias en la Facultad de Ingeniería, ante una juventud que tomó con entusiasmo las banderas históricas revisionistas y las hace suyas, oponiéndose a la historia oficial.
 
El éxito de ese ciclo lo alentó para que publicara su monumental  "Historia Argentina", obra en 13 tomos, a los que luego de su muerte se le agregaron cuatro más. Lo volvimos a convocar en 1969, en vísperas del Cordobazo, junto a Rodolfo Ortega Peña Eduardo Luis Duhalde, para desarrollar, durante una semana, el tema: "Los caudillos argentinos".
 
Rosa integraría la comitiva de notables que van a buscar a Juan Perón en el famoso vuelo chárter del 17-11-72. Y a su pedido se declara el día 20 de noviembre, en conmemoración de la Batalla de la Vuelta de Obligado, Día de la Soberanía Nacional.
 
Fundador de la Revista Línea ("la voz de los que no tienen voz") que se opuso a la dictadura militar de 1976-1983, abogado y profesor universitario fue uno de los más respetados y consultados historiadores de la corriente que se llamó revisionista.
 
Para quienes tuvimos la oportunidad de conocerlo y aprender de él, "Don Pepe" es uno de los historiadores que mas influyó en la construcción del pensamiento nacional y popular en varias generaciones de argentinos.
 
Por Blas García

18-08-2017 / 20:08
18-08-2017 / 20:08
17-08-2017 / 19:08
Oscar Alfredo Gálvez nació en Caballito el 17 de agosto de 1913. Fue Campeón en Turismo de Carretera y en Pista (en 1947 y 1948); y en TC en 1953, 1954 y 1961. Adhirio fervorosamente al peronismo.
 
Escribió parte de la historia del automovilismo argentino, junto con su hermano Juan, y el menor Roberto, aunque éste último sólo asomó a este deporte. Hijos de una familia porteña, en que el padre era mecánico, desde chicos sintieron su pasión por los fierros, lo que hizo que Oscar se sintiera "mecánico", y dejara la escuela primaria, después de intentar tres veces cursar el 4º grado.
 
Los hermanos Gálvez fabricaban sus propios autos, rígidos, duros, cuadrados, pesados, prepararon el auto para que Oscar corriera en 1937 las Mil Millas Argentinas, y Juan logró acompañarlo, modificando su documento, pues era todavía menor de edad, y el anecdotario señala que perdieron el segundo puesto por perder tiempo en cambiar la correa que ataba el capot (que se cortaba por ser un cinturón común de pantalones).
 
En 1939 participaron en el Gran Premio Getulio Vargas, en que los Gálvez rompieron el diferencial, lo ataron con alambre y continuaron, pero sobre el final volcaron, se reacomodaron y llegaron segundos, atrás de Juan Manuel Fangio.
 
En 1940 tuvieron un tremendo vuelco al caer a un precipicio, y decidieron comenzar a usar casco. Oscar -lo que son las épocas- consiguió uno de paracaidista y Juan otro de los que usan en los tanques de guerra.  Esos eran los tiempos con anécdotas pintorescas de los pioneros de esta actividad.
 
La Opinión Popular

16-08-2017 / 21:08
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar