La Opinión Popular
                  20:08  |  Miércoles 21 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El 90% de los que nacen pobres, mueren pobres por inteligentes y trabajadores que sean. Y el 90% de los que nacen ricos mueren ricos, por idiotas y haraganes que sean". Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía
Recomendar Imprimir
Nacionales - 10-04-2017 / 10:04
LOS MAESTROS FUERON REPRIMIDOS EN CONGRESO CUANDO INTENTABAN ARMAR UNA “ESCUELA ITINERANTE”

Cobarde represión a docentes: El Gobierno de Macri ataca el derecho a reclamar

Cobarde represión a docentes: El Gobierno de Macri ataca el derecho a reclamar
Los maestros fueron reprimidos con violencia, golpes y gas pimienta en Congreso cuando intentaban instalar en forma pacífica una “escuela itinerante” que les permitía continuar el conflicto sin afectar las clases. Iban a dar charlas y cursos públicos. El Gobierno de la Ciudad comunicó que “hacían uso indebido del espacio público”. Los violentos incidentes terminan con la supuesta “política de gradualismo” para lidiar con la protesta social que venía ensayando el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, pese a las presiones de Mauricio Macri para que adoptara una línea más dura.
Ayer, los docentes que intentaron montar una "carpa blanca", figura mítica de los reclamos de la década del 90, frente al Congreso de la Nación, fueron reprimidos y golpeados, por el Gobierno macrista, con violencia y gas pimienta. Los docentes -que en su mayoría eran mujeres- intentaban una modalidad que les permitiera mantener el reclamo salarial sin afectar las clases.
 
Desde los gremios explicaron que se trató de un modo de protesta alternativo a los paros que vienen llevando a cabo desde el sector para reclamarle al gobierno que convoque a una paritaria nacional y que se cumpla con la Ley de Financiamiento Educativo.
 
La semana pasada, el Juzgado de Primera Instancia del Trabajo N° 58, a cargo de Dora Eva Temis, ordenó al Ministerio de Trabajo convocar dentro de un plazo de cinco días a la paritaria nacional docente, el principal reclamo de los gremios. En respuesta, el Gobierno macrista anunció que va a apelar el fallo, ratificando su decisión política de eliminar la paritaria. Esta situación, sumada a la reciente consulta en la que los maestros bonaerenses votaron en favor de impulsar medidas alternativas a las huelgas, había decidido a la Ctera a montar la carpa.
 
La idea era instalar allí un aula para 30 personas, de unos 15 metros por seis, donde impartirían clases públicas. La puesta en marcha de esta medida fue una de las formas de protesta votadas por los maestros pertenecientes a algunos gremios en la asamblea de la semana pasada.
 
Si bien los trabajadores llegaron a armar una pequeña estructura, sin cortar la calle, en el mismo espacio público que ocupó, hace veinte años, la Carpa Blanca, la Policía de Macri y Larreta la removió rápidamente en un increíble despliegue represivo, montaron un cordón en torno al lugar y dispersaron violentamente a los docentes. Varios de ellos fueron detenidos y trasladados a la comisaría Sexta de la Ciudad.
 
Referentes aseguraron que pidieron permiso al Ministerio de Espacio Público y Ambiente de la Ciudad. Pese a ello, autoridades policiales aclararon que los sindicalistas no tenían autorización formal para montar el armazón que se había puesto en el espacio público. La idea original era que la carpa fuera una "escuela itinerante", estuviera en Capital Federal por tres días para luego ser trasladada al Interior del país, a diferencia de la estructura que fue montada durante el segundo gobierno menemista, la cual fue permanente.
 
El presidente Mauricio Macri había vuelto a criticar los paros docentes y reclamado a los dirigentes gremiales que busquen otros métodos que no afectaran el dictado de las clases. Pedía que modificaran la protesta en forma creativa y miren lo qué pasa... Ante cualquier acción o palabra, que al Gobierno no le guste, va a actuar con represión. Esta prepotencia, devenida de los grandes empresarios, no es propia de un gobierno democrático. Es puro autoritarismo que busca amedrentar a los trabajadores para que no reclamen por los salarios y sus derechos.
 
La Opinión Popular

LOS GREMIALISTAS BUSCABAN ARMAR UNA "ESCUELA ITINERANTE" QUE NO ESTABA AUTORIZADA POR EL GOBIERNO PORTEÑO
 
La policía desalojó a sindicalistas docentes que intentaban montar una "carpa blanca" frente al Congreso
 
Alrededor del mediodía del domingo, un grupo de sindicalistas docentes intentó montar una carpa frente al Congreso de la Nación, sobre la calle Solís, entre Rivadavia e Irigoyen, con la idea de reflotar la mítica "Carpa Blanca" docente de la década del 90. Si bien llegaron a armar una pequeña estructura, un dispositivo policial la removió rápidamente y se montó un cordón preventivo en torno al lugar.
 
Horas más tarde, los delegados sindicales volvieron a intentar emplazar una estructura, lo que generó roces con la policía e incidentes menores.
 
Según la versión oficial, ante la ausencia de autorización, inspectores de Espacio Público labraron un acta por uso indebido del espacio público y pidieron que cesen con la construcción hasta que tengan el permiso. Como los gremialistas persistieron, una vez que se agotaron las negociaciones se envió a un grupo de contención femenino para que se pusieran delante de la estructura y así hacer cesar la infracción.
 
Aquellos que resistieron en forma violenta fueron detenidos por atentado y resistencia a la autoridad. Interviene el Juzgado Criminal y Correccional Nº 57, Secretaría Nº 63, que autorizó las detenciones.
 
Los representantes gremiales de CTERA buscan reclamar al Gobierno que convoque a una paritaria nacional para el sector. El sindicalista Eduardo López, de Unión de Trabajadores de la Educación, aseguró que la idea es instalar allí un aula para 30 personas, de unos 15 metros por seis, donde impartirán clases públicas como modo de protesta alternativo al paro. El preceptor Roberto Baradel, titular del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (Suteba), era uno de los líderes del grupo que intentaba instalar la carpa donde a partir de mañana comenzarían a dar clases públicas.
 
Los gremialistas aseguran que pidieron permiso al Ministerio de Espacio Público y Ambiente de la Ciudad, y que a diferencia de la "carpa blanca" de los 90, sería "itinerante", por lo que sería removida del lugar en los próximos días. Las primeras clases previstas contarían con la presencia de orquestas escolares, y tocarían temas como el fin del plan FINES. Además, esperaban invitar a diputados y senadores para hablar de proyectos de financiamiento educativo.
 
Sonia Alesso, de CTERA, sostuvo que la protesta consistirá en "una escuela itinerante para exigir paritaria nacional docente y ley de financiamiento educativo" y no una "carpa blanca". "El gobierno pide medidas creativas, alternativas al paro, esta es una. Vamos a contar la realidad de lo que viven los maestros dentro de las escuelas", aseguró.
 
En el cierre de la jornada, dirigentes políticos y sindicales cuestionaron la actuación de los efectivos policiales durante la manifestación.
 
El bloque Justicialista de la Cámara de Diputados que preside Oscar Romero e integra Diego Bossio expresó su "repudio ante los incidentes ocurridos en las puertas del Congreso de todos los argentinos". "El Gobierno debe respetar el derecho de los docentes y de cualquier sector de los trabajadores a manifestarse pacíficamente", dijeron.
 
En la misma línea, desde la CTA Autónoma sostuvieron que "este ataque a los derechos de los docentes es un ataque a toda la clase trabajadora".
 
Por su parte, Marcelo Ramal, legislador porteño por el Frente de Izquierda, reclamó "la plena satisfacción de los reclamos docentes y la inmediata libertad de los detenidos".
 
El secretario de Políticas Educativas de la CGT, Sergio Romero, apuntó que el episodio "hace recordar el dolor de aquellas épocas más oscuras de la historia argentina", y agregó: "Esto es una muestra manifiesta de intolerancia y animadversión contra un sector importantísimo de los trabajadores de la Argentina".
 
El dirigente de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, consideró que "en su afán por acallar el malestar social por el ajuste, Macri está dispuesto a todo. Es un retroceso gravísimo de nuestra democracia".
 
No todas la críticas fueron emitidas desde la oposición. Ricardo Alfonsín, artífice de la coalición gobernante, opinó: "No hay razón para la violencia ejercida hoy contra los docentes. Así no resolveremos los problemas: más que nunca es necesario el diálogo".
 
Fuentes: Infobae, Diario Hoy, Página12 y LOP

Agreganos como amigo a Facebook
21-02-2018 / 11:02
21-02-2018 / 11:02
 
En medio de la segunda jornada del paro de 48 horas en la actividad y previo a la movilización del sindicalismo opositor que compartirá con Hugo Moyano, el gremio bancario celebró un fallo judicial que dispuso restituir a entidad sindical la potestad de recaudar el denominado aporte solidario a los trabajadores no afiliados y a la par ordenó a las entidades financieras continuar pagando a su personal los ajustes por inflación determinados en la cláusula gatillo del acuerdo paritario 2017 hasta la firma de un nuevo convenio.
 
La medida cautelar en favor de la Asociación Bancaria (AB), dispuesta por el juez Julián Benito Flores, titular del Juzgado Civil y Comercial Nº 11 de Resistencia, Chaco, será apelada en las próximas horas por el Ministerio de Trabajo, que en enero último había resuelto la nulidad de la cuota solidaria del 1% del salario que el gremio cobrara a unos 45.000 trabajadores no afiliados. En tanto, desde las cámaras empresarias que agrupan a los bancos evitaron ayer anticipar una posición y solo señalaron que evaluarán con sus respectivos asesores letrados el camino a seguir frente la medida judicial.
 
El fallo tuvo lugar en momentos en que la negociación paritaria sectorial está estancada (los bancos ofrecieron una suba salarial de 9% con cláusula gatillo, que fue rechazada por el gremio, que insistió con un reclamo de aumento de 20%) y se profundiza el escenario de conflicto con la amenaza de nuevos paros tras la huelga de 48 horas que culminó ayer. 
21-02-2018 / 11:02
La marcha contra las políticas de ajuste neoliberal del gobierno de Mauricio Macri promete ser multitudinaria. El sector combativo de la CGT y las dos CTA son los convocantes. No será la primera movilización contra la alianza Cambiemos pero abre una nueva etapa político sindical de mayor confrontación contra la política económica que ahoga a trabajadores con la inflación, precariza e incrementa el desempleo.
 
El gobierno de Macri ha intentado por todos los medios desmerecer las razones de la convocatoria como una forma de reducir el caudal de participación popular. El número de gremios que decidieron no participar de la movilización fue difundido por los grandes medios ultra macristas como Clarín, La Nación e Infobae, a modo de presagio negativo de la magnitud de la marcha.
 
Sin embargo, la estrategia macrista sucia anti-Moyano comienza a generar ruido en todo el sindicalismo. En su afán por aislar al líder camionero, el macrismo incurrió en prácticas que el resto de la CGT teme se puedan trasladar al resto de las organizaciones, incluidas las "Macri friendly". El temor compartido por los "gordos", los grandes gremios de servicios e "independientes", colaboracionistas con todos los gobiernos, es que las presiones oficiales sobre el camionero se vuelvan un boomerang contra el resto del sindicalismo.
 
De todos modos y más allá de esta situación gremial, lo real es que el grado de desmoronamiento de la economía llevará no solo a partidos de la oposición, organizaciones de Derechos Humanos sino también a gente sin una afiliación definida a participar de esta concentración.
 
La marcha cuenta con el aval del Consejo Directivo de una CGT en crisis, acordada con las dos CTAs, siendo la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) uno de los principales sindicatos de esas centrales. Además participará la Corriente Federal de Trabajadores, que tiene en Sergio Palazzo de Bancarios uno de sus principales referentes.
 
La Ctera, el gremio mayoritario en docentes a nivel nacional, que en la provincia de Buenos Aires a través de Suteba está iniciando la pelea salarial contra el techo del 15% que propone María Eugenia Vidal en las paritarias, también será de la partida.
 
Los movimientos sociales ligados a la conducción espiritual del Papa Francisco también saldrán a protestar: se trata de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie.
 
El peronismo, que intenta superar su crisis con iniciativas de reunificación, sumará columnas desde el conurbano bonaerense: Gustavo Menéndez, que está al frente del PJ en la Provincia de Buenos Aires, convocó a participar. Un sector del PJ apuesta a que una movilización masiva contribuya a consolidar una oposición al Gobierno de Macri para el 2019. La intranquilidad del macrismo, los grandes medios oficialistas y el establishment económico es manifiesta.
 
La Opinión Popular

20-02-2018 / 18:02
20-02-2018 / 13:02
El "pañuelazo" convocado por la Campaña por el Derecho al Aborto reunió a miles de mujeres y centenares de hombres de distintas generaciones. En redes, #AbortoLegalYa fue tendencia mundial. Protestaron frente al Congreso para exigir la legalización del aborto, por todas las que mueren cada año en procedimientos clandestinos.
 
La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito convocó a una jornada de reclamos en favor a la interrupción del embarazo que incluye un "pañuelazo" frente al Congreso. "Ni muertas ni presas por aborto clandestino. Aborto Legal, una deuda de la democracia", es la consigna bajo la cual la ONG trabaja desde hace 13 años por los derechos de las mujeres.
 
La exigencia es de "aborto legal ya" a los diputados y senadores, que no aprobaron una ley que mejore la situación de las cientos de mujeres que deben someterse a procedimientos clandestinos cada año. Según Amnistía Internacional, en la Argentina se realizan casi medio millón de abortos por año.
 
La socióloga y Directora del Observatorio de Géneros y Políticas Públicas, Victoria Freire, afirmó: "Las mujeres y las identidades disidentes hemos avanzado mucho en visibilidad en el último tiempo y eso es fruto de la enorme lucha que venimos llevando hace décadas. Sin embargo, todavía falta que ese avance en la agenda mediática se materialice en derechos concretos y la responsabilidad de ello lo tienen quienes están sentados en los recintos del Congreso y en la Casa Rosada".
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar