La Opinión Popular
                  04:59  |  Miércoles 23 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
"Con todo respeto le decimos al gobierno de Macri que cambie este rumbo, que por acá vamos mal”. Gustavo Bordet
Recomendar Imprimir
Nacionales - 10-04-2017 / 10:04
LOS MAESTROS FUERON REPRIMIDOS EN CONGRESO CUANDO INTENTABAN ARMAR UNA “ESCUELA ITINERANTE”

Cobarde represión a docentes: El Gobierno de Macri ataca el derecho a reclamar

Cobarde represión a docentes: El Gobierno de Macri ataca el derecho a reclamar
Los maestros fueron reprimidos con violencia, golpes y gas pimienta en Congreso cuando intentaban instalar en forma pacífica una “escuela itinerante” que les permitía continuar el conflicto sin afectar las clases. Iban a dar charlas y cursos públicos. El Gobierno de la Ciudad comunicó que “hacían uso indebido del espacio público”. Los violentos incidentes terminan con la supuesta “política de gradualismo” para lidiar con la protesta social que venía ensayando el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, pese a las presiones de Mauricio Macri para que adoptara una línea más dura.
Ayer, los docentes que intentaron montar una "carpa blanca", figura mítica de los reclamos de la década del 90, frente al Congreso de la Nación, fueron reprimidos y golpeados, por el Gobierno macrista, con violencia y gas pimienta. Los docentes -que en su mayoría eran mujeres- intentaban una modalidad que les permitiera mantener el reclamo salarial sin afectar las clases.
 
Desde los gremios explicaron que se trató de un modo de protesta alternativo a los paros que vienen llevando a cabo desde el sector para reclamarle al gobierno que convoque a una paritaria nacional y que se cumpla con la Ley de Financiamiento Educativo.
 
La semana pasada, el Juzgado de Primera Instancia del Trabajo N° 58, a cargo de Dora Eva Temis, ordenó al Ministerio de Trabajo convocar dentro de un plazo de cinco días a la paritaria nacional docente, el principal reclamo de los gremios. En respuesta, el Gobierno macrista anunció que va a apelar el fallo, ratificando su decisión política de eliminar la paritaria. Esta situación, sumada a la reciente consulta en la que los maestros bonaerenses votaron en favor de impulsar medidas alternativas a las huelgas, había decidido a la Ctera a montar la carpa.
 
La idea era instalar allí un aula para 30 personas, de unos 15 metros por seis, donde impartirían clases públicas. La puesta en marcha de esta medida fue una de las formas de protesta votadas por los maestros pertenecientes a algunos gremios en la asamblea de la semana pasada.
 
Si bien los trabajadores llegaron a armar una pequeña estructura, sin cortar la calle, en el mismo espacio público que ocupó, hace veinte años, la Carpa Blanca, la Policía de Macri y Larreta la removió rápidamente en un increíble despliegue represivo, montaron un cordón en torno al lugar y dispersaron violentamente a los docentes. Varios de ellos fueron detenidos y trasladados a la comisaría Sexta de la Ciudad.
 
Referentes aseguraron que pidieron permiso al Ministerio de Espacio Público y Ambiente de la Ciudad. Pese a ello, autoridades policiales aclararon que los sindicalistas no tenían autorización formal para montar el armazón que se había puesto en el espacio público. La idea original era que la carpa fuera una "escuela itinerante", estuviera en Capital Federal por tres días para luego ser trasladada al Interior del país, a diferencia de la estructura que fue montada durante el segundo gobierno menemista, la cual fue permanente.
 
El presidente Mauricio Macri había vuelto a criticar los paros docentes y reclamado a los dirigentes gremiales que busquen otros métodos que no afectaran el dictado de las clases. Pedía que modificaran la protesta en forma creativa y miren lo qué pasa... Ante cualquier acción o palabra, que al Gobierno no le guste, va a actuar con represión. Esta prepotencia, devenida de los grandes empresarios, no es propia de un gobierno democrático. Es puro autoritarismo que busca amedrentar a los trabajadores para que no reclamen por los salarios y sus derechos.
 
La Opinión Popular

LOS GREMIALISTAS BUSCABAN ARMAR UNA "ESCUELA ITINERANTE" QUE NO ESTABA AUTORIZADA POR EL GOBIERNO PORTEÑO
 
La policía desalojó a sindicalistas docentes que intentaban montar una "carpa blanca" frente al Congreso
 
Alrededor del mediodía del domingo, un grupo de sindicalistas docentes intentó montar una carpa frente al Congreso de la Nación, sobre la calle Solís, entre Rivadavia e Irigoyen, con la idea de reflotar la mítica "Carpa Blanca" docente de la década del 90. Si bien llegaron a armar una pequeña estructura, un dispositivo policial la removió rápidamente y se montó un cordón preventivo en torno al lugar.
 
Horas más tarde, los delegados sindicales volvieron a intentar emplazar una estructura, lo que generó roces con la policía e incidentes menores.
 
Según la versión oficial, ante la ausencia de autorización, inspectores de Espacio Público labraron un acta por uso indebido del espacio público y pidieron que cesen con la construcción hasta que tengan el permiso. Como los gremialistas persistieron, una vez que se agotaron las negociaciones se envió a un grupo de contención femenino para que se pusieran delante de la estructura y así hacer cesar la infracción.
 
Aquellos que resistieron en forma violenta fueron detenidos por atentado y resistencia a la autoridad. Interviene el Juzgado Criminal y Correccional Nº 57, Secretaría Nº 63, que autorizó las detenciones.
 
Los representantes gremiales de CTERA buscan reclamar al Gobierno que convoque a una paritaria nacional para el sector. El sindicalista Eduardo López, de Unión de Trabajadores de la Educación, aseguró que la idea es instalar allí un aula para 30 personas, de unos 15 metros por seis, donde impartirán clases públicas como modo de protesta alternativo al paro. El preceptor Roberto Baradel, titular del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (Suteba), era uno de los líderes del grupo que intentaba instalar la carpa donde a partir de mañana comenzarían a dar clases públicas.
 
Los gremialistas aseguran que pidieron permiso al Ministerio de Espacio Público y Ambiente de la Ciudad, y que a diferencia de la "carpa blanca" de los 90, sería "itinerante", por lo que sería removida del lugar en los próximos días. Las primeras clases previstas contarían con la presencia de orquestas escolares, y tocarían temas como el fin del plan FINES. Además, esperaban invitar a diputados y senadores para hablar de proyectos de financiamiento educativo.
 
Sonia Alesso, de CTERA, sostuvo que la protesta consistirá en "una escuela itinerante para exigir paritaria nacional docente y ley de financiamiento educativo" y no una "carpa blanca". "El gobierno pide medidas creativas, alternativas al paro, esta es una. Vamos a contar la realidad de lo que viven los maestros dentro de las escuelas", aseguró.
 
En el cierre de la jornada, dirigentes políticos y sindicales cuestionaron la actuación de los efectivos policiales durante la manifestación.
 
El bloque Justicialista de la Cámara de Diputados que preside Oscar Romero e integra Diego Bossio expresó su "repudio ante los incidentes ocurridos en las puertas del Congreso de todos los argentinos". "El Gobierno debe respetar el derecho de los docentes y de cualquier sector de los trabajadores a manifestarse pacíficamente", dijeron.
 
En la misma línea, desde la CTA Autónoma sostuvieron que "este ataque a los derechos de los docentes es un ataque a toda la clase trabajadora".
 
Por su parte, Marcelo Ramal, legislador porteño por el Frente de Izquierda, reclamó "la plena satisfacción de los reclamos docentes y la inmediata libertad de los detenidos".
 
El secretario de Políticas Educativas de la CGT, Sergio Romero, apuntó que el episodio "hace recordar el dolor de aquellas épocas más oscuras de la historia argentina", y agregó: "Esto es una muestra manifiesta de intolerancia y animadversión contra un sector importantísimo de los trabajadores de la Argentina".
 
El dirigente de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, consideró que "en su afán por acallar el malestar social por el ajuste, Macri está dispuesto a todo. Es un retroceso gravísimo de nuestra democracia".
 
No todas la críticas fueron emitidas desde la oposición. Ricardo Alfonsín, artífice de la coalición gobernante, opinó: "No hay razón para la violencia ejercida hoy contra los docentes. Así no resolveremos los problemas: más que nunca es necesario el diálogo".
 
Fuentes: Infobae, Diario Hoy, Página12 y LOP

Agreganos como amigo a Facebook
22-08-2017 / 09:08
22-08-2017 / 09:08
22-08-2017 / 09:08
Los gremios nucleados en la Confederación General del Trabajo (CGT), las dos Centrales de Trabajadores de la Argentina (CTA) y distintos movimientos sociales volverán a marchar hoy a partir de las 15 horas hacia Plaza de Mayo en rechazo a las políticas económicas y sociales neoliberales de Mauricio Macri, contra la precarización laboral, el aumento de la edad jubilatoria y en defensa del empleo.
 
La Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista Combativa (CCC) marcharán a Plaza de Mayo junto a la CGT, mientras que la izquierda irá más temprano para reclamar un Paro General. La CTEP llevará sus propios reclamos como la "plena implementación de la ley de emergencia social" y la "sanción de la ley de emergencia alimentaria", para mejorar la alimentación de niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad.
 
Pese al alto grado de convocatoria, la dirigencia colaboracionista de los sindicatos de servicios, denominados "Los Gordos", los llamados "independientes" y los sectores del transporte ya descartaron su respaldo a una posible huelga nacional. Se espera que estos gremios estén presentes hoy en la Plaza, pero "sin forzar la convocatoria hasta el extremo", dejaron trascender. No estarán presentes los jerarcas de las 62 Organizaciones Peronistas que prefirieron ir a almorzar con los funcionarios macristas.
 
A más de un mes de la represión y el desalojo de la fábrica de PepsiCo, que fue el motivo original que desencadenó la movilización, uno de los objetivos será que las autoridades nacionales convoquen al diálogo. En caso de que el Gobierno no de una respuesta, está presente la idea de un paro nacional, aunque todavía no se ha confirmado.
 
En este marco, la CGT se encuentra atravesando un momento de pujas internas entre los jefes sindicales, ya que hay múltiples diferencias entre quienes promueven un paro general, como el titular de La Bancaria, Sergio Palazzo, el camionero Pablo Moyano, y otros como "Los Gordos", referentes de los grandes servicios, quienes no quieren movilizar y reducirán al mínimo su participación. 
 
El único orador de la jornada será Juan Carlos Schmid, que codirige la central obrera junto a Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (Estaciones de Servicio). Schmid sostuvo que la marcha "consolida a la CGT" y muestra "organización y disciplina" dentro de ella, al tiempo que también demuestra su capacidad de "movilizar y expresar pacíficamente, pero con firmeza" lo que piensan.
 
Se espera para hoy una importante movilización contra el ajuste, la desocupación, la modificación en las condiciones laborales, los cambios en las jubilaciones y la reforma en la ley de ART. Despues de la marcha, en septiembre, se reunirá el Comité Central Confederal que será el encargado de decidir los pasos a seguir.
 
La Opinión Popular

21-08-2017 / 16:08
21-08-2017 / 09:08
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar