La Opinión Popular
                  20:06  |  Miércoles 21 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El 90% de los que nacen pobres, mueren pobres por inteligentes y trabajadores que sean. Y el 90% de los que nacen ricos mueren ricos, por idiotas y haraganes que sean". Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía
Recomendar Imprimir
Nacionales - 06-04-2017 / 16:04
LA MINISTRA DE SEGURIDAD BUSCÓ MOSTRAR “FORTALEZA” DEL GOBIERNO ANTE LOS CORTES

Patricia Bullrich sacada: “¡Salgan a trabajar en bicicleta, auto, camión o furgoneta!”

Patricia Bullrich sacada: “¡Salgan a trabajar en bicicleta, auto, camión o furgoneta!”
Patricia Bullrich sacada: “¡Salgan a trabajar en bicicleta, auto, camión o furgoneta!”.
Poco antes de las 9 de la mañana la ministra de Seguridad Patricia Bullrich salió al aire por el canal de noticias del Grupo Clarín, que desde muy temprano (y a través de conductores derechistas como Sergio Lapegüe) se envalentonó contra los cortes de las autopistas de acceso a Buenos Aires por parte de organizaciones de trabajadores combativos y de la izquierda.
 
"La gente que venga del norte, sur u oeste y quiera entrar a la ciudad lo puede hacer", fue una de las primeras cosas que dijo Bullrich buscando mostrarse con cierta fortaleza ante lo que todos los medios venían difundiendo desde las 5 de la mañana. "Tuvimos bastante conflictividad", agregó y dijo que "en el Puente Pueyrredón estamos cortando nosotros mismos para evitar que la gente lo corte".
 
Dando un paso más en su combate al paro general, la exministra de Trabajo del gobierno ajustador y represor de Fernando de la Rúa le pidió públicamente a la "la gente" que "venga a trabajar, si bien ha habido focos, estamos logrando que la gente llegue a la Ciudad de Buenos Aires y moverse con libertad".
 
"Mi mensaje es salgan a trabajar, en bicicleta, en auto, en camión, en furgoneta o lo que sea, el Estado está presente", arengó Bullrich. Y como si supiera lo que necesita la clase trabajadora, sentenció que "la gente no necesita un paro general hoy, es la última medida. Nosotros vinimos para cambiar, el Presidente lo dijo claro, estamos para cambiar".
 
Enseguida, intentando cubrirse de las preguntas que seguro vendrían de parte de quienes están siempre más preocupados por el "tránsito" que por la realidad de millones de trabajadoras y trabajadores, Bullrich dijo que "están liberados el Uriburu, en la Panamericana estamos abriendo carriles, en el oeste también liberamos, Richieri también, en General Paz".
 
Con otra definición Bullrich intentó caracterizar a las numerosas columnas de trabajadoras y trabajadores que participaron de los cortes. "Hay mafiosos que amenazan a los trabajadores que quieren ir a trabajar", fabuló y agregó "que se está garantizando que a la gente no la amedrenten. Pueden quemar alguna goma pero estamos sacando a todos los violentos".
 
Lapegüe le reprochó a Bullrich que Panamericana y 197 estaba totalmente cortada desde hacía horas. "Esto es como el gato y el ratón, ellos se corren un poco y nosotros tenemos que ir tras ellos", respondió incómoda Bullrich. "En el Camino Negro y Puente Lanoria no había nadie para evitar el corte", retrucó Palegüe. "Ahora me voy a comunicar con la Policía de la Provincia de Buenos Aires para que puedan liberar ahí", se excusó culposamente la ministra.
 
"Estamos tranquilos, estamos bien, la gente tiene que estar tranquila. El peor miedo es que las mafias sigan administrando el país", finalizó la máxima encargada de reprimir las manifestaciones obreras y sociales en el país.
 
Poco después de la entrevista, la Gendarmería avanzaba a fuerza de gases lacrimógenos y gas pimienta contra trabajadoras y trabajadores en Panamericana y 197, intentando con mucha dificultad retomar el control de la zona. Justamente por el accionar de la fuerza comandada por Bullrich, la autopista terminó completamente cortada, incluyendo las colectoras.
 
Fuente: La Izquierda Diario
 
Agreganos como amigo a Facebook
21-02-2018 / 11:02
21-02-2018 / 11:02
 
En medio de la segunda jornada del paro de 48 horas en la actividad y previo a la movilización del sindicalismo opositor que compartirá con Hugo Moyano, el gremio bancario celebró un fallo judicial que dispuso restituir a entidad sindical la potestad de recaudar el denominado aporte solidario a los trabajadores no afiliados y a la par ordenó a las entidades financieras continuar pagando a su personal los ajustes por inflación determinados en la cláusula gatillo del acuerdo paritario 2017 hasta la firma de un nuevo convenio.
 
La medida cautelar en favor de la Asociación Bancaria (AB), dispuesta por el juez Julián Benito Flores, titular del Juzgado Civil y Comercial Nº 11 de Resistencia, Chaco, será apelada en las próximas horas por el Ministerio de Trabajo, que en enero último había resuelto la nulidad de la cuota solidaria del 1% del salario que el gremio cobrara a unos 45.000 trabajadores no afiliados. En tanto, desde las cámaras empresarias que agrupan a los bancos evitaron ayer anticipar una posición y solo señalaron que evaluarán con sus respectivos asesores letrados el camino a seguir frente la medida judicial.
 
El fallo tuvo lugar en momentos en que la negociación paritaria sectorial está estancada (los bancos ofrecieron una suba salarial de 9% con cláusula gatillo, que fue rechazada por el gremio, que insistió con un reclamo de aumento de 20%) y se profundiza el escenario de conflicto con la amenaza de nuevos paros tras la huelga de 48 horas que culminó ayer. 
21-02-2018 / 11:02
La marcha contra las políticas de ajuste neoliberal del gobierno de Mauricio Macri promete ser multitudinaria. El sector combativo de la CGT y las dos CTA son los convocantes. No será la primera movilización contra la alianza Cambiemos pero abre una nueva etapa político sindical de mayor confrontación contra la política económica que ahoga a trabajadores con la inflación, precariza e incrementa el desempleo.
 
El gobierno de Macri ha intentado por todos los medios desmerecer las razones de la convocatoria como una forma de reducir el caudal de participación popular. El número de gremios que decidieron no participar de la movilización fue difundido por los grandes medios ultra macristas como Clarín, La Nación e Infobae, a modo de presagio negativo de la magnitud de la marcha.
 
Sin embargo, la estrategia macrista sucia anti-Moyano comienza a generar ruido en todo el sindicalismo. En su afán por aislar al líder camionero, el macrismo incurrió en prácticas que el resto de la CGT teme se puedan trasladar al resto de las organizaciones, incluidas las "Macri friendly". El temor compartido por los "gordos", los grandes gremios de servicios e "independientes", colaboracionistas con todos los gobiernos, es que las presiones oficiales sobre el camionero se vuelvan un boomerang contra el resto del sindicalismo.
 
De todos modos y más allá de esta situación gremial, lo real es que el grado de desmoronamiento de la economía llevará no solo a partidos de la oposición, organizaciones de Derechos Humanos sino también a gente sin una afiliación definida a participar de esta concentración.
 
La marcha cuenta con el aval del Consejo Directivo de una CGT en crisis, acordada con las dos CTAs, siendo la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) uno de los principales sindicatos de esas centrales. Además participará la Corriente Federal de Trabajadores, que tiene en Sergio Palazzo de Bancarios uno de sus principales referentes.
 
La Ctera, el gremio mayoritario en docentes a nivel nacional, que en la provincia de Buenos Aires a través de Suteba está iniciando la pelea salarial contra el techo del 15% que propone María Eugenia Vidal en las paritarias, también será de la partida.
 
Los movimientos sociales ligados a la conducción espiritual del Papa Francisco también saldrán a protestar: se trata de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie.
 
El peronismo, que intenta superar su crisis con iniciativas de reunificación, sumará columnas desde el conurbano bonaerense: Gustavo Menéndez, que está al frente del PJ en la Provincia de Buenos Aires, convocó a participar. Un sector del PJ apuesta a que una movilización masiva contribuya a consolidar una oposición al Gobierno de Macri para el 2019. La intranquilidad del macrismo, los grandes medios oficialistas y el establishment económico es manifiesta.
 
La Opinión Popular

20-02-2018 / 18:02
20-02-2018 / 13:02
El "pañuelazo" convocado por la Campaña por el Derecho al Aborto reunió a miles de mujeres y centenares de hombres de distintas generaciones. En redes, #AbortoLegalYa fue tendencia mundial. Protestaron frente al Congreso para exigir la legalización del aborto, por todas las que mueren cada año en procedimientos clandestinos.
 
La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito convocó a una jornada de reclamos en favor a la interrupción del embarazo que incluye un "pañuelazo" frente al Congreso. "Ni muertas ni presas por aborto clandestino. Aborto Legal, una deuda de la democracia", es la consigna bajo la cual la ONG trabaja desde hace 13 años por los derechos de las mujeres.
 
La exigencia es de "aborto legal ya" a los diputados y senadores, que no aprobaron una ley que mejore la situación de las cientos de mujeres que deben someterse a procedimientos clandestinos cada año. Según Amnistía Internacional, en la Argentina se realizan casi medio millón de abortos por año.
 
La socióloga y Directora del Observatorio de Géneros y Políticas Públicas, Victoria Freire, afirmó: "Las mujeres y las identidades disidentes hemos avanzado mucho en visibilidad en el último tiempo y eso es fruto de la enorme lucha que venimos llevando hace décadas. Sin embargo, todavía falta que ese avance en la agenda mediática se materialice en derechos concretos y la responsabilidad de ello lo tienen quienes están sentados en los recintos del Congreso y en la Casa Rosada".
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar