La Opinión Popular
                  17:46  |  Miércoles 13 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Con la reforma previsional impulsada por el Gobierno de Macri, los jubilados van a perder plata, pero no poder adquisitivo”. Pablo Tonelli, diputado nacional por el PRO.
Recomendar Imprimir
Nacionales - 06-04-2017 / 16:04
LA MINISTRA DE SEGURIDAD BUSCÓ MOSTRAR “FORTALEZA” DEL GOBIERNO ANTE LOS CORTES

Patricia Bullrich sacada: “¡Salgan a trabajar en bicicleta, auto, camión o furgoneta!”

Patricia Bullrich sacada: “¡Salgan a trabajar en bicicleta, auto, camión o furgoneta!”
Patricia Bullrich sacada: “¡Salgan a trabajar en bicicleta, auto, camión o furgoneta!”.
Poco antes de las 9 de la mañana la ministra de Seguridad Patricia Bullrich salió al aire por el canal de noticias del Grupo Clarín, que desde muy temprano (y a través de conductores derechistas como Sergio Lapegüe) se envalentonó contra los cortes de las autopistas de acceso a Buenos Aires por parte de organizaciones de trabajadores combativos y de la izquierda.
 
"La gente que venga del norte, sur u oeste y quiera entrar a la ciudad lo puede hacer", fue una de las primeras cosas que dijo Bullrich buscando mostrarse con cierta fortaleza ante lo que todos los medios venían difundiendo desde las 5 de la mañana. "Tuvimos bastante conflictividad", agregó y dijo que "en el Puente Pueyrredón estamos cortando nosotros mismos para evitar que la gente lo corte".
 
Dando un paso más en su combate al paro general, la exministra de Trabajo del gobierno ajustador y represor de Fernando de la Rúa le pidió públicamente a la "la gente" que "venga a trabajar, si bien ha habido focos, estamos logrando que la gente llegue a la Ciudad de Buenos Aires y moverse con libertad".
 
"Mi mensaje es salgan a trabajar, en bicicleta, en auto, en camión, en furgoneta o lo que sea, el Estado está presente", arengó Bullrich. Y como si supiera lo que necesita la clase trabajadora, sentenció que "la gente no necesita un paro general hoy, es la última medida. Nosotros vinimos para cambiar, el Presidente lo dijo claro, estamos para cambiar".
 
Enseguida, intentando cubrirse de las preguntas que seguro vendrían de parte de quienes están siempre más preocupados por el "tránsito" que por la realidad de millones de trabajadoras y trabajadores, Bullrich dijo que "están liberados el Uriburu, en la Panamericana estamos abriendo carriles, en el oeste también liberamos, Richieri también, en General Paz".
 
Con otra definición Bullrich intentó caracterizar a las numerosas columnas de trabajadoras y trabajadores que participaron de los cortes. "Hay mafiosos que amenazan a los trabajadores que quieren ir a trabajar", fabuló y agregó "que se está garantizando que a la gente no la amedrenten. Pueden quemar alguna goma pero estamos sacando a todos los violentos".
 
Lapegüe le reprochó a Bullrich que Panamericana y 197 estaba totalmente cortada desde hacía horas. "Esto es como el gato y el ratón, ellos se corren un poco y nosotros tenemos que ir tras ellos", respondió incómoda Bullrich. "En el Camino Negro y Puente Lanoria no había nadie para evitar el corte", retrucó Palegüe. "Ahora me voy a comunicar con la Policía de la Provincia de Buenos Aires para que puedan liberar ahí", se excusó culposamente la ministra.
 
"Estamos tranquilos, estamos bien, la gente tiene que estar tranquila. El peor miedo es que las mafias sigan administrando el país", finalizó la máxima encargada de reprimir las manifestaciones obreras y sociales en el país.
 
Poco después de la entrevista, la Gendarmería avanzaba a fuerza de gases lacrimógenos y gas pimienta contra trabajadoras y trabajadores en Panamericana y 197, intentando con mucha dificultad retomar el control de la zona. Justamente por el accionar de la fuerza comandada por Bullrich, la autopista terminó completamente cortada, incluyendo las colectoras.
 
Fuente: La Izquierda Diario
 
Agreganos como amigo a Facebook
13-12-2017 / 11:12
13-12-2017 / 11:12
La mayoría de los diputados del flamante interbloque referenciado en los gobernadores no quiere votar la reforma jubilatoria que les quita 100.000 millones a los jubilados y Cambiemos los necesita para garantizar su sanción, en una sesión que estaba prevista para el miércoles 20 pero podrían adelantar para este jueves.
 
Cambiemos necesita unos 30 diputados aproximadamente para tener mayoría, aún después del recambio legislativo que les permitió aumentar su cantidad de bancas. Sigue necesitando de los peronistas. Ya el massismo le dio la espalda a la reforma, entonces necesita de los gobernadores, los mismos que permitieron que la reforma se apruebe en el Senado. Pero en Diputados su peso es relativo y obliga a cuentas más finas.
 
En Cambiemos hay confianza de llegar a la mayoría pero si Rogelio Frigerio no logra ablandar a los mandatarios en estos días, a Mario Negri y Nicolás Massot no les será tan sencillo.  Lo que le preocupa a Cambiemos son los gobernadores que callan como Urtubey, Bordet, Uñac y Verna cuyos legisladores no estuvieron en la reunión escandalosa de ayer. Incluso algunos de los diputados que responden a esos cuatro mandatarios provinciales ya habrían avisado que no apoyarán la reforma.
 
Según las cuentas que hicieron en Cambiemos, sólo necesitan 23 aliados para abrir la sesión especial y aprobar la reforma neoliberal y dicen tenerlos, pero algunos de los 'contabilizados' están agarrados con alfileres y además el número es muy justo para arriesgarse en el recinto, aunque no sería la primera vez que el macrismo parlamentario corre riesgos que a veces terminaron mal.
 
La Opinión Popular

13-12-2017 / 10:12
En un plenario de comisiones cargado de tensión, discusiones, trifulcas y discursos encendidos de macristas y opositores, Cambiemos logró en Diputados dictamen favorable a la reforma previsional que el Gobierno de Macri pactó con los gobernadores peronistas y que podará entre 75 mil y 100 mil millones de pesos anuales a jubilados, pensionados, discapacitados, asignaciones familiares, beneficiarios de las asignaciones universales por hijo y embarazo, para tapar agujeros financieros de la administración central y la provincia de Buenos Aires.
 
La oposición terminó por unificar un dictamen de rechazo entre el FpV-PJ, el Frente Renovador y los puntanos de Compromiso Federal a los que se sumarían el Movimiento Evita, el FIT y Libres del Sur a los que el oficialismo excluyó de las comisiones de Presupuesto y Previsión Social.
 
Los diputados del interbloque Argentina Federal, que responden a los gobernadores peronistas, casi no participaron del plenario y se reunieron en la búsqueda infructuosa de unificar posiciones. La mayoría de los diputados del flamante interbloque referenciado en los gobernadores no quiere votar la reforma jubilatoria y Cambiemos los necesita para garantizar su sanción.
 
Los ministros de Trabajo, Jorge Triaca, de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, serían los únicos oradores en defensa del proyecto oficial. No habría otros, más allá de los diputados que intervinieron. Cambiemos apostó a un trámite súper exprés, aunque no logró esquivar las voces de protesta que había borrado del debate.
 
Triaca comenzó su disertación cuando un numeroso grupo de jubilados y trabajadores de distintos gremios comenzaron a abuchearlo. "Es lo que votó el pueblo argentino unos meses atrás". La respuesta enardeció a la gente que levantó el tono: "atorrante", "ladrón", "traidor", le gritaron. El jefe de los diputados PRO, Nicolás Massot, hizo un discurso provocador contra el kirchnerismo, pero no dedicó una sola palabra a la defensa del proyecto. 
Muy incendiarias sus frases pero no respondió al interrogante: ¿esto es para que los jubilados cobren más o para que cobren menos?

 
Triaca no pudo continuar y un grupo de trabajadores identificado con el Apops (el gremio de la Anses) que reclamaban participación en la discusión se cruzaron con la seguridad de la Cámara. El jefe del bloque del FpV-PJ, Agustín Rossi, en una demostración de buen estado físico, saltó una mesa para interponerse entre los dos grupos y frenar la pelea.
 
En Cambiemos evaluaban anoche si confirmaban que contarían con los votos suficientes, cambiarían la estrategia y convocarían a una sesión este jueves para tratar la reforma previsional. Quieren evitar que la sesión ómnibus del 19 y 20 de diciembre se tope con una masiva marcha que organizaciones de trabajadores, organizaciones sociales y jubilados preparan para esa fecha. En este marco, la perspectiva de un Paro Nacional y una movilización masiva el día que se trate la norma se hace urgente y más que necesaria.
 
La Opinión Popular

12-12-2017 / 16:12
12-12-2017 / 12:12
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar