La Opinión Popular
                  20:08  |  Miércoles 21 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El 90% de los que nacen pobres, mueren pobres por inteligentes y trabajadores que sean. Y el 90% de los que nacen ricos mueren ricos, por idiotas y haraganes que sean". Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía
Recomendar Imprimir
Nacionales - 06-04-2017 / 08:04

La clase trabajadora paraliza el país contra el ajuste neoliberal de Macri

La clase trabajadora paraliza el país contra el ajuste neoliberal de Macri
A la huelga general de hoy contra la política económica del gobierno de Mauricio Macri se sumaron todas las centrales y casi todos los gremios. No habrá bancos ni medios de transporte y adhirieron agrupaciones empresarias. El Gobierno advirtió que reprimirá los piquetes. Desde la CGT adelantaron que la medida tendrá “alta adhesión” en todo el país. No está previsto ninguna movilización, pero la izquierda anunció cortes en los accesos a la ciudad.
En un clima de tensión y en un escenario marcado a fuego por el avance de la conflictividad social y la aceleración del proceso de polarización política, el sindicalismo peronista, aglutinado en la CGT, encabezará hoy el primer paro general contra la administración de Mauricio Macri, a 16 meses de iniciada la gestión Cambiemos.
 
El reclamo de una modificación en las políticas económicas neoliberales del Gobierno que profundizaron la desocupación, la caída de los ingresos de los trabajadores y la contracción del consumo, además del efecto del incremento de las importaciones en la producción industrial, constituyen la bandera de la huelga, que será contundente por la plena adhesión de los poderosos sindicatos del transporte y las protestas anunciadas por organizaciones sociales y partidos de izquierda.
 
Agrandado por respaldo que recibió en la marcha del 1º de abril, Macri apostó en los últimos días por una confrontación directa contra los reclamos de los trabajadores y apalancó su batalla contra el paro sobre dos ejes: denunciarlo como parte de un supuesto intento por desestabilizar su gestión y, en paralelo, desacreditar su argumentación económica, con los famosos "brotes verdes", pese a que la realidad no evidencia síntomas concretos de un proceso efectivo de recuperación.
 
La respuesta concreta del Gobierno al paro nacional fue la descalificación y el ataque contra las medidas de fuerza. Al mismo tiempo se amenazó con reprimir cualquier corte que se produjera. Macri le ordenó a Patricia Bullrich que despliegue fuerzas de seguridad para reprimir a quienes quieran cortar rutas y accesos a la ciudad. en tanto, varios ministros macristas salieron a cuestionar el paro y a desacreditar a los sindicalistas.
 
A pesar de las medidas del Gobierno, desde la medianoche de este jueves ya se siente con fuerza el paro nacional lanzado por la CGT. La medida de fuerza, que enfrenta la política de ajuste del Gobierno de Cambiemos y sus consecuencias, ya se traduce en la paralización del transporte es total en todo el país. Al mismo tiempo, las imágenes de las primeras horas del día, muestran ciudades con las calles casi vacías.
 
A las 7 de la mañana se encuentran ya cortados los principales accesos a la Ciudad de Buenos Aires. El sindicalismo combativo y la izquierda cortan totalmente la Panamericana, el Puente Pueyrredón y el Puente La Noria. No habrá bancos ni medios de transporte y adhirieron algunas agrupaciones empresarias.
 
Desde la CGT adelantaron que la medida tendrá "alta adhesión" en todo el país, están confiados en su efectividad que cuenta con el apoyo de las dos CTA, pero no se descuidan, no quieren confiarse porque el Gobierno de Macri presiona, a través de medios de comunicación adictos y las redes sociales, para que un sector de la población carneree y rompa el paro, profundizando la fractura de la sociedad, la "grieta", no ahora entre cristinistas y macristas, sino entre ricos que se benefician y pobres que se perjudican con las medidas de Macri.
 
La Opinión Popular

EL PRIMER PARO GENERAL CONVOCADO POR LA CGT CONTRA LAS POLÍTICAS DE MAURICIO MACRI
 
Una muestra de rechazo al ajuste PRO
 
Al final llegó el día del paro nacional. La CGT está confiada en la efectividad de la medida que cuenta con la adhesión de las dos CTA, pero no se descuida. Juan Carlos Schmid, integrante del triunvirato de conducción de la central obrera, pronosticó una "alta adhesión" y, de paso, aclaró que si algunos sectores realizan piquetes, "serán inocuos porque no habrá transporte".
 
En tanto, el titular de la CTA, Hugo Yasky, negó la condición desestabilizadora de la medida de fuerza y aseguró que "el paro se hace no por aquellos que tienen la caja de seguridad llena sino por los que tienen las heladeras vacías".
 
La medida, la primera desde que Mauricio Macri asumió el gobierno, comenzará a partir del primer minuto de este jueves. El servicio de transporte público de pasajeros será uno de los pilares que garantizarán la efectividad.
 
Ayer, desde los altavoces de la estación Constitución se anunciaba que durante la jornada del 6 de abril no habría servicio. En los subterráneos no saldrá ninguna formación. "No tienen ni los empleados jerárquicos para mover los trenes", aseguró a este diario Roberto "Beto" Pianelli, titular de la Asociación Gremial de Trabajadores del subte. Sin colectivos y trenes será una ciudad detenida. Los hospitales mantendrán las guardias mínimas, lo que garantizará la atención en casos de emergencias y no mucho más.
 
Entre los hombres de la CGT había confianza sobre el éxito de la medida pero, agregaban, no querían confiarse ni distraerse porque el Gobierno buscaba presionar y conseguir, a través de medios de comunicación amigos y redes sociales, que un sector de la población rompa el paro. "La movilización del sábado pasado hizo que el gobierno crea que está fuerte y puede contrarrestar nuestro paro, pero se van a llevar una sorpresa", comentó uno de los hombres que ocupa una de las secretarías de la CGT.
 
Schmid negó de manera rotunda que vayan a existir "impedimentos para quien quiera ir a trabajar" pero advirtió que "lo que va a haber es una paralización total de todas las actividades por la alta adhesión contra un malestar social que tratamos de poner en la agenda pública".
 
A su turno, Héctor Daer, otro de los integrantes del triunvirato cegetista, advirtió que la medida de fuerza tendrá un "apoyo contundente" y servirá para desmentir al gobierno de Macri que dijo que era "una medida oportunista". Según Daer, el principal responsable de la convocatoria y el éxito del paro es el gobierno porque "es el único responsable de que haya más pobreza, menos trabajo y menos actividad económica".
 
Fiel a su estilo directo, el secretario adjunto del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, advirtió al Gobierno de una más que segura profundización de la protesta si luego del paro "no da respuestas a los reclamos de los sindicatos". Es más, Moyano aseguró que entre los afiliados del sindicato que conduce hay un porcentaje importante que exige una repetición de la medida, esto es convocar a otro paro nacional en poco tiempo más.
 
Moyano se animó y avanzó sobre el día después del paro. Por lo pronto, anticipó que la semana que viene la CGT se reunirá para analizar los pasos a seguir aunque anticipó que "hay muchos compañeros que quieren seguir con estos reclamos, ya sea con otra medida de fuerza o en la calle, con movilizaciones".
 
El hijo de Hugo Moyano justificó la necesidad de continuar con un plan de lucha porque con el gobierno de Macri "te quedas cruzado de brazos o seguimos peleando para que no cierren fábricas y evitar despidos".
 
Yasky, que junto a la CTA de Pablo Micheli decidieron acompañar la medida de fuerza de la CGT, aprovechó para hablar durante el anuncio de la inflación de marzo que emite el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), que arrojó un 2,1% de inflación de marzo, igual a la de febrero pasado y que muestra una inflación interanual del 27,9%, promediando un 29,6% interanual en el primer trimestre.
 
Allí, Yasky señaló que las cifras que arroja el estudio cuenta de que "somos los trabajadores los que terminamos pagando los platos rotos de los desaguisados del plan económico del gobierno". Es más, advirtió que la pérdida del poder adquisitivo quedará más expuesta con el paro porque "será un plebiscito de la política del gobierno que sólo causó despidos, desempleo y caída del poder adquisitivo de los trabajadores".
 
Yasky rechazó la acusación del Gobierno, que acusa al paro de desestabilizador y de poner en riesgo la democracia. "Si hay un sector que puso el cuerpo y su sangre para defender la democracia fue el de los trabajadores. Nunca en la historia se conoció que lo haya hecho un dirigente de la Sociedad Rural, de la Bolsa de Comercio o de una multinacional. Por eso paramos, basta de gobiernos que gobiernan para los ricos", afirmó.
 
El Gobierno buscaba ayer maneras de debilitar la medida. El gobierno porteño que encabeza Horacio Rodríguez Larreta anunció que habrá una fuerte presencia policial para garantizar la seguridad de quienes deseen movilizarse para ir a trabajar. También anunció estacionamiento gratuito y peajes libres en las autopistas de acceso a la Capital Federal.
 
Por Felipe Yapur
 
Fuentes: Página12, El Cronista, Clarín y LOP

Agreganos como amigo a Facebook
21-02-2018 / 11:02
21-02-2018 / 11:02
 
En medio de la segunda jornada del paro de 48 horas en la actividad y previo a la movilización del sindicalismo opositor que compartirá con Hugo Moyano, el gremio bancario celebró un fallo judicial que dispuso restituir a entidad sindical la potestad de recaudar el denominado aporte solidario a los trabajadores no afiliados y a la par ordenó a las entidades financieras continuar pagando a su personal los ajustes por inflación determinados en la cláusula gatillo del acuerdo paritario 2017 hasta la firma de un nuevo convenio.
 
La medida cautelar en favor de la Asociación Bancaria (AB), dispuesta por el juez Julián Benito Flores, titular del Juzgado Civil y Comercial Nº 11 de Resistencia, Chaco, será apelada en las próximas horas por el Ministerio de Trabajo, que en enero último había resuelto la nulidad de la cuota solidaria del 1% del salario que el gremio cobrara a unos 45.000 trabajadores no afiliados. En tanto, desde las cámaras empresarias que agrupan a los bancos evitaron ayer anticipar una posición y solo señalaron que evaluarán con sus respectivos asesores letrados el camino a seguir frente la medida judicial.
 
El fallo tuvo lugar en momentos en que la negociación paritaria sectorial está estancada (los bancos ofrecieron una suba salarial de 9% con cláusula gatillo, que fue rechazada por el gremio, que insistió con un reclamo de aumento de 20%) y se profundiza el escenario de conflicto con la amenaza de nuevos paros tras la huelga de 48 horas que culminó ayer. 
21-02-2018 / 11:02
La marcha contra las políticas de ajuste neoliberal del gobierno de Mauricio Macri promete ser multitudinaria. El sector combativo de la CGT y las dos CTA son los convocantes. No será la primera movilización contra la alianza Cambiemos pero abre una nueva etapa político sindical de mayor confrontación contra la política económica que ahoga a trabajadores con la inflación, precariza e incrementa el desempleo.
 
El gobierno de Macri ha intentado por todos los medios desmerecer las razones de la convocatoria como una forma de reducir el caudal de participación popular. El número de gremios que decidieron no participar de la movilización fue difundido por los grandes medios ultra macristas como Clarín, La Nación e Infobae, a modo de presagio negativo de la magnitud de la marcha.
 
Sin embargo, la estrategia macrista sucia anti-Moyano comienza a generar ruido en todo el sindicalismo. En su afán por aislar al líder camionero, el macrismo incurrió en prácticas que el resto de la CGT teme se puedan trasladar al resto de las organizaciones, incluidas las "Macri friendly". El temor compartido por los "gordos", los grandes gremios de servicios e "independientes", colaboracionistas con todos los gobiernos, es que las presiones oficiales sobre el camionero se vuelvan un boomerang contra el resto del sindicalismo.
 
De todos modos y más allá de esta situación gremial, lo real es que el grado de desmoronamiento de la economía llevará no solo a partidos de la oposición, organizaciones de Derechos Humanos sino también a gente sin una afiliación definida a participar de esta concentración.
 
La marcha cuenta con el aval del Consejo Directivo de una CGT en crisis, acordada con las dos CTAs, siendo la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) uno de los principales sindicatos de esas centrales. Además participará la Corriente Federal de Trabajadores, que tiene en Sergio Palazzo de Bancarios uno de sus principales referentes.
 
La Ctera, el gremio mayoritario en docentes a nivel nacional, que en la provincia de Buenos Aires a través de Suteba está iniciando la pelea salarial contra el techo del 15% que propone María Eugenia Vidal en las paritarias, también será de la partida.
 
Los movimientos sociales ligados a la conducción espiritual del Papa Francisco también saldrán a protestar: se trata de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie.
 
El peronismo, que intenta superar su crisis con iniciativas de reunificación, sumará columnas desde el conurbano bonaerense: Gustavo Menéndez, que está al frente del PJ en la Provincia de Buenos Aires, convocó a participar. Un sector del PJ apuesta a que una movilización masiva contribuya a consolidar una oposición al Gobierno de Macri para el 2019. La intranquilidad del macrismo, los grandes medios oficialistas y el establishment económico es manifiesta.
 
La Opinión Popular

20-02-2018 / 18:02
20-02-2018 / 13:02
El "pañuelazo" convocado por la Campaña por el Derecho al Aborto reunió a miles de mujeres y centenares de hombres de distintas generaciones. En redes, #AbortoLegalYa fue tendencia mundial. Protestaron frente al Congreso para exigir la legalización del aborto, por todas las que mueren cada año en procedimientos clandestinos.
 
La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito convocó a una jornada de reclamos en favor a la interrupción del embarazo que incluye un "pañuelazo" frente al Congreso. "Ni muertas ni presas por aborto clandestino. Aborto Legal, una deuda de la democracia", es la consigna bajo la cual la ONG trabaja desde hace 13 años por los derechos de las mujeres.
 
La exigencia es de "aborto legal ya" a los diputados y senadores, que no aprobaron una ley que mejore la situación de las cientos de mujeres que deben someterse a procedimientos clandestinos cada año. Según Amnistía Internacional, en la Argentina se realizan casi medio millón de abortos por año.
 
La socióloga y Directora del Observatorio de Géneros y Políticas Públicas, Victoria Freire, afirmó: "Las mujeres y las identidades disidentes hemos avanzado mucho en visibilidad en el último tiempo y eso es fruto de la enorme lucha que venimos llevando hace décadas. Sin embargo, todavía falta que ese avance en la agenda mediática se materialice en derechos concretos y la responsabilidad de ello lo tienen quienes están sentados en los recintos del Congreso y en la Casa Rosada".
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar