La Opinión Popular
                  11:41  |  Domingo 28 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“La idea de Macri de unir a los argentinos es un eslogan, porque la estrategia del Gobierno desde el 1º de marzo en su discurso de campaña fue dividir, ya que le resulta funcional a su proyecto político”. Matías Tombolini
Recomendar Imprimir
Nacionales - 20-03-2017 / 16:03
HÉCTOR DAER SEÑALÓ QUE RELANZAR EL PROTOCOLO "ANTIPIQUETE" PUEDE TERMINAR EN "UNA GUERRA DE POBRES CONTRA POBRES"

Patricia Bullrich amenazó que se actuará reprimiendo los cortes de calle y piquetes

Patricia Bullrich amenazó que se actuará reprimiendo los cortes de calle y piquetes
¿SE VIENE LA “MANO DURA”? “Advertencias” de Bullrich y la respuesta de Daer.
Marzo fue el mes de la explosión de las manifestaciones en las calles y múltiples cortes en los accesos entre la ciudad y la provincia de Buenos Aires. Ante esta realidad, el gobierno de Mauricio Macri denunció "intentos desestabilizadores" por parte de un sector de la oposición y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, adelantó que intentarán relanzar el denominado protocolo "antipiquetes".
 
La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, seguro este domingo que el Gobierno va a "actuar" ante cortes y protestas, lo que "puede tener ciertas consecuencias", y pidió no entrar en "la paranoia de la Argentina".
 
"Cuando actuemos, no entremos en la paranoia de la Argentina. Si actuamos porque actuamos, y si no actuamos porque no actuamos", advirtió la funcionaria que también alertó que "actuar con decisión puede tener ciertas consecuencias, pero esas consecuencias no significan que vaya a haber un muerto".
 
En declaraciones a los medios, la ministra de Seguridad apuntó a las protestas callejeras, donde incluyó a la CGT, aunque advirtió: "Cuando las manifestaciones son enormes muchas cosas no se pueden hacer".
 
Con relación a las veladas amenazas de la Ministro, Héctor Daer, integrante del triunvirato de la CGT, advirtió sobre el peligro de que ocurra en la vía pública "una guerra de pobres contra pobres". "Ningún protocolo puede esconder las desigualdades que cada vez son más grandes. Lo que hay que atacar no es el piquete sino las consecuencias que llevan al éxito a ese piquete", afirmó el dirigente sindical.
 
La Opinión Popular
 
"La Gendarmería y las fuerzas policiales van a actuar como se actúa en cualquier parte del mundo, dispersando", declaró en América TV. "Esa dispersión puede implicar una consecuencia. ¿Los argentinos queremos un orden democrático? Bueno, eso requiere que las fuerzas actúen", argumentó.
 
"Cuando las manifestaciones son enormes muchas cosas no se pueden hacer, pero cuando son chicas se pueden hacer y las vamos a empezar a hacer", advirtió Bullrich.
 
"¿Los argentinos queremos un orden democrático? Bueno, eso requiere que las fuerzas actúen"
 
En ese marco, destacó que las fuerzas federales "tienen que defenderse de los ataques que permanentemente reciben, como piedrazos o botellazos", y agregó: "Durante 12 años no se metían en las calles. Nosotros les planteamos que están amparados por la Constitución y por las Leyes".
 
Para Bullrich, "hay grupos en Argentina que desde que asumió el gobierno del presidente Macri, sin saber ni siquiera lo que se iba a hacer, ya estaban en la calle".
 
Y cuestionó: "Desde que llegamos al gobierno vamos sintiendo un intento permanente de grupos políticos que dicen ser organizaciones sociales, inclusive la CGT, que lo que hacen es generar una protesta cotidiana calle ¿Cómo puede ser que estén todos los días en la calle?".
 
 
Héctor Daer advirtió que relanzar el protocolo "antipiquete" puede terminar en "una guerra de pobres contra pobres"
 
El dirigente sindical y uno de los secretarios generales de la CGT planteó dudas con relación al anuncio que realizó el gobierno nacional de actuar en caso de cortes de calles y accesos
 
Con relación al anuncio, Héctor Daer, integrante del triunvirato de la CGT, advirtió hoy sobre el peligro de que ocurra en la vía pública "una guerra de pobres contra pobres". "Ningún protocolo puede esconder las desigualdades que cada vez son más grandes. Lo que hay que atacar no es el piquete sino las consecuencias que llevan al éxito a ese piquete", afirmó el dirigente sindical en radio El Mundo.
 
Además, aseguró que el Gobierno actúa al respecto según encuestas de opinión, al sostener que "esto es un tema que lo miden en términos del estado anímico de la población".
 
Puntualmente sobre los piquetes, reconoció que "hay algunos que son totalmente sobredimensionados en términos de que son diez tipos que cortan la (avenida) 9 de Julio (en el microcentro porteño)".
 
Sin embargo, manifestó que hay "otras marchas a las que habría que diferenciar de los piquetes, porque lo que hacen es visibilizar las grandes desigualdades que hay en el país".
 
Fuentes: Minuto1, Infobae y LOP
 
Agreganos como amigo a Facebook
28-05-2017 / 09:05
28-05-2017 / 08:05
28-05-2017 / 08:05
Mientras el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne recorría los medios asegurando que la economía está en franca recuperación porque se observan evidencias de crecimiento, la política redoblaba  su protagonismo volviendo a poner a los principales actores en escena.
 
Con ese simple trazo de observación de lo que fue la semana, podría inferirse que a las elecciones de octubre no las van a definir la inflación ni el precio del dólar, sino la credibilidad que despierte cada propuesta.
 
Ese sería, sin dudas, el mejor contexto al que puede aspirar el gobierno de Mauricio Macri, a pesar de su propia convulsión interna de final impredecible que encarna la cofundadora de Cambiemos, Elisa Carrió.
 
Fue el lunes cuando la diputada volvió a sacudir la estantería al preguntar desde las cámaras de televisión: "¿Quién me va a defender a mí, señor Macri, que siempre tengo que poner la cara por usted y por todos?"
 
Detrás de esa reacción estaban sus numerosas denuncias que se van acumulando sin que tengan el cauce que ella pretende. Algunas son sobre la sospechada protección oficial en la Justicia al exministro kirchnerista Julio De Vido; el supuesto espionaje que sufre por parte de la número dos de la Agencia Federal de Inteligencia, Silvia Magdalani, y la falta de cuestionamientos al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti.
 
"Macri es mi socio, yo lo adoro, pero hay que ponerse los pantalones", sentenció y dejó en el aire la sensación de que si no se atienden sus reclamos, no sabe qué hará. Eso sirvió para disparar la alarma: ¿podría romper Cambiemos? ¿Declinaría su candidatura por la Ciudad de Buenos Aires?
 
Adentro del Gobierno, muchos consideraron la actitud de Carrió como una extorsión al Presidente, basada en algunos hechos reales pero también en varios caprichos personales. "Que sepa que gobierna Macri, no Carrió", dijeron los funcionarios más indignados.

27-05-2017 / 11:05
27-05-2017 / 10:05
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar