La Opinión Popular
                  11:37  |  Martes 25 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Octubre será fundamental porque Macri quiere legitimar su mandato para seguir endeudando el país, privatizar la Anses y aplicar una flexibilización laboral brutal, que va a generar aún mayor desigualdad”. Jorge Taiana
Recomendar Imprimir
Internacionales - 19-03-2017 / 17:03
EFEMÉRIDES POPULARES

Estados Unidos invade Irak y da inicio a la Guerra que durará hasta 2011

Estados Unidos invade Irak y da inicio a la Guerra que durará hasta 2011
Estados Unidos invade Irak y da inicio a la Guerra que durará hasta 2011. Las armas químicas nunca fueron encontradas y la guerra impulsó la resistencia local y la actuación de grupos rebeldes, financiados por EE.UU. para conquistar sus intereses.
La Guerra de Irak, también conocida como Segunda Guerra del Golfo u ocupación de Irak, fue un conflicto que comenzó el jueves 20 de marzo de 2003 y finalizó el domingo 18 de diciembre de 2011.
 
Estados Unidos organiza una coalición multinacional para la invasión de Irak, estando compuesta por unidades de las fuerzas armadas de los propios Estados Unidos, el Reino Unido y contingentes menores de Australia, Dinamarca, Polonia, El Salvador, España, Italia, República Dominicana y otros países.
 
La principal justificación para esta operación que ofreció el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush y sus aliados en la coalición, fue la falsa afirmación de que Irak poseía y estaba desarrollando armas de destrucción masiva (ADM), violando un convenio de 1991.
 
Funcionarios de los Estados Unidos sostuvieron, de un modo interesado y tendencioso, que Irak representaba una inminente, urgente e inmediata amenaza a los Estados Unidos, a su pueblo y a sus aliados, así como a sus intereses. Se criticó ampliamente a los servicios de información, y los inspectores designados al efecto no encontraron pruebas de que existieran las pretendidas armas de destrucción masiva.
 
Tras finalizar la guerra, se dio paso a una operación de entrenamiento de las tropas iraquíes para combatir la insurgencia y el terrorismo. Esta operación se dio a conocer como Operación Nuevo Amanecer, y representa la continuación de la guerra de Irak. La nación asiática aún sufre las consecuencias de la guerra civil impulsada por Bush en 2003.
 
La Opinión Popular

 
Después de la invasión, el Grupo de Investigación en Irak llegó a la conclusión de que Irak había terminado sus programas para desarrollar dichas armas en 1991 y no había ninguna en el momento de la invasión, pero que tenían la intención de reanudar la producción siempre y cuando se levantaran las sanciones.
 
Algunos funcionarios de los Estados Unidos alegaron que Saddam Husein y Al Qaeda habían estado cooperando, pero no hay pruebas de que exista una relación de colaboración. Otras razones para la invasión por parte de los funcionarios incluían las preocupaciones sobre el apoyo financiero de Irak para las familias de terroristas suicidas palestinos, violaciones de los derechos humanos por parte del gobierno iraquí, propagación de la democracia, las reservas de petróleo de Irak, aunque este último ha sido negado por otros funcionarios. No obstante, Irak, no llegó a desarrollar armas nucleares, debido a la Operación Ópera de Israel, acontecida unos años antes.
 
La invasión llevó a la rápida derrota de las fuerzas iraquíes, el derrocamiento del Presidente Saddam Husein, su captura en diciembre de 2003 y su ejecución en diciembre de 2006.
 
La coalición dirigida por los Estados Unidos en el Irak ocupado trató de establecer un nuevo gobierno democrático. Sin embargo, poco después de la invasión inicial, la violencia contra las fuerzas de la coalición y entre los diversos grupos étnicos dio lugar a una guerra asimétrica con la insurgencia iraquí, la guerra civil entre sunitas y chiitas iraquíes, y las operaciones de Al-Qaeda en Irak.
 
Las estimaciones del número de personas muertas fluctúan entre más de 150 000 a más de un millón de personas, según fuentes. El costo financiero de la guerra ha sido estimado en más de 4 500 millones de libras (9 000 millones de dólares) para el Reino Unido, y más de 845 000 millones de dólares a los Estados Unidos, con el coste total para la economía de este último estimada en tres a cinco billones de dólares.
 
Algunas de las naciones que integraron la coalición comenzaron a retirar sus fuerzas como consecuencia de una opinión pública desfavorable y al progresivo aumento de efectivos iraquíes para asumir la responsabilidad de la seguridad.
 
Finalmente en la guerra se lograron algunas cosas, ganar la invasión, ocupar el país, derrocar a un gobierno dictatorial e implantar la democracia con elecciones supuestamente democráticas.
 
Lo que no se logró fue encontrar armas de destrucción masiva admitidas por el mismo ex presidente de los Estados Unidos, George Walker Bush y su gabinete.
 
Además tampoco se logró estabilizar el país y se sumergió en una crisis socio-política y de guerra civil interna con presencia de grupos terroristas como Al Qaeda que complicaron la victoria de Estados Unidos y sus aliados sobre el terreno iraquí.
 
No se puede decir que se obtuvo una victoria ni una derrota, pero lo cierto es que las tropas estadounidenses tuvieron que regresar en 2014 debido a la amenaza del Estado Islámico que ganó el terreno de un Iraq consumido por la insurgencia rebelde al gobierno pro-estadounidense y las guerras civiles.
 
Sumándose a la amenaza del Estado Islámico por petición del gobierno iraquí, EE. UU. decidió intervenir una vez más en la denominada guerra contra el Estado Islámico para que dicha organización terrorista no se tragase y ocupase del todo el país asiático. Además de Irak, el Estado Islámico también ocupó parte del país vecino Siria.
 
Según el sitio iCasualties la guerra continúa debido a que en su lista de bajas estadounidenses se le ha sumado desde la invasión de 2003 un total de 483757 soldados de la coalición muertos y un total de 4516 soldados estadounidenses caídos en combate.
 
Para el final de la guerra en 2011, un total 4485 estadounidenses murieron y un total de 4803 soldados de la coalición cayeron. Pero al ver lo que afirman las cifras del sitio, pareciera que la guerra aún continúa desde 2003. Pero lo cierto es que la guerra terminó en 2011 con la retirada de las tropas de la coalición.
 
Fuente: Wikipedia
 

Agreganos como amigo a Facebook
24-07-2017 / 20:07
23-07-2017 / 20:07
23-07-2017 / 17:07
23-07-2017 / 17:07
23-07-2017 / 09:07
El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) es una organización política de izquierda creada el 23 de julio de 1961 en Nicaragua por Carlos Fonseca Amador, Santos López, Tomás Borge, Germán Pomares Ordóñez y Silvio Mayorga.
 
Se proclamó seguidor del movimiento emprendido por el líder nicaragüense Augusto C. Sandino, del que tomó el nombre de sandinista -sus miembros también son conocidos como sandinistas-, el cual sostuvo una guerra de guerrillas contra la intervención estadounidense en Nicaragua durante los años de 1927 - 1933.
 
El FSLN nació originalmente como Frente de Liberación Nacional, FLN -imitando al Frente de Liberación de Argelia que emergió de la lucha anticolonialista de esa nación africana -impulsado por el ejemplo de la Revolución Cubana. Sus principales integrantes se identificaron con una línea ideológica marxista leninista, corriente que se imponía en los movimientos de izquierda del mundo en aquel momento.
 
En 1979, tras una larga lucha sostenida contra el Estado, el Frente Sandinista logró derrocar a la dictadura de Anastasio Somoza Debayle y a la dinastía de la familia Somoza, que había gobernado el país durante décadas.
 
Se estableció un gobierno revolucionario y los sandinistas gobernaron entre 1979 y 1990. Durante el gobierno del FSLN se estableció una política de alfabetización masiva y se mejoraron los servicios públicos, como la sanidad, al tiempo que se promovió la igualdad de género.
 
Desde 1981, el gobierno sandinista tuvo que hacer frente a la Contra -de contrarrevolucionarios-, milicia financiada y entrenada por la CIA de Estados Unidos con el fin de derrocar al FSLN.
 
En 1984, se celebraron elecciones libres, verificadas por observadores internacionales, en las que el FSLN obtuvo mayoría absoluta -67% de votos-, aunque fueron boicoteadas por varios partidos de la oposición. Tras la reforma constitucional de 1987 y la lucha contra la Contra, que duró hasta 1989, los sandinistas perdieron las elecciones de 1990, pero se mantuvieron como segunda fuerza.
 
El FSLN sigue siendo uno de los principales de Nicaragua. Tras dieciséis años en la oposición, volvió a obtener la victoria en las elecciones del año 2006, victoria que revalidaría con una holgada mayoría absoluta en las elecciones de 2011. En la actualidad forma parte de la Internacional Socialista, e internacionalmente se identificaba con las fuerzas socialdemócratas, laboristas y socialistas democráticas del mundo.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar