La Opinión Popular
                  23:21  |  Martes 22 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
"Con todo respeto le decimos al gobierno de Macri que cambie este rumbo, que por acá vamos mal”. Gustavo Bordet
Recomendar Imprimir
Nacionales - 19-03-2017 / 11:03
FUE EXCLUIDO DEL GOBIERNO SIN MUCHA EXPLICACIÓN

Carlos Regazzoni, ex titular de PAMI, cree que lo echaron por interferir con “negocio” macrista

Carlos Regazzoni, ex titular de PAMI, cree que lo echaron por interferir con “negocio” macrista
Carlos Regazzoni dejó el cargo poco después de oponerse a que el vicejefe de Gabinete Mario Quintana, accionista de Farmacity, digite las subas de los medicamentos.
La disputa entre Regazzoni y los vicejefes de Gobierno, Quintana y Lopetegui, no es nueva. Si bien ninguno de los dos lo quería, el principal enemigo era Mario Quintana, relacionado a la cadena de farmacias Farmacity, de la que aún hoy es accionista.
 
Según el entorno del ex titular del PAMI, en diciembre, cuando él debía renegociar con la industria farmacéutica el precio de los remedios para el 2017, los vicejefes le dijeron que iban a hacerlo ellos.
 
"Tuvieron un fuerte cruce. Regazzoni habló con Macri y el Presidente aceptó que él negociara solo. Quintana y Lopetegui quedaron muy enojados, esperando la oportunidad para sacarlo", explican.
 
Cuando el miércoles 15 al mediodía Carlos Regazzoni (49) fue a visitar al presidente Mauricio Macri ya sabía que no seguiría al frente del PAMI. No había trascendido en los medios, pero la noticia le llegó el martes a la noche, cuando se reunió en un restaurante de Palermo con el vicejefe de Gobierno, Gustavo Lopetegui. "Hiciste una buena gestión, no es personal", le dijo. Y completó: "Pero necesitamos profundizar el ajuste en el presupuesto. Y para eso tenés que dar un paso al costado".
 
La noticia le cayó como un balde de hielo a Regazzoni, que creía estar cumpliendo bien su trabajo. Aunque sabía que el binomio de funcionarios que responden a Marcos Peña lo estaba acechando para dictarle una condena.
 
Encontraron la debilidad por el lado del ajuste. Le dijeron que no estaba cumpliendo con las metas presupuestarias: "Los números son malos", adujeron. Y en simultáneo le presentaron a Macri a su reemplazante: Sergio Cassinoti. "En el IOMA tuvo un superávit de $ 1.500 millones de pesos", le dijeron al Presidente. Caso cerrado.
 
 
Negocios
 
La disputa entre Regazzoni y los vicejefes de Gobierno no es nueva. Si bien ninguno de los dos lo quería, el principal enemigo era Mario Quintana, relacionado a la cadena de farmacias Farmacity, de la que aún hoy es accionista. Según el entorno del ex titular del PAMI, en diciembre, cuando él debía renegociar con la industria farmacéutica el precio de los remedios para el 2017, los vicejefes le dijeron que iban a hacerlo ellos. "Tuvieron un fuerte cruce. Regazzoni habló con Macri y el Presidente aceptó que él negociara solo. Quintana y Lopetegui quedaron muy enojados, esperando la oportunidad para sacarlo", explican.
 
Fuentes de confianza del ex funcionario aseguran que, más allá de la sorpresa, fue tanta la presión que recibía para ajustar que, tras la reunión con Lopetegui, sintió un alivio: "Le pedían algo que no podía hacer. Era muy duro ajustar de esa manera", aseguran.
 
Cuando el miércoles se encontró con Macri, con la renuncia consumada en secreto, el Presidente le pidió que fuera a caminar la provincia de Buenos Aires. "Te necesitamos como candidato", le propuso. ¿Premio consuelo? "Él lo tomó bien, es muy positivo", dicen desde su entorno.
 
El comunicado oficial aseguró que la renuncia fue "acordada" entre las partes. La realidad estuvo lejos de eso. Hubo una primera versión blanca que versaba sobre la necesidad de que Regazzoni se sume a la campaña. Una segunda, gris, que tenía que ver con el ajuste que no quiso realizar en el PAMI. Y una tercera, negra (de la que sólo se habla en off the récord), que tiene que ver con la interferencia en los negocios personales. Otra vez.
 
Por Carlos Claá
 
Fuente: Perfil 
 
Agreganos como amigo a Facebook
22-08-2017 / 09:08
22-08-2017 / 09:08
22-08-2017 / 09:08
Los gremios nucleados en la Confederación General del Trabajo (CGT), las dos Centrales de Trabajadores de la Argentina (CTA) y distintos movimientos sociales volverán a marchar hoy a partir de las 15 horas hacia Plaza de Mayo en rechazo a las políticas económicas y sociales neoliberales de Mauricio Macri, contra la precarización laboral, el aumento de la edad jubilatoria y en defensa del empleo.
 
La Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista Combativa (CCC) marcharán a Plaza de Mayo junto a la CGT, mientras que la izquierda irá más temprano para reclamar un Paro General. La CTEP llevará sus propios reclamos como la "plena implementación de la ley de emergencia social" y la "sanción de la ley de emergencia alimentaria", para mejorar la alimentación de niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad.
 
Pese al alto grado de convocatoria, la dirigencia colaboracionista de los sindicatos de servicios, denominados "Los Gordos", los llamados "independientes" y los sectores del transporte ya descartaron su respaldo a una posible huelga nacional. Se espera que estos gremios estén presentes hoy en la Plaza, pero "sin forzar la convocatoria hasta el extremo", dejaron trascender. No estarán presentes los jerarcas de las 62 Organizaciones Peronistas que prefirieron ir a almorzar con los funcionarios macristas.
 
A más de un mes de la represión y el desalojo de la fábrica de PepsiCo, que fue el motivo original que desencadenó la movilización, uno de los objetivos será que las autoridades nacionales convoquen al diálogo. En caso de que el Gobierno no de una respuesta, está presente la idea de un paro nacional, aunque todavía no se ha confirmado.
 
En este marco, la CGT se encuentra atravesando un momento de pujas internas entre los jefes sindicales, ya que hay múltiples diferencias entre quienes promueven un paro general, como el titular de La Bancaria, Sergio Palazzo, el camionero Pablo Moyano, y otros como "Los Gordos", referentes de los grandes servicios, quienes no quieren movilizar y reducirán al mínimo su participación. 
 
El único orador de la jornada será Juan Carlos Schmid, que codirige la central obrera junto a Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (Estaciones de Servicio). Schmid sostuvo que la marcha "consolida a la CGT" y muestra "organización y disciplina" dentro de ella, al tiempo que también demuestra su capacidad de "movilizar y expresar pacíficamente, pero con firmeza" lo que piensan.
 
Se espera para hoy una importante movilización contra el ajuste, la desocupación, la modificación en las condiciones laborales, los cambios en las jubilaciones y la reforma en la ley de ART. Despues de la marcha, en septiembre, se reunirá el Comité Central Confederal que será el encargado de decidir los pasos a seguir.
 
La Opinión Popular

21-08-2017 / 16:08
21-08-2017 / 09:08
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar