La Opinión Popular
                  21:21  |  Lunes 26 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Mauricio Macri prometió que iba a lograr pobreza cero en la Argentina y cada vez hay más pobres. Dijo que venía a unir a los argentinos y cada vez es más grande la grieta”. Juan Manzur, gobernador de Tucumán
Recomendar Imprimir
Nacionales - 19-03-2017 / 11:03
FUE EXCLUIDO DEL GOBIERNO SIN MUCHA EXPLICACIÓN

Carlos Regazzoni, ex titular de PAMI, cree que lo echaron por interferir con “negocio” macrista

Carlos Regazzoni, ex titular de PAMI, cree que lo echaron por interferir con “negocio” macrista
Carlos Regazzoni dejó el cargo poco después de oponerse a que el vicejefe de Gabinete Mario Quintana, accionista de Farmacity, digite las subas de los medicamentos.
La disputa entre Regazzoni y los vicejefes de Gobierno, Quintana y Lopetegui, no es nueva. Si bien ninguno de los dos lo quería, el principal enemigo era Mario Quintana, relacionado a la cadena de farmacias Farmacity, de la que aún hoy es accionista.
 
Según el entorno del ex titular del PAMI, en diciembre, cuando él debía renegociar con la industria farmacéutica el precio de los remedios para el 2017, los vicejefes le dijeron que iban a hacerlo ellos.
 
"Tuvieron un fuerte cruce. Regazzoni habló con Macri y el Presidente aceptó que él negociara solo. Quintana y Lopetegui quedaron muy enojados, esperando la oportunidad para sacarlo", explican.
 
Cuando el miércoles 15 al mediodía Carlos Regazzoni (49) fue a visitar al presidente Mauricio Macri ya sabía que no seguiría al frente del PAMI. No había trascendido en los medios, pero la noticia le llegó el martes a la noche, cuando se reunió en un restaurante de Palermo con el vicejefe de Gobierno, Gustavo Lopetegui. "Hiciste una buena gestión, no es personal", le dijo. Y completó: "Pero necesitamos profundizar el ajuste en el presupuesto. Y para eso tenés que dar un paso al costado".
 
La noticia le cayó como un balde de hielo a Regazzoni, que creía estar cumpliendo bien su trabajo. Aunque sabía que el binomio de funcionarios que responden a Marcos Peña lo estaba acechando para dictarle una condena.
 
Encontraron la debilidad por el lado del ajuste. Le dijeron que no estaba cumpliendo con las metas presupuestarias: "Los números son malos", adujeron. Y en simultáneo le presentaron a Macri a su reemplazante: Sergio Cassinoti. "En el IOMA tuvo un superávit de $ 1.500 millones de pesos", le dijeron al Presidente. Caso cerrado.
 
 
Negocios
 
La disputa entre Regazzoni y los vicejefes de Gobierno no es nueva. Si bien ninguno de los dos lo quería, el principal enemigo era Mario Quintana, relacionado a la cadena de farmacias Farmacity, de la que aún hoy es accionista. Según el entorno del ex titular del PAMI, en diciembre, cuando él debía renegociar con la industria farmacéutica el precio de los remedios para el 2017, los vicejefes le dijeron que iban a hacerlo ellos. "Tuvieron un fuerte cruce. Regazzoni habló con Macri y el Presidente aceptó que él negociara solo. Quintana y Lopetegui quedaron muy enojados, esperando la oportunidad para sacarlo", explican.
 
Fuentes de confianza del ex funcionario aseguran que, más allá de la sorpresa, fue tanta la presión que recibía para ajustar que, tras la reunión con Lopetegui, sintió un alivio: "Le pedían algo que no podía hacer. Era muy duro ajustar de esa manera", aseguran.
 
Cuando el miércoles se encontró con Macri, con la renuncia consumada en secreto, el Presidente le pidió que fuera a caminar la provincia de Buenos Aires. "Te necesitamos como candidato", le propuso. ¿Premio consuelo? "Él lo tomó bien, es muy positivo", dicen desde su entorno.
 
El comunicado oficial aseguró que la renuncia fue "acordada" entre las partes. La realidad estuvo lejos de eso. Hubo una primera versión blanca que versaba sobre la necesidad de que Regazzoni se sume a la campaña. Una segunda, gris, que tenía que ver con el ajuste que no quiso realizar en el PAMI. Y una tercera, negra (de la que sólo se habla en off the récord), que tiene que ver con la interferencia en los negocios personales. Otra vez.
 
Por Carlos Claá
 
Fuente: Perfil 
 
Agreganos como amigo a Facebook
26-06-2017 / 10:06
26-06-2017 / 09:06
26-06-2017 / 09:06
26-06-2017 / 08:06
"Recuperamos todos los puestos de trabajo que se perdieron en el último año", dijo Mauricio Macri el martes en la ciudad de Rosario en el acto por el Día de la Bandera. Sin "brotes verdes" en el empleo y más allá de los pronósticos excesivamente optimistas del macrismo, la realidad no se condice con lo que se vive en las calles, que impacta fuertemente en los sectores más vulnerables de la sociedad.
 
De acuerdo a los datos provistos por el Ministerio de Trabajo de la Nación, que conduce Jorge Triaca, desde el 10 de diciembre de 2015 al 31 de mayo de 2107 en la Argentina hubo 115.700 despidos, que se dividen en 75.200 puestos en el sector privado, y 40.500 en el Estado.
 
De esta manera, los datos muestran que en suelo nacional un trabajador pierde su fuente laboral cada seis minutos, algo que se asemeja a los años 90, cuando el neoliberalismo hizo estragos en el tejido social, desmembrando a cientos de miles de familias que se quedaron sin el sustento mínimo para subsistir.
 
A esta triste situación se le agrega el hecho de que en los 564 días que van de gobierno macrista, las suspensiones laborales en fábricas y empresas han superado las 130.000. Así, la cantidad total de despidos y suspensiones alcanzan los 245.700 afectados, lo que brinda el desalentador dato de que existe un caso de expulsión o suspensión cada tres minutos en el país, sembrando de escepticismo la estabilidad laboral de los trabajadores.
 
El panorama se agrava si se tiene en cuenta que el último informe sobre desocupación elaborado por el Indec muestra datos alarmantes sobre la evolución del empleo en la Argentina, ya que la tasa de desempleo subió al 9,2% en el primer trimestre de este año, con un alza de 1,6 punto porcentual respecto al cuarto trimestre del año pasado, cuando había sido de 7,6%. Y donde los jóvenes son los más perjudicados por la desocupación y la precarización laboral.
 
Con estos números, que muestran la fuerte contracción económica que reina en buena parte de la producción nacional, se evidencian las contradicciones de un discurso oficial que habla de "brotes verdes" y "pobreza 0", pero que todavía no ha podido hacer pie en el mercado laboral, pareciendo que los grandes enunciados lanzados desde el Gobierno son imposibles de alcanzar.
 
La transferencia de ingresos de la clase trabajadora a los sectores empresarios es la consecuencia de las principales medidas económicas neoliberales de la alianza Cambiemos, como la eliminación o reducción de las retenciones a las exportaciones de las patronales agrarias, industriales y mineras; los tarifazos, que engrosaron los bolsillos de las empresas energéticas; y las altas tasas de interés, que beneficiaron al sector financiero especulativo y perjudican a las pymes. En tanto, para los trabajadores, hubo desocupación, empleo precario y menores salarios. Como dicen todos, un gobierno de los ricos y para los ricos.
 
La Opinión Popular

26-06-2017 / 07:06
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar