La Opinión Popular
                  23:21  |  Lunes 23 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“En cada barrio se repiten las preocupaciones que relatan los vecinos en relación con el empleo. O falta trabajo, o es precario, o tienen temor a perderlo. En todos los casos, la plata no alcanza”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Nacionales - 19-03-2017 / 11:03

Clarín, el gran ganador de la era Macri

Clarín, el gran ganador de la era Macri
Clarín, el gran ganador de la era Macri.
Clarín, en apenas un año y meses de la actual administración de Mauricio Macri, logró recuperar todo lo que había retrocedido durante el kirchnerismo y ganar varios cuerpos más.
 
Eliminó la ley de medios, metió un juez en la Corte Suprema, volvió a llevarse la parte del león de la publicidad oficial, recuperó el control del fútbol vía Torneos, consiguió que le aprueben la operación de Nextel y la fusión de las bandas que compró para dar 4G y ahora va por el premio mayor: El take over de Telecom argentina, para consolidarse así como el grupo más poderoso de medios y telecomunicaciones de la Argentina.
 
Admirable.
 
TELECOMUNICACIONES
 
David Martínez compró a Werthein sus acciones de Telecom y se abre la negociación con Clarín
 
David Martínez consolidó este viernes su control de Telecom Argentina al lograr luego de meses de tensas negociaciones con la familia Werthein, quedarse con el 100 por ciento de la compañía. Se trata de una jugada muy funcional al Grupo Clarín que tiene como objetivo estratégico quedarse con esa telefónica y fusionarla con Nextel.
 
Las negociaciones con Werthein no fueron fáciles y hasta hubo víctimas colaterales como el ministro de Medio Ambiente, Sergio Bergman, cercano a la familia vendedora, que durante semanas sufrió el previsible bombardeo. Pero la paz finalmente llegó. Después de todo no es tan complicado: Se trataba de acordar un precio.
 
El mexicano Martínez logra así coronar el tortuoso camino que recorrió, de Néstor Kirchner a Mauricio Macri y Héctor Magnetto, para consolidar en su fondo Fintech el control total de la telefónica.
 
El comunicado oficial abunda en la insulsa jerga corporativa y dice que la reestructuración societaria apunta a "simplificar" la estructura accionaria de Telecom Argentina "en línea con los estándares internacionales y prácticas del mercado". Una pavada.
 
El ministro Bergman fue una víctima colateral de unas negociaciones tensas, hasta que la paz llegó. Ahora empieza la previsible tensión entre Martínez y Magnetto, socios en Cablevisión.
 
En rigor, lo que se trata es de simplificar el arribo a una negociación entre primos hermanos. Ahora empieza lo divertido. Martínez ya poseedor del control de Telecom inicia el proceso de negociaciones con Magnetto. Y no habría que descartar que en el proceso sufra algún fuego amigo.
 
Martínez es socio de Magnetto en Cablevisión y eso hizo que cíclicamente se lo sospechara de ser el fronting del líder del Grupo Clarín en la telefónica, mientras la derribada ley de medios prohibía la concentración de ambas empresas bajo un titular. Gracias a Macri esa barrera ya no existe.
 
Clarín en apenas un año y meses de la actual administración logró recuperar todo lo que había retrocedido durante el kirchnerismo y varios cuerpos más. Eliminó la ley de medios, metió un juez en la Corte Suprema, volvió a llevarse la parte del león de la publicidad oficial, recuperó el control del fútbol vía Torneos, consiguió que le aprueben la operación de Nextel y la fusión de las bandas que compró para dar 4G y ahora va por el premio mayor: El take over de Telecom argentina, para consolidarse así como el grupo más poderoso de medios y telecomunicaciones de la Argentina. Admirable.
 
David Martínez es verdad que maneja fondos de terceros a través de Fintech, pero también tiene su propia fortuna y no es un hueso fácil de roer ni un hombre al que le guste vender más barato de lo que compró. Esa es la parte interesante del proceso que se inicia.
 
Fuente: La Política Online 
 
Agreganos como amigo a Facebook
23-10-2017 / 19:10
23-10-2017 / 12:10
23-10-2017 / 10:10
El gobierno de Cambiemos redondeó ayer un gran triunfo electoral nacional que incluyó a los cinco principales distritos del país, lo que le permite ampliar su representación en el Congreso aunque sin conseguir mayoría propia en ninguna de las dos cámaras.
 
Es histórico: las primeras elecciones de medio término son favorables a los oficialismos. Hace menos de dos años, que ese electorado llevó al gobierno a los representantes de Cambiemos y sería muy extraño y hasta poco razonable, que cambiara de sentido en tan poco tiempo.
 
Desde la recuperación de la democracia, hace 33 años, el único que perdió las elecciones de medio término fue el radical Fernando de la Rúa. Es difícil que un mandato se cambie a los dos años de haberlo otorgado y en general el electorado lo entiende de esa manera, más allá de los odios y grietas con que se presentan estas elecciones.
 
Contra todas las evidencias de un modelo económico neoliberal que no tiene sustentabilidad posible de largo y hasta mediano plazo; con un fuerte endeudamiento; con un déficit de cuenta corriente pavoroso; con una caída de las exportaciones que remiten al ingreso especulativo de divisas como única posibilidad de financiamiento...
 
Con la inminencia de los aumentos anunciados en todas las tarifas de servicios públicos; con el sector agropecuario ya sentado en la retención de sus liquidaciones de granos a la espera de que se corrija el dólar, la falsedad de los "brotes verdes" y de la "primavera económica" impulsada por índices espurios de recuperación se reveló, entonces, más fuerte que todo otro factor.
 
Frente a los indicios potenciados de que tarde o temprano se chocará de nuevo contra las condiciones objetivas de 2000/2001, volvió a mostrarse que muy difícilmente la población se distancie de lo que eligió hace poco tiempo. Al revés: dobla la apuesta.
 
Cambiemos contó con el respaldo invalorable de los grandes medios de comunicación que actuaron con eficiencia para cubrir el malestar que fueron despertando con el aumento de la inflación y de las tarifas. La idea de que "estamos dispuestos a hacer este sacrificio para después favorecernos" prevaleció en gran parte de los electores que consideran estos dos años como un sacrificio necesario para recoger los frutos después de ese plazo de gracia.
 
El electorado mostró que tiene disposición al sacrificio, pero también una expectativa que se ve aumentada por el esfuerzo que se le exige. Pero las primeras medidas del Gobierno, que ha salido fortalecido de estas elecciones, serán otra vez de sacrificio para el ciudadano común, incluyendo a quienes los respaldaron con sus votos, sin que se avisten por ningún lado los beneficios que se esperan. La pregunta es entonces, hasta cuándo se mantendrá esa disposición al sacrificio por parte del electorado de Cambiemos, que está votando a una fuerza cuyas políticas le han empeorado su calidad de vida.
 
La Opinión Popular

22-10-2017 / 17:10
22-10-2017 / 16:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar