La Opinión Popular
                  21:21  |  Lunes 26 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Mauricio Macri prometió que iba a lograr pobreza cero en la Argentina y cada vez hay más pobres. Dijo que venía a unir a los argentinos y cada vez es más grande la grieta”. Juan Manzur, gobernador de Tucumán
Recomendar Imprimir
Nacionales - 19-03-2017 / 11:03

Clarín, el gran ganador de la era Macri

Clarín, el gran ganador de la era Macri
Clarín, el gran ganador de la era Macri.
Clarín, en apenas un año y meses de la actual administración de Mauricio Macri, logró recuperar todo lo que había retrocedido durante el kirchnerismo y ganar varios cuerpos más.
 
Eliminó la ley de medios, metió un juez en la Corte Suprema, volvió a llevarse la parte del león de la publicidad oficial, recuperó el control del fútbol vía Torneos, consiguió que le aprueben la operación de Nextel y la fusión de las bandas que compró para dar 4G y ahora va por el premio mayor: El take over de Telecom argentina, para consolidarse así como el grupo más poderoso de medios y telecomunicaciones de la Argentina.
 
Admirable.
 
TELECOMUNICACIONES
 
David Martínez compró a Werthein sus acciones de Telecom y se abre la negociación con Clarín
 
David Martínez consolidó este viernes su control de Telecom Argentina al lograr luego de meses de tensas negociaciones con la familia Werthein, quedarse con el 100 por ciento de la compañía. Se trata de una jugada muy funcional al Grupo Clarín que tiene como objetivo estratégico quedarse con esa telefónica y fusionarla con Nextel.
 
Las negociaciones con Werthein no fueron fáciles y hasta hubo víctimas colaterales como el ministro de Medio Ambiente, Sergio Bergman, cercano a la familia vendedora, que durante semanas sufrió el previsible bombardeo. Pero la paz finalmente llegó. Después de todo no es tan complicado: Se trataba de acordar un precio.
 
El mexicano Martínez logra así coronar el tortuoso camino que recorrió, de Néstor Kirchner a Mauricio Macri y Héctor Magnetto, para consolidar en su fondo Fintech el control total de la telefónica.
 
El comunicado oficial abunda en la insulsa jerga corporativa y dice que la reestructuración societaria apunta a "simplificar" la estructura accionaria de Telecom Argentina "en línea con los estándares internacionales y prácticas del mercado". Una pavada.
 
El ministro Bergman fue una víctima colateral de unas negociaciones tensas, hasta que la paz llegó. Ahora empieza la previsible tensión entre Martínez y Magnetto, socios en Cablevisión.
 
En rigor, lo que se trata es de simplificar el arribo a una negociación entre primos hermanos. Ahora empieza lo divertido. Martínez ya poseedor del control de Telecom inicia el proceso de negociaciones con Magnetto. Y no habría que descartar que en el proceso sufra algún fuego amigo.
 
Martínez es socio de Magnetto en Cablevisión y eso hizo que cíclicamente se lo sospechara de ser el fronting del líder del Grupo Clarín en la telefónica, mientras la derribada ley de medios prohibía la concentración de ambas empresas bajo un titular. Gracias a Macri esa barrera ya no existe.
 
Clarín en apenas un año y meses de la actual administración logró recuperar todo lo que había retrocedido durante el kirchnerismo y varios cuerpos más. Eliminó la ley de medios, metió un juez en la Corte Suprema, volvió a llevarse la parte del león de la publicidad oficial, recuperó el control del fútbol vía Torneos, consiguió que le aprueben la operación de Nextel y la fusión de las bandas que compró para dar 4G y ahora va por el premio mayor: El take over de Telecom argentina, para consolidarse así como el grupo más poderoso de medios y telecomunicaciones de la Argentina. Admirable.
 
David Martínez es verdad que maneja fondos de terceros a través de Fintech, pero también tiene su propia fortuna y no es un hueso fácil de roer ni un hombre al que le guste vender más barato de lo que compró. Esa es la parte interesante del proceso que se inicia.
 
Fuente: La Política Online 
 
Agreganos como amigo a Facebook
26-06-2017 / 10:06
26-06-2017 / 09:06
26-06-2017 / 09:06
26-06-2017 / 08:06
"Recuperamos todos los puestos de trabajo que se perdieron en el último año", dijo Mauricio Macri el martes en la ciudad de Rosario en el acto por el Día de la Bandera. Sin "brotes verdes" en el empleo y más allá de los pronósticos excesivamente optimistas del macrismo, la realidad no se condice con lo que se vive en las calles, que impacta fuertemente en los sectores más vulnerables de la sociedad.
 
De acuerdo a los datos provistos por el Ministerio de Trabajo de la Nación, que conduce Jorge Triaca, desde el 10 de diciembre de 2015 al 31 de mayo de 2107 en la Argentina hubo 115.700 despidos, que se dividen en 75.200 puestos en el sector privado, y 40.500 en el Estado.
 
De esta manera, los datos muestran que en suelo nacional un trabajador pierde su fuente laboral cada seis minutos, algo que se asemeja a los años 90, cuando el neoliberalismo hizo estragos en el tejido social, desmembrando a cientos de miles de familias que se quedaron sin el sustento mínimo para subsistir.
 
A esta triste situación se le agrega el hecho de que en los 564 días que van de gobierno macrista, las suspensiones laborales en fábricas y empresas han superado las 130.000. Así, la cantidad total de despidos y suspensiones alcanzan los 245.700 afectados, lo que brinda el desalentador dato de que existe un caso de expulsión o suspensión cada tres minutos en el país, sembrando de escepticismo la estabilidad laboral de los trabajadores.
 
El panorama se agrava si se tiene en cuenta que el último informe sobre desocupación elaborado por el Indec muestra datos alarmantes sobre la evolución del empleo en la Argentina, ya que la tasa de desempleo subió al 9,2% en el primer trimestre de este año, con un alza de 1,6 punto porcentual respecto al cuarto trimestre del año pasado, cuando había sido de 7,6%. Y donde los jóvenes son los más perjudicados por la desocupación y la precarización laboral.
 
Con estos números, que muestran la fuerte contracción económica que reina en buena parte de la producción nacional, se evidencian las contradicciones de un discurso oficial que habla de "brotes verdes" y "pobreza 0", pero que todavía no ha podido hacer pie en el mercado laboral, pareciendo que los grandes enunciados lanzados desde el Gobierno son imposibles de alcanzar.
 
La transferencia de ingresos de la clase trabajadora a los sectores empresarios es la consecuencia de las principales medidas económicas neoliberales de la alianza Cambiemos, como la eliminación o reducción de las retenciones a las exportaciones de las patronales agrarias, industriales y mineras; los tarifazos, que engrosaron los bolsillos de las empresas energéticas; y las altas tasas de interés, que beneficiaron al sector financiero especulativo y perjudican a las pymes. En tanto, para los trabajadores, hubo desocupación, empleo precario y menores salarios. Como dicen todos, un gobierno de los ricos y para los ricos.
 
La Opinión Popular

26-06-2017 / 07:06
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar